Prueba Volkswagen Touareg Premium 3.0 V6 TDI 4Motion

Allá por el 2002 Volkswagen entraba de lleno en el mercado premium. Se trataba de una apuesta decisiva, contundente, un producto que firmaba el mismísimo Ferdinand Piëch. La suerte le dio la espalda, el Phaeton no llegó a consolidarse y acabó convirtiéndose en uno de los mayores desastres de la industria del automóvil. La historia no le dio tinta a la berlina de lujo, no dejó que escribiera en ella, pero compensó a la marca años después. El SUV del que hablaremos en estas líneas y que presenta su tercera generación ha vivido una historia diferente, totalmente diferente. Comenzamos la prueba del Volkswagen Touareg Premium 3.0 V6 TDI 4Motion, modelo que nos cede Centrowagen, concesionario oficial Audi y Volkswagen en Badajoz.

La marca falló en el intento de entrar en el mercado premium con el Phaeton, pero acertó de manera rotunda con el Volkswagen Touareg. En 2004 se presenta un SUV de lujo basado en la plataforma del Porsche Cayenne con carácter para enfrentarse a los BMW X5 o Mercedes ML de entonces. Y esta vez la industria abrazaría este modelo como un niño a su peluche preferido. El Volkswagen Touareg presenta su tercera generación, una edición que cambia por completo pero que sigue con los valores que han marcado a este producto de la compañía alemana. ¿Qué traes de nuevo Touareg?

Poderoso

El Volkswagen Touareg se renueva y lo hace de verdad. Su carrocería ahora es más poderosa, y lo es por diseño y por dimensiones. El SUV alemán es ahora es 77 mm. más largo, un “estirón” con el que llega hasta los 4,88 metros de longitud. Su anchura roza los 2 metros, 1,98 metros para ser exactos, y su altura se queda en el 1,70 metros. Pese a ello, su batalla se mantiene casi inalterada, ganando apenas 1 mm. No así su peso, que se ve rebajado 115 kilogramos. Una buena noticia para el que no quite ojo a los consumos como perro a una salchicha.

El renovado modelo de la compañía de Wolfsburgo, buque insignia de la marca y en un escalón por encima en cuanto a lujo del Volkswagen Arteon, se vuelve más fornido. Su capacidad para impresionar ha mejorado notablemente, y todo ello se lo debemos a una calandra enorme. Sí, ENORME. Además, me gusta especialmente como han insertado los ópticos en la misma, unos faros que por ciertos cuentan con formas rectangulares y tienen un tamaño generoso. Las líneas angulosas son protagonistas, unos trazos marcados que se preocupan por resaltar los abundantes cromados.

Os invito a que os detengáis en la parte frontal del Touareg si os cruzáis con él por la calle. Eso sí, que esté aparcado, no queremos imprudencias. Todo el conjunto quiere ponerte a temblar, desde su gran capó con nervios incluidos hasta sus entradas de aire en donde cabría una pelota de baloncesto. El perfil también marca sus líneas, las llantas de 18 pulgadas acompañan y los protectores de los guardabarros nos confirman su personalidad. La zaga, por su parte, no quiere tantos golpes en el pecho. Es más tranquila, más pausada, más comedida. Hay más limpieza, los pilotos son de menor tamaño y las salidas de escape falsas están bien acentuadas.

El interior, la mejor parte

El exterior del nuevo Volkswagen Touareg está trabajado. Los diseñadores han dotado la imagen del SUV alemán de poder, como en anteriores generaciones, pero también de elegancia. La combinación es buena, aunque si tuviera que elegir me quedaría con el diseño interior. Bajo mi punto de vista es aquí donde el todocamino teutón pone toda la carne en el asador, con una calidad percibida intachable. De primeras se respira orden y calidad, y de segundas un nivel tecnológico a la altura de las circunstancias.

Cómo no podía ser de otra manera, nos pasa en todos los coches modernos a los que nos subimos, la pantalla de la consola central se lleva todo el protagonismo. En este caso nos encontramos con nada menos que 15 pulgadas de tamaño (de serie es de 9,2 pulgadas), una pantalla que no está en una posición elevada pero que tampoco nos hace bajar demasiado la vista, y que se lleva el grueso de la botonera. No hay apenas botones, y es que hay tan pocos que hasta los echo de menos. Os explico.

El sistema multimedia que manejamos desde la pantalla central se controla mediante un control táctil. Todo en ella se hace de esta manera, no contando con un mando físico (la típica“ruedita”) con el que poder navegar por él. Para mí esto es un hándicap, quizás no para las generaciones que nos siguen cansadas de que todo quede entre sus dedos y la pantalla. Para acciones concretas, como por ejemplo cambiar de emisora, yo sigo prefiriendo los botones de acceso rápido o, al menos, un botón central.

Y creedme que lo echo de menos pese a que he intentado no tocar demasiado el túnel de transmisión. Y no es por que carezca de calidad, sino porque está cubierto de negro piano, acabado que se ensucia con mirarlo. La calidad mencionada es bastante buena, tenemos materiales blandos en zonas superiores y solo duros en zonas bajas, por ejemplo, en el apoyo de la pierna derecha. A destacar el diseño del selector de cambios y las salidas del aire acondicionado con formas rectas muy bien insertadas.

Si la pantalla central es lo que más nos llama la atención nada más abrir la puerta, la del cuadro de instrumentos es lo segundo. En este caso contamos con una pantalla de 12 pulgadas (de serie es un cuadro analógico), un sistema desde el que podemos obtener información relevante de la conducción y manejar igualmente el sistema multimedia. La posición de conducción, por cierto, es algo más baja y adelantada que la del Volkswagen Touareg de segunda generación, aunque nos sigue colocando en una posición de SUV tradicional.

Desahogado

El Volkswagen Touareg recurre a la misma plataforma modular que sus primos el Porsche Cayenne, Audi Q7 o Bentley Bentayga, la MLB Evo. Estos nombres, bendita hornada de SUV, y el Lamborghini Urus, comparten plataforma con el Volkswagen Touareg. Todos ellos son SUV de lujo con desahogado espacio, tanto que algunos se comercializan con versión de siete plazas. El protagonista de estas líneas no puede llevar a siete ocupantes, siendo exclusivamente un SUV de cinco plazas. ¿Garantiza un gran espacio interior entonces?

En primera fila por supuesto, aunque también vamos relativamente cómodos en las plazas delanteras de un Volkswagen Golf. La fila trasera es la que nos da más información, y es que es precisamente aquí donde los centímetros suelen ser más ajustados. De altura y espacio para las rodillas el Volkswagen Touareg va sobrado, además de contar con la posibilidad de regular longitudinalmente unos 16 cm. los asientos traseros para ganar espacio en el maletero o simplemente acomodarnos de mejor manera. Igualmente, podemos inclinarlos, siendo esta regulación de unos 21 grados como máximo. La penalización se la lleva el asiento central, butaca con menos espacio para ajustar los hombros, un mullido menos agradable y la necesidad de abrir las piernas para esquivar el túnel de transmisión.

En cuanto al maletero, nos encontramos con una superficie de carga de unos 615 litros con los asientos en la posición más retrasada. Si al contrario, colocamos los asientos en su posición más adelantada, declara 810 litros. El piso es plano, no así con los asientos traseros abatidos, y el espacio está bien aprovechado. La altura de carga, al igual que el resto de accesos al habitáculo, está en una posición más elevada que la de un turismo pero no llega a ser incómoda.

El diésel no está muerto

Pese a estar en uno de los periodos de la guerra del diésel más “crueles”, donde varias marcas han decidido hace meses no comercializar motores de este tipo, el Volkswagen Touareg sigue apostando por ellos lanzando tres opciones diésel y una gasolina. El motor de acceso es un seis cilindros en posición V de 231 y 286 caballos de potencia. El más potente es un V8 de 421 CV (recién llegado). En gasolina, nos conformamos con el V6 de 340 caballos de potencia. La tracción siempre es a las cuatro ruedas y la caja de cambios automática es de ocho relaciones.

Para nuestra prueba hemos escogido la versión Volkswagen Touareg Premium 3.0 V6 TDI 4Motion en su opción más potente, la que declara 286 caballos de potencia y 600 Nm de par. Con esta motorización el SUV anuncia una aceleración de 0-100 km/h en 6,1 segundos y una velocidad máxima de 235 km/h. Además, de manera oficial, este modelo consume de media 6,9 l/100 km y emite 182 g/km de CO2. Datos entre los que no podemos olvidar su peso de 2.070 kg.

Refinado

Y, en líneas generales, el motor de 3.0 litros V6 diésel de 286 caballos de potencia es suficiente para mover al SUV alemán. Tanto es así que me he quedado con la duda de si el motor de acceso, el de 231 CV, no sería suficiente para todos aquellos que no necesitan un empuje contundente. El motor que hemos probado acelera con energía, más tras haber pasado las 2.000 vueltas, recupera correctamente y lo hace sin ser ruidoso. Me quedo con la suavidad de este propulsor, su refinamiento y sus ganas de empujar en prácticamente todo momento.

Según había leído antes de subirme a él, la tercera generación del Volkswagen Touareg perdía personalidad de todoterreno y ganaba de turismo por varias decisiones de la marca. Si bien, puedo deciros, que el modelo germano cuenta con una dinámica bastante elocuente, capaz de convencerte con facilidad pese a su tamaño y peso. No es tan pesado de conducir como puede parecer, y es que en ocasiones me ha parecido relativamente ágil. Y escribo la palabra “relativamente” porque ágil en toda la expresión de la palabra no es. En este sentido me parece un SUV menos deportivo que el Porsche Cayenne pero en línea con el Audi Q7.

De su rodar debemos destacar la comodidad que ofrece a sus ocupantes. En realidad, el conductor de un Volkswagen Touareg no hará viajes con asiduidad por carreteras reviradas ni fuera del asfalto, por lo que es ofreciendo confort en autovía y carreteras secundarias donde más cómodo se siente. Al modelo teutón le gusta devorar kilómetros, cuida de tu espalda y de tus oídos gracias a su nivel de aislamiento. En estas condiciones el producto cobra sentido, al igual que la decisión de contar con más opciones diésel que gasolina en su oferta.

El hacer del Volkswagen Touareg un coche más fácil de conducir y ágil es también lo que pretende la dirección a las cuatro ruedas que puede montar el modelo como novedad. La agilidad aumenta al girar las ruedas traseras en sentido contrario a las delanteras. Y la dinámica mejora al hacer el giro en el mismo sentido a velocidades superiores a 37 km/h.

Sin reductora

El Volkswagen Touareg ha perdido carácter de todoterreno por una sencilla razón, la ausencia de reductora en esta tercera generación. Para compensar este elemento contamos con una tracción total permanente con diferencial central en la que las ruedas delanteras reciben entre un 20 y 70 % de la fuerza. Gracias a los modos de conducción podemos hacer más eficaz su trabajo, contando con las opciones Eco, Comfort, Sport, Snow, Off-road y un ajuste individual. Para la conducción fuera del asfalto se ofrecen unos adicionales como opción.

Si vamos a “manchar” en repetidas ocasiones la carrocería del Volkswagen Touareg será interesante montar la suspensión neumática opcional, un equipamiento del que no puedo daros demasiados datos al no estar presente en nuestra unidad de pruebas. Si bien, este sistema es capaz de bajar de 25 a 35 mm. la altura del vehículo para mejorar la aerodinámica en carretera. O, igualmente, puede levantarla de 25 o 75 mm. para rodar fuera del asfalto. También garantiza 57 cm. de profundidad de vadeo, 31 grados de ángulo de ataque y 25 de ventral. Sin esta opción he rodado por pistas y caminos de baja-media dificultad. En ningún momento he tenido sensación de pérdidas de tracción, viajando con comodidad en todo momento.

No tan malo en consumos

El Volkswagen Toaureg se pasará la mayor parte de su vida, en gran parte de los casos, en carretera. En este terreno los consumos y la medida de los mismos pueden llegar a ser un atractivo o todo lo contrario. El SUV alemán, por su peso y corpulencia, no consume poco, pero en carretera estos valores tampoco son desorbitados. En carretera nacional, en más de 300 km. de viaje, el consumo medio ha sido de 6,1 l/100 km. En ciudad, por el contrario, ha sido difícil bajar de 9 l/100 km., mientras que en conducción deportiva y off-road ha rozado los 13 l/100 km. De media en la prueba el consumo medio ha sido de 7,5 l/100 km.

La tercera generación del Volkswagen Touareg monta la caja de cambios Tiptronic de 8 velocidades, una transmisión de tipo convertidor de par. Su suavidad, rapidez y gran gestión hace posible que los consumos no alcancen números desorbitados. Y es que los buenos consumos que podemos llegar a conseguir son gracias a esta caja, la cual intentará ir por debajo de las 2.000 rpm. (a pesar de que en ocasiones no es lo más acertado). De la misma manera, en modo Eco el cambio se desacoplará y nos beneficiaremos de la “conducción a vela”. En consonancia con los consumos también tenemos el acelerador háptico, que nos avisará con vibración cuando debamos de levantar el pie para mejorar los mismos.

Equipamiento Volkswagen Touareg

Pure

  • Llantas de 18 pulgadas “Cascade”
  • Faros delanteros LED Basic, con luz diurna LED
  • Pilotos traseros LED
  • Molduras cromadas
  • Barras de techo
  • Display multifunción con pantalla de 7 pulgadas
  • Sistema de navegación “Discover Pro” con pantalla de 9,2 pulgadas
  • Inserciones decorativas en aluminio
  • Tapizado en tela
  • Volante multifunción en cuero, con levas para el cambio
  • Park Pilot
  • Arranque sin llave
  • Control por voz

Premium

  • Cámara de visión trasera
  • Asistente de aparcamiento automático
  • Portón de maletero con apertura y cierre eléctrico, y apertura por sensor
  • Bandeja de maletero eléctrica
  • Llantas de 18 pulgadas “Concordia”
  • Paquete de diseño “Elegance”
  • Retrovisor derecho con función descenso
  • Asientos en cuero

R-line

  • Paquete de diseño R-Line exterior e interior
  • Llantas de 20 pulgadas “Nevada”
  • Innovision Cockpit
  • Paquete Luz y Visión
  • Alarma volumétrica antirrobo

Precios Volkswagen Touareg

Motor Acabado Cambio Precio
Motor Acabado Cambio Precio
V6 TDI 231 CV 4Motion Pure AT 8v 64.730 €
V6 TDI 231 CV 4Motion Premium AT 8v 68.930 €
V6 TDI 286 CV 4Motion Premium AT 8v 74.855 €
V6 TDI 286 CV 4Motion R-line AT 8v 81.145 €
V6 TSI 340 CV 4Motion R-line AT 8v 85.160 €

Opinión del editor

Prueba Volkswagen Touareg Premium 3.0 V6 TDI 4Motion
  • Valoración del editor
  • Puntuación 4.5 estrellas
64.730 a 85.160
  • 80%

  • Prueba Volkswagen Touareg Premium 3.0 V6 TDI 4Motion
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación: 5 de junio de 2019
  • Diseño exterior
    Editor: 85%
  • Diseño habitáculo
    Editor: 95%
  • Plazas delanteras
    Editor: 90%
  • Plazas traseras
    Editor: 85%
  • Maletero
    Editor: 90%
  • Mecánica
    Editor: 90%
  • Consumos
    Editor: 80%
  • Confort
    Editor: 95%
  • Precio
    Editor: 80%

Pros

  • Diseño interior
  • Suavidad motor V6 TDI
  • Confort

Contras

  • Ausencia de mando físico para el sistema multimedia
  • Consumo urbano
  • Precio

Galería de imágenes

Te puede interesar
¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.