Prueba Peugeot 208 1.2 PureTech 110 CV EAT6, el pequeño león muestra sus garras

prueba-peugeot-208-puretech-110-eat6-4

Hoy tenemos entre manos al Peugeot 208 1.2 PureTech 110 CV EAT6, un vehículo enmarcado en el segmento B del automóvil. Dicho segmento se trata uno de los más completos hoy en día y existe una competencia feroz entre marcas. La apuesta de Peugeot es el 208, un modelo que lleva ya tres años entre nosotros pero que cuenta con una dilatada historia. Tendríamos que remontarnos a los años 80 para ver su origen, que no puede ser otro que el mítico Peugeot 205, que se vendió entre 1983 y 1994.

Toda una década que éxitos para la marca francesa, que obtuvo mayor popularidad con el uso de este vehículo en rallyes. Posteriormente coexistía con el recién lanzado Peugeot 106, una opción más pequeña y económica. La esencia se recuperaba con la presentación del Peugeot 206 a finales del siglo XX, modelo que fue todo un superventas para la marca. Tras él llegaría el Peugeot 207 y posteriormente el ejemplar que hoy tenemos entre manos.

Prueba Peugeot 208 1.2 Puretech 110 CV EAT6

Este Peugeot 208 2015 se trata de una ligera renovación de aquel que era presentado en 2012. Con más de un millón de unidades vendidas desde entonces, el utilitario francés busca seguir creciendo y para ello este modelo recibe una nueva gama de motores, algunos leves cambios estéticos y se ha actualizado con las últimas tecnologías. Pero donde Peugeot quiere hacer hincapié es en la capacidad de personalización de su pequeño león.

Presumido

Prueba Peugeot 208 1.2 Puretech 110 CV EAT6

Y es que el exterior es uno de los aspectos más diferenciadores de este Peugeot 208 1.2 PureTech. Miremos donde miremos solos vemos curvas, se dice adiós a un diseño más afilado. Sus líneas fluyen dándole un carácter aburguesado y cosmopolita. Este modelo respira el ambiente de París y no pretende esconderlo, sino que muestra con orgullo la personalidad de la capital. Entre sus voluptuosas formas tenemos que fijarnos para encontrar las novedades que nos trae este lavado de cara, pero cuando las encontramos nos damos cuenta del bien que le hacen.

Comencemos por delante. Las ópticas se han renovado, ahora se benefician de la tecnología LED y tienen un diseño más afilado que le aporta esa mirada felina. Cuando se circula bajo la luz del sol, las luces diurnas se limitan a una pequeña tira que recorre el faro en diagonal y que bien podría recordarnos a las cejas mientras frunce el ceño. La parrilla crece en dimensiones y en estilo. Gracias a algunos toques cromados en ella se crea un interesante efecto 3D.

Prueba Peugeot 208 1.2 Puretech 110 CV EAT6

Los pilotos traseros tienen una firma luminosa fácilmente reconocible

Estos detalles cromados, en nuestra unidad, se repiten en los marcos de la parrilla que incluye en la parte superior el nombre de la marca francesa. También podemos verlo en unos ribetes sobre las molduras de los faros antiniebla, que ahora son de diseño circular. En el lateral lo observamos en los espejos retrovisores, marcos de las ventanillas y en las manecillas de las puertas. Todos estos detalles se deben a esta apuesta por la personalización que podemos ver en este modelo.

Cuando pasamos a la zaga lo primero que nos llamará la atención son sus faros. Es lógico, se trata de una de las señas de identidad de la marca en su utilitario. Con un nuevo diseño de LED se representan tres garras, como si de un verdadero león se tratase. Con un llamativo efecto 3D que se adentra un poco en el lateral del vehículo, nos quiere decir que el Peugeot 208 no se esconde y que está dispuesto a dar un zarpazo a la competencia. Las llantas son de aleación de 16 pulgadas, aunque hay varias opciones a la hora de elegir llegando hasta las 17 pulgadas.

Prueba Peugeot 208 1.2 Puretech 110 CV EAT6

Las llantas de aleación de nuestra unidad tienen un diseño elegante

Es inevitable hablar de su color exterior, ya que tiene algo especial ¿lo habéis notado? Nuestra unidad lleva la pintura Ice Grey, porque la marca ofrece esta opción de personalizar nuestro vehículo con este color texturizado. El segundo tono ofertado es el Ice Silver y en ambos se consigue un efecto mate y satinado a la vez, que no dejará indiferente a nadie. Al acercarte hay una extraña atracción que te hace palpar su textura rugosa. Además según el fabricante se puede lavar como cualquier otro coche y no tiene cuidados adicionales, eso sí, tendrás que desembolsar 570 euros para adquirirla.

Queda claro que si estuviéramos en un instituto el Peugeot 208 sería el pijo de la clase, siempre preocupado por su imagen, estando a la moda y vistiendo lo último en complementos. Pero aunque se centre en cuidar su envoltura no quiere decir que se descuide el interior.

Peugeot i-Cockpit

Prueba Peugeot 208 1.2 Puretech 110 CV EAT6

Cuando aparece la palabra ‘cockpit’ nuestras mentes van directas a la cabina de un Fórmula 1. Aquí no esperamos encontrar los mismo elementos que en un coche de carreras, sin embargo sí que aparece la tecnología que nos hará más fácil la conducción. En el centro del habitáculo se sitúa la protagonista de la información y el entretenimiento, la pantalla táctil de 7 pulgadas. Desde ahí podemos gestionar la información del navegador, la radio o el teléfono de una forma sencilla, como si fuera una tablet.

La conectividad no ha querido pasar desapercibida en este 208 y por ello tiene toma para USB además de conexión bluetooth. Incluye también MirrorLink, que en teoría nos permitiría utilizar las aplicaciones de nuestro smartphone, pero que no pudimos llegar a conectar con iPhone. Justamente debajo de la pantalla encontramos los controles del climatizador bizona. Son elegantes y su uso es sencillo, además quedan en una posición cómoda, ni muy arriba ni muy abajo.

Prueba Peugeot 208 1.2 Puretech 110 CV EAT6

Ahora pasemos de la táctil de 7 pulgadas a la pequeña pantalla situada detrás del volante. Son independientes pero se complementan a la perfección, incluso nos da algunas indicaciones de la navegación para que no sea necesario apartar la vista de la carretera. Esta flanqueada por los relojes analógicos, que muestran los datos de la velocidad y las revoluciones. Hay que decir que gracias a la iluminación blanca y su sobriedad, nos da la sensación de estar dentro de un coche premium. Este tablero de instrumentación nos queda a la vista justo por encima del volante cuando vamos conduciendo.

¿Y qué podemos decir del volante? Que es una seña de identidad Peugeot y algo que nos encanta. Queda claro que para gustos los colores, pero personalmente las reducidas dimensiones de este volante me parecen un acierto. Tiene achatada la parte inferior, el tacto es agradable y te invita a maniobrar y tomar curvas con él. Contiene una inserción cromada que también nos adelanta la calidad y personalización que recibe el interior.

Prueba Peugeot 208 1.2 Puretech 110 CV EAT6

Calidad que se percibe en los plásticos del salpicadero. Cuando entremos por primera veces pensaremos que estamos en suelo lunar debido a sus colores y relieves. Hay dos tonos de grises y el plástico central es algo más blando y agradable. Por otro lado, nuestra unidad cuenta con el pack Lime Yellow, que tiñe de este color los tiradores de las puertas y las costuras de los asientos. En ellos encontraremos la posición adecuada para conducir cientos de kilómetros. Además en nuestro acabado los asientos son bastante deportivos con dos jorobas que recogerán bien nuestro cuerpo en las curvas.

Eso en la parte delantera, cuando pasamos a la trasera no contaremos con tanto confort. Como en la mayoría de vehículos de este segmento, homologa cinco plazas aunque la central solo será cómoda para un niño. Sin embargo, el espacio nos parece correcto ya que hay altura y espacio para que ni nuestra cabeza ni nuestras rodillas toquen con el techo o el asiento delantero. El maletero es otra de las pegas, ya que solo cubica 285 litros, siguiendo la tónica de otros vehículos del segmento B. En todo caso, si necesitas espacio, plegando los asientos traseros superarás los 1.000 litros de carga.

3 cilindros + 1.2 litros = 110 caballos

Prueba Peugeot 208 1.2 Puretech 110 CV EAT6

Pequeñito pero matón, así es el motor de nuestro 208. Es una de las opciones más interesantes, ya que es el nuevo tricilíndrico 1.2 PureTech de 110 caballos. Normalmente veremos este motor ligado al cambio manual de cinco velocidades, pero nosotros tenemos la nueva caja automática de convertidor de par EAT6. Juntamos de este modo dos importantes novedades de la gama a nivel mecánico en el mismo vehículo.

Las otras opciones en gasolina son otro tres cilindros, el 1.0 PureTech de 68 caballos y el mismo motor 1.2 PureTech pero con una potencia de 82 CV. Ambos son atmosféricos, por ello entregan menos potencia que el nuestro que es turboalimentado. Para más potencia hay que pasar al 1.6 THP de 208 caballos que equipa el 208 GTi. Por la parte de los diésel está el 1.6 BlueHDI en tres niveles de potencia: 75, 100 y 120 caballos.

Volviendo a nuestra mecánica, nada más arrancarlo nos damos cuenta de que es realmente suave y silencioso. Apenas llega su ruido al interior y esto es fruto también de una correcta insonorización de habitáculo. Solo hemos podido notar una pequeña vibración al arrancarlo en frío, algo normal por otro lado en este tipo de mecánicas. Su funcionamiento es refinado y sube bien de vueltas. En las recuperaciones no le hará falta reducir de marcha, ya que tiene buenos bajos.

EAT6, un cambio automático equilibrado

Prueba Peugeot 208 1.2 Puretech 110 CV EAT6

El motor 1.2 PureTech de 110 CV puede estar asociado al cambio automático EAT6, como es el caso de nuestra unidad

Efficient Automatic Transmission, ese es el significado de las siglas de nuestra caja de cambios. Es la nueva apuesta de Peugeot y promete bajar los consumos del utilitario. Para tratarse de una caja de convertidor de par su funcionamiento es suave y los cambios se suceden de forma rápida, sin que apenas se note. Para una conducción eficiente podremos ir rodando a 90 km/h en sexta y el cuentarevoluciones estará por debajo de las 2000 rpm.

En modo normal y sin pisar mucho el acelerador los cambios se hace alrededor de las 2.500 rpm, la única pega que tiene es que a veces puede tardar un poco en reducir, hecho que podremos solventar pisando un poco más el pedal derecho para obtener respuesta. Esto no se repite si pulsamos el botón ‘S’ al lado de la palanca de cambios. Este modo ‘Sport’ hace que se apuren más las marchas y las reducciones sean más rápidas. Si el modo normal es útil para rodar en ciudad, este modo es perfecto para carreteras reviradas de montaña, donde necesitamos una respuesta más dinámica.

prueba-peugeot-208-puretech-110-eat6-12

En estas situaciones es cuando notamos que es un vehículo muy equilibrado, capaz de ser confortable y refinado en ciudad, pero también de sacar su vena deportiva en carreteras secundarias. Las suspensiones son bastante cómodas y no son demasiado blandas. El chasis sigue la tónica del vehículo siendo bastante estable y transmitiendo bien lo que pasa en el asfalto gracias a su dirección que lo convierte en un coche muy fácil de conducir.

El Start & Stop funciona de forma sobresaliente, no hay apenas brusquedad cuando se para el motor en un semáforo en rojo y tampoco nos sobresalta cuando se pone en verde y soltamos el freno. Este sistema ha ayudado a la hora de que esta mecánica homologue 4,5 l/100km. Sin embargo esas cifras ha sido imposible alcanzarlas con una conducción real. Tras 515 kilómetros de prueba nuestro ordenador de a bordo señalaba un consumo de 6,8 l/100km. Hay que reconocer que no hemos buscado una conducción eficiente, pero tampoco es que hayamos ido con el acelerador a fondo.

Repasando las ayudas a la conducción que ofrece el 208 tenemos que destacar Active Brake Assist, que es un sistema de frenado automático urbano ante riesgo de colisión. A menos de 30 km/h el vehículo frenará por nosotros en caso de que detecte un posible accidente. Por suerte no hemos necesitado ver como funciona este sistema. Por otro lado están las siempre útiles ayudas de aparcamiento. Aquí además de tener un detector de objetos tanto delantero como trasero, se incluyen la cámara de visión trasera y el Park Assist. Este sistema encuentra el sitio adecuado y nos asiste para que no haga falta que nosotros giremos el volante.

Conclusiones

prueba-peugeot-208-puretech-110-eat6-10

En un segmento tan poblado como es el de los utilitarios, el Peugeot 208 1.2 PureTech se posiciona como una opción interesante y equilibrada. Recién renovado y con una gama de motores actualizada, cumplirá sus funciones a la perfección tanto en ciudad como fuera de ella. Por aspecto y equipamiento será uno de los favoritos para el sector más juvenil. Si se busca un acabado con cualidades premium, lo mejor será optar por el Allure que llevaba nuestra unidad.

También hay una opción más deportiva, el acabado GT Line, que gracias a algunos elementos exteriores conseguirá un aspecto algo más cercano al del Peugeot 208 GTI. En cuanto a precio, podremos encontrarlo por algo más de 10.000 euros con el acabado Access y el motor de gasolina menos potente. Si queremos algo más de potencia, refinamiento y equipamiento, nuestra unidad con el 1.2 PureTech de 110 caballos asociado al cambio automático de seis velocidades EAT6 y con el acabado Allure, el precio subirá considerable hasta unos 19.500 euros.

Equipamiento Peugeot 208

Access:

Peugeot 208 acabado Access

  • Control de estabilidad (ESP) y ABS
  • Sensor de presión de neumáticos
  • Airbags frontales, laterales delanteros y de cortina
  • Regulador y limitador de velocidad
  • Volante regulable en altura y profundidad
  • Elevalunas eléctricos delanteros
  • Cierre centralizado
  • Ordenador de a bordo
  • Llantas de acero 15″ con tapacubos
  • Tiradores de puerta negros
  • Espejos retrovisores exteriores manuales negros

Active (añade a Access):

Peugeot 208 acabado Active

  • Aire acondicionado
  • Pantalla táctil
  • Streaming Audio System con Bluetooth + USB + toma Jack
  • Seis altavoces
  • Faros delanteros con interior Bitono negro-cromado
  • Luces diurnas LED
  • Retrovisores exteriores en color carrocería, eléctricos y térmicos
  • Tiradores de puerta en color carrocería
  • Guantera iluminada y refrigerada

Allure (añade a Active):

Peugeot 208 acabado Allure

  • Climatizador automático bi-zona
  • Pack Mirror Screen + WiFi
  • Sensor de lluvia y luces
  • Retrovisor interior fotosensible
  • Follow Me Home automático
  • Llantas de aleación 16”
  • Faros antiniebla con función cornering light
  • Volante forrado en cuero
  • Elevalunas eléctricos traseros
  • Retrovisores plegables eléctricamente
  • Paragolpes delantero con calandra negra Equilizer

GT Line (añade a Allure):

Peugeot 208 acabado GT Line

  • Volante compacto multifunción de cuero perforado
  • Asientos delanteros Dynamique Oxford GT-Line
  • Llantas de aleación de 17”
  • Calandra delantera Equilizer GT-Line
  • Paragolpes delantero y trasero GT-Line
  • Colín de escape cromado
  • Retrovisores exteriores Negro Perla GT-Line
  • Cristales traseros sobretintados

Precios Peugeot 208 5 puertas

Prueba Peugeot 208 1.2 Puretech 110 CV EAT6

Motor Cambio Acabado Precio 3p Precio 5p
1.0 PureTech 68 CV Manual 5v Access 12.940€ 13.440€
1.0 PureTech 68 CV Manual 5v Active 14.490€ 15.190€
1.2 PureTech 82 CV Manual 5v Access 13.740€ 14.240€
1.2 PureTech 82 CV Manual 5v Active 15.290€ 15.790€
1.2 PureTech 82 CV Manual 5v Allure - 17.230€
1.2 PureTech 110 CV S&S Manual 5v Allure - 18.530€
1.2 PureTech 110 CV S&S Automático 6v Allure - 19.730€
1.2 PureTech 110 CV S&S Manual 5v GT Line 19.180€ 19.480€
1.2 PureTech 110 CV S&S Automático 6v GT Line - 20.680€
1.6 BlueHDi 75 CV Manual 5v Access 14.790€ 15.290€
1.6 BlueHDi 75 CV Manual 5v Active 16.340€ 16.840€
1.6 BlueHDi 75 CV S&S Manual 5v Active - 17.480€
1.6 BlueHDi 100 CV S&S Manual 5v Active 17.190€ 17.840€
1.6 BlueHDi 100 CV S&S Manual 5v Allure - 19.280€
1.6 BlueHDi 100 CV S&S Manual 5v GT Line 19.930€ 20.230€
1.6 BlueHDi 120 CV S&S Manual 6v GT Line 20.530€ 20.830€

Estos precios no incluyen descuentos ni ayudas como el Plan PIVE. En el Peugeot 208 de 3 puertas no se ofrece el acabado Allure ni el cambio automático EAT6.

Opinión del editor

Peugeot 208 1.2 PureTech 110 CV EAT6
  • Valoración del editor

  • Puntuación 3.5 estrellas

    • Peugeot 208 1.2 PureTech 110 CV EAT6
    • Reseña de:
    • Publicado el:
    • Última modificación: 11 de Noviembre de 2015
    • Diseño exterior
      Editor: 75%
    • Diseño habitáculo
      Editor: 80%
    • Plazas delanteras
      Editor: 75%
    • Plazas traseras
      Editor: 60%
    • Maletero
      Editor: 50%
    • Mecánica
      Editor: 80%
    • Consumos
      Editor: 65%
    • Confort
      Editor: 80%
    • Precio
      Editor: 75%

    Resumen: El Peugeot 208 es un utilitario totalmente renovado que se beneficia de una nueva gama de motores. Destaca este 1.2 PureTech que con 110 caballos será la opción más equilibrada.

    Pros

    • Motor 1.2 PureTech 110 CV
    • Pintura mate texturizada
    • Cambio automático EAT6

    Contras

    • Espacio plaza trasera central
    • Consumo algo alto
    • Pocos huecos portaobjetos

    Galería de imágenes

     

    ¿Cuánto vale tu coche?
    ¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
    Tasar coche GRATISTasar y vender coche
    Te puede interesar

    3 comentarios

    1.   jcl dijo

      buena prueba pero tengo una duda este motor ¿tiene cadena ó correa de distribución?…..¿ tiene algún tipo de mantenimiento esta nueva caja eat6?….un saludo.

      1.    Mario Nogales dijo

        Gracias jcl, los nuevos motores PureTech introducen lo que Peugeot denomina “correa de distribución húmeda”, donde se utilizan los vapores del aceite del motor para humedecer el caucho de la correa y de esta forma aseguran que se consigue alargar su vida útil hasta los 180.000 kilómetros. En cuanto a la caja automática EAT6, la marca no ha preestablecido ningún tipo de mantenimiento especial, ni siquiera está programado en sus revisiones. Un saludo.

    2.   jcl dijo

      gracias por la contestación mario;interesante el mantenimiento tan prolongado de la correa y mas aun sin mantenimiento la EAT6….seguir asi un saludo para ti y para todo tu equipo.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *