Prueba Skoda Scout 2.0 TDI 150 CV 4×4, un familiar muy aventurero

Prueba Skoda Scout 2.0 TDI 150 CV 4x4

Nos ponemos al volante del Skoda Scout 2.0 TDI 150 CV 4×4, uno de esos vehículos que destacan hoy en día por su particularidad. Se trata de un ejemplar que se llevará algunas miradas curiosas por un concepto singular, pero que tiene todavía cabida en el mercado. Con la tendencia actual mirando directamente a los SUV y a su uso urbano, siempre destacará un vehículo familiar que además quiere aventurarse saliendo fuera de la carretera. Más adelante comprobaremos como cumple con solvencia este objetivo, pero antes repasemos su origen.

Aunque su nombre nos pueda despistar, el Scout no es un vehículo diferente dentro de la gama. En realidad se trata de un Skoda Octavia Combi que toma una imagen más campera y que ha sido equipado con múltiples elementos específicos. Esta versión ocupará una posición diferente, estando enfocado directamente a aquellos usuarios que necesiten amplitud y ciertas aptitudes off-road. Sus rivales serán algunos modelos como el SEAT León X-Perience, Subaru Outback, Opel Insignia Country Tourer o Audi A4 allroad.

Estilo aventurero

Prueba Skoda Scout 2.0 TDI 150 CV 4x4

Cuando lo miras por primera vez te das cuenta de sus intenciones. No es un familiar normal y eso lo deja claro con su aspecto de aventurero. Como decíamos, al Octavia Combi se le han añadido una serie de elementos para conseguir este objetivo. Emplea unos paragolpes específicos y toda la parte inferior del vehículo irá cubierta por unas protecciones de plástico negro, que le dan una apariencia robusta además de protegerle. Tanto en el frontal como en la zaga recibe otras protecciones de aspecto metálico.

Sus dimensiones de 4,69 metros de longitud, 1,81 metros de ancho y 1,53 metros de alto; además de una distancia entre ejes de 2,68 metros lo convierten en un vehículo imponente. Más aún en esta versión que tiene la carrocería elevada, mejorando su altura libre al suelo. Concretamente ésta se sitúa en 171 milímetros, que supone un incremento de 31 milímetros respecto al Octavia normal. Las barras del techo, las luces antiniebla y unas llantas específicas de 17 pulgadas completan sus diferencias estéticas.

Prueba Skoda Scout 2.0 TDI 150 CV 4x4

Por lo demás mantiene el carácter del Octavia Combi con su reconocible parrilla enmarcada entre los faros delanteros tradicionales, que en nuestra unidad son bixénon. También tienen la luz diurna de LED, con forma de línea fina en la parte inferior. La vista lateral está predominada por la longitud total del coche y destacan los nuevos diseños de llantas y los marcados pasos de ruedas. En la parte trasera se repite la tónica y se mantienen las formas redondeadas. Los pilotos traseros también son de LED y tienen esa característica forma de C que ya hemos podido ver anteriormente.

Interior de mayor calidad

Prueba Skoda Scout 2.0 TDI 150 CV 4x4

En el habitáculo también notaremos que estamos en un Skoda Scout y no en un Octavia cualquiera. La marca se ha encargado de recordárnoslo poniendo el logotipo Scout en el marco de las puertas, volante o palanca del cambio de marchas. En nuestra unidad su condición era aún más notoria gracias a la tapicería  mixta de los asientos y el salpicadero eran de color marrón. En el centro de la consola central predomina una pantalla táctil de 8 pulgadas desde donde podemos controlar el sistema multimedia. Este es bastante intuitivo y fácil de utilizar. Destacamos su buena conectividad, no teniendo ningún problema para conectarnos a Apple Carplay.

El cuadro de relojes (y el interior en general) muestran su ADN perteneciente al Grupo VAG. Detrás del volante podemos ver las tradicionales esferas analógicas, iluminadas en color blanco, que nos dicen la velocidad y revoluciones y entre ellas una pequeña pantalla a color desde la cuál también nos llegará la información. Los controles del climatizador bizona y de los asientos calefactables se sitúan bajo la gran pantalla. Integrados en la base de la palanca de cambios tendremos unos cuantos botones para controlar algunos parámetros como el modo de conducción, el Parking Assistant, desconexión del ESP o apertura del portón trasero eléctrico. Curiosamente si abrimos la guantera encontraremos un reproductor de DVD con lector para tarjetas de memoria y un disco duro integrado.

Mucha habitabilidad

Prueba Skoda Scout 2.0 TDI 150 CV 4x4

Las plazas traseras del Skoda Scout gozan de gran amplitud

Pero probablemente donde más destaque el Skoda Scout sea en su habitabilidad. Las plazas delanteras son como butacas de cine, habiendo una comodidad patente sea cual sea tu estatura. Lo mismo ocurre en las plazas traseras, ya que gracias a su anchura podrán viajar tres adultos sin problemas. A pesar de que nuestra unidad equipa un techo solar panorámico, esa reducción de altura libre al techo no nos afectará. Tampoco nos tendremos que preocupar por nuestras rodillas, pues hay espacio de sobra para las piernas.

El maletero no se podía quedar atrás y consigue 610 litros, sin duda uno de los mejores del segmento. Y si quieres más espacio bastará con reclinar los asientos traseros para lograr un espacio de 1.740 litros y pudiendo transportar objetos de hasta 2,92 metros de largo. Además el maletero cuenta con un doble suelo que nos permite dividir el espacio en varias opciones. Nos encontraremos multitud de huecos portaobjetos que mejorarán su practicidad y que permiten llevar varias botellas de 1,5 litros. También habrá algunas soluciones “Simply Clever” de la marca, como por ejemplo un rascador para el hielo en la tapa del depósito.

Motor 2.0 TDI 150 CV

Prueba Skoda Scout 2.0 TDI 150 CV 4x4

Nuestra unidad lleva bajo el capó el motor 2.0 TDI 150 CV, un archiconocido del Grupo Volkswagen. Este diésel es el motor menos potente de la gama y probablemente el que más se venda. Por encima suyo está el 2.0 TDI de 184 CV y la única variante de gasolina, un 1.8 TSI de 180 CV. Nuestra mecánica sólo estará disponible con una caja de cambios manual de seis velocidades, mientras que en las otras dos opciones más potentes, será al contrario y solamente podrán ser escogidas con la transmisión automática DSG de seis velocidades.

Tras comprobar las pocas opciones disponibles entre la gama de motores del Scout, volvemos a centrarnos en el 2.0 TDI. Este diésel turboalimentado de cuatro cilindros y 2.0 litros desarrolla, como su nombre indica, 150 CV y 340 Nm de par entre las 1.750 y las 3.000 revoluciones. Se presenta como la opción más ahorradora, homologando un consumo combinado de 4,8 l/100km y unas emisiones de CO2 de 125 g/km. También como el menos prestacional, haciendo el 0-100 km/h en 9,1 segundos y alcanzando una velocidad máxima de 207 km/h.

Prueba Skoda Scout 2.0 TDI 150 CV 4x4

Claramente no tendremos un enfoque muy deportivo con un vehículo familiar y este motor, pero sí que encontramos una ventaja que puede ser decisiva. Todos los Skoda Scout equipan una tracción 4×4 para dejar clara su vocación de aventurero. Utiliza un embrague multidisco Haldex de última generación que es el encargado de enviar la potencia a las ruedas traseras si hay poca adherencia. Esto significa que en situaciones normales funcionará como un tracción delantera, pero cuando detecte que hay pérdidas de tracción podrá mandar hasta un 90% de la potencia al eje trasero o el 85% a una sola rueda.

Con respecto al anterior Octavia Scout las capacidades de remolque se han visto incrementadas. Ahora es capaz de tirar de hasta 2 toneladas, mejorando sus cifras hasta en un 25%. Rodar por caminos también resultará más fácil, ya que los ángulos de ataque y salida también mejoran y alcanzar 16,7 y 13,8 grados respectivamente. Esta nueva edición también había mejorado su eficiencia en un 20%. La altura libre al suelo crece hasta los 17,1 centímetros, todavía algo lejos de las que alcanzan los SUV, pero con la ventaja de tener un centro de gravedad más bajo que permitirá una conducción más parecida a un turismo.

Comportamiento dinámico

Prueba Skoda Scout 2.0 TDI 150 CV 4x4

El Skoda Scout, al uso, podríamos situarlo como un vehículo a caballo entre el comportamiento de una berlina y de un todoterreno. La parte buena es que toma las ventajas de ambas categorías. En autopista este modelo se coloca como un devorador de kilómetros. Entre la comodidad interior y el refinamiento del motor será muy fácil realizar viajes largos al volante. La entrega de la potencia del 2.0 TDI es muy suave y comienza a bajas vueltas facilitando algunas maniobras como adelantamientos e incorporaciones.

Aquí no debemos esperar una reacción viva, sino una conducción confortable y al alcance de todo el mundo. Sorprende precisamente por eso, por la facilidad de llevar un coche de dimensiones considerables y por su agilidad teniendo en cuenta este factor. Ha influido el adelgazamiento al que fue sometido y que consigue parar la báscula en 1.526 kg, bastante por debajo de algunos de sus competidores. Esto ayudará cuando rodemos por carreteras reviradas, que no son su terreno, pero tampoco se le resisten.

Prueba Skoda Scout 2.0 TDI 150 CV 4x4

Las carreteras con el firme en mal estado (que son una gran parte de las que tenemos en España) y las inclemencias meteorológicas lo pondrán a prueba y saldrá victorioso. La tracción 4×4 no sólo servirá para ‘hacer caminos’, sino que también nos dará un plus de seguridad. El Scout se mueve con aplomo en todas las situaciones y su suspensión tiene mucho que decir en este sentido. Sus principales características son la comodidad y la polivalencia, ya que ahora veremos como se comporta fuera de la carretera.

Aptitudes off-road

Prueba Skoda Scout 2.0 TDI 150 CV 4x4

Una de las grandes ventajas y factor diferencial es la capacidad del Skoda Scout de salir fuera del asfalto. No estamos hablando de un uso extremo, sino de poder recorrer con seguridad algunos caminos por donde no nos atreveríamos a meter una berlina normal. Si en carretera habíamos rodado en los modos ECO, Normal o Sport (dependiendo de nuestro estado de ánimo), ahora le toca el turno al modo off-road. Con este cambio se disponen algunos parámetros como la respuesta del acelerador o la dirección para este uso.

Volvemos a hablar de la suspensión para alabar el gran trabajo que hace. En autopista era capaz de mantener el confort y ahora lejos del firme nos damos cuenta de que también absorbe a la perfección las irregularidades del terreno. No nos ha gustado tanto la dirección, ya que no es demasiado comunicativa y a veces nos cuesta controlar lo que van haciendo las ruedas. En general se nota el buen resultado que ha dado la plataforma modular MQB del Grupo Volkswagen, que es utilizada en este modelo.

Prueba Skoda Scout 2.0 TDI 150 CV 4x4

Durante la semana que tuve al Skoda Scout a mi lado asistí a una de las pocas nevadas consistentes en lo que va de año. Ni corto ni perezoso me dispuse a probar esas dotes de las que este modelo hace gala. Desde el minuto uno transmite seguridad a pesar de que todavía hay bastante nieve en algunos tramos de la carretera. Incluso nos animamos por algún camino con nieve virgen sin temor a quedarnos atascados, confiamos en la tracción 4×4. Aunque no estemos al volante de un Jeep Wrangler, este familiar ha sido capaz de cumplir con nuestras exigencias sin contratiempos.

Consumos contenidos

Prueba Skoda Scout 2.0 TDI 150 CV 4x4

Hablar de la tracción 4×4 normalmente suele ir ligado a un correspondiente aumento del consumo de combustible. Si a esto le sumamos el haber elevado la carrocería, ofreciendo mayor resistencia, el precio del diésel empieza a preocuparnos. Sin embargo el refinamiento del 2.0 TDI lo convierten en un buen aliado. Su funcionamiento lineal y los desarrollos del cambio manual hacen que rodando en autovía podamos marcar registros algo por encima de los 5 litros.

Pero si homologaba 4,8 l/100km pensaréis. Pues en recorridos favorables y con una conducción eficiente es posible acercarse a estas cifras. Cuando salgamos a la ciudad, fuera de su terreno, la cosa cambia. En recorridos urbanos el Scout tendrá un consumo bastante más elevado, en torno a los 7 litros contando siempre con la ayuda del sistema Start&Stop. Seguimos pensando que para un familiar de estas características con tracción total, terminar la prueba con un consumo de 6,4 litros no está nada mal.

Recapitulando

Prueba Skoda Scout 2.0 TDI 150 CV 4x4

El Skoda Scout 2.0 TDI 150 CV 4×4 se postula como un vehículo muy polivalente con una impronta personal fuerte. Gracias a su carrocería familiar será un experto en viajes largos por autopista, sin que los kilómetros nos pesen al volante. La tracción 4×4 y suspensiones elevadas le convertirán en un coche capaz de rodar por caminos y salvarnos de situaciones que no podríamos afrontar a bordo de una berlina. Todo ello con un centro de gravedad bajo, que aumenta su facilidad de conducción y aporta un manejo notable mejorando a los SUV.

Todo ello con una imagen muy personal, con elementos específicos en esta versión que servirá para diferenciarlo del Skoda Octavia Combi. Al aspecto robusto se suma un interior enorme que goza de mucha habitabilidad. Tanto las plazas delanteras como las traseras harán las delicias de los pasajeros y su maletero de 610 litros hará que podamos cargar cualquier tipo de cosa. Como veremos luego el precio no es demasiado elevado, estando bastante por debajo de modelos como el Audi A4 allroad. Este jugoso conjunto convierte al Scout en una de las opciones más interesantes de este particular segmento.

Equipamiento Skoda Scout

Prueba Skoda Scout 2.0 TDI 150 CV 4x4

Como ya sabréis a estas alturas en el Skoda Scout no habrá varios niveles de acabado, porque el vehículo en sí es como si fuera un nivel del Skoda Octavia Combi. Por lo tanto tendremos un equipamiento de serie bastante completo y después una extensa lista de elementos opcionales, que completarán el vehículo al gusto de cada uno. En el precio vendrán incluidos todos los componentes estéticos de los que hablamos, la decoración interior específica y multitud de sistemas como climatizador bizona, asistente de luces con sensor de lluvia o guantera refrigerada.

La lista de opcionales es grande y nuestra unidad equipaba un gran porcentaje. Desde la tapicería mixta, pedales de aluminio, techo solar eléctrico, selector de modos de conducción, Parking Assistant hasta portón trasero con accionamiento eléctrico y las luces bixénon con luz diurna de LED. La seguridad también tiene un hueco dentro del equipamiento y tenemos algunas ayudas al volante como el asistente de mantenimiento de carril (Lane Assistant), detector de fatiga, sistema de protección de los ocupantes o control inteligente de las luces de carretera).

Precio Skoda Scout

Prueba Skoda Scout 2.0 TDI 150 CV 4x4

Motor Cambio Tracción Precio
1.8 TSI 180 CV DSG 6v 4×4 24.870 euros
2.0 TDI 150 CV Manual 6v 4×4 23.400 euros
2.0 TDI 184 CV DSG 6v 4×4 25.760 euros

Todos los precios incluyen descuento promocional, bonificación por financiación y Plan PIVE.

Opinión del editor

Skoda Scout 2.0 TDI 150 CV 4x4
  • Valoración del editor

  • Puntuación 4 estrellas
23.400 a 25.760

    • Skoda Scout 2.0 TDI 150 CV 4x4
    • Reseña de:
    • Publicado el:
    • Última modificación: 21 de marzo de 2016
    • Diseño exterior
      Editor: 75%
    • Diseño habitáculo
      Editor: 60%
    • Plazas delanteras
      Editor: 90%
    • Plazas traseras
      Editor: 85%
    • Maletero
      Editor: 95%
    • Mecánica
      Editor: 75%
    • Consumos
      Editor: 80%
    • Confort
      Editor: 85%
    • Precio
      Editor: 70%

    Resumen: El Skoda Scout 2.0 TDI 150 CV 4x4 se trata de un familiar que destacará por sus aptitudes off-road. Toma como base al Octavia Combi, al que se añade una serie de equipamiento específico.

    Pros

    • Espacio del interior y maletero
    • Ciertas aptitudes off-road
    • Consumos ajustados

    Contras

    • Gama de motores escasa
    • Diseño interior sobrio
    • Solo cambio manual con el 2.0 TDI 150 CV

    Galería de imágenes

     

    ¿Necesitas peritar un coche?
    ¿Vas a comprar un coche y necesitas saber su estado? Para comprar tu nuevo coche con total garantía tienes que peritar tu coche con nosotros ¡A que esperas!
    Peritar coche al mejor precio
    Te puede interesar

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *