El Ford Explorer Plug-In Hybrid llega a Europa por la puerta grande

La tercera generación del Ford Kuga no es la única novedad que hemos podido descubrir en el evento Go Further. En él, la firma americana ha aprovechado para desvelar un nuevo todo camino que llegará a su gama europea. Lo hará por la zona superior y será la primera vez que lo veamos aquí, aunque en el continente americano es un viejo conocido. Como podréis imaginar, estamos hablando ni más ni menos que del Ford Explorer.

El Explorer pertenece al segmento F-SUV y la primera generación llegó al mundo en 1990. La actual iteración, que se comercializa en América, es la quinta y llegó en 2011. Sin embargo, debido al auge de los todo camino, Ford ha querido que la sexta sea global y por ello, también llegará a Europa. Pero además, lo hará con una gran novedad, pues estará disponible con una mecánica híbrida enchufable de generosa potencia y contenido consumo.

Diseño potente y musculoso, típico del Ford Explorer

El Ford Explorer no es un todo camino cualquiera, pues por envergadura podría rivalizar contra el Audi Q7. Con 5 metros de longitud exterior, se sitúa por encima del actual Edge, por lo que cuenta con una estampa impresionante. En el exterior destaca su diseño potente y musculoso, que gustará a los clientes que busquen un todo camino con prestancia visual.

En el frontal destacan sus grupos ópticos con tecnología Full LED. La parrilla reduce su tamaño y pasa a ser hexagonal con entramado de nido de abeja. El paragolpes, de líneas marcadas, cuenta con dos entradas de aire divididas por el portamatrícula. En el exterior han situado las luces de niebla LED. Sobre la zona baja del capó destaca la grafía EXPLORER en negro mate, recordando ligeramente a algunos Land Rover.

El lateral destaca por ofrecer unas líneas horizontales y marcadas. Destaca la forma del pilar “C”, pues está tendido en sentido opuesto al habitual. La superficie acristalada es amplia, sobre todo del pilar “C” al “D”. Los pasos de rueda son generosos así como las llantas de aleación. Por último, la zaga cuenta con unos grupos ópticos recogidos y un portón de gran tamaño. Completan esta zona unas salidas de escape dobles y un difusor elegante.

Interior reconocible, marca de la casa

El interior del Ford Explorer, a pesar de mantener el aire del Focus, no se parece tanto a éste. La pantalla central táctil de 10,1 pulgadas, a pesar de estar situada en la zona superior del salpicadero, no es flotante. Las salidas de aire posicionadas a los lados y la ubicación baja de los controles indican que los diseñadores han creado un ambiente global. Sin embargo, mantiene el selector circular para gestionar el cambio automático.

La calidad, al menos visual, del conjunto, parece no estar al mismo nivel que en el nuevo Ford Kuga. Con todo, presenta unos remates que hasta ahora no se veían en este modelo. A ello ayudan los materiales que recubren el salpicadero, así como los apliques cromados repartidos por aireadores, volante o consola. Por último, no podemos pasar por alto el cuadro de instrumentos digital configurable de 12,3 pulgadas que comparte con el Kuga.

Pasando a la capacidad de su habitáculo, el Explorer aventaja a gran parte de sus rivales. Con una envergadura exterior de 5 metros, ofrece espacio holgado para siete ocupantes. Están distribuidos en tres filas 2+3+2 y las banquetas tienen con regulación longitudinal. La capacidad del maletero no ha sido desvelada, pero ha de ser de las más generosas del segmento.

Por ahora, sólo con mecánica Plug-In Hybrid

A pesar de las novedades en cuanto a imagen y posicionamiento que presenta el Explorer para Ford, hay otra más importante. Ésta, como no podía ser de otra forma llega de la mano de su mecánica híbrida enchufable. Gracias al empleo de un bloque gasolina V6 EcoBoost con 3.0 litros de cilindrada y un motor eléctrico de 100 CV, rinde 450 CV de potencia y 840 Nm de par máximo.

Esta versión estará gestionada a través de una transmisión automática de 10 velocidades desarrollada por Ford. Gracias a ella, podrá incluir el sistema de tracción total Intelligent All-Whel Drive (i-AWD). Con todo, dispondrá de varios modos de conducción, llamados: EV Auto, EV Now, EV Later y EV Charge. La batería de ion litio que alimenta al motor es de 13,1 kWh de capacidad y le permite recorrer sin emitir emisiones hasta 40 kilómetros.

Las prestaciones de esta mecánica híbrida no han sido desveladas, pero sí sus cifras de consumo homologado. Según Ford, el gasto combinado es de 3,4 litros cada 100 kilómetros y las emisiones de CO2 se quedan en los 7,8 gramos kilómetro. El tiempo de carga de la batería no ha sido desvelado, pero debería rondar las 4 o 6 horas en un enchufe doméstico.

Fuente – Ford

Te puede interesar
¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche

Sé el primero en comentar