Rolls Royce Cullinan Black Badge: el negro se apodera de los más ricos

A no ser que vivas en Mónaco o te muevas por las zonas más ricas del mundo, no lo verás por las calles. Hablamos de uno de los todo camino más exclusivos, y caros del mercado, el Rolls Royce Cullinan. Con él, la firma con sede en Derby, se metía de lleno en el segmento de moda y de mayor proyección del sector. Así, no solo ganan en notoriedad, además, incrementarían sus ventas de forma significativa, como finalmente está sucediendo.

Sin embargo, la exclusividad manda y sus clientes quieren lo más de lo más. Así, nace el todavía más exclusivo Rolls Royce Cullinan Black Badge. Para su creación, los responsables del modelo han seguido los mismos patrones estéticos que en otras ocasiones. Así, el Cullinan se une a los Dawn, Wraith o Ghost, modelos que ya han presumido de esta terminación especial. Pero además, cuenta con una dosis extra de vitaminas, pues es más potente.

El Rolls Royce Cullinan Black Badge es más agresivo y potente

Estéticamente hablando, el Rolls Royce Cullinan Black Badge adopta una apariencia más agresiva. Para ello, su carrocería se viste en tono negro, como también lo hacen la parrilla frontal o el Espíritu del Éxtasis. En la vista lateral podemos apreciar unas llantas de aleación negras de nuevo diseño y 22 pulgadas. Tras ellas, se aprecian unas pinzas de freno de generoso tamaño pintadas en rojo, algo nuevo en la marca.

El único elemento que rompe la sobriedad de la carrocería son las líneas en tono amarillo que la recorren. Son finas y discretas, pasando inadvertidas si no nos fijamos. Este tono, da el salto al interior del Cullinan Black Badge, evitando que el conjunto resulte tétrico. Para ejecutar esta misión, se extiende por zonas como asientos, puertas o salpicadero. Además, presenta inserciones en fibra de carbono, creando un aspecto tridimensional.

Artículo relacionado:
El Rolls Royce Cullinan rompe récords en la factoría de Goodwood

Por último, debemos mencionar su oferta mecánica. Bajo el capó, está el bloque gasolina 6.75 litros Twin-Turbo en configuración V12. La diferencia radica en su rendimiento, pues los ingenieros de la marca han alcanzado un mayor nivel de potencia. Ahora, asciende hasta los 607 CV y un par máximo de 900 Nm. La gestión de este bloque corre a cargo de la misma transmisión, pero ha sido puesta a punto para soportar el mayor par.

Oficialmente, la comercialización del Rolls Royce Cullinan Black Badge arranca en los próximos días. Sin embargo, su precio no será bajo, como cualquier modelo en la marca. Así, quien quiera hacerse con uno, tendrá que desembolsar unos 382 mil dólares. En cualquier caso, clientes no le faltarán, amén de los datos que la firma ofrece cada poco tiempo. Todo un éxito.

Fuente – Rolls Royce


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.