Prueba Lexus NX 300h F Sport, diseño exterior e interior

Prueba Lexus NX 300h diseño y habitabilidad

Esta semana ponemos a prueba el nuevo Lexus NX 300h. Parece que la marca de lujo japonesa está buscando llamar la atención por dos bandas. La primera el diseño, con un estilo arriesgado y llamativo que poco a poco se va extendiendo por su gama, y la segunda, ofreciendo mecánicas híbridas de gasolina en detrimento de los diésel.

El Lexus NX es un claro ejemplo de esta tendencia. De hecho, tras el poco más conservador IS, el NX es la punta de lanza de una nueva estrategia por parte de la marca. Además, supone la llegada a un nuevo y jugoso mercado de SUV en el que tendrá que enfrentarse a numerosos rivales con sus propias bazas.

Afilado

Prueba Lexus NX 300h diseño y habitabilidad

Si hay una palabra que define íntegramente al Lexus NX esa es afilado. El SUV japonés no se ha cortado un pelo a la hora de usar la regla y el compás, y eso que su prototipo era aún más arriesgado en este apartado. Esto le confiere una apariencia y una personalidad únicas. El Lexus NX es un NX, y no se parece a nada más.

El frontal, más con el acabado F Sport de nuestra unidad, encabeza esta lista de rasgos únicos. La parrilla cubre prácticamente toda la parte delantera, y es lo único que nos hará desviar la vista de esas luces diurnas en forma de medias flechas. Son llamativas y singulares, y algo que tendrás que encajar sí o sí en este y en el futuro de Lexus.

Prueba Lexus NX 300h diseño y habitabilidad

Atrás el NX parece enfadado, con unos pilotos muy afilados con una moldura en negro brillante que conjuga muy bien con nuestro color rojo de la carrocería. Lo mejor de todo es la caída del techo, con una luneta bastante inclinada que dinamiza el conjunto y lo aleja de esa imagen “afurgonetada” de la mayoría de SUV.

El lateral es también una de las estampas clave del NX. Será el terror de los chapistas, y es que parece que se ha buscado no dejar ni una sola superficie lisa. Los pasos de rueda extremadamente marcados musculan su figura y la carrocería al completo se ve envuelta en una serie de molduras plásticas sin pintar que refuerzan un espíritu campero del que aún no nos habíamos percatado. El acabado F Sport que ves en imágenes es sencillo pero anima el acabado con una parrilla específica, llantas de 18 pulgadas o faros LED.

Escalera de superficies

Prueba Lexus NX 300h diseño y habitabilidad

El interior del Lexus NX, sin ser especialmente rompedor, no se conforma con las líneas clásicas dominantes en el segmento. De hecho las formas del salpicadero se han trabajado para dejar en el olvido la horizontalidad. Mentiría si dijera que este salpicadero no me gusta, pero algunos compañeros no acaban de aceptar esta configuración.

La realidad es que se aleja de la nueva moda de pasar todos los botones a un control táctil, por lo que encontramos multitud de mandos en el centro del salpicadero al que tendremos que acostumbrarnos. Donde no hay perdón es en la colocación del mando del ordenador de a bordo, completamente a desmano y escondido. Es algo bastante común entre los coches japoneses.

Prueba Lexus NX 300h diseño y habitabilidad

En cuanto a calidad, el NX está a un alto nivel. Todos los mandos tienen un buen tacto, del mismo modo que toda la parte superior del salpicadero, incluyendo los laterales de la consola central se terminan en material mullido. No hay crujidos, aunque algunos plásticos del salpicadero sí podrían tener mejor aspecto o, al menos ofrecer alguna combinación cromática más atractiva. El reloj analógico central le aporta un toque de distinción, aunque se echa de monos un reloj digital visible de forma permanente en algún lugar del coche.

Frente a nosotros cae un cuadro de mandos que permite configurar su apariencia según e modo de conducción seleccionado. No es digital. En modo normal se visualiza un potenciómetro para saber qué hace el sistema híbrido, mientras que en modo Sport se cambia el potenciómetro por un tacómetro, aunque es algo completamente artificial. En todo caso, el cuadro es de sencilla lectura y sencillo diseño.

Habitabilidad

Prueba Lexus NX 300h diseño y habitabilidad

El Lexus NX tiene espacio para 5 ocupantes y no hay opción a 7 asientos. Las dos plazas delanteras son bastante amplias, y cuentan en nuestro apacabado F Sport con unos asientos de corte más deportivo que sujetan bien, aunque no estaría de más algo más de ajuste en los hombros, y resultan altamente atractivos visualmente.

Las plazas traseras son ya más estrechas. Dos ocupantes, a ambos lados, viajarán cómodos, aunque la altura disponible para la cabeza no es algo a destacar especialmente para los más altos. También es cierto que nuestro techo solar resta algunos centímetros. El espacio para las piernas no debería de ser problema. En cuanto a la plaza central, carece de forma y, aunque no es especialmente duro el asiento, el respaldo sí lo es al integrar un reposabrazos. Con tres pasajeros la anchura no sobra.

Prueba Lexus NX 300h diseño y habitabilidad

Los huecos portaobjetos no son algo destacable en el Lexus NX. El mayor fallo es la ausencia de algún hueco plano donde colocar el móvil. En mi caso ajustaba a la perfección en el borde de los sujetavasos, pero no es una característica universal. En la consola central hay un nuevo con tapa donde se aloja también, según versiones, un cargador de móvil inalámbrico (el móvil debe ser compatible). La propia tapa hace las funciones de reposabrazos central y, aunque es regulable longitudinalmente, no lo es suficiente si adelantamos el asiento ni tampoco es regulable en altura.

Maletero de 555 litros

Prueba Lexus NX 300h diseño y habitabilidad

El maletero del Lexus NX 300h cubica 555 litros de capacidad. Aunque no es el más capaz se trata de un volumen más que adecuado para cargar con el equipaje de 5 personas. El volumen de carga, eso sí, se encuentra repartido en dos alturas. Bajo el piso del maletero, junto a la batería, hay un total de 100 litros. Es un hueco profundo bastante aprovechable.

En caso de querer ampliar el maletero podemos abatir los asientos traseros. La pega es que no tienen un mando para abatirlos desde el maletero. Con ellos abatidos en proporciones 2/3 conseguimos hasta 1.600 litros en total. A su vez, los asientos traseros pueden variar la inclinación del respaldo para ganar en comodidad o, por el contrario, ganar unos litros al maletero. Por último, el maletero puede contar, según la versión escogida, con apertura eléctrica.

Mañana será el momento de arrancar el motor del Lexus NX 300 h, una mecánica híbrida de gasollina con 197 caballos de potencia. Será cuando analicemos su comportamiento dinámico, la respuesta del motor y los consumos.

Puedes saber más sobre el Lexus NX 300h F Sport en nuestro análisis dinámico del vehículo y en nuestro resumen de precio y equipamiento.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *