Renault Mégane Sport 2012, test del compacto de Renault Motorsport

Renault Mégane RS

Esta es la versión más potente del nuevo Renault Mégane y ha recibido algunas mejoras. Así, el Renault tiene ahora hasta 265 CV (15 más que antes) y 360 Nm (+20), que son los mismo valores de la serie limitada Trophy. Un nuevo colector de escape aporta un sonido más potente.

Para alcanzar estos valores, recurre al «R.S. Dynamic Management», que permite modificar la respuesta del motor y las ayudas electrónicas. El sistema tiene tres modos de funcionamiento: On, Sport y Off. El primero se activa al arrancar el motor, el ESP, el ASR y la ayuda al frenado de emergencia están conectados, la respuesta del acelerador es suave y la potencia disponible es de 250 CV y el par de 340 Nm. Si pasamos a modo Sport pulsando brevemente el botón del ESP, ya tenemos los 265 CV y 360 Nm, mientras que el umbral de intervención de las ayudas electrónicas es más permisivo y la respuesta del acelerador más rápida. Por último, el modo Off se activa manteniendo pulsado el botón del ESP durante unos segundos y aquí circulamos sin asistencia electrónica y la cartografía del acelerador es instantánea.

 

Renault Megane Sport

Otro elemento curioso, aunque ya conocido en los Renault Clio RS y Renault Twingo RS es que el Renault Mégane RS puede llevar el RS Monitor, que aporta al conductor cierta información de la telemetría del coche. El sistema recoge datos del vehículo y los suministra en la pantalla que hay sobre el centro del salpicadero. Así, podemos saber en tiempo real la presión del turbo, la temperatura del aceite, par, potencia y capacidad de frenada utilizados en cada momento, las fuerzas g laterales y longitudinales, el tiempo que hemos hecho por vuelta si estamos en un circuito…

El RS Monitor se maneja desde el satélite que hay bajo el volante, a la derecha, y permite también personalizar a nuestro gusto la respuesta del acelerador, a partir del modo Sport. En concreto hay cinco cartografías disponibles, que son, de más suave a más radical: nieve, lineal, normal, sport y extremo. Como es habitual, hay dos chasis disponibles: Sport y Cup. El Cup añade un diferencial de deslizamiento limitado en el eje motriz tarado al 35 por ciento en aceleración, frenos ranurados y un tarado de suspensión más firme. Las vueltas que hice con el Renault Mégane RS con chasis Cup en el trazado del Monteblanco (Huelva) las realicé siempre en off, jugando con las distintas cartografías.

Aunque el Renault Mégane RS pueda parecer algo nervioso, es un coche de comportamiento muy noble, con una motricidad bastante buena para los 265 CV que tiene. Frente a un Seat León Cupra R de igual potencia y con un diferencial electrónico XDS, el Renault Mégane RS Cup es más radical, lo que no significa que sea más o menos eficaz. Por último, los frenos Brembo del Renault Mégane RS aguantan el trabajo duro de manera impresionante.

¿Necesitas peritar un coche?
¿Vas a comprar un coche y necesitas saber su estado? Para comprar tu nuevo coche con total garantía tienes que peritar tu coche con nosotros ¡A que esperas!
Peritar coche al mejor precio
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *