El Jaguar I-Pace muestra un mal comportamiento en la prueba del alce

Jaguar I-Pace falla en prueba del alce

El Jaguar I-Pace es un modelo eléctrico, el primero de la firma británica. Lleva algo más de un año en el mercado y se posiciona como uno de los coches eléctricos más deseados, aunque su precio de partida es bastante elevado, 80.400 euros concretamente. Es un vehículo lujoso, con más de 400 kilómetros de autonomía gracias a su batería de 90 kWh y desarrolla una potencia de 400 CV.

Cuando EuroNCAP realizó sus habituales pruebas de choque, el Jaguar I-Pace obtuvo unas valoraciones muy positivas, logrando las siempre deseadas 5 estrellas EuroNCAP y consiguiendo buenas puntuaciones en cada uno de los campos estudiados. Sin embargo, en este vídeo vemos un comportamiento bastante deficiente de su control de estabilidad. Veamos.

Como muchos de vosotros sabréis, nuestros compañeros de KM77 realizan vídeos sobre el comportamiento de los coches de prensa en circuito cerrado, realizando unos ejercicios muy concretos. Estos vídeos, posteriormente, son colgados en su canal de YouTube. El Jaguar I-Pace ha pasado recientemente estas pruebas, y no ha salido bien parado.

La “maniobra de esquiva” simula que un conductor se encuentra un obstáculo repentino en su carril, teniendo que cambiarse bruscamente al carril izquierdo y volviendo al suyo instantes después. Se conoce más globalmente como “prueba del alce”. Posteriormente, nuestros compañeros realizan un sencillo slalom entre conos, que sirve para ver la fluidez y la precisión en los cambios de apoyo.

En el vídeo que os hemos dejado más arriba vemos que el funcionamiento no es bueno, principalmente porque la rueda delantera izquierda se bloquea cuando el vehículo entra (girando) en la segunda sección de conos. Esto provoca un claro subviraje, por lo que el coche prácticamente se queda sin guiado y no obedece a las órdenes sobre el volante, derribando conos.

Jaguar I-Pace falla en prueba del alce

Nuestros compañeros de KM77 afirman haber realizado varias pasadas, siendo la tónica habitual. Además, cuando el coche entre de nuevo en su carril (tercera sección de conos), se vuelve a repetir. El control de estabilidad frena demasiado la rueda delantera exterior, provocando un bloqueo y perdiendo la dirección ordenada por parte del conductor.

Incluso a velocidades no tan elevadas, el funcionamiento de las ayudas electrónicas sigue provocando dificultades claras al conductor para realizar esta maniobra de emergencia. Han logrado efectuar la prueba sin derribar ningún cono a una velocidad máxima de 73 km/h, pero por los pelos y dejando claros bloqueos en las ruedas delanteras. Fijaos en el humo que desprenden los neumáticos tras cada pasada.

No sabemos si será problema de esta unidad concreta o algo genérico. Raro sería que la programación del control de estabilidad variara de un coche a otro, pues al final siempre se vuelca la misma electrónica en todas las centralitas; por lo que mucho nos tememos que será un problema generalizado en los I-Pace.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.