Prueba Hyundai ix35 2.0 CRDi 2WD 136CV, motor, conducción y consumos (con vídeo)

hyundai-ix35-crdi-2wd-4

Tras un repaso del diseño exterior e interior del Hyundai ix35, es el momento de pasar a la acción, de salir a conducirlo. Estamos ante una versión intermedia de la gama y el más potente de los ix35 con tracción delantera y cambio manual. Bajo el capó espera un motor 2.0 CRDi de 136CV. Por debajo, en diésel, tenemos un 1.7 de 115CV y por encima versiones automáticas y 4×4 de nuestro motor y uno con 184CV sólo disponible con cambio automático y tracción total.

La última vez que probamos un Hyundai quedamos gratamente sorprendidos y esta vez esperamos que así siga siendo. Nada más arrancar la verdad es que ya promete, porque el motor no transmite vibraciones y es bastante silencioso, incluso en frío. Son 136CV entre 3.000 y 4.000 revoluciones y 320Nm de par entre 2.00 y 2.500 vueltas. ¿Serán suficientes para mover este conjunto de 1.550 kilos?

Un motor muy elástico

hyundai-ix35-crdi-2wd-3

Rotundamente sí. El Hyundai ix35 en esta configuración es un coche ágil, con una buena respuesta y un motor muy lleno en todo el rango de revoluciones. Esto se traduce en una conducción muy cómoda, porque a penas habrá que jugar con el cambio. Nos permitirá adelantar con total seguridad, recuperar velocidad rápidamente y circular a ritmos bastante elevados, aunque como veremos más adelante, hay algunos elementos que no acompañan a la fantástica respuesta de este motor.

Al buen funcionamiento contribuye un cambio con un buen escalonamiento de las relaciones y que además muestra un tacto preciso y durito, con recorridos no muy largos. Si es cierto que en frío el cambio resulta algo más duro de accionar, cuesta un pelín más meter las marchas, pero una vez está todo en su temperatura de funcionamiento, son pocas las pegas que podemos poner al conjunto motor-transmisión.

Mimo a los ocupantes

Podemos decir que el Hyundai ix35 probado, con el acabado Tecno, tiene como labor principal mimar a los ocupantes. Y digo esto por el completo equipamiento de serie y por la clara orientación al confort del chasis. Las suspensiones tienen un tarado muy cómodo en ciudad, pero que luego, una vez en carretera resulta demasiado blando. Al estar ante un SUV es lógico que debido a su volumen y altura no vaya a ser una tabla, pero realmente estas suspensiones invitan a levantar el pie del acelerador en carreteras sinuosas, porque pese a que el coche mantiene bien la trayectoria, los asientos no ofrecen un buen agarre y no es cómodo ir dando tumbos. Para conductores relajados que busquen confort, es ideal.

De todos los coches que he probado es sin lugar a dudas uno de los más blandos de suspensión. Bajo el nombre de Hyundai Tucson es como se comercializa este modelo en Estados Unidos, donde goza de gran éxito, igual que en Corea. Estos son dos mercados donde gustan mucho los coches cómodos, que acostumbran a tener suspensiones bastante blandas y direcciones también con un exceso de asistencia, como es el caso. Se echa en falta el Flex Steer de Hyundai, un sistema que solo ofrece el acabado más alto de la gama y que ofrece tres grados de dureza de la dirección. Con el más deportivo se consigue una dirección más pesada y agradable en vías extraurbanas. En ciudad la dirección de este Hyundai será nuestra aliada, eso sí.

hyundai-ix35-crdi-2wd-1

Y hablando de ciudad. Aquí también agradeceremos la posición de conducción elevada, que nos permite anticiparnos entre el tráfico y una mejor visibilidad en intersecciones. Al mirar hacia atrás es cuando no disfrutamos de una visibilidad tan buena, puesto que las ventanillas de custodia traseras son bastante pequeñas y la luna trasera está bastante inclinada. Para dar marcha atrás habrá que estar atentos a los retrovisores y a los sensores de aparcamiento 8solo traseros en esta unidad)

 Menos de 7 litros, difícil

Los consumos son sin duda alguna lo que menos me ha gustado de este Hyundai ix35. Si bien el motor anda de una forma espectacular, con una genial entrega de potencia, los consumos no son todo lo bajos que cabría esperar. En más de 1.500 kilómetros de prueba fue muy difícil bajar de los 7.0 litros. Concretamente la cifra menor de toda la prueba fue de 6.9 litros en un viaje Madrid-Vitoria por la A-1 y la N-1, siempre a velocidades legales y con el equivalente a dos personas a bordo.

hyundai-ix35-crdi-2wd-2

En otros recorridos los consumos andaban por la línea. A ritmos legales por carreteras secundarias los 7.0 litros podrían considerarse una buena marca en este Hyundai, oscilando según la orografía y las condiciones del tráfico entre los 7.0 y 7.5 litros. En cambio si somos de pies de plomo por esas mismas carreteras el consumo sube fácilmente hasta los 9.0 litros, aunque debería preocuparnos más Pegasus y sus multas. Y estos consumos hablando del motor de 136CV con tracción delantera y cambio manual. Los automáticos y 4×4 gastan más, y en el caso del de 184CV es difícil hacerse a la idea de los consumos.

El Hyundai ix35 en estas especificaciones homologa un consumo medio de 5,4 litros. Según estos datos, gasta 4,6 litros en ciclo extraurbano y 6,8 urbano. Huelga decir que aproximarse a estas cifras es bastante complicado.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche

¿Tienes Telegram? Recibe cada día las noticias de coches

Suscríbete
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *