Prueba Jeep Renegade Limited 1.6 MultiJet II 120 CV 4×2 (con vídeo)

Hoy en Actualidad Motor os traemos la prueba del Jeep Renegade, el SUV más pequeño de la marca americana. Además, y como es habitual, viene acompañada de una vídeo-prueba bien extensa donde puedes apreciar todos los detalles de este modelo y nuestras opiniones en vivo, así como un segundo vídeo donde destacamos los tres principales puntos fuertes del coche, los tres apartados que nosotros mejoraríamos y sus rivales.

Para esta prueba, la marca nos ha cedido un Jeep Renegade en acabado Limited y con el motor diésel 1.6 MultiJet II de 120 CV. Viene con tracción delantera y cambio manual de seis velocidades. ¿Es el Renegade una alternativa interesante para aquellos clientes que buscan un coche del segmento B-SUV? Te invito a que descubras todas nuestras opiniones y detalles del coche en los siguientes minutos. ¡Ponte cómodo y acompáñanos!

Una estética de carácter todo terreno traída a la ciudad

El Jeep Renegade es un modelo que llegó al mercado europeo en 2015. Pronto iría creciendo su popularidad hasta el punto de convertirse en el coche más vendido de la compañía en Europa. Y es que su estética tan cuadrada, los detalles habituales de Jeep como las siete franjas verticales de la parrilla y el carácter todo terreno de la compañía conquistaron al público. Un estilo muy Willys, pero evolucionado a la actualidad y traído a la ciudad.

En este tiempo ha recibido algunas actualizaciones. No han sido muy grandes, pero sí han sido unas pinceladas que han logrado rejuvenecerlo bastante. El Renegade ahora tiene un diseño más juvenil y tecnológico gracias, en parte, al uso de los nuevos faros y pilotos traseros con la forma X dentro de un cuadrado, recurriendo a la tecnología LED; así como a las llantas disponibles desde las 16 hasta las 19 pulgadas.

Y ya que hemos hablado de la carrocería, la altura libre al suelo de 175 mm permite ciertas escapadas fuera del asfalto siempre y cuando sean caminos o pistas en un estado aceptable. Si vamos a conducir de forma habitual por este tipo de vías, es más recomendable decantarse por una variante de tracción 4×4. Y no solo por la mayor motricidad, sino porque también se eleva la altura de la carrocería en varios milímetros, mejorando lógicamente los ángulos inferiores.

Para quienes necesiten las máximas capacidades offroad, las versiones Trailhawk son mucho más capaces.

Antes de irnos al habitáculo, no me quería olvidar de algunos detalles curiosos que van “ocultos” en todo el coche. Por ejemplo, en el parabrisas delantero aparece un Jeep Willys, un escalador en la luneta traseras, la forma de la parrilla del Willys en el retrovisor interior y en los pilotos posteriores o una araña en el interior de la tapa del depósito de combustible, entre otros. Muy curioso, la verdad.

Con un interior agradable

Ya estamos en el habitáculo del Jeep Renegade y tengo que reconocer que me gusta, pero también hay un par de cosas que considero mejorables. Empezando con el lado positivo, el diseño interior se muestra muy robusto, como si hubiera salido de un todo terreno puro, pero tiene detalles que lo trasladan a la vida moderna y urbana. Por ejemplo, el cuadro de instrumentos con la pantalla digital de 7” en el centro, el gran número de huecos para colocar las cosas que siempre nos acompañan y esta combinación de colores negro y blanco de la unidad probada.

En el lado opuesto, personalmente, no veo bien la posición de la pantalla táctil de infoentretenimiento. Cierto es que funciona correctamente y que tiene un buen tamaño (8,4 pulgadas), pero se encuentra en una posición un poco baja. Por tanto, nos obliga a desviar la mirada de la carretera más de lo deseado. Debería ir en una posición más elevada.

Tampoco veo un acierto la distribución de botones de la zona inferior. Que los mandos del volumen y búsqueda de emisoras estén tan abajo, puede confundir con ruletas del sistema de climatización. Además, están junto a los botones de los sensores de aparcamiento y desactivación de la alerta de salida de carril. Justo debajo, muy cerca, se ubican los mandos del climatizador bizona, con pulsadores para variar la temperatura. Como decía, creo que hubiera sido más oportuno repartirlos y ordenarlos de otra forma.

La calidad percibida es buena para tratarse de un modelo del segmento B-SUV. Hay bastantes materiales mullidos y algunos otros más duros, transmitiendo una buena solidez. Los ajustes son buenos, al igual que las terminaciones. La sensación es que estos materiales aceptarán bien el paso de los años.

Para rematar, hablemos de la posición de conducción. Vamos en una posición elevada y llama la atención que el parabrisas, por su forma tan recta y prácticamente vertical, queda algo lejano, brindando un gran espacio hasta el techo. Por lo demás, no es nada complicado adoptar una postura cómoda al volante porque tenemos regulación de altura y profundidad en la dirección, asiento regulable en todas direcciones y cinturón de seguridad con ajuste en altura. Muy correcto.

Amplias plazas traseras

En este coche se disfruta de un habitáculo bastante amplio, y eso en buena parte gracias a las formas tan cuadradas de su exterior. Las plazas traseras son generosas, con un gran espacio para las rodillas y pies, así como muchos centímetros de sobra para rozar con la cabeza en el techo. Una lástima que, como es lógico, la cota de anchura no sea tan generosa, porque prácticamente podemos plantear un viaje con cinco ocupantes.

No encontramos salidas de aire posteriores, pero sí una toma USB en la zona central y bolsas en los respaldos de los asientos delanteros para colocar objetos finos. El asiento central se puede convertir en reposabrazos, pero se abate todo el asiento, por lo que no transmite una gran confianza por el simple hecho de que algunos objetos del maletero puedan pasar al habitáculo en caso de frenazo o impacto. Por último, la banqueta no se puede deslizar longitudinalmente, algo que hubiera estado bastante bien.

Un maletero con un volumen simplemente correcto, pero muy aprovechable

Si echamos un vistazo al espacio de carga, tras el portón del Jeep Renegade nos encontramos con un maletero de 351 litros. Puede parecer que no sea una gran capacidad, y la verdad es que el volumen se sitúa más o menos en la media del segmento, pero lo mejor de ello es que las formas, como podéis ver en la imagen, son muy rectas. Eso se traduce en que nos permite aprovechar muy bien el espacio, sin que queden espacios inútiles o poco prácticos. Si tumbamos los asientos obtenemos una capacidad de prácticamente 1.300 litros.

Oferta mecánica

La oferta mecánica del Jeep Renegade es amplia. Tenemos tres opciones de gasolina y cuatro diésel. Todos tienen turbo y distintivo medioambiental C. Pronto llegará un Jeep Renegade híbrido enchufable, que contará con etiqueta Cero Emisiones de la DGT.

La familia de gasolina se compone de un motor 1.0 tricilíndrico de 120 CV, cambio manual y tracción delantera, un 1.3 de cuatro cilindros con 150 CV, cambio automático y tracción delantera y otro 1.3 que rinde 180 CV pero que va vinculado al cambio automático y a la tracción 4×4.

Mientras tanto, la gama diésel cuenta con un 1.6 MultiJet de 120 CV, que siempre es de tracción delantera pero puede tener transmisión manual o de doble embrague. Otro bloque de 2.0 litros se ofrece en versiones de 140 CV y 170 CV, siempre con tracción 4×4 y con caja de cambios manual para el menos potente y automática de 9 marchas para el más prestacional. Esta última versión tiene más posibilidades a la hora de conducir en offroad o sobre superficies deslizantes porque el sistema de tracción es más eficaz y porque la transmisión simula una reductora.

