Jaguar E-Type Concept Zero: un clásico eléctrico de lo más moderno

Jaguar E-Type Concept Zero Eléctrico

No te dejes engañar por la placa con la palabra “Classic” en el frontal de este Jaguar E-Type. Su verdadero nombre es Concept Zero y puede parecer idéntico al clásico de 1968, pero tiene más tecnología que la mayoría de coches que hay en la calle hoy en día. Si te montas en él, a parte de su volante de madera verás un cuadro de mandos digital y una pantalla táctil que en los años 60 no podían ni soñar. En realidad estarás sentado en un coche eléctrico con unas prestaciones al alcance de muy pocos.

Según Tim Hannig, Director de Jaguar Land Rover Classic, han creado este eléctrico puro a partir de uno de sus modelos más famosos, para demostrar que en el futuro se podrá seguir conduciendo clásicos. Incluso están investigando la manera de convertir este prototipo en una realidad y llevarlo hasta el mercado, algo que no dicen de todos sus concept.

Prestaciones del Jaguar E-Type Concept Zero

El Jaguar E-Type Roadster Serie 1.5 de 1968 ya tenía unas prestaciones sobresalientes para aquella época. Era capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 7 segundos y de alcanzar los 243 km/h. Pero debajo del capó del Concept Zero, en lugar del seis cilindros en línea con 269 CV que le permitía conseguir estas marcas, ahora se encuentran las baterías y el motor eléctrico de 300 CV.

Tecnología del Jaguar E-Type Concept Zero Eléctrico

El peso del motor eléctrico es bastante menor que el del viejo bloque de hierro de 4.2 litros, pero hay que sumarle el peso de las baterías de 40 kWh que le dan 270 km de autonomía. La caja de cambios clásica de cuatro marchas también se ha sustituido por otra más ligera y de una sola marcha acorde con su nuevo propulsor. En definitiva, entre las modificaciones mecánicas y el uso de la fibra de carbono el Concept Zero pesa 46 kg menos que el clásico.

El resultado final es un bólido capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 5,5 segundos. Una mejora muy significativa que como es lógico no viene solo de la leve reducción de peso y de los 31 CV más de potencia. A parte del ahorro energético (el clásico consumía 16,6 litros), una de las mejores ventajas de un motor eléctrico es que ofrece todo su par desde 0 rpm, algo que en el clásico no ocurría hasta las 4.000 rpm.

En cuanto a la velocidad, la marca no se ha pronunciado, pero teniendo en cuenta que el resto del coche es exactamente igual al de 1968 (medidas de seguridad incluidas) puede que no sea muy recomendable sobrepasar ciertos límites. No hay que olvidar que no es un simple homenaje como hizo Ford con el GT ’67 Heritage Edition, éste es un clásico de verdad.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche

¿Tienes Telegram? Recibe cada día las noticias de coches

Suscríbete
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *