Prueba Mazda 6 SKYACTIV-D 150 CV, diseño exterior e interior

prueba-mazda-6-skyactiv-d-150-cv-15

Mazda, en un afán por aumentar su cuota de mercado ha presentado y presentará durante los próximos años una gran cantidad de nuevos modelos. Su renovación empezó con el Mazda CX-5, pero esta semana nosotros probamos el Mazda 6, su nueva berlina media, con motor SKYACTIV-D de 150 caballos y cambio manual.

La berlina, que ya va por su tercera generación, llega más fuerte que nunca, con unos atributos que responden a calidad, tecnología y eficiencia. Aunque no podemos negarle el diseño, la presencia y el tamaño como señas de identidad.

Mazda 6, oda al diseño KODO

Creo que pocos pueden criticar el rumbo estético que Mazda está tomando para sus últimos lanzamientos. Sin embargo, hasta la fecha, el Mazda 6 es el que mejor encaja este lenguaje de diseño, convirtiéndose en una de las berlinas más atractivas del segmento.

prueba-mazda-6-skyactiv-d-150-cv-6

Parte de la culpa lo tiene su diseño, pero también su tamaño. Juega cerca de los 5 metros de longitud, y es que 4,86 metros de largo hacen de él una berlina con mayor carácter. En otra palabras, podría perfectamente pasar por un segmento E. Una categoría superior.

Junto a ello, un diseño fluido a la par que musculoso, sobre todo por unas aletas delanteras muy marcadas que enfatizan el diseño del morro, donde la enorme parrilla toma todo el protagonismo arropada por la moldura cromada en forma de alas que llega hasta los grupos ópticos, con iluminación diurna LED.

La silueta del Mazda6 destaca por la caída del techo, muy similar a la que encontraríamos en una carrocería coupé y que abre paso a un tercer volumen significativamente marcado. El “6” se ofrece con carrocería de 4 puertas y familiar. También se ha especulado con una esperada variante coupé.

prueba-mazda-6-skyactiv-d-150-cv-4

La zaga muestra una marcada personalidad, con unos pilotos rasgados bastante agresivos unidos por una tira cromada. Finaliza con una doble salida de escape, una a cada lado, que no oculta la poderosa gama de motores del modelo. Las llantas pueden ser de hasta 19 pulgadas en el acabado más alto de gama. Nuestra unidad se conformaba con unas elegantes llantas de 17 pulgadas.

Interior sobrio pero bien acabado

El interior del Mazda 6 es un interior japonés. Ya ocurría con el CX-5 que probamos hace unos meses, el diseño es sencillo, muy horizontal y no parece atreverse con algún detalle diferenciador para dotarlo de mayor vistosidad. La gama de colores tampoco es amplia en nuestro caso, y el negro apenas encuentra pareja.

prueba-mazda-6-skyactiv-d-150-cv-7

Esto no significa que nos sentemos en un habitáculo de baja calidad, al contrario, el interior del Mazda 6 destila solidez y buen acabado por los cuatro costados, un tema muy cuidado en la nueva generación. La parte superior del salpicadero es de material mullido, mientras que la inferior confía en plásticos más duros.

Por lo tanto, sólo el diseño, algo soso sobre todo por una combinación de colores demasiado discreta, es el punto a criticar. Todos los elementos se encuentran a mano y el navegador, con una pantalla bastante grande de accionamiento táctil, corona la parte central del salpicadero facilitanto la lectura en marcha.

El cuadro de mandos vuelve a deleitarnos con su sencillez, un punto positivo para un elemento que requiere de una fácil lectura, algo de lo que se beneficia, sobre todo por la pantalla digital que encontramos a la derecha y que nos informará de todo lo que sucede en el coche.

prueba-mazda-6-skyactiv-d-150-cv-8

El volante o el cambio nos proponen una postura de conducción realmente cómoda y agradable, incluso diría que con un toque deportivo. Además, ambos gozan de un tacto cercano a lo exquisito que premiará a su conductor cada vez que se introduzca en el habitáculo.

Espacio y confort, condiciones indispensables

El Mazda 6 es un coche grande, tal vez demasiado para una berlina media, pero esto repercute en un holgado espacio interior. Desde luego acomodar a 4, incluso 5 pasajeros, en su interior no va a ser tarea complicada.

prueba-mazda-6-skyactiv-d-150-cv-10

Y no es complicada por la facilidad para entrar al interior que nos ofrece el “6”. Una vez dentro los pasajeros de la fila delantera no tendrán mayor problema en realizar el más mínimo trayecto. Me quedo con los asientos, cómodos, con una sujeción más que acertada y, aunque cubiertos de tela en nuestra unidad, con una calidad de acabado realmente alta.

Atrás, el espacio será la tónica dominante. Es de esos pocos coches que podría decir que tres pasajeros viajarían holgados en la fila trasera, aunque el asiento central tenga la intención de chafarnos la idea. Por dureza, por tamaño y por formas no será el más agradecido. El túnel central tampoco ayuda, pero es una opción latente en caso de alcanzar el aforo máximo del vehículo.

prueba-mazda-6-skyactiv-d-150-cv-16

Los huecos portaobjetos cuidan bien de los pasajeros, encontrando gran cantidad de huecos en la parte delantera. Además, huecos inteligentes y aprovechables, aunque los de las puertas pecan de demasiado pequeños. El reposabrazos central para los de menor estatura resultará, como suele ser habitual, inútil, por una regulación longitudinal escasa.

Maletero de 489 litros

El maletero del Mazda 6 es otro de esos detalles que delatan al espacio como punto primordial en su diseño. Es cierto que 489 litros de capacidad no lo catapultan a los primeros puestos, de hecho hay berlinas más compactas con mayor espacio, pero resultarán siempre suficientes para cargar.

El maletero destaca por dos cosas, su boca de carga, bastante accesible para no contar con portón grande, y por destacar más en fondo que en altura. Para acceder a la parte más profunda hará falta estirar bastante el cuerpo, aunque la alternativa pasa por abatir los asientos traseros.

prueba-mazda-6-skyactiv-d-150-cv-12

Y hablando de abatir los asientos traseros, estos lo hacen en proporción 60/40 cuando accionamos dos tiradores situados en el maletero. El problema es que no se abaten automáticamente y habrá que desplazarse a las plazas traseras para finalizar la tarea. Sin embargo, una vez hecho tendremos un espacio completamente plano.

Terminamos por hoy de analizar el nuevo Mazda 6. Por ahora hemos visto que se trata de un coche tremendamente atractivo y práctico, si el tamaño exterior no es problema. Mañana retomaremos nuestra prueba estudiando las impresiones del motor SKYACTIV-D de 150 caballos y cambio manual de 6 marchas, además de su comportamiento.

Más información – Mazda contará con 5 nuevos modelos en los próximos 3 años, Prueba Mazda CX-5 SKYACTIV-D 175 CV

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche

¿Tienes Telegram? Recibe cada día las noticias de coches

Suscríbete
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *