Prueba Mazda 3 Skyactiv-G 120 CV Style, diseño exterior e interior

Prueba Mazda 3 Skyactiv-G 120 Style

Hablar de compactos en Mazda es hablar del Mazda 3. Ya va por su tercera generación, una nueva entrega que modifica por completo su diseño y filosofía para situarse, como mínimo, a la altura de la referencia. Esta semana, para comprobar todos estos cambios, ponemos a prueba el renovado Mazda 3 de 5 puertas.

Y no sólo probamos el nuevo compacto, sino que también hacemos lo propio con su mecánica. Nos hemos decantado por el nuevo motor de gasolina Skyactiv de 120 caballos, una alternativa que se coloca como la más racional o lógica en este combustible. ¿Será cierto que no hace falta acudir al downsizing para reducir consumos?

Diseño orgánico

El diseño del Mazda 3 se asocia a la filosofía de desarrollo KODO de la firma japonesa. Es el tercero en implementarla, tras los CX-5 y más recientemente Mazda 6. Por tanto, nos situamos frente a un coche muy expresivo en cuanto a líneas y algo alejado del concepto de compacto que habitualmente puebla nuestras carreteras.

Prueba Mazda 3 Skyactiv-G 120 Style

Esto es que luce, por ejemplo, un largo capó que parece alojar motores longitudinales. Pero no es así. Esto retrasa el habitáculo y dinamiza su figura, viéndose complementada por una caída del techo bastante suave que recuerda a una carrocería de estilo coupé. Sí, la silueta del nuevo Mazda 3 es claramente deportiva. Mide 4,46 m de largo, 1,79 m de ancho y 1,45 m de alto, aunque se puede optar a una carrocería sedán algo más espaciosa.

En el frontal vuelve a aparecer la nueva cara de la marca, con ópticas rasgadas y una característica parrilla en forma de alas que une ambos grupos ópticos. La trasera, por su parte, se llena de músculo, con unos pilotos con un plano propio y situados muy arriba. Para rematar la trasera se opta por una doble salida de escape que no encontramos en todas las versiones.

Prueba Mazda 3 Skyactiv-G 120 Style

Nuestro acabado intermedio Style viste unas llantas de 16 pulgadas que tal vez se queden algo cortas a la hora de llenar los pasos de rueda. La llanta de 18 pulgadas del acabado Luxury redondea perfectamente el conjunto.

Interior sobrio y de calidad

Sentarse apenas un minuto en el habitáculo de Mazda 3 nos bastará para darnos cuenta de que nos situamos en un coche japonés. A pesar de su distinguido y, por qué no, atrevido diseño exterior, el habitáculo se mantiene fiel a la filosofía japonesa de la sobriedad en cada detalle. Claro, que esto es una apreciación bastante subjetiva.

Prueba Mazda 3 Skyactiv-G 120 Style

Lo que no es subjetivo es el mimo con el que Mazda ha tratado el interior de su compacto. La calidad es uno de sus puntos fuertes, con una solidez palpable en todos sus rincones. La parte superior del salpicadero y puertas se forma de plástico mullido, quedando las zonas menos expuestas en plástico más duro. La calidad visual y al tacto es muy alta, aunque un toque de color no le vendría nada mal.

En un habitáculo dominado por el negro, se erige un salpicadero que apenas se llena de botones, manteniendo únicamente los controles del sistema de climatización. El resto se sustituye por una pantalla táctil de 7 pulgadas fija que acoge el equipo de infoentretenimiento. Además del control táctil, se puede utilizar mediante comandos vocales o unos mandos muy sencillos en la consola central. El sistema responde de forma sorprendentemente fluida y no es especialmente complicado de utilizar.

Prueba Mazda 3 Skyactiv-G 120 Style

El cuadro de mandos es lo más destacable del conjunto, con dos posibilidades. Los acabados bajos e intermedios cuentan con un velocímetro en posición central, mientras que las versiones altas de gama, éste se sustituye por un tacómetro. Tal vez esta última configuración sería la más idónea, puesto que el tacómetro queda incrustado en una pequeña pantalla digital en caso de no ser analógico. En todo caso, la lectura de las funciones más representativas es sencillo.

Habitabilidad

El Mazda 3, si por algo destaca en medidas, es por su batalla. Es de las más grandes de su segmento, y esto lógicamente nos hace pensar en una habitabilidad superior. En parte es así, y en parte no. No porque no es la referencia en este apartado, y sí porque el espacio disponible es suficiente para prácticamente cualquier tamaño.

 

Prueba Mazda 3 Skyactiv-G 120 Style

Las plazas delanteras gozan de amplitud, sentándonos en unos asientos de comodidad excelente y un buen agarre lateral para no tratarse de una opción deportiva. La postura de conducción es cómoda, y tal vez el único pero sea un volante un poco grande. Su posición es muy vertical, lo que unido a una postura de conducción baja, le otorgan un claro tinte deportivo.

Atrás la tónica dominante es el espacio. Las piernas de los pasajeros viajarán cómodas a menos que los pasajeros de la fila delantera sean exageradamente grandes. Lo mismo ocurre con el espacio para la cabeza, es suficiente, pero la caída de techo podría apurar a las tallas más grandes. La anchura, como suele ocurrir, no destaca, aunque el mayor problema recae sobre el asiento central, sin forma y más duro. De todas formas no es insufrible.

Maletero

Al maletero del Mazda 3 le ocurre algo parecido al espacio para los pasajeros traseros. Que se encuentre entre los coches más grandes de su categoría no influye tanto en el espacio para la carga. Cubica 364 litros, lo que no lo catapulta hasta las primeras plazas. De lo que sí presume es de unas formas bastante regulares, a pesar de que la boca de carga queda algo alta y el suelo no queda a ras de la boca.

Prueba Mazda 3 Skyactiv-G 120 Style

Para aumentar el espacio tendremos que abatir los asientos traseros en dos partes. No cuenta con tiradores en el propio maletero pero obtendremos un espacio de carga plano con algo más de 1.250 litros de capacidad.

Hasta aquí nuestro primer acercamiento al nuevo Mazda 3. Hoy nos contentamos con un diseño diferenciado y muy inspirador, además de una postura de conducción deportiva, que ya veremos mañana, a la hora de arrancar el motor, si se corresponde con un comportamiento a la altura y un consumo propio de la última generación de propulsores Skyactiv.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *