Citroën Ami 100% electric: la solución a los atascos por 20 euros al mes

La evolución que ha experimentado el sector del automóvil en los últimos años es exponencial. El transitar desde su nacimiento hasta nuestros días ha sido muy complejo y está marcado por varios hechos trascendentales. Uno de los más importantes es la búsqueda de soluciones a la movilidad en las grandes ciudades. La razón para ello es sencilla: cada día son más grandes y la contaminación prohíbe el rodar de modelos endotérmicos.

Teniendo en cuenta esta disyuntiva, el sector ha apostado por la electricidad. Así, hace unos años llegó a nuestras vidas el Renault Twizy. El cuadriciclo eléctrico de la firma gala presentaba soluciones interesantes, pero no ha logrado el éxito que esperaban. Ahora, se presenta ante nosotros el Citroën Ami 100% electric, la última propuesta para circular por la ciudad sin temer a las restricciones. Y cuidado, porque ahora sí podría triunfar.

El Citroën Ami se inspira en el Ami One Concept

Si hacemos un poco de memoria, debemos recordar al pequeño Ami One Concept. Con este prototipo, Citroën iniciaba los fastos por su primer centenario de vida. Su concepto era interesante, pues ofrecía en poco tamaño exterior un generoso interior. Además, su estética mantenía la originalidad vista en otros modelos de la firma gala. Pues bien, han traspasado este planteamiento al Ami 100% electric, aunque se han quedado a medias.

El frontal y la zaga pierden los originales grupos ópticos LED para recibir unos más convencionales. Como ocurre en el Honda e, ambas vistas son simétricas, situándose la única diferencia en la forma del parabrisas y luneta trasera. Pasando a la vista lateral, encontramos una puerta por cada lado, aunque de apertura asimétrica (la izquierda de tipo suicida y la derecha de apertura convencional). Además, incluyen un pequeño Air Bump.

Artículo relacionado:
El Citroën Ami One Concept presenta la movilidad futura para todos

Con 2,41 metros de longitud, 1,39 metros de ancho (sin contar los retrovisores) y 1,52 metros de alto será el rey de la ciudad. A ello hay que sumar un radio de giro de 7,2 metros. Uno de los puntos fuertes del pequeño Citroën Ami 100% electric reside en sus posibilidades de personalización. Destacan las diferentes llantas de aleación de 14 pulgadas y notas de color que se extienden desde el exterior al interior.

Interior con espacio para dos y mucha personalidad

La configuración interior del Citroën Ami 100% electric es diferente a la del Twizy. Ambos cuentan con un habitáculo para dos ocupantes, aunque la disposición de los asientos varía. El modelo del rombo los emplaza en tándem y el del doble chevrón en horizontal. Si pasamos al diseño del cockpit, encontramos varios elementos a destacar, aunque podríamos definirlo como sencillo, lógico y funcional.

Como es lógico pensar, la contención de costes es importante y para ello prescinde de elementos superfluos y suma materiales de aspecto sencillo. El volante no es compartido con ningún modelo de la firma y su diseño es sencillo y moderno. Mismo planteamiento para el salpicadero, que se limita a integrar un soporte para el móvil y los controles más importantes, como los del warnign.

Al igual que en el exterior, las posibilidades de personalización son importantes en el habitáculo. Para ello, Citroën propone varios ambientes representados por diferentes tonos. Además, no faltarán elementos para hacer la vida a bordo más sencilla, como redes y soportes varios. Por último, la apertura de las ventanillas es parcial, recordando a modelos de otras épocas, en los que el cristal estaba partido en dos y se abrían en forma de libro.

Mecánica eléctrica con 70 kilómetros de autonomía

El Citroën Ami 100% electric nace dentro del programa de electrificación de la firma. Antes de que acabe el año habrá seis modelos alimentados por esta energía entre los que estará, además del Ami, el híbrido C5 AirCross, el nuevo C4 y las versiones EV de los SpaceTourer, Jumper y Jumpy. Con todo, la ambición de este pequeño se limita a las grandes urbes, al menos, por los datos que la marca ha facilitado al respecto.

Para moverse, recurre a un pequeño motor eléctrico de 6 kW (8,16 CV) de potencia. Obtiene la energía de una batería de ion litio con 5,5 kWh de capacidad energética. Con estas cifras no ofrecerá unas prestaciones de infarto, pero podrá alcanzar los 45 kilómetros hora (auto limitados) de punta. Esta cifra, es factible gracias a que su contenido peso, que arranca en los 425 kilos sin contar la batería. Con ella, asciende hasta los 485 kilos.

La autonomía del conjunto, como era de esperar, no es estratosférica, pero suficiente para su público objetivo. Según Citroën, podrá recorrer con una carga de las baterías hasta 70 kilómetros. Una vez agotadas, necesitaremos un poco más de tres horas para cargarlas al completo en una toma doméstica. En caso de emplear tomas más potentes el tiempo se reducirá, pero Citroën no ha confirmado esta posibilidad.

¿Cómo comprar el nuevo Citroën Ami 100% electric?

Teniendo en cuenta el carácter innovador del Citroën Ami 100% electric, su forma de venta no iba a ser la tradicional. En primer lugar, gracias a su tamaño exterior y contenida relación peso-potencia, ha sido homologado como cuadriciclo. Partiendo de esta base y que por diseño y equipamiento de seguridad es limitado, su precio va a ser contenido. Será incluso más bajo que el del propio Twizy.

Los datos que tenemos son relativos a Francia, pero podrían llegar a España sin demasiados cambios. Según Citroën, el precio arranca en los 6.900 euros, de los cuales podemos retraer 900 euros por la ayuda al vehículo eficiente. En caso de no optar por la compra tradicional, existe la posibilidad de acceder al renting. Dando una entrada de 2.644 euros, durante 48 meses podremos hacer uso del Ami por sólo 19,99 euros.

Artículo relacionado:
Citroën cederá a Opel su hueco y se convertirá en la Dacia del Grupo PSA

Además, también estará disponible a través del programa de carsharing Free2Move a un precio de 0,26 euros por minuto. Pero lo mejor es que el Citroën Ami 100% electric puede ser conducido con la licencia de ciclomotor AM. En España es posible desde los 16 años, pero en otros países de la Unión Europa lo es desde los 14 años. Por último, si no lo quieres comprar en el concesionario, Citroën ha habilitado otras fórmulas más novedosas.

Para ello, ha firmado acuerdos de colaboración con empresas como FNAC o DARTY. La configuración es por internet y una vez hecha, se paga una señal para reservarlo. Posteriormente la marca contactará con el cliente para confirmar la configuración y establecer la forma de pago. En conjunto, todo son ventajas para que la movilidad en las grandes urbes no sea un problema. ¿Qué os parece el Ami 100% electric?

Fuente – Citroën


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.