Citroën C4 y ë-C4 2021: Ya son oficiales los últimos secretos que escondía

Largo y tendido hemos hablado de la resurrección del esperado Citroën C4. El compacto galo regresa a nuestras vidas por la puerta grande, aunque no como hubiera gustado a muchos. Como pudimos comprobar tiempo atrás, su planteamiento es una mezcla de conceptos que ha dado lugar a un modelo muy original y exótico. Gracias a él, podrá despuntar en un segmento cada vez más homogéneo, aunque no por ello carente de personalidad.

La presentación oficial del nuevo Citroën C4 tuvo lugar ayer, pero días atrás llegó una primera remesa de imágenes y datos oficiales. Gracias a ellos pudimos completar gran parte de su árbol vital, sin embargo Citroën se guardó varios ases bajo la manga. Ahora, tras su debut ya conocemos todos sus secretos y os los vamos a contar. Si buscas coche nuevo y te gusta el riesgo no tengas miedo, porque este C4 dará mucho de qué hablar.

El interior del Citroën C4 está pensado para gustar a padres e hijos

La estética del nuevo Citroën C4, según la marca, se inspira a la que lucía el mítico GS. Sin embargo, revisando su zaga podemos establecer un paralelismo con otro modelo de éxito mundial: el Toyota C-HR. Esto se aprecia en el formato del alerón, la integración de los grupos ópticos y líneas que definen el portón del maletero. El resto de trazos es propio, demostrando que la personalidad de Citroën sigue latente en sus modelos.

Ahora jugaremos al juego de las siete diferencias entre los C4 y ë-C4. Uno y otro modelo son el mismo, pero hay detalles de diseño que los diferencian. En primer lugar, debemos fijarnos en el tono azul eléctrico que se extiende por la carrocería. Los vemos en el marco de los anti niebla delanteros o los airbump laterales. En segundo lugar, la ausencia de salidas de escape y, por último, la inclusión del logo «ë» bajo el retrovisor.

Artículo relacionado:
Y contra todo pronóstico, aquí está el nuevo Citroën ë-C4 ¿Qué te parece?

Dejando atrás la carrocería, pasamos al habitáculo. Como mencionamos, nos sorprendió lo claro, ordenado y lógico que es el salpicadero. A reseñar está el cuadro de instrumentos digital configurable, la pantalla central táctil de 10 pulgadas o los controles manuales para el climatizador. Sin embargo, destaca la zona destinada al copiloto, pues sobre la guantera esconde un soporte para una tablet y un hueco para guardarla.

Otro detalle a mencionar se sitúa en las plazas traseras. La habitabilidad se situará en la media, pues con 4,36 metros de longitud y una distancia entre ejes de 2,67 metros se sitúa en la zona intermedia del segmento. Esto mismo no se puede decir del maletero, pues se conforma con 380 litros para todas las versiones. Respecto a las posibilidades de equipamiento, hay mucha tela que cortar, pero no faltarán las últimas ayudas a la conducción.

Oferta mecánica completa gracias a la base e-CMP de PSA

Otro de los secretos que se reservó Citroën tiene que ver con la oferta mecánica del nuevo C4. Todos sabíamos que se sustenta sobre la plataforma e-CMP del Grupo PSA, por lo que sería común con el nuevo Peugeot 2008 u Opel Corsa. Sin embargo, quedaba por confirmar el número de versiones y, sobre todo, la autonomía media homologada de la versión eléctrica. Ahora, ya tenemos al completo la oferta, y fallamos muy poco.

En gasolina la familia gira en torno al moderno 1.2 PureTech con tres cilindros y turbo. La versión básica arranca con 100 CV para en la intermedia encontrar una con 130 CV. Corona la gama el más prestacional de 155 CV. Todas las versiones cuentan con sistema de parada y arranque Star&Stop y se asocian a una transmisión manual de 6 velocidades o una automática por convertidor de par EAT8 con 8 relaciones.

En diésel, la oferta girará en torno al bloque 1.5 BlueHDi S&S desdoblado en dos versiones: 110 CV y 136 CV. La versión de acceso se asocia a una transmisión manual de 6 relaciones y el más potente a la automática EAT8. Por último, el tren motriz eléctrico es el ya conocido en el Opel Corsa-e. Esto es, cuenta con 100 kW (136 CV) de potencia y un par máximo de 260 Nm. La autonomía es de 350 kilómetros y la carga se puede hacer a través de corriente continua, el wallbox que suministra la marca o un enchufe convencional de 16 amperios.

¿Tendrá éxito el renovado Citroën C4 y su versión ë-C4?

El riesgo que ha asumido el Grupo PSA con el desarrollo del nuevo C4 es muy elevado. Mezclar conceptos siempre se le ha dado muy bien a Citroën, pero el mercado puede aceptarlo o no. El mejor, y último, ejemplo está en la trayectoria comercial que ha sufrido el C4 Cactus. Con todo, la casa del doble chevron ha aplicado todo su saber hacer y los últimos avances en cuanto a tecnología y confort.

Los vemos en los cinco ambientes distintos que hay para configurar su interior, las ayudas activas a la conducción o los originales tonos para vestir su carrocería. Todo ello debería hacer un mix muy interesante que, si va acorde con el precio final de venta, podría dar como resultado un éxito rotundo. Por ahora sólo faltan por confirmar estos datos, pero no tardaremos mucho en tenerlos en la mano. En todo caso ¿os lo compraríais?

Fuente – Citroën


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.