Estos son los casos en los que debes utilizar las luces de intermitente

Prueba Opel Insignia Grand Sport

Parece ser que muchos conductores no saben que el mando satélite ubicado tras el aro del volante, en el lado izquierdo, activa unas luces de color anaranjado que funcionan de forma intermitente. Esperamos que no seas uno de ellos y que, además de saberlo, los utilices cómo y cuándo se debe. Por desgracia, es habitual ver maniobras sin señalizar previamente, lo que siempre perjudica la fluidez del tráfico además de reducir la seguridad.

Todos los días vemos varias maniobras que no son señalizadas por los conductores, algo que a muchos nos fastidia bastante. Cambios de carril, incorporaciones a una vía, estacionamientos, y un largo etcétera. Es por ello que queremos recordar para qué están las luces de intermitencia, cuándo es obligatorio utilizarlas y las posibles multas que podemos recibir por no usarlos. Esperamos que sirvan de ayuda y resuelvan algunas dudas que podáis tener.

Para qué sirven las luces de intermitente

La función de las luces de intermitente, también llamadas luces direccionales o indicadores de dirección, es muy sencilla. Indicar al resto de usuarios una maniobra. Los turismos tienen tres indicadores de dirección para la izquierda y otros tantos para la derecha, uno en el faro delantero, otro en la aleta o en el retrovisor exterior y otro en el piloto posterior.

Si vamos a realizar alguna maniobra, advertiremos de ello con antelación al resto de vehículos (y también a los peatones) para que así tengan más tiempo de reacción ante un imprevisto y, además, mejoraremos la circulación del tráfico, por lo que también reduciremos las posibilidades de accidentes.

Cuándo debo utilizar los intermitentes

Adelantamiento

Todos los conductores saben que su vehículo tiene intermitentes, o al menos eso espero; pero no todos lo utilizan. Puede ser por despiste, por mala conducta o simplemente por ignorarlos, pero también puede ser por un desconocimiento de cuándo deben ser utilizadas las luces de intermitencia. Es por esto que, aunque todo conductor debería de saberlo, repasamos las situaciones en las que hay que utilizar las luces direccionales.

Los indicadores de dirección deben ser utilizados siempre que se vaya a realizar una maniobra; entendiendo por maniobra un cambio de carril, una incorporación o salida de una vía, un giro, una maniobra de aparcamiento o parada, un adelantamiento y todo movimiento que suponga no mantener una continuidad sobre la circulación que se estaba llevando a cabo. Es decir, si nos encontramos una curva, lógicamente no hay que accionarlo.

Cómo usar las luces de intermitencia

Ya hemos dicho que hay muchos conductores que ignoran por completo estos indicadores de dirección, pero también es cierto que hay muchos otros que, aunque los utilizan, no lo hacen de la forma apropiada. Y es que de poco sirve poner el intermitente una vez ya estamos realizando una maniobra, pues el objetivo de su uso es advertir con cierta anterioridad de lo que vamos a hacer.

Por poner un ejemplo, si nos encontramos en una autovía y vamos a tomar una salida de la misma, debemos señalizar unos segundos antes de iniciar la maniobra para así advertir a todos los usuarios que vienen detrás de nuestras intenciones. Ellos se percatarán de que vamos a abandonar la autovía y de que, posiblemente, reduzcamos la velocidad parcialmente antes de iniciar dicha maniobra. Tiene su lógica, ¿verdad?

Igual ocurre en ciudad, por ejemplo, al abandonar una rotonda. ¿De qué vale poner la intermitencia cuando ya estamos saliendo de ella? Lo suyo es indicarlo justo después de sobrepasar la anterior salida de la misma. Si vamos a tomar la tercera salida, una vez pasemos por la segunda ponemos el intermitente derecho.

Señalizar la maniobra con el brazo

Prueba Ford Mustang GT Fastback

Sí, también podemos utilizar nuestro brazo como indicador direccional. Pese a que es algo totalmente legal, sacar el brazo por la ventanilla supone un peligro por si nos golpeamos contra un objeto o incluso cualquier otro vehículo, además de que nos obliga a soltar una mano del volante. Por otro lado, también es muy probable que anule nuestra visión por el espejo retrovisor. Es por ello que solo recomendamos su práctica en casos excepcionales, como si nos percatamos de que las luces de intermitencia no funcionan correctamente.

En nuestro país, nuestros coches tienen el volante a la izquierda, por lo que solo podremos señalar con el brazo izquierdo. El brazo completamente extendido de forma horizontal y con la palma hacia abajo significará que giraremos a la izquierda, mientras que para indicar nuestra intención de girar a la derecha colocaremos el brazo en forma de “L”, es decir, formando un ángulo de 90 grados y la punta de los dedos mirando hacia el cielo.

Multas por no usar el intermitente

Aunque las autoridades no lo persigan y sea raro de ver, el hecho de no utilizar el intermitente está sancionado. El no advertir al resto de usuarios de la vía de una maniobra está considerado como una falta grave, por lo que la sanción es de 200 euros aunque no conlleva retirada de puntos del permiso de conducir. Por lo tanto, el simple gesto de estirar un poco los dedos puede suponerte, además de un accidente, una buena parte de tu sueldo.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche

¿Tienes Telegram? Recibe cada día las noticias de coches

Suscríbete
Te puede interesar