Prueba Mercedes Clase C 2014, al volante

Prueba nuevo mercedes Clase C 2014 precio

Ayer comenzábamos a probar el nuevo Mercedes Clase C 2014. Se trata de la nueva generación de la berlina alemana, una renovación completa que ayer describíamos como más dinámica y juvenil, sin perder esa esencia elegante que siempre ha caracterizado al Clase C. Hoy toca ponerse al volante y hablar de sensaciones.

Hemos tenido la oportunidad de recorrer unos cuantos kilómetros con un Mercedes C 180, la versión de gasolina más asequible pero asociada al cambio automático de 7 relaciones. Por ahora, sin haber realizado una prueba completa, las sensaciones son muy positivas. Veamos por qué.

Mercedes C 180, accediendo a la gama C

El C180 es la versión de acceso a la gama C con motor de gasolina. Se trata de la versión más asequible, pero no por ello renunciamos a un buen equilibrio entre potencia y prestaciones. Este motor es un bloque de 1.6 litros con sobrealimentación, 156 caballos de potencia y 250 Nm de par. Algo que, a priori, parece suficiente para una berlina de cerca de 1.400 kilos.

Prueba nuevo mercedes Clase C 2014 precio

Llega el momento de girar la llave y el motor cobra vida de forma silenciosa, apenas imperceptible por el conductor. Ni un ruido ni una vibración inundan el habitáculo, detalle que en este caso lo sitúa como una opción más refinada que la alternativa diésel C 220 CDI. Los motores de 6 cilindros presumen de ser más suaves. La respuesta una vez salimos es inmediata aunque pausada. No es un motor contundente por reacciones, no lo busca, aunque mueve el coche con extrema soltura.

Nosotros tenemos que conjugar ese motor con la caja automática de 7 relaciones, una opción con levas en el volante que permite tanto una conducción relajada como una dosis de diversión en el momento escogido. Los cambios son sutiles y rápidos, apenas perceptibles, algo que incrementa la calidad de rodadura del Clase C, que cuenta con una insonorización muy cuidada aislando al conductor del exterior.

Sin embargo, ocurre algo curioso. Este cambio me da la sensación de ser algo más lento con el motor de gasolina que con el motor diésel. No es que nos coloquemos ante un cambio lento, pero sí da la sensación de pensarse más las cosas. También es cierto que tenemos distintos modos de conducción, más eficientes o más deportivos, que modifican la respuesta de varios parámetros, entre ellos la caja de cambios.

Prueba nuevo mercedes Clase C 2014 precio

Y hablando de eficiencia. Tampoco recorrimos demasiados kilómetros como para arrojar una cifra de consumo realista, pero sin intentar buscar consumos el ordenador de a bordo mostraba una media algo menor a los 6 l/100 km. Se trata de una cifra muy contenida que se ve reforzada por un sistema Start/Stop bastante efectivo.

Rodar cómodo con un sutil toque dinámico

A menudo muchos coches de los que caen en mis manos pecan de suspensiones excesivamente rígidas, más cuando su labor no es ofrecer sensaciones ni comportamientos deportivos. Arranqué en el nuevo Mercedes Clase C con esa idea preconcebida, pero no podía estar más equivocado, amén de no contar con el paquete AMG.

Los primeros metros con el Clase C rompían mis esquemas, y comenzaba a rodar en un coche donde la comodidad parecía su mayor premisa. El tarado de suspensiones me pareció de lo más acertado, filtrando perfectamente las irregularidades del terreno pero sin afectar a la estabilidad en curva. También es cierto que no lo conduje por carreteras reviradas, pero la primera sensación fue muy agradable.

Prueba nuevo mercedes Clase C 2014 precio

Este es precisamente otro de los detalles que invitan al conductor a evadirse del exterior, junto al dócil funcionamiento del conjunto motor/cambio. Además, en esta nueva generación del modelo podemos escoger una suspensión neumática AIRMATIC que promete ofrecer un nivel de comodidad superior.

La dirección es otro elemento a puntualizar, y es que ofrece un nivel de precisión muy acertado. Es una dirección variable según la velocidad de serie y tiene un tacto bastante directo y preciso a prácticamente cualquier velocidad. Cuenta, en opción, con el AGILITY SELECT, un control con el que seleccionar varios modos de conducción que afectan al comportamiento del acelerador, dirección o suspensión (según equipamiento). Los modos Eco y Comfort son los más eficientes, mientras que los Sport y Sport+ tienen una respuesta más rápida y ágil. Las diferencia entre los dos primeros y los dos últimos son notables.

Nuestra unidad de pruebas contaba con el Head-Up Display, un sistema que proyecta una imagen con información como la velocidad o las indicaciones del navegador directamente sobre el parabrisas. Su funcionamiento es magnífico, no obstaculizando la vista en ningún momento y mostrando sólo lo que necesitamos ver.

Prueba nuevo mercedes Clase C 2014 precio

En definitiva, el nuevo Mercedes Clase C 2014 es un coche con distintas caras, todas ellas juntas. Es un coche que destaca por comodidad, rodando con un chasis muy bien puesto apunto, pero también tiene un toque dinámico, ágil, que se nota sobre todo por la respuesta de la dirección. Tampoco hay que olvidar una cara eficiente, pues en nuestra breve toma de contacto ya ha demostrado su capacidad de ahorrar.

Mercedes ha conseguido un producto convincente. Ha querido dotar a su Clase C de un espíritu juvenil, pero no ha querido caer en la pérdida de identidad, manteniendo intactos algunos rasgos ineludibles como la calidad de rodadura y el confort.

Agradecimientos al Grupo Itra Mercedes-Benz por cedernos el coche de pruebas.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *