Colector de escape

colector de escape

El colector de escape, junto con el colector de admisión, es una de las piezas clave de un motor de combustión interna, tanto de los coches como de otros vehículos. Pese a su función vital, sigue siendo un desconocido para muchas personas aficionadas a la mecánica y conductores. Para tener las nociones básicas sobre este componente, su función, dónde se encuentra en el motor, las posibles averías y sus síntomas, y los precios que tiene esta pieza en el mercado si tuvieses que sustituirla.

Qué es el colector de escape

Colectores de un motor

El colector de escape es una pieza fundamental que recoge los gases de escape de los cilindros del motor, los que salen a través de las válvulas de escape y los unen en un solo tubo de escape. En los coches con turbo, la turbina irá instalada al final de este colector para aprovechar los gases de escape de alta energía para mover el compresor de aire para la admisión.

Debes saber que el colector de escape tiene por un lado la culata que va unida al bloque motor y por otro lado está el catalizador del escape, el que expulsa los gases al exterior a través del escape.

Para qué sirve el colector de escape

El colector de escape es un componente que conduce los gases de escape que se producen durante el proceso de combustión de los motores para poder expulsarlos al exterior a través del sistema de escape. Cuenta con un conjunto de tubos, dependiendo del número de cilindros (no del número de válvulas de escape), que se acaban uniendo en uno, el cual acaba en el catalizador.

Es importante que el diseño del colector de escape permita la expulsión perfecta de los gases, sin que ninguna de las salidas de un cilindro esté frenada por otra, y que tenga una resonancia y un diseño específico para extraer el máximo del motor. Además, debe controlar la fuerza y presión con la que los gases son expulsados. SI hubiese válvula EGR, también estaría en él para recoger cierta cantidad de gases de escape y redirigirlos al colector de admisión para ayudar en el proceso de la combustión y respetar los límites establecidos de gases para respetar el medioambiente.

Por último, es importante destacar que generalmente es una pieza confeccionada en hierro fundido para que sea resistente.

Dónde está el coclector de escape

El colector de escape se encuentra instalado en la salida de la culata de los motores de combustión. Son dos elementos que deben fabricarse teniendo en cuenta las dimensiones y temperaturas que debe soportar, y que por lo general son de hierro fundido.

Averías del colector de escape

Existen pocas averías que puedan suceder a un colector de escape. Al igual que sucedía con el colector de admisión, esta pieza no necesita de mantenimiento, pero cuando se estropea es necesario su sustitución. Quizás puedas pensar que no afectaría tanto al funcionamiento del motor ya que es una parte que está una vez pasado todo el proceso de combustión del motor, por donde se liberan los gases, pero lo cierto es que también es importante para el motor y afecta más de lo que piensas.

Fugas en el colector de escape

Es posible que se produzca fugas en el colector de escape, y esto se debe a un mal sellado de la junta o una mala fijación del mismo.

Colector de escape rajado

También es posible que esté perforado o con alguna grieta, por lo que están escapando los gases por donde no deben, y eso afecta también al funcionamiento del motor.

Cómo saber si el colector de escape está dañado

Por lo que se puede apreciar, el colector de escape puede indicar que tiene fallas por el ruido que hace el motor. Las fisuras o pérdidas suelen generar ruidos intensos por los gases que escapan por algún sitio. También se puede apreciar la salida de humo y el olor de los gases quemados cuando el motor se pone en marcha y sobre todo al acelerar. Otros síntomas son los tirones y falta de potencia que pueda tener el vehículo, puesto que, como comentaba anteriormente, aunque no lo creas, los colectores y escapes tienen que ver con la potencia, y la sonoridad de los mismos también.

Por tanto, recuerda revisar este componente cuando se dan los siguientes problemas:

  • Ruido anormal: con el motor frío, si hay una fuga en el colector de escape puede causar un sonido como un “tic”. Esto es debido a que los pernos rotos del colector de escape hacen que un colector frío filtre los gases a su alrededor, lo que ocasiona este sonido. Conforme la temperatura del motor va aumentando, el colector de escape se expande, cerrando las fisuras y silenciando el ruido que hace “tic”. Sin embargo, esto no solo afecta al vehículo, sino que también podría causar un problema de seguridad ya que los gases podrían filtrarse a la cabina y causar mareos y dolores de cabeza, es decir, síntomas de envenenamiento por monóxido de carbono.
  • Eficiencia del combustible anómala: si se disminuye la eficiencia del combustible, consumiendo más de lo normal, también puede deberse a un colector de escape roto. No porque se pierda combustible por él, sino porque las temperaturas y ciclos que tiene que manejar el motor de forma óptima se han desajustado por las roturas de este colector de escape.
  • Testigo del motor encendido: si no revisas el vehículo y la reparación del colector, se encenderán las luces indicadoras de error en el panel del coche avisando de que algo va mal. Además, se podría quemar una válvula de escape debido a la exposición prolongada a una mezcla aire/combustible incorrecta, entre otros problemas. Es mejor no dar lugar a esta situación, pues las reparaciones pueden ser importantes y costosas.

Colector de escape al rojo vivo

El colector de escape es normal que se ponga al rojo vivo en motores de altas prestaciones como los del motorsport o en los demás motores cuando llevan tiempo funcionando de forma contundente. Sin embargo, si el escape se pone al rojo vivo muy pronto, puede deberse a una mezcla muy pobre de gasolina, que hace que el motor se caliente más. De hecho, algunos motores que funcionan con mezclas pobres tienen que usar algún tipo de protector o cobertor para proteger esta zona y que no queme o dañe por exceso de calor a otras piezas.

Precio del cambio del colector de escape

Colector de escape de un motor

Los precios de un colector de escape pueden ir desde los 100 y pico euros hasta más de 500€ según el tipo de colector y para qué modelo o marca sea. Aquí puedes ver algunos ejemplos de compra para que elijas el que mejor se adapte a tus necesidades:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.