Prueba nuevo Kia Soul 2014, personalidad propia

nuevo-kia-soul-prueba-2

El Kia Soul, desde su lanzamiento en Europa, ha tenido personalidad propia. Y no hablamos de una simple personalidad, sino que dentro de la propia gama Kia casi podría considerarse un modelo único. Ahora la marca lanza el nuevo Kia Soul 2014, una segunda generación que guarda toda la esencia del primero con multitud de novedades.

Nosotros asistimos a su presentación para poner a prueba y detallar unas primeras sensaciones la nueva criatura de Kia, un modelo en el que la marca confía con unos niveles de ventas bastante optimistas al encontrarse un segmento al alza, el de los conocidos como B-SUV. Además, apuesta fuerte por la novedad al traer también su versión eléctrica.

Tan atrevido como antes

El nuevo Kia Soul puede presumir de una cosa, y es de no haber perdido ni un ápice de la personalidad del anterior. Tanto es así que la marca se ha alejado de su diseño habitual para dotar al Soul de un diseño propio y, además, que sigue las mismas líneas básicas que su antecesor. De hecho no sería difícil confundirse y apostar por que éste es un restyling del anterior.

nuevo-kia-soul-prueba-1

Nada más lejos de la realidad. Mide 4,140 mm de largo, 1.600 mm de alto y 1.800 de ancho, por lo que es ligeramente más bajo y ancho. Además gana en batalla, con 2.570 mm, para ganar espacio interior. Es por tanto una generación completamente nueva que sigue los pasos del antiguo Soul.

El frontal se rinde a unos faros de enorme tamaño a juego con una parrilla muy pequeña con el diseño ya conocido de Kia. A ello hay que sumarle un paragolpes en negro bastante prominente que integra unas luces antiniebla circulares de gran tamaño. Atrás se mantienen los pilotos verticales, ahora en tecnología LED, mientras que el portón flotante aporta un toque muy exclusivo junto a las grandes luces antiniebla circulares que bien podrían simular dos escapes.

nuevo-kia-soul-prueba-4

Ya hemos repasado la base, pero es que podemos aderezar nuestro Soul a base de extras y colores para hacerlo más vistoso. El techo y la carrocería se pueden pintar de distinto color, mientras que las llantas pueden alcanzar las 18 pulgadas para las versiones más equipadas. Por último, tenemos el Pack SUV, un opcional que añade un contorno en negro brillante más deportivo a pesar de su nombre.

Mayor calidad

El nuevo Kia Soul puede haber ganado en mil y un aspectos, pero en lo que no hay discusión es que ha ganado enteros en calidad. El interior no es ninguna locura en diseño, pero sí que consigue toques distintivos como los pequeños altavoces en forma de seta en los extremos del salpicadero o un volante de aspecto tridimensional de buen tacto.

nuevo-kia-soul-prueba-5

En cuanto a materiales, toda la parte superior del salpicadero se compone de material mullido, así como la parte superior de las puertas delanteras. No oímos ni grillos ni crujidos, mientras que las versiones con cuero guardan una buena calidad tanto a la vista como al tacto. De hecho, ya la versión más básica, sin tantos adornos, luce bastante atractiva.

Por otro lado, en el cuadro de mandos se instalan tres esferas, una central en grande para el velocímetro, otra a la izquierda para tacómetro y otra a la derecha para temperatura y nivel de combustible. Las versiones sin navegador ya tienen una pantalla táctil para el sistema multimedia, aunque bastante pequeña en el momento en el que la utilizamos para visualizar la imagen de la cámara de marcha atrás, también de serie.

Son 5 plazas las disponibles, aunque 4 las realmente aprovechables. En la primera fila dos adultos caben sin problemas, mientras que en la segunda se ha pensado mucho en el pasajero con mucho espacio en todas sus cotas teniendo en cuenta el tamaño del vehículo. Con techo solar, el espacio para las cabezas se ve algo mermado. El maletero, por otra parte, cubica 354l con la posibilidad de contar con doble fondo, y abatiendo la segunda fila alcanzaremos los 1.367 kilos.

Al volante

Durante la presentación del nuevo Kia Soul 2014 pudimos probar absolutamente toda la gama. No es harto complicado pues sólo hay tres motorizaciones. La primera de ellas un bloque gasolina 1.6 de 132 caballos, seguida de una diésel también 1.6 CRDI de 128 caballos y finalmente el Soul EV totalmente eléctrico con motor de 110 caballos. De este último hablaremos mañana.

prueba-nuevo-kia-soul-2014 (1)

Hablando del gasolina, es un bloque 1.6 atmosférico de 132 caballos, una potencia suficiente para este coche que lo mueve de forma eficaz y suave. Sí es cierto que en la prueba dinámica noté que es exageradamente dócil, sin mostrar en ningún momento explosividad, tal vez por una caja de cambios de desarrollos largos en busca de un menor consumo. Por otro lado, será a partir de aproximadamente 2.000 vueltas cuando el coche comience a darlo todo, por debajo tendremos que jugar más con el embrague.

El modelo diésel CRDI también es un bloque 1.6, esta vez con 128 caballos. Las sensaciones, curiosamente, son muy parecidas a las del gasolina. Su respuesta es completamente lineal, sin encontrar un punto concreto donde notemos el tirón. Sin embargo, éste se muestra más voluntarioso a medio régimen, mientras que por debajo de aproximadamente 1.500 vueltas no responderá de forma tan rápida.

nuevo-kia-soul-prueba-7

En cuanto a insonorización, ambas versiones cumplen, aunque nunca vendría mal un mayor aislamiento en lo que a rumorosidad del motor se refiere. A altar velocidades, pese a lo que pueda parecer, el ruido aerodinámico o de rodadura es muy bajo y absolutamente nada molesto. La caja de cambios tiene un tacto bastante agradable, destacando por precisión a la hora de mover la palanca. Se echa de menos una opción con caja automática.

Circulando el Kia Soul busca la comodidad de sus pasajeros, y en ningún momento un comportamiento deportivo, que no ágil. Su tamaño le permite deslizarse con facilidad por ciudad y carretera, habiendo conseguido un buen compromiso entre comodidad y dinámica del tarado de la suspensión. Tenemos además una dirección variable configurable completamente de serie con un modo muy asistido para ciudad y más duro para mayor velocidad.

prueba-nuevo-kia-soul-2014 (2)

Es, en definitiva, un pequeño vehículo perfecto para un uso de ciudad al que no le dan miedo las escapadas por carretera. A falta de probarlo más a fondo promete mucha comodidad y ese aspecto personalizable que tan de moda está en estos últimos años. A pesar de ser un B-SUV, sus capacidades off road se limitan a pistas sin dificultad alguna por las que circular con cualquier turismo.

Desde 12.900 euros

La gama Kia Soul 2014 parte en España de 12.900 euros incluyendo descuentos y plan PIVE. Se compone de tres acabados Concept, Drive y Emotion, de menos a más equipados. El primero de ellos, Concept, ya sorprende con un nivel de equipamiento bastante interesante con elementos como control de crucero, llantas de 16 pulgadas, cámara de marcha atrás o Bluetooth.

nuevo-kia-soul-prueba-3

El acabado Drive añade a lo anterior climatizador automático, luz diurna y pilotos LED, retrovisores plegables, o sensores de aparcamiento traseros. Además, da la opción a optar por el Pack SUV. El último acabado Emotion añade todo lo anterior, incluyendo el paquete SUV, además de llantas de 18 pulgadas, techo panorámico practicable, navegador, llave inteligente o equipo de sonido Infinity.

La gama queda de la siguiente manera con todos los descuentos y promociones aplicables y plan PIVE:

  • Soul 1.6 GDi 132 CV Concept 12.901 euros
  • Soul 1.6 GDi 132 CV Drive 14.601 euros
  • Soul 1.6 CRDI 128 CV Concept 14.301 euros
  • Soul 1.6 CRDI 128 CV Drive 16.001 euros
  • Soul 1.6 CRDI 128 CV Emotion 19.626 euros

 

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche

¿Tienes Telegram? Recibe cada día las noticias de coches

Suscríbete
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *