BMW M4 CSL: Todas las claves del M4 más radical

BMW M4 CSL perfil delantero

El BMW M4 es uno de los coches más deseados por todos los apasionados de los deportivos, pero si añadimos las míticas siglas CSL se convierte en un sueño que pocos pueden hacer realidad. BMW acaba de presentar el nuevo BMW M4 CSL, una versión extrema cuya producción va a estar limitada a sólo 1.000 unidades.

Esta edición deriva del M4 Competition, aunque su planteamiento es muchísimo más radical. Prácticamente es un coche preparado para competición, incluyendo soluciones del M4 GT3, pero con los aspectos técnicos justos para poder ser homologado para la vía pública.

BMW M4 CSL: Más potente y más ligero

BMW M4 CSL drift

Empezando por el motor, el nuevo BMW M4 CSL recurre al mismo bloque de seis cilindros en línea y 3 litros con dos turbos. Sin embargo, ha sido exprimido a base de una mayor presión de soplado para ofrecer un rendimiento de 550 CV a 6.250 rpm, con un par motor de 650 Nm. Recordamos que el M4 “normal” desarrolla 510 CV.

En este caso, las prestaciones mejoran con un 0 a 100 en 3,7 segundos, y un 0 a 200 en 10,7. Por su parte, la velocidad punta se eleva hasta los 307 km/h. Mientras, sigue utilizando una transmisión automática de 8 marchas ZF, aunque hay que tener en cuenta que este CSL sólo está disponible con propulsión trasera (no hay opción al sistema xDrive de tracción total, como sí lo hay en el M4 Competition).

BMW M4 CSL asientos

No menos destacable es el ahorro de peso de 100 kilos, gracias a la eliminación de los asientos traseros, a los asientos delanteros tipo baquet en carbono, capó y maletero en fibra de carbono, frenos M carbocerámicos, llantas especiales de aleación ligera y una insonorización específica del modelo con materiales ultraligeros. Su peso es de 1.700 kilos.

Además, también se ha incrementado la rigidez estructural del vehículo. En este aspecto destaca especialmente el refuerzo de aluminio en el compartimento motor, como se puede ver en alguna de las imágenes que acompañan en este artículo.

Suspensión adaptativa de reglajes más firmes

BMW M4 CSL dinámica

Mientras tanto, el BMW M4 CSL sigue apostando por una suspensión adaptativa M, pero con una configuración más extrema. Entre otras cosas rebaja la altura de la carrocería en 8 mm respecto a un M4 Competition. Esta suspensión, con muelles, amortiguadores, barras estabilizadoras y soportes específicos, está acompañada de una nueva configuración del alineado de la dirección, con mayor caída negativa.

Por otro lado, el CSL viene con un control de tracción M de hasta 10 niveles de configuración. Así, el piloto puede ajustar cuánto quiere que sea de permisiva la electrónica. La marca alemana dice concretamente que “permite realizar derrapes controlados entre los niveles 1 y 5. Los niveles 6 a 10 maximizan la tracción teniendo en cuenta tanto las condiciones de la superficie de la pista como la temperatura de los neumáticos”.

Como curiosidad, el BMW M4 CSL ha marcado el mejor tiempo de vuelta jamás logrado por un coche fabricado en serie por BMW Group en el circuito de Nürburgring Nordschleife: 7:15,677  en la parte del circuito dedicada a los test de comparación de 20,6 kilómetros y 7:20,207 para la vuelta completa de 20,8 km.

Galería BMW M4 CSL

Fuente – BMW


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.