Prueba Seat Ateca 1.6 TDI 115 CV. Llega tarde, pero con la lección aprendida (vídeo)

Prueba Seat Ateca 1.6 TDI

Pese a que Seat ha llegado tarde al segmento de los SUV, lo ha hecho con bastante fuerza, tirando la puerta abajo y dando un fuerte puñetazo en la mesa. En 2016 aterrizaba el protagonista de esta prueba, el Seat Ateca, convirtiéndose rápidamente en uno de los coches más demandados del segmento C-SUV, mientras que hace tan solo unas semanas lanzaban el Seat Arona, un B-SUV que toma la base del Ibiza. Pero su ofensiva no finaliza aquí, pues próximamente llegará al mercado un todo camino para el segmento D-SUV con 7 plazas.

Los pilares principales de la firma española son los Ibiza y León, pero la llegada de los Ateca y Arona suponen un importante empujón comercial para la marca. Recordamos que los SUV y crossover se llevan alrededor del 25 % de las ventas totales en nuestro país y que su tendencia sigue siendo de crecimiento. Hoy os traemos la prueba del Seat Ateca, con acabado Style Plus y motor 1.6 TDI de 115 CV, y os contamos todos sus detalles, sensaciones, gama mecánica, equipamientos y, por supuesto, precios.

¿El León convertido en SUV?

La marca de Martorell no ha querido arriesgar demasiado con el diseño de este Seat Ateca. Como ya sabéis, este modelo deriva directamente del León, con el que comparte muchas similitudes estéticas. Visto el gran éxito comercial del modelo compacto, han preferido ser precavidos y apostar sobre seguro, calcando prácticamente su diseño aunque incorporando las típicas protecciones y algún que otro rasgo diferenciador. Si te preguntas por sus dimensiones, el Ateca mide 4,36 metros de largo, 1,84 de ancho y 1,60 de alto, disfrutando de una batalla de 2,64 metros.

Prueba Seat Ateca 1.6 TDI

Como decíamos, su estética es muy similar a la del León. En el frontal destacarán las características ópticas de LED que aportan un punto de agresividad con su luz diurna, las dos entradas de aire con formas trapezoidales y las robustas protecciones inferiores en colores negro y gris que también aparecerán en la zaga. Las luces de antiniebla son rectangulares y se ubican junto a unas falsas entradas de aire hacia las ruedas. Si nos fijamos, los retrovisores no son precisamente grandes, algo que se notará durante la conducción.

Cambiando de plano y viendo el coche de costado vemos que el Ateca es un coche relativamente alto a pesar de que su altura libre al suelo no es excesivamente grande. En esta unidad con acabado Style Plus nos encontramos con barras de techo grises, contornos de las ventanillas cromados y una gran parte plástica de protección en la zona inferior de las puertas – los pasos de rueda también van protegidos –. Por otro lado, una línea de tensión prácticamente horizontal comunica los faros delanteros con los pilotos posteriores.

Prueba Seat Ateca 1.6 TDI

Si seguimos rodeando el coche y nos fijamos en su parte trasera, volvemos a encontrar rasgos de identidad, como son los pilotos de luces, muy parecidos a los del León; aunque en el todo camino son algo más gruesos. Las líneas del portón son bastante horizontales, recurso habitual para intentar ganar sensación de anchura visual. El portón es bastante grande, lo que facilitará el acceso al maletero y, por cierto, se puede abrir simplemente pasando el pie por debajo.

De los más amplios de la categoría

Un par de párrafos más arriba decíamos que el Seat Ateca parece, desde el exterior, un coche bastante alto. Al subirnos al interior lo corroboramos, pues el espacio en altura es más que bueno. Las plazas delanteras son bastante amplias y cómodas, aceptando buenos reglajes de asiento y volante para obtener una postura de conducción cómoda. Por supuesto, tampoco tenemos problemas de anchura. Eso sí, un punto que no nos ha gustado en absoluto es la ausencia de regulación de la altura del cinturón, algo que considero imprescindible en cualquier coche y que muchas marcas no ofrecen en algunos de sus productos.

Prueba Seat Ateca 1.6 TDI plazas traseras

Esa gran altura también se nota en las plazas traseras, con un espacio para la cabeza superior a la gran mayoría de sus rivales. El espacio para las piernas también es muy bueno, aunque no tanto como la altura, pero el conjunto de ambas cotas permite que personas cercanas al 1,90 puedan viajar sin problemas aquí detrás. Estas plazas traseras laterales tienen forma en la banqueta y respaldo para sujetar mejor a los ocupantes, pero a costa de sacrificar mucho la plaza central, que también se ve entorpecida por un voluminoso túnel de transmisión. Una pena.

Si abrimos el maletero, nos encontramos con un espacio de carga bastante grande y suficiente para un viaje vacacional con la familia. La capacidad del maletero es de 510 litros en esta variante de dos ruedas motrices, perdiendo algunos litros en las versiones 4Drive de tracción integral. El suelo del maletero se puede configurar en dos alturas y, si lo dejamos en la superior, el plano de carga queda totalmente enrasado cuando abatimos los asientos traseros desde los propios tiradores ubicados en el maletero.

Prueba Seat Ateca 1.6 TDI maletero

Un interior poco personal pero bien acabado

Una vez vista la habitabilidad de su interior, pasemos al diseño. Como ocurre en el exterior, con el habitáculo del Seat Ateca tampoco se han complicado la vida, calcando prácticamente el diseño del León – y perdón por volver a citarlo, pero es que son casi idénticos –. De este modo, y como es habitual en casi todos los coches de VAG, prima la horizontalidad, la ubicación correcta de todos los mandos y la botonería justa en la consola. ¿Un tanto falto de personalidad? Pues tal vez.

Prueba Seat Ateca 1.6 TDI interior

La pantalla central del salpicadero sirve para gestionar buena parte de los sistemas del coche, aunque por suerte el sistema de climatización queda con botones físicos. El tacto de esta pantalla, a mi gusto, podría ser algo mejorable, aunque también debemos decir que su manejo es sencillo y que muestra la información de forma clara. Por otro lado, el cuadro de instrumentos también muestra la instrumentación de forma muy clara y navegar por los diferentes menús es fácil e intuitivo, pese a no ofrecer un diseño novedoso.

Respecto al tacto y calidades del interior, el Seat Ateca tiene materiales blandos en prácticamente todas las superficies de mayor contacto, como volante, salpicadero o zonas de apoyo de los codos. Eso sí, el plástico en la consola central es duro. La sensación de ajuste es buena, no escuchando crujidos a no ser que lo forcemos bastante más de lo habitual. Otro detalle importante es que Seat no ha recurrido en el Ateca, como hacen otros muchos fabricantes, al negro piano en toda esta zona central; algo de agradecer.

Gama mecánica Seat Ateca

Prueba Seat Ateca 1.6 TDI motorizaciones

La gama mecánica del Seat Ateca es completa y lógica. Actualmente están disponibles tres motorizaciones de gasolina y otras tantas diésel, compartiendo sus cifras de potencia en tres escalones y siendo todos ellas turboalimentadas. Como acceso tenemos un 1.0 TSI (gasolina) de tres cilindros y un 1.6 TDI (diésel) de cuatro cilindros, rindiendo 115 CV. El escalón intermedio se compone por los 1.4 TSI y 2.0 TDI que desarrollan 150 CV; mientras que los más prestacionales son los 2.0 TSI y 2.0 TDI, ambos con 190 CV. Se espera que próximamente llegue un Seat Ateca Cupra con el bloque 2.0 TSI y una potencia de 300 CV.

Por otro lado, tenemos transmisiones manuales de seis velocidades y DSG de doble embrague con seis o siete marchas dependiendo de cada versión. De igual modo, algunas variantes tendrán tracción delantera, en otras podremos escoger entre delantera o el sistema de tracción integral 4Drive y, en las de 190 CV, tendrán que ir obligatoriamente con cuatro ruedas motrices. Si no nos vamos a las mecánicas más potentes y si apenas (o nunca) circularemos fuera del asfalto, probablemente con la tracción delantera será suficiente.

Motor 1.6 TDI Ecomotive 115 CV

Prueba Seat Ateca 1.6 TDI botón arranque

El corazón de la unidad probada es el 1.6 TDI de 115 CV. Se trata de un motor diésel tetracilíndrico con sobrealimentación por turbo de geometría variable e inyección directa por rail común. Desarrolla su potencia máxima de 115 CV a 3.250 rpm, erogando un par máximo de 250 Nm entre 1.500 y 3.250 vueltas. Según los datos de homologación, el Seat Ateca con este propulsor puede realizar el 0 a 100 km/h en 11,5 segundos y rodar a una velocidad punta de 184 km/h. Todo ello con un consumo mixto teórico de 4,3 l/100 km.

Cómodo, amplio y bien acabado, pero con detalles a pulir

Llega el momento de girar la llave, bueno, en este caso, de pisar el embrague y pulsar el botón de arranque, pues nuestra unidad lleva el sistema de acceso y arranque manos libres. El motor 1.6 TDI cobra vida y, lamentablemente, nos percataremos de ello. No por las vibraciones que lleguen al interior, pero sí por el sonido que se filtra al habitáculo. Esto también nos ocurrió con el Audi Q2 que probamos con esta misma mecánica. Una vez toma temperatura se suaviza, pero en fuertes aceleraciones o a altas revoluciones seguimos escuchándolo.

Prueba Seat Ateca 1.6 TDI

Esta versión de 115 CV puede parecer justa para un coche de este tamaño, pero lo cierto es que si nuestros recorridos habituales son urbanos o si no viajaremos habitualmente con carga y por zonas montañosas será suficiente para mover al Seat Ateca. Eso sí, si queremos recuperar con celeridad o si practicamos una conducción “parcialmente deportiva” tendremos que recurrir a la palanca de cambios. La otra opción es irnos a un motor más potente. Pero como decía, para callejear o para una conducción tranquila será lo suficientemente ágil.

La entrega de energía de este TDI es correcta desde bajas vueltas, aunque le gusta moverse entre las 2.000 y 2.500 rpm. Más allá de las 3.300 tenemos poco que rascar. La relación del cambio de seis velocidades es algo larga para obtener buenos consumos, pero penaliza en las citadas recuperaciones. En cualquier caso, la palanca se encuentra relativamente cerca del volante y las inserciones de las marchas son fáciles y de tacto correcto.

Prueba Seat Ateca 1.6 TDI

El Ateca no es un coche pequeño, pero se defiende con honestidad en entornos urbanos. Su visibilidad es buena, pues tiene una gran superficie acristalada, aunque los espejos no son todo lo grandes que nos gustarían. El punto favorable es que no dificultan la visión en las esquinas, pero en determinadas situaciones echamos de menos una mayor superficie del espejo para controlar mejor algunos ángulos. La cámara de marcha atrás nos ayuda en las maniobras de aparcamiento trabajando en conjunto con los sensores de aparcamiento frontales y traseros.

Pese a que no es un coche con pretensiones deportivas, la suspensión de este SUV contiene de una forma muy efectiva las inclinaciones de la carrocería cuando aumentamos el ritmo por carreteras viradas. Además de esa mayor sensación de estabilidad por virar plano – que también ayudará a evitar mareos de nuestros acompañantes –, para llegar a perder adherencia y hacer “chillar” a sus neumáticos Falken hay que ir más rápido de lo lógico en un coche como el Seat Ateca.

Prueba Seat Ateca 1.6 TDI piloto trasero

En autovías sigue mostrando un gran compromiso entre confort y sensación de seguridad. El SUV medio de la compañía española se muestra bastante aplomado para circular al máximo legal – y más allá –, lo que siempre genera confianza. Sus suspensiones filtran bien para lo poco inclina la carrocería en una conducción exigente, pero sí es cierto que en determinadas juntas de los puentes pueden parecer algo seca; pero para nada es algo desproporcionado. En resumidas cuentas, tiene un buen equilibrio tirando ligeramente a dureza.

El Seat Ateca fuera del asfalto, lo justo con dos ruedas motrices

Puesto que estamos ante un SUV, debemos hablar de su conducción fuera del asfalto. Esta unidad probada, como ya hemos citado anteriormente, solo cuenta con dos ruedas motrices, lo que limita notablemente las capacidades offroad del modelo. Es por ello que ascender pendientes con suelo resbaladizo sea una tarea complicada.

Prueba Seat Ateca 1.6 TDI

Los ángulos de los bajos tampoco son apropiados para intentar superar obstáculos, algo que también ocurre en prácticamente todos sus rivales, pero sí son mejores que los de cualquier turismo y lo hacen capaz de circular por zonas donde el cliente habitual no pasará nunca. No recomendamos, con esta versión, salir mucho más allá de un camino en un estado decente o cruzar por zonas embarradas.

Consumos Seat Ateca 1.6 TDI 115 CV

Y llegamos al apartado de los consumos, algo muy valorado hoy en día pues el precio de los combustibles no es todo lo accesible que nos gustaría. El Seat Ateca, pese a sus dimensiones y peso, no es un vehículo demasiado “tragón”. Durante nuestra prueba, realizando una conducción normal, aunque también es cierto que sin muchos recorridos urbanos, el ordenador registró un consumo medio de 5,8 litros a los 100. No lo consideramos un dato elevado, aunque sí algo mejorable.

Prueba Seat Ateca 1.6 TDI consumos

Conclusiones

Los SUV están muy de moda y prueba de ello es que prácticamente ningún fabricante se resista a tener al menos un modelo de este tipo entre su oferta de productos. El Seat Ateca ha tardado demasiado en incorporarse a esta categoría, pero en poco más de un año ya ha hecho notar su presencia luchando contra duros rivales como los Nissan Qashqai, Peugeot 3008, Hyundai Tucson o Kia Sportage, por citar solo algunos de ellos.

Las diferencias entre ellos son mínimas, aunque es cierto que el Seat Ateca nos ha parecido uno de los más espaciosos en su interior pese a que la quinta plaza es bastante incómoda y poco aprovechable. También tiene un maletero bastante grande y más que suficiente para la mayoría de las familias de cuatro personas.

Prueba Seat Ateca 1.6 TDI faros de LED

La unidad probada tiene un precio elevado, pues cuenta con un elevado número de opcionales. Según el configurador de la marca, cuesta unos 29.000 euros. Como decíamos, es elevado, pero tenemos que contar con los siguientes elementos opcionales: pintura exterior, modos de conducción, connectivity box, LED interior y luces de ambiente multicolor, asistente de aparcamiento automático, apertura y arranque sin llaves, portón trasero eléctrico, llantas de aleación en 17 pulgadas, control de crucero adaptativo, parabrisas térmico, cámara de marcha atrás, suele con doble altura, cristales traseros oscurecidos y sensor de ángulo muerto con alerta de tráfico posterior.

Equipamiento Seat Ateca

Prueba Seat Ateca 1.6 TDI

Reference

  • Llantas de aleación de 16 pulgadas
  • Sistema Stop/Start
  • Bloqueo de diferencial electrónico XDS
  • Detector de fatiga
  • Luces diurnas de LED
  • Front Assist
  • Elevalunas eléctricos con función confort
  • Tres reposacabezas traseros
  • Regulación lumbar en los asientos delanteros

Style

  • Llantas de aleación de 17 pulgadas
  • Display multifunción de ordenador de a bordo
  • Faros antiniebla y luz de giro
  • Regulación eléctrica, abatido y calefacción en los retrovisores exteriores
  • Dirección asistida variable
  • Parachoques deportivo
  • Espejo interior electrocromático
  • Asistente del mantenimiento de carril
  • Pilotos traseros de LED
  • Sensor de aparcamiento
  • Climatizador
  • Regulador y limitador de velocidad
  • Luces interiores en el suelo
  • Compartimento portagafas
  • Luces de carretera automáticas
  • Sensor de lluvia
  • Paquete cromo
  • Pomo del cambio en cuero

Style Plus

  • Radio Media System Plus
  • 8 altavoces
  • Seat Full Link
  • Control por voz
  • Luces completas de LED
  • Asistente de mantenimiento de carril
  • Cajón portaobjetos bajo el asiento delantero
  • Asientos traseros con reposabrazos central
  • Pack exterior negro

Xcellence

  • Llantas de aleación en 18 pulgadas
  • Cámara de marcha atrás
  • Modos de conducción
  • Bolsas portaobjetos en los respaldos de los asientos delanteros
  • Barras de techo cromadas

Xcellence Plus

  • Cámara visión 360 grados
  • Aparcamiento automático
  • Apertura portón maletero manos libres
  • Ventanillas traseras y luneta posterior oscurecida
  • Embellecedores brillantes

FR

  • Paragolpes deportivos
  • Sensor de ángulo muerto

Precios Seat Ateca

Prueba Seat Ateca 1.6 TDI precios

Motor Cambio Tracción Acabado Precio
Motor Cambio Tracción Acabado Precio
1.0 TSI 115 CV Manual 6v Delantera Reference 18.400 €
1.6 TDI 115 CV Manual 6v Delantera Reference 21.260 €
1.0 TSI 115 CV Manual 6v Delantera Style 20.830 €
1.4 TSI 150 CV Manual 6v Delantera Style 22.910 €
1.6 TDI 115 CV Manual 6v Delantera Style 23.560 €
2.0 TDI 150 CV Manual 6v 4Drive Style 28.150 €
1.0 TSI 115 CV Manual 6v Delantera Style Plus 21.850 €
1.4 TSI 150 CV Manual 6v Delantera Style Plus 23.970 €
1.6 TDI 115 CV Manual 6v Delantera Style Plus 24.580 €
2.0 TDI 150 CV Manual 6v 4Drive Style Plus 29.210 €
1.4 TSI 150 CV Manual 6v Delantera Xcellence 25.890 €
1.4 TSI 150 CV DSG 7v Delantera Xcellence 28.040 €
1.4 TSI 150 CV Manual 6v 4Drive Xcellence 28.550 €
1.4 TSI 150 CV DSG 6v 4Drive Xcellence 30.700 €
2.0 TSI 190 CV DSG 7v 4Drive Xcellence 32.210 €
1.6 TDI 115 CV Manual 6v Delantera Xcellence 26.550 €
2.0 TDI 150 CV Manual 6v 4Drive Xcellence 30.980 €
2.0 TDI 190 CV DSG 7v 4Drive Xcellence 35.280 €
1.4 TSI 150 CV Manual 6v Delantera Xcellence Plus 26.722 €
1.4 TSI 150 CV DSG 7v Delantera Xcellence Plus 28.872 €
1.4 TSI 150 CV Manual 6v 4Drive Xcellence Plus 29.382 €
1.4 TSI 150 CV DSG 6v 4Drive Xcellence Plus 31.532 €
2.0 TSI 190 CV DSG 7v 4Drive Xcellence Plus 33.042 €
1.6 TDI 115 CV Manual 6v Delantera Xcellence Plus 27.350 €
2.0 TDI 150 CV Manual 6v 4Drive Xcellence Plus 31.812 €
2.0 TDI 190 CV DSG 7v 4Drive Xcellence Plus 36.112 €
1.4 TSI 150 CV Manual 6v Delantera FR 28.090 €
1.4 TSI 150 CV DSG 7v Delantera FR 30.240 €
1.4 TSI 150 CV Manual 6v 4Drive FR 30.750€
1.4 TSI 150 CV DSG 6v 4Drive FR 32.900 €
2.0 TSI 190 CV DSG 7v 4Drive FR 34.410 €
2.0 TDI 150 CV Manual 6v 4Drive FR 33.180 €
2.0 TDI 190 CV DSG 7v 4Drive FR 37.480 €

Opinión del editor

Seat Ateca Style Plus 1.6 TDI 115 CV
  • Valoración del editor

  • Puntuación 4 estrellas
18.400 a 37.480

    • Seat Ateca Style Plus 1.6 TDI 115 CV
    • Reseña de:
    • Publicado el:
    • Última modificación: 20 de noviembre de 2017
    • Diseño exterior
      Editor: 55%
    • Diseño habitáculo
      Editor: 65%
    • Plazas delanteras
      Editor: 85%
    • Plazas traseras
      Editor: 85%
    • Maletero
      Editor: 90%
    • Mecánica
      Editor: 70%
    • Consumos
      Editor: 80%
    • Confort
      Editor: 90%
    • Precio
      Editor: 80%

    Resumen: Probamos el Seat Ateca, el primer SUV de la marca española, en su versión 1.6 TDI de 115 CV.

    Pros

    • Habitabilidad interior
    • Capacidad de carga
    • Calidad de acabados

    Contras

    • Refinamiento motor 1.6 TDI
    • Diseño con poca personalidad
    • Plaza central poco aprovechable

    Galería de imágenes Seat Ateca

    ¿Cuánto vale tu coche?
    ¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
    Tasar coche GRATISTasar y vender coche

    ¿Tienes Telegram? Recibe cada día las noticias de coches

    Suscríbete
    Te puede interesar

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *