Colector de admisión

colector de admisión

El colector de admisión, junto con el colector de escape, son dos de las partes fundamentales del motor de combustión interna, tanto de los coches como de otros vehículos. Sin embargo, aún es un desconocido para muchos conductores y aficionados a la mecánica. Por ese motivo, en este tutorial podrás conocer qué es, su funcionamiento, las posibles averías y los síntomas que te están indicando que está fallando, y los precios si necesitas comprar uno nuevo. Recuerda que es una pieza que no necesita de mantenimiento, pero cuando se deteriora o se rompe se necesita cambiar por completo, no admite reparaciones por lo general, a no ser que en algunos casos se puede remendar de alguna forma. No obstante, no suelen fallar, especialmente las que son de aluminio u otros metales duros, que no se perforan y en las que solo puede fallar la junta.

Qué es el colector de admisión

Colectores de un motor

El colector de admisión de un motor de combustión de un vehículo es una pieza clave donde se introduce el aire que será suministrado para la combustión del motor. De este modo, cuando el aire es mezclado con el combustible dentro del cilindro y se produce la chispa en los de gasolina, o la compresión en los de gasóleo, se producirá la explosión o combustión y ésta generará el empuje necesario para impulsar el vehículo y  hacer funcionar el motor.

El suministro de aire debe ser perfecto y homogéneo en cada cilindro, todo ello afecta a la potencia y al consumo del motor, por ese motivo, es una parte muy importante en el propulsor. Estas piezas suelen estar diseñadas con un interior pulido cuando se destinan a motores de alto rendimiento, permitiendo un flujo de aire más limpio y rápido, sin perturbaciones por las protuberancias de las paredes. En los motores de admisión de motores sin inyección directa tienen un interior rugoso, ya que permiten mayor pulverización del líquido durante la mezcla debido a las turbulencias generadas por las protuberancias.

Función del colector de admisión

El colector de admisión tiene un funcionamiento muy sencillo, simplemente es una cámara donde viaja el aire aspirado en los motores atmosféricos o el comprimido en los turbo para luego ser introducido por la válvula de admisión. Además, algunos sistemas suelen tener también un sensor de presión integrado para medir la presión del aire que se introduce y de ese modo controlar mejor los parámetros de funcionamiento del motor mediante la electrónica.

Esta pieza se situá junto a la culata, fijada a la misma con unos pernos y en ocasiones también incluyen una válvula EGR, en algunos vehículos. Y tanto su longitud como su grosor es variable en función de las necesidades de cada motor. Además, los hay de varios materiales, como los de aluminio o plástico resistentes.

Fallas en el colector de admisión y sus síntomas

El colector de admisión es una pieza que no necesita mantenimiento, por lo que si se rompe es necesario cambiarla sin más. Principalmente se pueden dar dos tipos de problemas o averías en esta pieza, que son:

Fugas en el colector de admisión

En ocasiones se puede estropear la junta de unión entre el colector y la culata, produciéndose fugas de aire y pérdidas. Además, es frecuente que el motor genere un humo negro debido a estos problemas, por lo que se podría detectar bastante fácilmente.

Colector de admisión roto

La otra gran avería de los colectores de admisión está causada por fisuras o roturas que hacen que se fugue el aire, aumentando el consumo sin causa aparente y produciendo un funcionamiento incorrecto del motor al no estar suministrando la presión de aire necesaria. Los sensores de presión también pueden detectar este tipo de problemas.

Colector de admisión variable

Existen dos tipos fundamentales de colector de admisión para motores de combustión, y esos tipos son:

  • De flujo fijo: este tipo de colector es el tradicional, pero sólo permite altos niveles de par motor a altas o bajas revoluciones, nunca en ambas. Y es habitual en motores con carburador o inyección monopunto.
  • Admisión variable: este colector se adapta a las necesidades que el motor tiene en cada momento gracias a unas mariposas que regulan el flujo y son gestionadas electrónicamente. Este tipo de colector ofrece un rendimiento más amplio y flexible al motor.

Precio del cambio del colectorde admisión

Los precios de los colectores de admisión son variables, pero los puedes conseguir a partir de 150€ para diferentes marcas y modelos de vehículos, también para motos. Aquí tienes algunos para elegir el que mejor se adapte a tus necesidades:

Ahora ya conoces un poco más sobre esta pieza tan importante para tu motor. Además, si quieres saber dónde se encuentra y cómo se puede desmontar y montar para comprobar su estado o sustituirla, entonces deberías ver este vídeo que te dejo aquí:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.