Al volante: peca de aislamiento, pero lo compensa con otras virtudes

Vamos a empezar con las impresiones de conducción, pero antes quería citar los principales datos y prestaciones de esta unidad probada. Como decía al inicio, estamos con el Jeep Renegade 1.6 MultiJet II de 120 CV, que viene con cambio manual de 6 marchas y tracción delantera. Sobre el papel, da sus 120 CV a 3.750 vueltas y tiene un par de 320 Nm disponible desde las 1.750. Tarda 10,2 segundos en hacer el 0 a 100 y su velocidad punta es de 178 km/h. Por último, homologa un consumo combinado de 4,8 l/100 km.

Este diésel de 120 CV tiene la suficiente energía para mover con relativa solvencia al Renegade, empujando bien desde poco más de 1.600 revoluciones por minuto, aunque no da un sensación de mucha potencia. Si buscas unas prestaciones y recuperaciones muy elevadas o si en muchas ocasiones irás muy cargado, será mejor que te decantes por una mecánica de más potencia, pero creo que esta mecánica es una buena opción para una conducción normal en la mayoría de circunstancias del día a día.

Eso sí, es cierto que el ruido y algunas vibraciones del motor se dejan notar en el habitáculo, especialmente cuando realizamos aceleraciones fuertes. No es muy refinado en ese sentido. También podría estar mejor conseguido el ruido aerodinámico a alta velocidad, aunque creo que esto es más bien fruto de la forma tan cuadrada de la carrocería, que se nota especialmente en días ventosos. En general, podría estar un poquito mejor aislado.

En cuanto al manejo general del coche, me ha parecido muy equilibrado. No tiene unas suspensiones que permitan muchos balanceos en curvas pero a la vez absorbe la mayoría de los baches, la dirección no informa mucho pero es lo suficientemente precisa y el cambio es agradable de utilizar porque tiene buen tacto, el pomo es completamente redondo y el embrague es fácilmente dosificable.

Hablemos de consumos. El Renegade es un coche un poco pesado y con una carrocería de formas relativamente cuadradas, por lo que la resistencia al avance es superior a otros coches. Esto debería traducirse en altos consumos de combustible. Pese a todo lo anterior, no ha resultado un coche sediento. Hemos realizado casi 400 kilómetros por autovía y alrededor de 100 combinando ciudad y vías secundarias, reflejando el ordenador un consumo de alrededor de 6 l/100 km. Nada mal. Me temo que con una mecánica de gasolina el gasto sería muy superior…

Y por último, no hemos podido resistirnos a salir del asfalto. Y es que un Jeep siempre pide un poco de barro. Con una unidad como esta puedes salir del asfalto, pero tiene sus limitaciones. Más solvencia tienen las versiones 4×4, porque elevan la carrocería y se mejoran los ángulos inferiores. Si realmente vas a salir mucho del asfalto, el Jeep Renegade Trailhawk mejora bastante las capacidades offroad, aunque es cierto que no es un coche barato precisamente.

Conclusiones

Llegamos a la parte final de la prueba y toca sacar conclusiones y hablar de precios. El Jeep Renegade me ha parecido un producto interesante, con una estética muy especial y diferente a todos sus rivales. Apuesta por una imagen de todoterreno traído a la ciudad con un interior de gran amplitud en el que cuatro personas altas pueden viajar con comodidad.

Respecto al comportamiento, creo que el 1.6 MultiJet de 120 CV es una motorización recomendable porque ofrece consumos ajustados y una respuesta satisfactoria teniendo en cuenta una conducción normal. Eso sí, también es verdad que este motor diésel, aunque tiene un correcto empuje, es bastante ruidoso y transmite algunas vibraciones.

Tal vez lo menos bueno sea su precio. Hablando siempre de precio de configurador y con descuentos, el Renagade parte de los 15.355 euros. Esta versión, que es el acabado Limited y el motor diésel de 120 CV con cambio manual arranca en 21.400. En teoría, si a este precio le quitamos todos los descuentos se eleva hasta los 28.850 euros. Bajo mi punto de vista, un precio bastante elevado.

Equipamientos Jeep Renegade

Sport

  • Kit antipinchazos
  • Freno de estacionamiento eléctrico
  • Asistente frenada de emergencia
  • Aviso de salida de carril
  • Apoyabrazos central delantero deslizable
  • Palanca de cambios cromada
  • Cuatro elevalunas eléctricos
  • Aire acondicionado
  • Respaldo del acompañante abatible hacia delante creando superficie plana
  • Volante con mandos integrados y bluetooth
  • Sistema de infoentretenimiento con pantalla de 5 pulgadas
  • Cuadro de instrumentos con pantalla TFT de 3,5 pulgadas
  • Radio digital DAB y 6 altavoces
  • Varias tomas de 12 voltios
  • Llantas de acero de 16 pulgadas

Longitud (añade)

  • Limitador de velocidad
  • Control de crucero
  • Faros antinieblas delanteros
  • Retrovisores exteriores calefactables y en color de la carrocería
  • Barras de techo en color negro
  • Bolsillo en el respaldo del asiento delantero
  • Climatizador bizona
  • Luz ambiente de LED
  • Sensores de parking traseros
  • Pantalla de infoentretenimiento de 7 pulgadas con Apple CarPlay y Android Auto
  • Llantas de aluminio de 17 pulgadas

Limited (añade)

  • Aviso de colisión frontal
  • Control de crucero adaptativo
  • Escape cromado
  • Volante forrado en cuero
  • Alfombrillas delanteras
  • Puertas con inserciones de vinilo
  • Sensor de parking delantero
  • Pantalla de 8,4 pulgadas con navegador
  • Cuadro de instrumentos con pantalla TFT de 7 pulgadas

Trailhawk (añade)

  • Control de descensos con Active Drive Low (reductora)
  • Protecciones inferiores en depósito de combustible y suspensión delantera
  • Cristales traseros oscurecidos
  • Palanca del cambio forrada en cuero
  • Alfombrillas delanteras específicas con logo Jeep
  • Llantas de aluminio específicas en 17 pulgadas

Precios Jeep Renegade

Motor Cambio Tracción Acabado Precio Precio con descuentos
Motor Cambio Tracción Acabado Precio Precio con descuentos
1.0 Turbo 120 CV Manual 6v Delantera Sport 21.040 € 15.355 €
1.6 MultiJet II 120 CV Manual 6v Delantera Sport 24.750 € 18.397 €
1.0 Turbo 120 CV Manual 6v Delantera Longitud 24.275 € 17.770 €
1.3 Turbo 150 CV DDCT Delantera Longitud 27.975 € 20.767 €
1.6 MultiJet II 120 CV Manual 6v Delantera Longitud 27.375 € 20.281 €
1.0 Turbo 120 CV Manual 6v Delantera Limited 25.750 € 18.965 €
1.3 Turbo 150 CV DDCT Delantera Limited 29.450 € 21.962 €
1.3 Turbo 180 CV Automático 4×4 Limited 35.150 € 26.583 €
1.6 MultiJet II 120 CV Manual 6v Delantera Limited 28.850 € 21.476 €
1.6 MultiJet II 120 CV DDCT Delantera Limited 32.061 € 24.077 €
2.0 MultiJet II 190 CV Automático 9v 4×4 Trailhawk 37.500 € 28.487 €

Opinión del editor

Jeep Renegade Limited 1.6 MutiJet II 120 CV
  • Valoración del editor
  • Puntuación 4 estrellas
15.355 a 28.487
  • 80%

  • Jeep Renegade Limited 1.6 MutiJet II 120 CV
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación: 2 de diciembre de 2019
  • Diseño exterior
    Editor: 85%
  • Diseño habitáculo
    Editor: 85%
  • Plazas delanteras
    Editor: 75%
  • Plazas traseras
    Editor: 80%
  • Maletero
    Editor: 65%
  • Mecánica
    Editor: 65%
  • Consumos
    Editor: 75%
  • Confort
    Editor: 75%
  • Precio
    Editor: 50%

Pros

  • Diseño diferenciado
  • Espacio interior
  • Oferta mecánica y versiones

Contras

  • Precio
  • Orden de algunos mandos del salpicadero
  • Aislamiento acústico del interior

Galería Jeep Renegade

Te puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche