Los Ford Galaxy y S-Max disimulan sus defectos con un pequeño restyling

La evolución del sector del automóvil es imprevisible, pudiendo dar al traste con los planes de los constructores. La actual generación del Ford Galaxy llegó al mercado hace relativamente poco, concretamente en 2015. Junto a él, hizo lo propio su hermano menor y con aspiraciones dinámicas, el Ford S-Max. Sin embargo, la ambición del segmento SUV los ha relegado al más oscuro ostracismo, pues sus ventas nunca han vuelto a ser las que eran.

Ahora, tras cuatro años a la venta ambos monovolúmenes se ponen al día. En este caso, Ford ha decidido que sea algo sutil y elegante, pues su estética se mantiene todavía fresca. Además, sus responsables han trabajado en otras áreas, modificando su oferta mecánica y agregando más tecnología. Por último, el Ford Galaxy incorpora la terminación más lujosa y exclusiva que ofrece la casa americana, denominada Vignale.

Los Ford Galaxy y S-Max reciben cambios muy sutiles

Si nos fijamos en la estética exterior, los renovados Ford Galaxy y S-Max, vemos como con ciertas diferencias, comparten diseño frontal. Así, incluyen una renovada parrilla frontal y faros anti niebla reubicados. En el caso del más exclusivo, el Galaxy Vignale, recibe una parrilla “Flying V” con marco cromado satinado. También aparecen llantas de aleación de nuevo diseño así como nuevos tonos para vestir sus carrocerías.

Pasando a su interior, vemos cómo han evolucionado los materiales empleados. Así, salpicadero, puertas y asientos se envuelven en cuero de mayor calidad y nuevas texturas. A ello, hay que sumar asientos con hasta 18 posibles configuraciones y certificación AGR. Por último, la conectividad es otro de los aspectos que evoluciona, presentando el sistema FordPass Connect con punto de acceso WiFi o información del tráfico en tiempo real.

Artículo relacionado:
Ford actualiza los S-Max y Galaxy con nuevos motores y equipamientos

Por último, toca hablar de la oferta mecánica. De entrada, no hay posibilidad de elegir mecánicas gasolina, quedando a disposición del cliente opciones diésel. Ahora, bajo el capó está el bloque 2.0 EcoBlue con tres niveles de potencia: 150 CV, 190 CV y 240 CV. Para su gestión, confían en una transmisión manual de 6 relaciones o una automática por convertidor de par con 8 relaciones.

Además, ésta última, incluye el sistema ACC con Stop&Go y la posibilidad de tracción total a las cuatro ruedas. Con todo, la llegada al mercado de los nuevos Galaxy y S-Max se producirá pronto. Los precios aún son desconocidos, pero no tardarán mucho en saberse. A ver si remontan sus ventas y Ford no los “mata” cuando finalice su ciclo vital.

Fuente – Ford

Te puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche