Prueba Mazda3 2.0 Skyactiv-G 120 CV Luxury, sugerente invitación

Prueba Mazda3 Luxury 2.0 Skyactiv-G 120

Mientras que la mayoría de marcas han apostado por reducir notablemente las cilindradas de sus propulsores y dotarlos de sobrealimentación en las mecánicas de gasolina, Mazda ha seguido un camino muy diferente para lograr superar las duras normativas de anticontaminación. Mazda es la única marca de productos asequibles que ha preferido mantener elevadas cilindradas y no recurrir al turbo para cumplir con las normas establecidas, recurriendo a otras técnicas como, por ejemplo, dotar a sus motores de elevadas relaciones de compresión.

Parece que este fabricante japonés quiere llevar la contraria, pero lo cierto es que les está funcionando muy bien. Muchos pensaréis que, al no contar con sobrealimentación, la respuesta de sus motores de gasolina será pobre, tan pobre como inversamente proporcional obtendrá unos consumos muy elevados. Si es así, siento deciros que estáis muy equivocados. Hoy probamos el actualizado Mazda3 2017 en carrocería de 5 puertas, con acabado Luxury y pack Premium y asociado al motor 2.0 de 120 CV. Acompáñanos.

Nos comenta Mazda que esta es la variante mecánica más vendida del Mazda3, y no nos extraña. No he conducido las motorizaciones diésel, pero la satisfacción obtenida con este conjunto nos hace pensar que es difícil de mejorar.

Diseño KODO, diseño fluido, diseño atractivo

Prueba Mazda3 Luxury 2.0 Skyactiv-G 120

Poco ha cambiado el Mazda3 a nivel estético en esta actualización de 2017, habiendo estrenado la actual generación en el año 2014. Que la firma haya realizado cambios tan sutiles, que son prácticamente inapreciables a golpe de vista, nos hace ver que el envejecimiento del modelo está siendo bueno y que está funcionando muy bien estéticamente.

Las dimensiones del compacto no han variado con esta actualización presentada a finales del pasado año 2016. Mide 4,47 metros de largo, por 1,79 de ancho y 1,45 metros de alto, registrando una distancia entre ejes de 2,7 metros. Estas dimensiones exteriores le sitúan como uno de los integrantes del segmento C más grandes.

Prueba Mazda3 Luxury 2.0 Skyactiv-G 120

Mazda es una compañía que se apoya mucho en la filosofía y en las esculturas, tanto para su diseño estético como para el comportamiento. A nivel estético, su lenguaje de diseño lo denominan KODO. Los leves cambios son unas sutiles pinceladas que podemos apreciar en la nueva parrilla principal, en los actualizados faros de LED o en el contorno de las luces de antiniebla. El color rojo Soul Red Metallic le sienta como un guante; no nos extraña que la mayoría de los Mazda3 que vemos por las calles sean este color.

La vista lateral del modelo nipón nos permite ver que, a pesar de ser un compacto con carrocería de 5 puertas, su silueta es muy suave, muy fluida. Esto es muy importante, pues la silueta influirá en gran medida en el consumo de combustible y en el aislamiento acústico interior. Eso sí, esta misma vista nos deja ver que la visibilidad trasera no será su mejor baza. Las llantas de aleación equipadas por nuestra unidad son una reciente incorporación a la gama, con medidas de 18 pulgadas y acabado plateado.

Prueba Mazda3 Luxury 2.0 Skyactiv-G 120

La parte trasera es muy asiática, con numerosas líneas y pilotos de luces tridemensionales con formas relativamente afiladas. Para mejorar al máximo posible la habitabilidad trasera, la luneta posterior se encuentra muy inclinada. El paragolpes es robusto, lo que aporta un gran empaque visual; mientras que la doble salida de escape pone otro punto más de dinamismo al conjunto.

Habitabilidad justa para sus dimensiones exteriores

Sin duda, el principal punto negativo del Mazda3 es que, pese a ser uno de los coches de mayor longitud del segmento, no presenta un habitáculo muy ventajoso. No es que su habitáculo sea pequeño, sino que es más contenido de lo esperado viendo sus cotas exteriores. Las plazas delanteras, como en la gran mayoría de coches de este segmento, son bastante holgadas. Además, sus asientos delanteros son muy cómodos y se adaptan bien al contorno del cuerpo; aunque ya sabemos que el cuero no es el tapizado más indicado para el verano peninsular.

Prueba Mazda3 Luxury 2.0 Skyactiv-G 120

Como hemos citado más arriba, estamos ante uno de los coches más voluminosos del segmento C, lo que podría hacernos pensar que igualmente será uno de los más habitables. El espacio para rodillas y pies es correcto, pero nos esperábamos algo más. No sentiremos estrechuras en la segunda fila a no ser que el usuario de la plaza delantera y nosotros (sentados en la plaza de detrás) seamos demasiado altos. En cuanto a la altura, a mí, que mido 1,76 metros, me sobraban unos tres dedos para rozar con la cabeza en el techo. Sí es buena la cota de anchura, aunque esta ventaja no permite aprovechar la plaza central porque resulta muy dura y sus formas no son buenas; siendo también muy molesto para el ocupante central el gran túnel de transmisión.

Prueba Mazda3 Luxury 2.0 Skyactiv-G 120

Ya habéis visto que el habitáculo nos ha parecido algo mejorable y os adelantamos que también nos ha ocurrido lo mismo con el maletero. El maletero tiene un volumen de 364 litros, que lo dejan por debajo de las expectativas por sus dimensiones exteriores, obteniendo un volumen algo justo. Si abatimos la segunda fila de asientos llegamos a obtener un espacio de carga máximo de 1.263 litros.

Un diseño interior sugerente

Prueba Mazda3 Luxury 2.0 Skyactiv-G 120

El Mazda3, sin ser un coche deportivo, es capaz de transmitirnos unas sensaciones muy gratas que nos invitan a practicar una conducción dinámica. Esas sensaciones nos llegan incluso antes de arrancarlo. Los asientos son cómodos y sujetan relativamente bien el cuerpo a pesar de no contar con “orejeras” laterales prominentes y ser de cuero. El cuadro de instrumentos, mostrando la información de velocidad en una pequeña pantalla digital y con un gran cuentarrevoluciones en posición central nos ha recordado a coches más deportivos. El resto de informaciones se visualizan en dos pequeñas pantallas a los lados de este gran dial.

El tacto del volante, colocado en un plano muy vertical y lo cerca que se encuentra de él la palanca de cambios también son unos puntos muy buenos, a mi juicio, que ya no encontramos en muchos modelos del mercado. La pantalla principal del salpicadero no es muy grande, pero muestra las informaciones de forma clara. Para no comprometer la seguridad, durante la marcha solo podemos manejarla con un mando giratorio y cuatro o cinco botones ubicados en el túnel central. Todo cae muy en su sitio y está enfocado hacia el conductor en este Mazda3.

Prueba Mazda3 Luxury 2.0 Skyactiv-G 120

El diseño del salpicadero es muy fluido, contando con unos materiales y ajustes de gran calidad en las partes más altas, siendo más duros pero igual de bien ajustados en las zonas inferiores. En este sentido nos ha parecido que se encuentra por encima de marcas como Mercedes, no llegando al punto de calidad de materiales interiores de Audi (en este aspecto los mejores a mi entender), pero no se queda demasiado lejos.

Menos nos han gustado los huecos portaobjetos. No encontramos espacios de gran volumen y algunos de ellos son poco prácticos, como la base plana que se encuentra delante del pomo de la palanca de cambios. La llave (manos libres) se nos colaba hasta el fondo y “costaba” recuperarla, pues es el espacio era estrecho.

Gama mecánica del Mazda3 2017

La gama del Mazda3 se compone de tres niveles de acabados, tres motores de gasolina denominados Skyactiv-G por la marca y dos motores diésel denominados Skyactiv-D. El equipamiento de cada nivel de acabado lo desglosaremos más abajo. La gama de gasolina se compone por las mecánicas 1.5 de 100 CV y el bloque de 2.0 litros que puede entregar 120 y 165 CV. Las variantes diésel son un 1.5 de 105 CV y el 2.2 biturbo de 150 CV.

2.0 Skyactiv-G 120 CV

Prueba Mazda3 Luxury 2.0 Skyactiv-G 120

La unidad de pruebas está asociada a la motorización 2.0 Skyactiv-G en su variante de menor potencia. El motor tetracilíndrico de 16 válvulas y admisión atmosférica desarrolla 120 CV a un régimen de 6.000 rpm, mientras que el par máximo es de 210 Nm y llega a 4.000. Nos resulta extraño encontrar el par tan arriba, pues estamos acostumbrados a mecánicas turbo que desarrollan su par máximo a unas 2.000 o 2.500 rpm. Supuestamente puede alcanzar una velocidad máxima de 195 km/h y pasar de 0 a 100 en 8,9 segundos. El consumo mixto homologado es de 5,1 l/100 km.

Al no disponer de turboalimentación, el Mazda3 hay que conducirlo de una forma algo diferente a lo que ya estamos acostumbrados. Si realizamos aceleraciones suaves en ciudad o llaneando en carreteras no será necesario recurrir a la palanca de cambios, pero si buscamos en todo momento aceleraciones rápidas y una conducción dinámica tendremos que utilizar la transmisión más que con un coche turbo. La potencia y el par se encuentran muy arriba, por lo que debemos buscar esa zona alta del cuentavueltas. ¿Es esto un problema? Por el tacto del cambio, si te gusta conducir, no lo será.

Durante nuestra prueba, con una gran cantidad de recorridos urbanos y una conducción ágil en muchos momentos, el consumo medio final de la prueba ha sido de 6,9 litros. No nos parece un consumo elevado, pues no es complicado obtener registros de entre 6 y 6,5 litros a los 100 en una conducción normal.

¿Sensaciones deportivas en un coche no deportivo? Pues sí

Prueba Mazda3 Luxury 2.0 Skyactiv-G 120

Decíamos al hablar del diseño interior que este Mazda3 es uno de esos coches que invitan a conducir de una forma ágil a pesar de no ser un modelo deportivo. Lo cierto es que no es la primera vez que nos pasa con un coche de esta marca. Los Mazda, por norma general, tienen un tacto de dirección y de la palanca de cambios, así como una puesta a punto de sus chasis que, siendo cómodos consiguen también transmitir deportividad. Con su modelo para el segmento C también nos pasa.

Al ser un motor que claramente va entregando más potencia según van subiendo las revoluciones, nos llama a realizar estiradas hasta algo más de las 6.000 rpm a la mínima excusa. Eso sí, si lo hacemos habitualmente el consumo también irá subiendo, como es lógico. La palanca de cambios tiene recorridos cortos y una inserción de las marchas más dulce de lo habitual, algo que termina causando cierto vicio, al igual que su proximidad al volante, que evita largos desplazamientos de la mano para cambiar de velocidad.

Prueba Mazda3 Luxury 2.0 Skyactiv-G 120

Podemos destacar muchas cosas de este Mazda3 a nivel dinámico. Empezaremos por su chasis y la puesta a punto de la suspensión. Normalmente, cuando un coche de este tamaño se muestra muy ágil en curvas suele tener la contraprestación de un tarado duro e incómodo en su puesta a punto, por lo que el confort de marcha disminuye al encontrarnos con baches, resaltos o cualquier irregularidad en el terreno. El modelo nipón ha conseguido un gran compromiso en ese sentido (probablemente el mejor coche del segmento en este apartado), pues en vías rápidas se muestra aplomado, en carreteras de curvas ágil, sobre pisos rotos confortable y en zonas urbanas con resaltos también muy cómodo.

Sistema G-Vectoring

Si nos decidimos a realizar una conducción deportiva en carreteras de curvas, como ya hemos citado antes, tendremos que estar atentos a la transmisión, pero nos sorprenderá. El Mazda3 tarda poco en cambiar de trayectoria, inclina poco la carrocería, apoya bien y transmite mucha confianza e información mediante la dirección, que también es muy precisa.

Prueba Mazda3 Luxury 2.0 Skyactiv-G 120

A ese dinamismo ayuda el nuevo sistema G-Vectoring, que reduce notablemente el subviraje. La diferencia de este compacto (gracias en buena parte a este sistema) respecto a otros de sus rivales con tracción delantera es que, en conducción dinámica, el morro del Mazda busca el interior de la curva y no el exterior si mantenemos el acelerador entre un cuarto y la mitad de su recorrido. Puede resultar contradictorio, pero al enviar más par a la rueda de fuera, la esquina delantera del exterior de la curva empuja el coche hacia dentro de la curva. Eso sí, los límites físico siguen existiendo y si nos pasamos de brutos el subviraje aparecerá.

El G-Vectornig consigue, además de mejorar la seguridad, transmitir una mayor confianza al conductor. También, según nos contó la marca en su día, mejora el confort (y reduce los posibles mareos) de los ocupantes porque logra minimizar parcialmente las inclinaciones de la carrocería.

Conclusiones

Prueba Mazda3 Luxury 2.0 Skyactiv-G 120

Tras recorrer casi 1.000 kilómetros con este Mazda3 de gasolina con 120 CV podemos decir que es un coche diferente al resto, algo que agradecerán aquellos conductores a los que les guste conducir. Siendo un coche polivalente de uso diario y precio asumible, el producto de Mazda para el segmento C es uno de esos coches que apetece conducirlos una y mil veces. Cierto es que no es el más barato de la categoría, pues nuestra unidad de pruebas tiene un precio final de 27.985 euros si sumamos todos los opcionales. Tampoco aprovecha a la perfección el espacio interior y la capacidad de carga con las grandes cotas exteriores. En definitiva, si te gusta conducir y no tienes problemas en recurrir algo más de lo habitual a la palanca de cambios, es un coche bastante interesante.

Equipamientos Mazda3

Pulse

  • G-Vectoring Control
  • Airbags frontales, laterales y de cortina
  • Llantas de acero de 16 pulgadas
  • Retrovisores en color de la carrocería
  • Antena tipo aleta de tiburón
  • Elevalunas eléctricos en todas las puertas
  • Aire acondicionado
  • Botón de arranque con mando inteligente
  • Ordenador de abordo
  • Asientos traseros abatibles en proporciones 60:40

Style

  • Llantas de aleación en 16 pulgadas
  • Retrovisores exteriores con plegado eléctrico
  • Faros antiniebla de LED
  • Pantalla principal de 7 pulgadas con manejo táctil (en parado)
  • Volante y pomo del cambio en cuero
  • Retrovisor interior con oscurecimiento automático
  • Frenada autónoma con detección de peatones
  • Climatizador automático bizona
  • Control de crucero y limitado de velocidad
  • Bluetooth
  • Freno de estacionamiento eléctrico
  • Reposabrazos trasero

Luxury

  • Llantas de aleación de 18 pulgadas
  • Faros y pilotos traseros Full LED
  • Acceso sin llave
  • Head up display
  • Control de ángulo muerto
  • Detector de fatiga
  • Equipo de sonido Bose con 9 altavoces
  • Cristales traseros oscurecidos
  • Sensores de lluvia y luz
  • Radio digital DAB
  • Cámara de marcha atrás
  • Sensores de aparcamiento delanteros y traseros

Precios Mazda3

Prueba Mazda3 Luxury 2.0 Skyactiv-G 120

Motor Transmisión Acabado Precio
Motor Transmisión Acabado Precio
1.5 Skyactiv-G 105 CV Manual 6v Pulse 17.750 €
1.5 Skyactiv-G 105 CV Manual 6v Style 19.925 €
2.0 Skyactiv-G 120 CV Manual 6v Style 20.725 €
2.0 Skyactiv-G 120 CV Automático 6v Style 22.525 €
2.0 Skyactiv-G 120 CV Manual 6v Luxury 23.465 €
2.0 Skyactiv-G 120 CV Automático 6v Luxury 25.265 €
2.0 Skyactiv-G 165 CV Manual 6v Style 22.225 €
2.0 Skyactiv-G 165 CV Manual 6v Luxury 24.965 €
1.5 Skyactiv-D 105 CV Manual 6v Style 22.625 €
1.5 Skyactiv-D 105 CV Manual 6v Luxury 25.365 €
1.5 Skyactiv-D 105 CV Automático 6v Style 24.425 €
1.5 Skyactiv-D 105 CV Automático 6v Luxury 27.165 €
2.2 Skyactiv-D 150 CV Manual 6v Style 24.225 €
2.2 Skyactiv-D 150 CV Manual 6v Luxury 26.965 €
2.2 Skyactiv-D 150 CV Automático 6v Style 26.025 €
2.2 Skyactiv-D 150 CV Automático 6v Luxury 28.765 €

Opinión del editor

Mazda3 2.0 Skyactiv-G 120 CV
  • Valoración del editor

  • Puntuación 4.5 estrellas
17.750 a 28.765

    • Mazda3 2.0 Skyactiv-G 120 CV
    • Reseña de:
    • Publicado el:
    • Última modificación: 3 de Julio de 2017
    • Diseño exterior
      Editor: 90%
    • Diseño habitáculo
      Editor: 90%
    • Plazas delanteras
      Editor: 85%
    • Plazas traseras
      Editor: 70%
    • Maletero
      Editor: 60%
    • Mecánica
      Editor: 95%
    • Consumos
      Editor: 90%
    • Confort
      Editor: 90%
    • Precio
      Editor: 85%

    Resumen: Probamos el actualizado Mazda3 ModelYear 2017. Cambios muy sutiles en la estética y algunas mejoras en el equipamiento.

    Pros

    • Dinámica de conducción
    • Diseño
    • Tan cómodo como deportivo

    Contras

    • Espacio interior y de carga mejorables
    • Pocos y pequeños huecos portaobjetos
    • Visibilidad trasera

    Galería de imágenes del Mazda3

    ¿Cuánto vale tu coche?
    ¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
    Tasar coche GRATISTasar y vender coche
    Te puede interesar

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *