Prueba Opel Adam 1.4 87CV JAM, diseño exterior e interior

prueba-opel-adam--jam-actualidadmotor-2

Hace ya tiempo que empezaron a surgir los coches capricho: El MINI, el Volkswagen Beetle, el Fiat 500, el Citroën DS3 y el último en llegar, el Opel Adam, nuestro compañero por esta semana. Se trata de coches pequeños, en muchos casos urbanos, que quieren conquistar a la gente “joven y divertida” que busca un coche diferente al de todos, algo que las marcas brindan gracias a la extrema personalización de estos modelos. En total hay más de 82.000 combinaciones posibles entre colores, adhesivos, llantas, interiores etcétera. Si no quieres ver otro como el tuyo no lo verás.

Hace menos de un año que el Opel Adam llegó al mercado como la apuesta diferenciada de los del rayo para el segmento A. En su lanzamiento fue un rotundo éxito, pero tras calmarse el efecto novedad, las ventas bajaron a unos nivele más normales que obligaron a Opel a reducir la producción. A nosotros es un coche que nos gustó desde que lo descubrimos en primicia mientras tomaban las fotografías oficiales en Álava sin intentar hacer ruido. No podía faltar en nuestra lista de coches probados, y allá vamos, con el Opel Adam.

Identidad propia

prueba-opel-adam--jam-actualidadmotor-8

El factor clave del Opel Adam está claro, es la estética. Llama mucho la atención, bien por diseño bien por ser un coche prácticamente desconocido por el momento, además al poder personalizarlo resulta más llamativo si cabe. Nunca falta la pregunta ¿Qué coche es?. Es fácil ver que la gente lo mira en los semáforos, algunos hasta se acercan cuando está aparcado y con una persona con la que no suelo intercambiar muchas palabras tuve incluso una breve conversación en torno al coche, que le encantó. No juega con el atractivo de lo retro de sus rivales, pero salvo para las ventas, no le perjudica.

Mide 3,7 metros de largo 1,72 de ancho. Es el coche perfecto para ciudad por tamaño. Es pequeño y juguetón, el coche perfecto para moverse por las ciudades más congestionadas. Su reducido tamaño es el mejor aliado a la hora de aparcar, junto a los sensores delanteros y traseros y el sistema de aparcamiento activo.

prueba-opel-adam--jam-actualidadmotor-5

La vista frontal del Opel Adam es mi favorita. Goza de bastante personalidad con unos faros con luz diurna por LED (opcional en este acabado) y con los intermitentes situados en una posición más baja, con un faro redondo que puede parecer el antiniebla, pero no lo es, porque de hecho no existen los antiniebla delanteros en el Opel Adam.

Entre los citados intermitentes, en una posición más baja de lo habitual queda situada la parrilla, presidida por una moldura horizontal, que puede ser de varios colores y que a mi parecer es un bigote al estilo Dalí. Todo esto sobre unos paragolpes envolventes sin excesivas florituras, pero con poca altura libre y con los que es fácil rozar en bordillos.

prueba-opel-adam--jam-actualidadmotor-4

Si recorremos su silueta, asentada sobre llantas de hasta 18″ (17 en las imágenes) es donde veremos que es un coche realmente pequeño. La linea de cintura ascendente lleva nuestra mirada hacia el pilar C partido, un detalle muy acertado que nos recuerda al Citroën C4 Aircross. En la carrocería encontramos dos marcados nervios, uno en la parte baja de las puertas (enormes) y otro que surge de alrededor de la manilla. Aportan un toque de dinamismo a un lateral que resultaría si no demasiado plano.

La zaga es tal vez la parte más complicada de este Opel Adam. Con unos pilotos LED opcionales que no acaban de encajarme por forma y unas luces antiniebla y marcha atrás separadas, una a cada lado del paragolpes. Para rellenar un portón plano hay un nervio horizontal y el logotipo de Opel, que de una forma muy ingeniosa hace las veces de pulsador de apertura para el maletero. En esta vista trasera notaremos como a partir de la línea de cintura el Adam se estrecha considerablemente, hacia una forma trapezoidal.

Interior cuidado

prueba-opel-adam--jam-actualidadmotor-10

Los pequeños detalles cuentan. Opel ha trabajado tanto el exterior como el interior del coche. No sería la primera vez que entramos a un coche molón y quedamos decepcionados. El Opel Adam tiene un interior muy bien rematado y con buenos materiales, sobre todo teniendo en cuenta que es un segmento A. Claro que esto repercute en el precio.

Todo es intuitivo en el Opel Adam ya que a penas hay botones en la consola central. La pantalla táctil IntelliLink de Opel tiene un funcionamiento muy bueno, como el de un smartphone y amplía las posibilidades del Adam de forma importante gracias a las Apps que se pueden sincronizar con el móvil, como el GPS.

prueba-opel-adam--jam-actualidadmotor-11

Hay una pega de ergonomía, y es que por la forma de las ruletas del climatizador no podemos ver bien los pictogramas de la rueda selectora de las trampillas del aire. Cuando elegimos por donde queremos que salga el aire también se muestra en la pantalla, pero me ha parecido un detalle mejorable, sin mucha importancia tampoco.

En cuanto a habitabilidad, las plazas delanteras son muy buenas, incluso en anchura, porque con 1,72 metros es ancho para un segmento A. Las plazas traseras del Opel Adam son peores, ay que si los asientos delanteros están hasta atrás no cabe nadie. Esto no será lo habitual, y estando el asiento del conductor en mi posición yo quepo en las plazas traseras mejor que otros coches incluso más grandes. Pero en este caso el problema es la altura, ya que el techo cae bruscamente en los laterales y podríamos rozar con la cabeza. Al haber solo dos plazas, no habrá problemas de anchura, aunque se echan en falta unos apoyacodos laterales y central.

prueba-opel-adam--jam-actualidadmotor-12

Un punto muy mejorable del Opel Adam es el maletero. Es un coche pequeño y donde no hay mata no hay patata, pero es que si optamos por el equipo de sonido Infinity (que suena genial, todo hay que decirlo) la capacidad se reduce de 170 litros ya escasos a 95, simplemente ridículos. En muchos casos será necesario abatir los asientos posteriores.

prueba-opel-adam--jam-actualidadmotor-13

Mañana será cuando salgamos a recorrer kilómetros con el Opel Adam por todo tipo de vías y donde nos sorprenderá por ser un coche más polivalente de lo que en un principio parece.

Más en ActualidadMotor: Prueba Opel Adam 1.4 87CV JAM, motor, conducción y consumos (con vídeo) y equipamiento precio y conclusiones

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *