Caterham Super Seven 1600: la deportividad pura llega de Reino Unido

Cuando hablamos de modelos exclusivos siempre nos vamos a marcas como Ferrari, Lamborghini o Bugatti. Pocos son los que se acuerdan de otras que también atesoran gran historia a sus espaldas. Entre las más grandes y desconocidas está la minúscula y desconocida Caterham. La firma inglesa es de las más discretas en cuanto a desarrollo de modelos y exposición pública en los medios de comunicación que pueblan el sector del automóvil.

Sin embargo, no debemos quitarles mérito, pues sus modelos son deportivos que para sí quisieran firmas más conocidas y de mayor volumen. El último ejemplo está encarnado en el Caterham Super Seven 1600, un cabrio biplaza que recuerda a los deportivos de décadas pasadas. Pero no te lleves a engaño, pues aunque a muchos su estética pueda resultar «anticuada», el nivel de ingeniería es acorde con los tiempos que vivimos.

La estética del Caterham Super Seven 1600 es de los 70 y su mecánica de 2020

Si echamos un vistazo a los trazos que dan forma a la estética del Caterham Super Seven 1600 debemos centrarnos en varios aspectos. Por una parte el frontal luce la típica parrilla y los grupos ópticos «saltones» situados a ambos lados del capó. En segundo lugar está la vista lateral, donde llama poderosamente la atención la forma acampanada de los pasos de rueda. Pero tampoco podemos pasar por alto tres detalles de esta vista.

Las llantas de aleación son de 14 pulgadas y lucen un diseño Minilite acabado en aluminio, dorado o color de la carrocería. La línea de escape está situada en la zona inferior, quedando al descubierto y luciendo una exquisita terminación en cromo. Por último está el parabrisas y marco de seguridad trasero. Ambos son minimalistas, sirviendo únicamente para proteger a los ocupantes de las inclemencias del viento y un posible vuelco.

Artículo relacionado:
El Caterham Seven SuperSprint se vende en menos de 7 horas

En la zaga llama la atención el cuidado gusto de sus creadores para situar la rueda de repuesto o los pilotos. De aquí, debemos saltar a su interior. En él destaca el gran volante acabado en madera, la tapicería de cuero que viste gran parte del habitáculo o los controles. Además, si el cliente lo desea puede incrementar el tamaño interior del Super Seven 1600, mejorando el escueto maletero y el tamaño del depósito de combustible.

Para terminar debemos hablar de su mecánica. Carterham hace uso del bloque 1.6 litros perteneciente a la familia Sigma de Ford. Entrega un rendimiento de 137 CV y cuenta con inyección directa de gasolina. Su gestión recae en una transmisión manual de cinco relaciones. Además, si el cliente lo desea puede incluir un diferencial de deslizamiento limitado o grupos ópticos con tecnología LED. Todo a partir de unos 41.800 euros.

Fuente – Caterham


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.