Tesla en el punto de mira de la NHTSA por problemas en los Model S y X

A día de hoy nadie puede poner en duda la capacidad tecnológica de los modelos de Tesla. La firma yanqui, creada por el todo poderoso Elon Musk, ha puesto la zancadilla a todos los grandes fabricantes de coches del mundo. Sin embargo, parece que la celeridad con la que desarrollan sus modelos les pasa factura en ciertos aspectos. Sobre todo en el relativo a la elección de materiales o componentes ya que al poco tiempo empiezan a fallar.

Cierto es que cualquier coche puede dar problemas y en cualquier momento. El problema está en que parece que los duendes de las cadenas de montajes se han ido a vivir con ellos. Así, no es extraño que la National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA) haya recibido quejas de los Model S y Model X. Por ahora no han sido muchas (se estima que unas 43) pero con el paso del tiempo podrían ser más. ¿Imaginas por qué?

La NHTSA ha recibido varias quejas de las suspensiones de Tesla

Según parece, varios clientes se han quejado del acabado que tienen las suspensiones de los Model S y Model X. Estas reclamaciones han llegado a oídos de la NHTSA y se han puesto manos a la obra para ver qué es lo que está pasando. Todo apunta a que los enlaces de las juntas de rótula pueden fallar haciendo que el vehículo sea inestable. Además, esta situación también afectaría a la dirección, volviéndolos peligrosos en caso de fallo.

Con todo, Tesla es consciente de la situación pero está tardando más de lo deseable en poner una solución al respecto. A ello hay que sumar que algunos clientes que han pasado por el taller para solucionar este problema han visto mermada su cuenta bancaria. La razón es sencilla: al parecer, para reemplazar estas rótulas hay que desmontar la batería principal del coche. Por tanto, el coste se encarece notablemente por su peligrosidad.

Artículo relacionado:
Tesla: un paso más hacia la conducción autónoma total (vídeo)

Y hasta aquí podemos leer. La NHTSA ha anunciado que va a investigar en profundidad el problema para ver si se tiene que emitir una llamada, masiva, para retirar las unidades y solucionar el problema. Tesla también está recopilando información y en breve anunciará una solución. Por ahora se desconoce si hay unidades afectadas en Europa, aunque teniendo en cuenta que las unidades se fabrican todas en EEUU es muy posible.

Habrá que ver qué es lo que está pasando, pues parece que el peso y envergadura de ambos modelos juegan en contra de este problema.

Fuente – National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA)


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.