Aviar R67: el Ford Mustang ruso que no es lo que parece a simple vista

Tras la caída de la antigua URSS la suerte de Rusia cambió. Pasó de ser una potencia mundial de primer orden a situarse tras EEUU, Francia o Alemania. Ello indignó mucho a su pueblo, orgulloso de sus raíces y tradición militar. Por esa razón, han trabajado mucho (y algunas veces muy sucio) para ocupar el lugar que ellos creen merecer. El sector del automóvil ha sido uno de los más olvidados, aunque eso ha cambiado ahora.

El mejor ejemplo de la evolución rusa lo podemos ver en la firma Aurus Motors. Por ahora, su único modelo copia muchos rasgos de diseño de los Cadillac de General Motors. Pero es que hay otro modelo nuevo, el Aviar R67, que emula a otro de los iconos del automovilismo de EEUU. Sí, no hay que ser un lumbreras para darse cuenta de que calcan, casi al milímetro, la estética del Ford Mustang de 1967. Sin embargo, esconde varias sorpresas.

El interior del Aviar R67 es moderno y muy tecnológico

La primera vez que pudimos ver al Aviar R67 fue hace un par de años, aunque en ese momento el proyecto no convenció a muchos. Ahora, la firma publica una serie de imágenes oficiales en las que podemos ver cómo luce su carrocería de fibra de carbono. En todo caso, su estética tiene poco que comentar, pues el frontal, línea lateral y zaga son muy similares a las que lució la primera generación del Mustang.

Donde está una de las sorpresas es en su interior. Las líneas que dan forma a su habitáculo y volante sorprenden por llamativas y por mezclar con acierto tradición con modernidad. Destaca por ofrecer una instrumentación digital configurable así como una pantalla central táctil de gran tamaño y posición vertical. Los asientos, túnel central y puertas llaman la atención por los materiales empleados y el cuidado de su terminación.

Artículo relacionado:
El Ford Mustang vuelve a ser el deportivo más vendido del año en todo el mundo

A nivel de equipamiento, el Aviar R67 puede ser considerado un modelo del Siglo XXI. Entre los elementos que puede incluir figuran una moderna suspensión adaptativa, luces Full LED o acceso y arranque manos libres a través de una llave inteligente. Tampoco faltan elementos como climatizador dual, acceso WiFi, asientos y volante calefactables, seis airbags o simulador de sonido mecánico para su motor.

La gran sorpresa es su mecánica, ¡heredada del Tesla Model S!

Otro de los puntos positivos está en su técnica, donde también vemos como busca inspiración en otros productos americanos. En primer lugar, su chasis está fabricado en aluminio para reducir el peso, aunque se queda en unos elevados 2.180 kilos. Sobre él, monta el mismo tren motriz eléctrico que impulsa al todo poderoso Tesla Model S Performance. Así, cuenta con una potencia final de 852 CV y un par máximo de 950 Nm.

Esta es la gran sorpresa y de ahí que pueda incluir el sistema autónomo Auto Pilot. En conjunto, las prestaciones del Aviar R67 son elevadas firmando un paso de 0 a 100 kilómetros por hora de sólo 2,2 segundos. La velocidad máxima, limitada electrónicamente, alcanza los 250 kilómetros por hora. Todo, con una autonomía media homologada de 507 kilómetros debido, en parte, a que su carrocería no es tan aerodinámica como la del Model S.

Fuente – Aviar


Un comentario, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Rodolfo alarcon dijo

    Primera vez que veo un coche Ruso tan bonito. Claro es una copia del inmortal mustang.