Prueba Hyundai Ioniq 5 Star 160 kW (218 CV) y 481 km autonomía

Prueba Hyundai Ioniq 5

Ioniq es la submarca eléctrica de la marca Hyundai, que ha nacido apoyándose en los buenos resultados obtenidos en el modelo Hyundai Ioniq lanzado en 2016. Así, la firma surcoreana diferencia por un lado su gama convencional, por otro la de altas prestaciones (gama N) y por otro los modelos eléctricos Ioniq.

El primer producto específico nacido de esta familia es el Hyundai Ioniq 5, y ya hemos podido probarlo. Recientemente hemos estado con la marca en la presentación nacional de este crossover totalmente eléctrico, conociéndolo de primera mano y conduciéndolo durante unos 100 kilómetros por la Comunidad de Madrid.

Antes de entrar en detalles con el producto en cuestión, es importante ponerse en situación con la marca asiática y su estrategia. Lo primero a destacar es que en 2020 Hyundai vendió unos 60.000 coches cero emisiones, logrando un 13 % de cuota de mercado de eléctricos en Europa. Su plan para 2025 es comercializar unos 560.000 eléctricos y alrededor de 110.000 vehículos con pila de hidrógeno.

Por otro lado, el Ioniq 5 es prácticamente sólo la punta de lanza. De hecho, en 2022 conoceremos el Hyundai Ioniq 6, que será una berlina, y más adelante el Ioniq 7, un SUV de gran tamaño. Lógicamente, todos ellos serán eléctricos y en principio tomarán la nueva plataforma E-GMP modular.

Prueba Hyundai Ioniq 5 perfil trasero

Pero como se suele decir, “yo he venido a hablar de mi libro”. El tema importante de este hoy es conocer qué nos ofrece realmente el Hyundai Ioniq 5, qué tal se comporta y si es un eléctrico a tener en cuenta por aquellos que estáis pensando en dar el salto del motor térmico al propulsor eléctrico. Os adelanto que su precio de partida se puede quedar en unos 35.000 euros aplicando todas las opciones y ayudas disponibles actualmente.

Aunque parezca compacto, el Ioniq 5 es más grande que un Tucson

Estéticamente es un coche muy llamativo por su diseño, pero lo que más me ha sorprendido a nivel visual es que es considerablemente más grande de lo que se intuyo por las imágenes. En las fotografías se ve prácticamente como un compacto, como un i30 por ejemplo, pero este crossover es incluso más grande que un Hyundai Tucson.

Mide nada menos que 4,63 metros de longitud, 1,89 de anchura y 1,6 de altura. Es decir, es un coche grande. Además, su batalla es de nada menos que 3 metros exactos, con las ruedas muy cerca de las esquinas y con unos voladizos cortos. Ya que estamos hablando de parte de su técnica, el peso (en vacío) de este coche va de los 1.830 a los 2.100 kilos dependiendo de las versiones.

La intención de Hyundai es vender entre 800 y 1.000 unidades del Ioniq 5 en 2022.

A nivel visual es todo un acierto: Gusta a la mayoría

Prueba Hyundai Ioniq 5 frontal

Hablando de diseño, creo que Hyundai ha dado en el clavo, aunque esto es algo totalmente subjetivo. Tenemos una carrocería de estilo neo-retro, como dice la propia marca. Utiliza líneas rectas y sencillas en muchos detalles, combinando con la imagen tecnológica y rasgos marcados actuales.

El diseño está inspirado en el primer modelo de la marca, el Hyundai Pony de los años 70. Y debemos de sacar pecho, pues el jefe de diseño de exteriores de Hyundai es español, Eduardo Ramírez.

En el frontal destacan las ópticas de LED en forma de doble U a cada lado, la banda central en negro brillo y la parte inferior del parachoques en tono gris que a su vez cuenta con una persiana para dejar pasar o no caudal de aire (y así refrigerar el sistema dependiendo de las condiciones). El capó de aluminio también está muy marcado.

La parte lateral igualmente es característica por los trazos rectos en las líneas de tensión, los finos pilares delanteros, las manetas enrasadas o los diferentes estilos de llantas disponibles de hasta 20 pulgadas.

Prueba Hyundai Ioniq 5 trasera

Para rematar, la parte posterior no es menos llamativa. Seguimos viendo trazos muy rectos, pero lo más destacable es nuevamente la iluminación de LED con pilotos pixelados. Creedme, si no lo habéis visto en persona, este coche es realmente llamativo y, por norma general, está gustando mucho. Eso sí, que en los dos primeros acabados las intermitencias traseras sean bombillas… Es para dar un buen tirón de orejas a la marca.

El Hyundai Ioniq 5 presume de diferenciación en el habitáculo

El interior de este coche también es muy llamativo, pues es algo diferente a lo que estamos acostumbrados. Tenemos un habitáculo muy limpio, con líneas horizontales y sin la habitual consola central elevada. Pero vamos por partes.

Un detalle muy característico es que en el volante no hay rastro del logo de la marca, lo que no es para nada habitual. Además, algunos de los botones son táctiles, pero más sencillos de manejar de lo que pudiera parecer. En el lado izquierdo del mismo tenemos un botón para cambiar los modos de conducción y en el derecho un selector para la transmisión.

En los radios principales también existen levas de aluminio que utilizaremos para variar la retención al dejar de acelerar.

12,3 pulgadas x 2

Prueba Hyundai Ioniq 5 salpicadero

Mientras tanto, en el salpicadero tenemos dos pantallas de 12,3 pulgadas. Como es habitual, la izquierda (tras el volante) lleva todos los datos importantes de circulación, velocidad, consumo, autonomía, carga, así como funcionamiento de los asistentes entre otras cosas. Hay varios modos de visualización (cambian según el modo de conducción) y distintas pantallas.

Por su parte, la pantalla central es la de infoentretenimiento, que es táctil y con muchas más funciones, menús, configuraciones del coche, navegación, etcétera. Una suerte que Hyundai no haya integrado el climatizador en esta zona, sino que lo ha dejado más abajo y bien ordenado pese a que los botones son táctiles. En cualquier caso, no me ha parecido que distraiga demasiado.

Un detalle curioso es que el habitáculo tiene mucho tono blanco, dando una mayor luminosidad. De hecho, incluso el contorno de las dos pantallas es blanco, cuando suele ser negro brillante.

Tampoco quiero olvidarme del nuevo Head-Up Display con realidad aumentada. Nos muestra la velocidad, indicaciones de navegación con la citada realidad aumentada, si tenemos un vehículo en el ángulo muerto o límite de velocidad máxima de la vía. Viene muy bien para que no tengamos que apartar la vista de la carretera.

Prueba Hyundai Ioniq 5 plazas delanteras

La consola central es deslizable en unos 15 centímetros y viene con dos posavasos, tomas USB, superficie de carga inalámbrica y un gran hueco para dejar objetos, además de un reposabrazos también con hueco en su interior. Y es que los huecos abundan, pues también hay otro más en la zona baja y central del salpicadero, así como en las puertas.

Hyundai afirma que buena parte de los materiales utilizados en el interior son reciclados.

Mucha amplitud para los ocupantes

Con todo ello, el Hyundai Ioniq 5 goza de una gran habitabilidad, de sensación de espacio y libertad para los ocupantes. De hecho, en las versiones superiores el asiento se puede tumbar mucho y levantar una plataforma a la altura de los gemelos para dejar prácticamente una camilla, lo que puede venir bien en alguna ocasión. Por ejemplo, para hacer un descanso relajado mientras cargamos el vehículo durante un viaje.

Pasando ya a la fila posterior, el acceso a las plazas traseras es bueno gracias a que la puerta abre bastante y es grande, y a que la banqueta está un tanto elevada. Una vez sentado, hay muchísimo espacio para las rodillas, tanto que prácticamente podemos cruzar las piernas sin que la punta del zapato roce con el asiento delantero. Dependerá de cómo esté ajustado.

Prueba Hyundai Ioniq 5 plazas traseras

El espacio para la cabeza también es muy bueno, por lo que adultos de incluso 2 metros de altura podrán ir cómodos. Tal vez lo único mejorable es que el piso está un tanto elevado, como ocurre en muchos coches eléctricos, por lo que las rodillas quedan algo por encima de la cadera. Pero no es excesivo.

Otro punto positivo de la segunda fila es que se puede deslizar en 15 centímetros longitudinalmente para repartir el espacio entre el maletero y el habitáculo, a la vez que también podemos ajustar la inclinación del respaldo para viajar más erguidos o tumbados. En las versiones superiores estos reglajes son eléctricos. Para rematar, hay tomas USB, revisteros y un reposabrazos central con dos portavasos.

El maletero es correcto, pero no sobresaliente

Prueba Hyundai Ioniq 5 maletero

Saliendo de nuevo al exterior, el Hyundai Ioniq 5 tiene dos maleteros, siendo el trasero el principal con 531 litros, suelo con doble fondo y buena profundidad pero no demasiada altura. Los asientos traseros por supuesto se pueden plegar y el espacio de carga llega así a los 1.587 litros. Siendo sinceros, teniendo en cuenta que el coche mide 4,63 metros, no es un volumen enorme, aunque sí correcto.

Si nos vamos a la parte delantera, este espacio de carga es muy pequeño. Cubica 57 litros en las versiones de propulsión como la probada y tan sólo 24 en las mecánicas de tracción a las cuatro ruedas. Nos servirá para dejar algún cable de carga o algún bulto pequeño. Por cierto, este maletero delantero se abre sólo desde el interior del coche, como un capó.

Opciones mecánicas y autonomías

Pasamos ya al apartado de mecánicas. El Hyundai Ioniq 5 está disponible por el momento con dos baterías diferentes y tres niveles de potencia, así como tracción trasera o integral. Podéis ver las distintas opciones y autonomías a continuación:

Batería de 58 kWh, 125 kW (170 CV), Tracción trasera, Autonomía 384 km, 0 a 100 en 8,5 segundos.

Batería de 73 kWh,160 kW (218 CV), Tracción trasera, Autonomía 481 km, 0 a 100 en 7,4 segundos.

Batería de 73 kWh, 225 kW (305 CV), Tracción total, Autonomía 460 km, 0 a 100 en 5,4 segundos.

Prueba Hyundai Ioniq 5 perfil

Por la relación entre precio (listado al final del artículo), autonomía y prestaciones, la opción de la batería de 73 kWh con el motor de 160 kW y tracción trasera es la más equilibrada. Por cierto, en todos los casos la velocidad máxima está limitada a 185 km/h.

En cuanto a las recargas, este Hyundai Ioniq 5, gracias a la plataforma E-GMP acepta cargas de 800 voltios de serie, aunque también se puede cargar a 400 voltios sin utilizar adaptadores o componentes adicionales. De hecho, con un cargador de 350 kW puede pasar del 10 al 80 % de la carga en sólo 18 minutos. Claro, que actualmente con la infraestructura española es complicado…

Al volante del Hyundai Ioniq 5

Durante esta presentación a la prensa especializada hemos podido conducir el nuevo Hyundai eléctrico durante unos 100 kilómetros combinando tráfico urbano, circunvalaciones y carreteras de doble sentido. Para la toma de contacto hemos escogido un Hyundai Ioniq 5 en acabado Star (el intermedio) y la mecánica con batería de 73 kWh y 160 kW (218 CV) de propulsión trasera.

Prueba Hyundai Ioniq 5 conducción

Lo primero a mencionar es que es un coche grande y con una gran distancia entre ejes, por lo que no es el mejor vehículo si la mayoría de nuestros recorridos van a ser urbanos y/o por calles estrechas. Pese a que las ruedas delanteras giran bastante, el radio de giro es amplio. Y claro, con 4,63 metros de longitud y 1,89 de anchura hay que comprobar si cabe bien en nuestra plaza de garaje.

Hyundai ha conseguido un tacto del freno perfecto, y no es fácil en un eléctrico

Dejando a un lado lo anterior, el Ioniq 5 es un coche muy sencillo de conducir en todos los aspectos. La dirección es ligera, hay buena superficie acristalada y tenemos tanto cámara trasera como sensores de aparcamiento, así como múltiples ayudas a la conducción. Además, una cosa que me ha gustado mucho es que el funcionamiento es muy suave.

Me refiero que a pesar de tener mucho par motor, los desarrolladores han dulcificado la entrega de energía para que no sea brusco. Un punto que normalmente se atraganta a los fabricantes con sus vehículos eléctricos o híbridos es el tacto del freno. Hyundai lo ha solventado a la perfección, teniendo una respuesta muy natural y sin que el conductor aprecie el paso de la frenada regenerativa a la frenada convencional. Además, permite medir bien y no dar la habitual sacudida brusca al detenernos completamente.

Prueba Hyundai Ioniq 5 dinámica

Con las levas escogemos entre cuatro niveles de retención, además de la función i-pedal y un modo automático que retendrá más o menos en función de las circunstancias de conducción.

Por otro lado, el planteamiento general del coche no es agresivo o deportivo, sino más bien relajado y orientado al confort. Por ello no cuenta con una suspensión demasiado rígida, absorbiendo bien los baches suaves. Sin embargo, las irregularidades más bruscas como tapas de alcantarilla, resaltos o juntas de dilatación en los puentes no son tan bien filtradas, pero tampoco llegan a ser excesivamente molestas.

Con 2 toneladas y un planteamiento tranquilo, las inercias llegan a notarse

Al llevar esta suspensión más bien blanda, en giros bruscos o en sucesivos cambios de dirección se aprecia que la carrocería balancea. Al final, estamos llevando un coche de 2 toneladas y es totalmente lógico. No es un vehículo que pida ir a ritmos muy rápidos, aunque incluso tengamos un modo de conducción Sport que endurece la dirección y hace que la respuesta del motor sea más inmediata.

Prueba Hyundai Ioniq 5 lateral

Donde más a gusto se siente es en carretera. La gran distancia entre ejes, su peso y el bajo centro de gravedad hacen que se sienta muy aplomado y estable en todo momento. Además, tiene un gran aislamiento acústico de aerodinámica y rodadura, por lo que estos trayectos son muy confortables. Y a ello hay que añadir que en caso de necesitarlo, tenemos nada menos que 350 Nm de par y 217 CV bajo el pedal derecho.

De este modo, las incorporaciones a vías rápidas, los adelantamientos o maniobras repentinas de aceleración por cualquier circunstancia se solventan sin problemas. Lógicamente, al ser un motor eléctrico, con una energía constante que no desfallece hasta altas velocidades.

Consumos

Ya sabéis que con tan pocos kilómetros recorridos, los datos de consumo hay que cogerlos con pinzas. Tendremos tiempo de evaluarlo más concretamente en el futuro, pero para que os hagáis una idea tras 110 kilómetros realizados el cuadro de instrumentos ha marcado 18,4 kWh/100 km. Eso sí, sin apenas pisar la autovía (que es donde más consumirá), aunque haciendo una conducción alegre en muchos momentos.

Otras tecnologías

Prueba Hyundai Ioniq 5 volante

Antes de pasar a los equipamientos y precios, tenemos que mencionar que el Hyundai Ioniq 5 ofrece multitud de asistentes a la conducción dentro del habitual conjunto denominado Hyundai SmartSense.

  • Asistente a la conducción en carretera 2 (HDA 2) con asistente de cambio de carril
  • Control de crucero inteligente (SCC)
  • Asistente de seguimiento de carril (LFA)
  • Ayuda de mantenimiento de carril (LKA)
  • Asistente inteligente de límite de velocidad (ISLA)
  • Luz de carretera automática (HBA)
  • Asistencia para evitar colisiones en el ángulo muerto (BCA)
  • Monitor de ángulo muerto (BVM)
  • Aviso de atención al conductor (DAW)
  • Asistente anticolisión frontal con:
  • Detección de vehículos, peatones y ciclistas
  • Giro en intersecciones (FCA-JT)
  • Cruce de intersecciones (FCA-JC)
  • Cambio de carril en sentido contrario (FCA-LO)
  • Asistente de salida segura (SEA) y advertencia de salida segura (SEW)
  • Alerta de ocupante trasero (ROA)
  • Asistente de aparcamiento remoto inteligente (RSPA)
  • Monitor de visión periférica (SVM)
  • Asistente anticolisión al aparcar (PCA)
  • Anticolisión por tráfico trasero cruzado (RCCA)
  • Asistente en pendientes (HAC)

Mediante la Bluelink y Live Services el conductor tiene acceso desde su smartphone a todas estas funciones:

  • Rutas conectadas: sistema de navegación basado en la nube que ofrece rutas más precisas para los recorridos diarios.
  • Navegación de última milla: una vez aparcado el coche, los usuarios pueden continuar el recorrido hasta su destino final en su smartphone con un alcance de entre 200 metros y dos kilómetros mediante una guía de realidad aumentada o Google Maps.
  • Perfil de usuario: almacena en la nube las preferencias de infoentretenimiento de los usuarios, como el idioma, el Bluetooth y los ajustes de navegación. El perfil de usuario puede transferirse a otros modelos de Hyundai.
  • Gestión remota de perfiles: almacena los ajustes seleccionados del vehículo en la nube de Bluelink®, con la posibilidad de actualizarlos a distancia y devolverlos al vehículo personalizados según las preferencias del conductor, como los ajustes de la posición del asiento.
  • Servicios de aparcamiento en directo: ahora incluye información sobre el precio del estacionamiento en la calle, además de la disponibilidad de plazas de aparcamiento cercanas.
  • Integración del calendario: los conductores pueden sincronizar su calendario de Google o Apple con el sistema de infoentretenimiento del coche y navegar directamente a las citas.
  • Servicios remotos: los conductores pueden bloquear y desbloquear su coche y ver el estado del vehículo mediante la aplicación Bluelink®.
  • Control remoto de la climatización: permite a los usuarios programar la climatización del vehículo mientras está conectado a una fuente de energía externa.
  • Reconocimiento de voz online: potente reconocimiento de voz en línea (basado en la nube) que puede controlar funciones del vehículo como la calefacción y la refrigeración.
  • Encuentra mi coche: los conductores pueden localizar su vehículo fácilmente si han olvidado dónde han aparcado.
  • Enviar al coche (PDI): buscar puntos de interés locales y enviar los resultados al sistema de navegación por satélite del coche.
  • Seguridad: notificaciones de la alarma del vehículo.
  • Notificaciones del estado del vehículo: informa a los clientes en el caso de que hayan dejado el vehículo con las puertas desbloqueadas o las ventanas abiertas.

Tampoco nos olvidamos de que el Ioniq 5 cuenta en su acabado superior con la tecnología V2L, una función que permite a los usuarios cargar dispositivos externos como un patinete, un equipo de acampada e incluso suministrar energía a otro vehículo eléctrico para recargarlo. Hay dos puertos V2L, uno en los asientos traseros y otro en el exterior del vehículo.

Equipamientos Hyundai Ioniq 5

Prueba Hyundai Ioniq 5 equipamiento

Light

  • Manetas interiores metálicas
  • Bandeja cubra carga enrollable
  • Reposabrazos central delantero
  • Asientos traseros abatibles
  • Reposabrazos central trasero con posavasos
  • Tapicería de tela
  • Asientos delanteros calefactables
  • Sensores de luz y lluvia
  • Faros delanteros de LED
  • Manetas exteriores en color de la carrocería
  • Llantas de aleación de 19 pulgadas
  • Pantalla táctil central de 12,3 pulgadas
  • Android Auto, Apple CarPlay y BlueLink
  • Sistema activo de seguimiento en el carril LFA
  • Frenada de emergencia automática con detección de peatones, ciclistas y función cruce FCA
  • Limitador de velocidad
  • Alerta de cambio involuntario de carril
  • Modos de conducción
  • Levas en el volante
  • Control de crucero inteligente con Stop&Go
  • Cámara de marcha atrás
  • Sensor de aparcamiento posterior
  • Cargador USB
  • Superficie de carga inalámbrica
  • Llave inteligente manos libres y arranque por botón

Star (añade a Light)

  • Red de sujeción de carga en el maletero
  • Volante calefactado
  • Asientos delanteros con ajustes eléctricos y calefactables
  • Tapicería de cuero para los asientos
  • Climatizador por sistema de bomba de calor
  • Sensores de aparcamiento delanteros y traseros
  • Head Up Display
  • Sistema de detección de ángulo muerto con alerta de tráfico trasero
  • Cortinillas laterales retráctiles
  • Maletero con apertura manos libres

Energy (añade a Star)

  • Lámparas de lectura LED
  • Pedales deportivos en aluminio
  • Asientos delanteros con calefacción y ventilación
  • Retrovisores exteriores en negro brillante
  • Aparcamiento inteligente remoto RSPA
  • Cámara 360 grados con selector de ángulo de visión
  • Equipo de sonido premium Bose
  • Carga bidireccional V2L

Precios Hyundai Ioniq 5

Prueba Hyundai Ioniq 5 perfil trasero

Precios oficiales según Hyundai sin descuentos promocionales ni de financiación o Plan Moves III. Con todos los descuentos y ayudas aplicables, el Hyundai Ioniq 5 puede estar disponible desde unos 35.000 euros en la variante más accesible.

Motor Batería Tracción Acabado Precio
Motor Batería Tracción Acabado Precio
125 kW (170 CV) 58 kWh Trasera Light 43.620 €
160 kW (218 CV) 73 kWh Trasera Light 46.320 €
160 kW (218 CV) 73 kWh Trasera Star 51.820 €
160 kW (218 CV) 73 kWh Trasera Energy 55.920 €
225 kW (305 CV) 73 kWh Integral Energy 59.020 €

Galería Hyundai Ioniq 5


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.