No es una broma: ¡Los Audi S6 y Audi S7 Sportback se pasan al diésel!

Como sabes, la mayoría de modelos de Audi cuentan con versiones deportivas, la famosa gama S, y otras llevan ese nivel de deportividad al extremo con la gama RS. Los Audi A6, A6 Avant y A7 Sportback llevan ya unos meses en comercialización y sus versiones S acaban de ser desveladas. Aquí tenéis a los nuevos Audi S6 Avant, Audi S6 y Audi S7 Sportback, tres productos que llegarán a España durante el próximo mes de mayo.

La principal sorpresa al recibir el comunicado de prensa es que estos tres modelos se presentan utilizando una motorización diésel. Sorprende porque el diésel se encuentra en una etapa de clara demonización y también porque este tipo de propulsores nunca ha estado ligado a la alta deportividad, aunque no es el primer Audi S con motor de gasoil. En este caso se trata de un V6 3.0 TDI con compresor eléctrico y microhibridación.

Empezamos por el motor

Empezando por la adopción de un propulsor diésel, este V6 TDI de 3.0 litros de cilindrada recurre a un sistema eléctrico de 48 voltios y un compresor de accionamiento eléctrico para maximizar el rendimiento a la vez que se busca una alta eficiencia. Mediante este compresor eléctrico (que Audi denomina EPC) se evita la aparición del famoso lag, o lo que es lo mismo, el retardo desde que pisamos el acelerador hasta que el sistema de sobrealimentación tiene la presión suficiente, especialmente a bajas vueltas.

Su tiempo de respuesta es inferior a 250 milisegundos y puede girar a 70.000 rpm.

Gracias a la doble sobrealimentación, ya que también utiliza un turbo tradicional movido por los gases de escape, este motor utilizado en los Audi S6 y Audi S7 eroga una potencia máxima de 350 CV. Pero lo que más sorprende no es la potencia, sino el par. Hablamos de nada menos que 700 Nm de par motor máximo, estando disponible tal cantidad desde las 2.500 hasta las 3.100 vueltas.

Por estas soluciones, las cifras de aceleración son espectaculares. El Audi S6 pasa de 0 a 100 en solo 5 segundos, mientras que los S6 Avant y S7 Sportback necesitan de una décima de segundo más. Por otro lado, y como ya estarías imaginando, su velocidad máxima está limitada a unos más que decentes 250 km/h.

Mientras tanto, el sistema microhíbrido a 48 voltios (MHEV) tiene un pequeño motor eléctrico que hace las veces de alternador y motor de arranque, apoyado en una batería de 10 Ah bajo el piso del maletero que se recarga en fases de deceleración. Esto permite que el sistema de start/stop detenga el motor térmico a velocidades desde 0 a 22 km/h, logrando un ahorro de 0,4 l/100 km según comenta la firma alemana. El S6 homologa 7,8 l/100 km, siendo una décima superior en el caso de los S6 Avant y Sportback.

Cuatro ruedas directrices, pero como opción

Ya probamos tiempo atrás el Audi A8 y el Audi A7 Sportback con el extra del eje trasero directriz, el cual otorga una notable mayor agilidad a la hora de conducir por ciudad y también cuando buscamos un poco de diversión por una carretera virada. Ahora también llega a los Audi S6 y Audi S7 como opcional, siendo la dirección progresiva con ajuste deportivo de serie.

Ya sabes que, con la dirección en el tren trasero, a velocidades inferiores a 60 km/h el eje trasero gira unos grados en sentido opuesto a las delanteras, logrando un redondeo de la trayectoria, y por encima de esa velocidad gira en el mismo sentido para dar más estabilidad a altas y medias velocidades.

Suspensión deportiva S

Estos tres nuevos modelos deportivos también cuentan con una suspensión específica que reduce en 20 mm la altura libre al suelo en el caso de los S6 y 10 mm en el S7, por lo que ambos quedan a la misma distancia del suelo. La suspensión puede ser neumáticas, adaptándose mejor al terreno y filtrando las irregularidades cuando realicemos un largo viaje, donde siempre se buscará el máximo confort. Además, también tiene una pequeña regulación de altura dependiendo del modo de conducción seleccionado y la velocidad.

No falta la tracción quattro

Como todo modelo de la gama S de Audi, en estos tres nuevos vehículos no falta la tracción integral quattro. Comenta la firma alemana en su comunicado de prensa que es capaz de enviar el 70 % del par al tren delantero y hasta el 85 % al trasero dependiendo de las pérdidas de motricidad, aunque en condiciones normales enviará el 60 al eje delantero y el 40 % restante al trasero. Para mejorar el guiado en curva cuentan con control selectivo de par individual.

Opcionalmente se puede instalar el diferencial deportivo en el tren trasero, que aportará un paso por curva más ágil y rápido cuando decidamos practicar una conducción dinámica. Este diferencial deportivo varía su configuración de funcionamiento dependiendo de los ajustes realizados en el Audi drive select, el selector de modos de conducción.

Frenos cerámicos opcionales

No creo que el cliente habitual de un Audi S6 o un Audi S7 vaya a practicar una conducción extrema en circuito, pero como siempre hay excepciones, la marca de los cuatro aros ofrece un sistema de frenos opcional con discos cerámicos y pinzas fijas. En el tren delantero el diámetro de los discos es de nada menos que 400 mm, siendo de 370 mm en el trasero. Además de mejorar la capacidad de frenado contribuyen a reducir las masas no suspendidas, ahorrando 9 kilos. De serie son de acero con pinzas de aluminio en color negro (opcionales en rojo) y con el logo S.

Diseño identificativo

Hemos dejado el apartado de diseño para la última parte de este artículo porque ya lo estáis apreciando vosotros mismos con las distintas imágenes y la galería que os dejamos un poco más abajo. Como es habitual en la gama S, Audi recurre a paragolpes más agresivos, taloneras más pronunciadas y llantas de mayores dimensiones (20 pulgadas de serie y 21 opcionales) para incrementar la deportividad estética respecto a los modelos de los que derivan. Como en todo Audi S, tampoco faltan las cuatro salidas de escape en la parte trasera.

Mientras tanto, en el habitáculo también hay detalles que lo diferencian como una mayor presencia del color negro, inserciones deportivas, costuras que crean contrastes de colores o una amplia gama de asientos deportivos, pero todos ellos buscando también aportar un alto nivel de confort. Hay varias tonalidades para elegir. El volante puede tener opcionalmente su parte inferior plana, mientras que el reposapiés y los pedales van siempre en acero inoxidable.

Te puede interesar
¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche

Sé el primero en comentar