Prueba Volvo S60 D4 Automático, porque no solo es cosa de tres

Prueba Volvo S60 D4

Si echo mano de los recuerdos de pequeño, los Volvo, eran aquellos coches de diseño cuadrado y duros como una piedra. Es cierto, de tanto oir a aquellas personas decir, no son demasiado bonitos pero son muy seguro, incluso me lo creí. Pero poco a poco crecía, y seguía sin saber demasiado de ellos, sin entender porque se habían ganado esa fama de seguros. Aunque una cosa era clara, seguían pareciéndome más un conjunto de cuadriláteros, que un vehículo.

En esos años en los que mis amigos ya vacilaban de bigotillo y yo solo tenía que conformarme con pelusilla, empezaba a entender algo más la filosofía de esa marca sueca. Entonces, las palabras que tantas veces había escuchado sobre la dureza de los de Suecia, cobraban sentido. Unos cuantos años más tarde, me encuentro delante del Volvo S60, con las llaves en la mano, y a punto de empezar un noviazgo de siete días. ¿Qué ha pasado con el diseño? ¿Qué ha pasado con la seguridad? ¿Seguirá intacta mi mentalidad sobre ellos?

Caja automática de ocho velocidades para la berlina de la marca sueca, el Volvo S60. Una incorporación a la gama que, es posible relacionar, con la variante D4 y T5. El conjunto, parece ganar, de primeras podría ser una relación de futuro ¿no? En nuestro caso, es con el D4, la alternativa diésel de 181 caballos de potencia, con quien tendremos el gusto de compartir una semana. Por lo tanto, basta de preámbulos, basta de charlas y, empecemos, pues.

Quién te ha visto y quién te ve

Prueba Volvo S60 D4

Y regreso a donde lo había dejado. No podía dejar pasar esta oportunidad para hacer balance de todo lo que ha cambiado la compañía. Quién te ha visto, y quién te ve. Delante de mí tengo a un tipo apuesto, bastante atractivo diría, de línea deportiva, de mirada penetrante. Sigue guardando la compostura, sigue siendo un Volvo, pero el diseño de este S60 y de la actual gama, es el día y la noche comparado con los años pasados.

Este modelo cuenta con un restyling que data de finales de 2013, el que vemos ahora. Y el lavado de cara parece haberle quitado algunas arrugas. Te soy sincero, y espero no me juzgues, pero echo de menos el anterior diseño de los ópticos delanteros. Y es que, donde ves ahora un faro completo, antes había dos, uno más grande, similar al actual, y otro más pequeño. Por hacértelo más sencillo, era como estos cortes que se hacen en la ceja para parecer más malote. No es que fuera una idea brillante en cuanto a diseño de automóviles, pero al menos, le daba un toque personal.

Prueba Volvo S60 D4

Además de esta actualización, el Volvo S60 recibe detalles en plata con el fin de darle un toque más elegante al vestido, o la tecnología LED, como no podía ser de otra manera. La parrilla cuenta con un diseño más corpulento que, sumado a los nervios del capó que se enseñan más marcados, deja una berlina con más empaque y algo de más genio. En cuanto a la zaga, para mi gusto la parte más agraciada de todo el conjunto, destaca por la limpieza y la salida de escape que, en nuestro caso, es doble.

El resto, continúa la estética que mostraba al mundo la anterior generación, viéndose alegrada por unas llantas de 17 pulgadas montadas en unos neumáticos de dimensiones demasiado justas para la caballería que deben soportar. Un paseo a las formas de este Volvo S60 que deja unas medidas similares al pre-restyling contando con 4.628 mm de largo, 1.865 mm de ancho, y 1.484 mm de alto. Armadura con la que debe luchar contra pesos pesados del segmento como son el Audi A4, el BMW Serie 3 o el Mercedes Clase C.

Elegancia y buen gusto en un interior donde sobran botones

prueba-volvo-s60-d4-181cv-11

Si, parece que hasta estos últimos años, los Volvo eran esculturas sin acabar que, generación tras generación, iban ganando pinceladas de martillo hasta verlos como hoy, figuras más esbeltas. El Volvo S60 en su diseño exterior me parece un coche sencillamente precioso, de esquinas elegantes y espíritu inquieto, que no travieso. Una cara que convence y que da acceso a un interior que no quiere perderme.

Aquí, el lavado de cara también se ha notado. Enseguida nos damos cuenta de que el cuadro de instrumentos ha cambiado, y ahora se muestra con una pantalla TFT (de serie en los acabados más altos) en la que puedes jugar con el color, o la información que quieres que aparezca reflejada. Del mismo modo, cuenta con nuevo sistema multimedia de nombre Sensus Connected Touch con el que podrás manejar algunas aplicaciones como Spotify o incluso crear una red wifi dentro del habitáculo.

Prueba Volvo S60 D4

Cuadro de relojes digital

Por otro lado, la consola central permanece idéntica. De ella, te puedo decir que no me disgusta el tamaño de la pantalla que luce, que a otros pueden parecerle pequeña, pero sí lo hace la infinita botonera que continúa colmando este espacio. El diseño y las formas de este espacio me fascinan, me parece que está muy bien rematado, pero, a estas alturas, son muchos los botones innecesarios con los que contamos.

Dejando atrás el salpicadero, poco a poco voy poniéndome cómodo en el puesto de conducción de este Volvo S60. El interior me muestra una tapicería con una combinación de tonos oscuros y claros que acicalan el conjunto a las mil maravillas. Eso sí, cubrir de colores claros los rincones en donde guardas tus pies, como las alfombrillas, no es una gran idea si quiere mantener impoluto siempre tu coche. Aunque, la verdad, es que con estos colores, el habitáculo simplemente te atrae poderosamente de la misma manera que llama la cocina a tu cuerpo hambriento cuando hueles a comida.

prueba-volvo-s60-d4-181cv-19

El maletero no es uno de sus puntos fuertes

Me encuentro cómodo amarrado al volante bitono de este sueco, disfrutando de un espacio desahogado y ergonómico. Solo puedo ponerle una pega, y es que la butaca no me deje en una posición más baja. El resto, y con el resto me refiero a las plazas traseras, ofrecen igualmente amplitud, incluso para los más patilargos, con un túnel de transmisión poco intrusivo. Todo lo contrario que el maletero, que por un lado, con sus 380 litros, no destaca por amplitud, y, por otro, las formas irregulares pueden resultarte poco aprovechables. A favor, la boca de carga, que guarda una altura correcta.

Entre algodones

Prueba Volvo S60 D4

La marca asegura, que con este restyling, el Volvo S60 es aún más seguro. Bingo, he aquí donde el Gotemburgo puede tener la mano que le haga ganar la partida. Entre su equipamiento, me encuentro con ayudas a la conducción como el sistema de frenado automático en caso de colisión, que funciona hasta 50 km/h. Y es que, no es de ahora que la marca está comprometida con la seguridad, siendo, por ejemplo, pionera en el trabajo de protección de peatones.

¿Y aquí se acabó? ¿No hay más en este Volvo S60? Por lo pronto arranquemos el motor y continuemos con las presentaciones. Estamos antes la alternativa D4, una de las opciones más potentes de la gama diésel, con permiso del D5 (225CV), que ofrece 181 caballos de potencia extraídos de un motor de cuatro cilindros y 2.0 litros de cubicaje. Asociado a éste, una caja de cambios automática Geartronic de ocho velocidades.

prueba-volvo-s60-d4-181cv-3

Sobre el papel, no parece un chico tímido así que no voy a esperar más para arrancarlo. Botón, D en la palanca, y a rodar. Son nada más y nada menos que ocho relaciones las que tiene esta transmisión. Un número del que podemos deducir que intenta que, este Volvo, además de darnos unas buenas prestaciones, nos deje en el cuadro de instrumentos unos consumos contenidos.

De momento toca autovía. Aquí, lógicamente, el sueco no tiene problema para pisar. Si bien te digo que, aunque por supuesto no tiene problema de aplomo, entre la posición de conducción en la que me deja, algo más elevada de lo que me gustaría, y el tarado de la suspensión, menos duro del que me esperaba, el mercado al que se orienta es claramente veterano.

La comodidad es uno de los valores destacados en esta berlina. Te digo que en diseño, a este S60 le ha pasado como a Benjamin Button, ha ido quitándose años. Pero en conducción continúa teniendo el confort propio de la un modelo de su clase. Además, nuestra unidad de prensa se apellida Summum, que no R-Design, por lo que la deportividad, no es una preocupación que le quite el sueño.

 Una gran aliada de ocho relaciones

Prueba Volvo S60 D4

Centrándonos en uno de los temas principales de la prueba, su caja de cambios, puedo decirte que el paso de una velocidad a otra se nota bastante poco. Es suave, delicada, y, por decírtelo de algún modo, educada. Se comporta correctamente dependiendo de la situación. Con el selector de cambios en D, se toma las cosas con tranquilidad, sin sobresaltos. Solo es cuando lo desplazas hacia un lado y lo colocas en S, cuando te demuestra que su corazón está más cerca de los 200 caballos de potencia que de los 150.

Hasta aquí, tú decides. En mi caso, te cuento. Con tráfico incesante y un tramo que se parecía más a una montaña rusa que a una autovía española, la S se me ha hecho casi necesaria para pasar el rato con, digamos, alegría. En este rato, los consumos se han paseado por los 6 l/100 km. Aunque, al volver a colocar la D, y seleccionar el modo Eco, el gasto de carburante no ha pasado de los 5,5 l/100 km. Un dato realmente bueno teniendo cuenta la caballería que galopa a escasos centímetros de mis pies.

Puestos a manotear entre enlazadas, y sumergidos en el caos propio de una carretera nacional atiborrada de camiones y de, digámoslo así, gente con prisa y gente con no tanta prisa, las cualidades de este Volvo S60 vuelven a estar a examen. Desde las 1.700 rpm, tenemos a nuestra disposición el par máximo de esta mecánica. Y, también te aseguro que, más allá de las 4.000 vueltas, este Volvo S60 D4 sigue teniendo genio.

prueba-volvo-s60-d4-181cv-1

Aunque te confieso que, antes de comenzar a jugar con él, una parte de mi estaba mansa como ese perro ladrador poco mordedor que basta con acariciarle para tenerlo amansado. Y la culpa la tienen las preciosas levas que han instalado detrás del volante. Y es que, para mí, con este pequeño detalle, les ha ganado un pulsito a algunos de sus temidos enemigos.

Y además, estas levas son fáciles de manejar. Te siguen cuando giras el volante, y cuando las pulsas, la transmisión responde con rapidez. Del mismo modo, conviene que no asciendas demasiado de velocidad si quieres que este Volvo S60 D4 saque lo mejor de él, y, pese a que el empuje es bastante lineal, sin que notes retardo del turbo, es el rango entre 3.000 y 4.000 vueltas en donde está la fiesta.

También te advierto de que, a pesar de que el de Suecia corre, y mucho, no notaras tanto que lo hace. Prefiere hacerte pasar un viaje placentero. Y entre otras, su transmisión de ocho velocidades lo permite. Eso, y que, en condiciones normales, a la velocidad máxima permitida en carreta nacional, y sin abusar del pedal, el cuadro de instrumentos refleje 4,8 l/100 km.

Buen conversador pero poco directo

Prueba Volvo S60 D4

Me ha gustado la forma en que te trata este Volvo S60, y aunque soy más de impulsos, la sutileza que utiliza para encandilarte poco a poco es tan sencilla como buena. No puedo decirte lo mismo sobre su dirección, apartado que me ha dejado un tanto frío. Me la esperaba más directa, regalándome poca confianza en algunas situaciones con una transmisión de información por poco nula.

Con el motor descansando, toca reflexionar. Y es que, de la misma manera que no todas las ideas son derecha o izquierda, ni todas las copas para el Real Madrid o Barcelona, el mercado premium no tiene porqué hablar solo en alemán. Desde Suecia, Volvo ofrece una alternativa muy a tener en cuenta, con experiencia suficiente y una rejuvenecida imagen que poco o más bien nada tiene que envidiar al resto de oponentes.

Equipamiento Volvo S60

Kinetic

Volvo S60 Kinetic

  • Climatizador bizona
  • Control de crucero
  • Volante multifunción forrado en cuero
  • Pomo del cambio en cuero
  • Espejos de cortesía iluminados
  • Llantas de aleación de 16″
  • Reposacabezas activos
  • City Safety
  • Ayuda al arranque en cuesta
  • Ordenador de abordo
  • Volante regulable en altura y profundidad
  • Tapicería de tela
  • Luces diurnas LED

Momentum: (completa a Kinetic)

Volvo S60 Momentum

  • Sensor de lluvia y luces
  • Sensor de aparcamiento trasero
  • Equipo de sonido de alto rendimiento
  • Llantas de 17″
  • Retrovisor interior con sistema antideslumbramiento automático
  • Retrovisores retractables eléctricamente con iluminación inferior
  • Volante de cuero con inserciones en metal

R-Design Momentum: (completa a Momentum)

Volvo S60 R-Design Momentum

  • Llantas de 18″
  • Pedales deportivos
  • Volante deportivos
  • Detalles interiores
  • Cuadro de instrumentos digital
  • Alfombrillas deportivas
  • Difusor trasero
  • Tapicería R-Design parcial en cuero
  • Tubos de escape deportivos dobles

Summum: (completa a Momentum)

Volvo S60 Summum

  • Cuadro de instrumentos digital
  • Asiento de conductor eléctrico
  • Reposabrazos traseros con portaobjetos
  • Perfiles cromados en luces LED
  • Tapicería parcial en cuero

Precios Volvo S60

Recientemente el Volvo S60 ha modificado por completo su gama de motorizaciones, adoptando las mecánicas más modernas que podéis ver a continuación. Nestra unidad probada, el Volvo S60 D4 de 181 caballos con cambio automático de ocho relaciones, ahora tiene 190 caballos de potencia.

Motor Cambio Acabado Precio
S60 D2 120 CV Manual 6v Kinetic 30.800€
S60 D2 120 CV Manual 6v Momentum 33.462€
S60 D2 120 CV Manual 6v Summum 35.398€
S60 D2 120 CV Manual 6v R-Design Momentum 35.761€
S60 D3 150 CV Manual 6v Kinetic 32.550€
S60 D3 150 CV Manual 6v Momentum 35.212€
S60 D3 150 CV Manual 6v Summum 37.148€
S60 D3 150 CV Manual 6v R-Design Momentum 37.511€
S60 D4 190 CV Manual 6v Momentum 39.712€
S60 D4 190 CV Manual 6v Summum 39.848€
S60 D4 190 CV Manual 6v R-Design Momentum 40.211€
S60 D4 190 CV Aut. 8v Momentum 40.232€
S60 D4 190 CV Aut. 8v Summum 41.868€
S60 D4 190 CV Aut. 8v R-Design Momentum 42.231€
S60 2.4 D4 190 CV AWD Aut. 6v Kinetic 40.170€
S60 2.4 D4 190 CV AWD Aut. 6v Momentum 42.937€
S60 2.4 D4 190 CV AWD Aut. 6v Summum 44.949€
S60 2.4 D4 190 CV AWD Aut. 6v R-Design Momentum 45.326€
S60 D5 225 CV Aut. 8v Kinetic 41.350€
S60 D5 225 CV Aut. 8v Momentum 44.012€
S60 D5 225 CV Aut. 8v Summum 45.948€
S60 D5 225 CV Aut. 8v R-Design Momentum 46.311€
S60 T4 190 CV Manual 6v Kinetic 34.600€
S60 T4 190 CV Manual 6v Monentum 37.367€
S60 T4 190 CV Manual 6v Summum 39.379€
S60 T4 190 CV Manual 6v R-Design Momentum 39756€
S60 T5 245 CV Aut. 8v Summum 45.806€
S60 T5 245 CV Aut. 8v R-Design Momentum 45.429€

El Volvo S60 dispone de una carrocería familiar, el Volvo V60, la cual tiene un sobreprecio de 1.650 euros. Eso sí, no podremos relacionarla con la motorización 2.4 diésel de tracción total y cambio automático.

Opinión del editor:

Volvo S60 D4 Automático
  • Valoración del editor

  • Puntuación 4 estrellas
30.800 a 46.311

    • Volvo S60 D4 Automático
    • Reseña de:
    • Publicado el:
    • Última modificación: 21 de abril de 2015
    • Diseño exterior
      Editor: 75%
    • Diseño habitáculo
      Editor: 85%
    • Plazas delanteras
      Editor: 75%
    • Plazas traseras
      Editor: 70%
    • Maletero
      Editor: 60%
    • Mecánica
      Editor: 80%
    • Consumos
      Editor: 80%
    • Confort
      Editor: 80%
    • Precio
      Editor: 70%

    Resumen: El Volvo S60 es una berlina premium de grandes soluciones y con una lista de equipamiento en seguridad de las mejores del mercado.

    Pros

    • Suavidad
    • Habitabilidad
    • Equipamiento

    Contras

    • Maletero
    • Puesto de conducción
    • Dirección

     Galería de imágenes:

    ¿Cuánto vale tu coche?
    ¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
    Tasar coche GRATISTasar y vender coche
    Te puede interesar

    Un comentario

    1.   jc dijo

      precioso coche….la gran pena es que su maletero es ridículo…un Renault megane tiene mas de 60 litros que este ( medidas VDA)……a lo dicho ridículo….el coche me gusta mucho por maletero lo descarto si ó sí…buena prueba y gracias..

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *