Así es y así funciona la suspensión activa predictiva del Audi A8

Audi A8 suspensión activa predictiva

No cabe la menor duda de que el Audi A8 es uno de los coches en los que más cómodo se puede viajar. Se trata de una berlina de representación muy lujosa en la que prima el confort de marcha, especialmente para los ocupantes, y con todo lujo de detalles. Además, ofrece mucha personalización. Buena parte de ese confort se logra gracias a la calidad de los materiales, al aislamiento acústico y también a su sistema de suspensión. Fijaos en la suspensión activa predictiva.

Audi acaba de informarnos de qué es y cómo trabaja su nuevo sistema de suspensión, que se denomina comercialmente como suspensión activa predictiva. Como su propio nombre indica, es capaz de predecir cómo será el bache que nos vamos a encontrar, adaptando la amortiguación en cada rueda de forma independiente. Además, acepta tanto un tarado muy confortable, como una configuración más deportiva.

Este esquema consta de cuatro motores eléctricos ubicados muy cerca de cada una de las ruedas y gestionado de forma individual por la unidad electrónica de potencia. Se alimentan del sistema eléctrico principal de 48 voltios, pero su consumo de energía es muy bajo -según apunta la marca de los cuatro aros-. Vamos por partes.

Más eficaz en modo dynamic, reduciendo las inclinaciones

Audi A8

Gracias a la suspensión neumática y al Audi drive select (modos de conducción), la suspensión activa predictiva permite una gran variación en su tarado. En el modo dynamic reaccionara de una forma más deportiva. Según Audi, en una curva rápida con 1 g de aceleración lateral, el ángulo de balanceo será de solo 2 grados, mientras que con la suspensión estándar sería de 5 grados. Al acelerar fuerte o al clavar los frenos el cabeceo también se reduce al mínimo. De esta forma se mejora la seguridad y el confort incluso en conducción deportiva.

Máximo confort inclinando hacia el interior de la curva

Artículo relacionado:
Prueba Audi A8, al volante de la tecnología, el confort y el lujo

Por otro lado, si seleccionamos el modo comfort plus, la electrónica toma los datos recogidos por la cámara frontal que analiza el estado de la calzada. Esto le permite identificar las irregularidades, ajustando de forma predictiva la suspensión antes de que el Audi A8 llegue a ese bache. Al adaptarse, filtra la irregularidad y lo compensa en tiempo real, por lo que el conductor y ocupantes apenas lo perciben. Esto eleva notablemente el confort de marcha.

A lo anterior hay que añadir otra característica, y es que también reduce las fuerzas transversales elevando el lado exterior de la carrocería en una curva y bajando el interior; creando una inclinación de hasta 3 grados hacia el interior. Las inercias se notan menos en el interior, especialmente entre 80 y 130 km/h, según afirma Audi. En cualquier caso, esta función ya la habíamos visto tiempo atrás en uno de sus rivales más directos, el Mercedes Clase S.

Audi no ha informado del sobrecoste que tendrá esta suspensión activa predictiva en el Audi A8. Sí ha declarado que en Europa estará disponible a partir del próximo mes de agosto, es decir, en solo unas semanas.

Audi A8 suspensión activa predictiva

Pero aún hay más. Al acelerar o frenar en línea recta, esta suspensión activa predictiva puede reducir las fuerzas “incómodas” de los cambios de ritmo. Por ejemplo, en una frenada, levanta parcialmente la parte delantera y baja la trasera, por lo que los ocupantes no tienden a desplazarse tanto hacia delante. Lo mismo, pero de forma inversa, ocurre en las aceleraciones.

La función de entrada elevada

Otra de las funciones de este sistema es la de “entrada elevada”. Cuando el coche está parado, al accionar el tirador de la puerta, la carrocería se eleva rápidamente 5 centímetros, lo que nos permite entrar y salir del coche de una forma más cómoda; algo que será muy de agradecer por todos los usuarios del A8, pero especialmente para personas mayores o con ciertas dificultades de movilidad.

En caso de prever un choque lateral, eleva la carrocería

Por último, gracias al pre sense 360 y al uso de unos sensores que identifican posibles situaciones peligrosas alrededor del coche, en caso de detectar un alto riesgo de choque lateral a más de 25 km/h, la suspensión eleva la carrocería hasta 8 centímetros para absorber de forma más eficaz la fuerza del impacto. Esto se traduce en que la sacudida afectará menos a los ocupantes, especialmente en la zona torácica y abdominal.

Te puede interesar
¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.