Ken Block, muchas curiosidades y todas sus gymkhanas

Ken Block Gymkhanas

Kenneth Paul Block, más conocido como Ken Block, nació en California el 21 de noviembre de 1967. Perdió la vida el 2 de enero de 2023, tras sufrir un accidente mientras conducía una moto de nieve en Utah, como así os contamos en Actualidad Motor. Block ha sido conocido por muchos gracias a las espectaculares gymkhanas a los mandos de coches muy modificados, pero ha vivido mucho más que esas experiencias.

Ken Block tuvo su primer gran éxito en 1994, pero no sobre un vehículo. En ese año fundó junto a Damon Way la empresa DC Shoes, especializada en calzado para patinadores. La compañía se hizo muy popular y en 2004 fue adquirida por Quiksilver, otra marca muy reconocida.

Gracias a la gran cantidad de dinero que obtuvo tras la venta de su parte de DC Shoes, Ken pudo iniciarse en el mundo de los rallyes al año siguiente. Lo hizo con un Subaru WRX STi en el campeonato estadounidense. Y ahí empezó su segunda gran etapa. En 2006 formó una espectacular dupla con ni más ni menos que Travis Pastrana, contando con el respaldo de Subaru.

De ahí paso a los X-Games, al Rally América y posteriormente debutó en el Campeonato del Mundo de Rally. Los primeros años compaginó el campeonato mundial con Rally América, mientras que en los últimos dejó el campeonato americano para apuntarse al Rallycross con su propio equipo, Hoonigan.

Las 10 míticas Gymkhanas

El piloto americano siempre ha dado mucho espectáculo, y en las famosas gymkhanas te dejaba mucho más enganchado que en los propios rallyes. Debemos retroceder hasta 2008 para ver la primera, en la que utilizó un vitaminado Subaru WRX STi con 530 CV. Como se puede ver en el vídeo, tenía mucho potencial pero ni mucho menos el mismo nivel de recursos que en las posteriores. Todo se grabó en un aeródromo y actualmente acumula 16,7 millones de reproducciones en YouTube.

En 2009 publicaron en el canal de DC Shoes la segunda gymkhana. Esta vez filmada en un puerto de Los Ángeles con un Subaru Impreza WRX STi de 2009 que elevaba la potencia a los 566 CV. El nivel de marketing subía, pero sin duda alguna la calidad en el vídeo y edición ganaba muchísimo, notándose más recursos para la creación del contenido. De nuevo, volvía a dejarnos con la boca abierta, tanto por sus maniobras como por el alcance de su vídeo ¡52,5 millones de visualizaciones!

El nivel sigue subiendo y en 2010 Block nos presenta la gymkhana three, la tercera de la saga. En esta ocasión se baja del Subaru y se sube a un Ford Fiesta de 2011 con 650 CV. Además, cruza el Atlántico para venirse a Francia, al abandonado L’Autodrome de Linas, Montlhéry, a unos 30 kilómetros de París. Nada más y nada menos que 69 millones de reproducciones. El éxito sigue en aumento, al igual que la calidad en los vídeos, viendo ya incluso planos onboard de los pedales.

En agosto de 2011, y de nuevo con el Ford Fiesta, aparece la cuarta gymkhana, denominada “The Hollywood Megamercial”. Probablemente sea la menos triunfadora de toda la saga, como así demuestran también las visualizaciones (34,5 millones)

Saltamos a julio de 2012, y Ken Block vuelve a darlo todo con su Ford Fiesta. Para mí, la más espectacular de todas, rodada en San Francisco; la quinta. Se incorporan vistas en primera persona y los primeros grandes saltos por las calles de la mítica ciudad estadounidense. En ella aparece también el anteriormente citado Travis Pastrana, haciendo un cameo con una moto de cross. 114 millones de reproducciones lleva en YouTube, ahí es nada…

La gymkhana six de Ken Block se muestra en 2013, de nuevo con un Ford Fiesta de 650 CV, patrocinando a Need for Speed. Por supuesto, nos deleita con un sinfín de derrapes y maniobras al alcance de muy pocas personas en el mundo, cada vez dando más espectáculo al pasar de lado por huecos realmente estrechos y, tal vez, peligrosos. Tanto como pasar casi rozando a un par de Lamborghini. En cualquier caso, bajo mi punto de vista, tampoco es de las más espectaculares.

Nos trasladamos al canal de Hoonigan, empresa creada por el propio piloto, para la séptima entrega de la saga. Y con una novedad importante. Dice adiós al Ford Fiesta para subirse a un Ford Mustang de 1965 con una estética radical y nada menos que 865 CV. Y sí, pese a ser un Mustang es de tracción total. Por cierto, otra vez rodada en Los Ángeles. Sólo por la estética de ese musclecar merece la pena verla. Incluso se atreve a torear a algún coche patrulla.

La octava gymkhana de Block se desarrolla en Dubai, volviendo a subirse el piloto a un Ford Fiesta RX43, aunque con la decoración cambiada por completo. Siendo en los Emiratos Árabes, no podía faltar arena y coches de lujo policiales, entre los que vacila haciendo trompos. Siguiendo con las extravagancias, incluso derrapa al lado de una pick-up que circula a dos ruedas. Probablemente el mejor momento es el de la DragRace junto a un Lexus LFA, un Veyron y unos poco rápidos Ferrari y Lamborghini que nada tienen que hacer. Tampoco te pierdas las escenas finales.

En septiembre de 2016 llega la número nueve, pasando del Fiesta a un Ford Focus RS, patrocinando el Ford Horizon 3. El Focus RS lleva 600 y, mucho me temo, que al bueno de Ken Block no le hacía falta el modo Drift que llevaba este coche de serie. No ha sido la que más alcance ha tenido en visitas, pero en el canal de Hoonigan ya supera los 55 millones. Eso sí, una de las escenas más míticas de todas las gymkhanas es la que aparece en el minuto 4:00, a escasos milímetros de caer al mar.

Saltamos a diciembre de 2018 y cambiamos de montura de nuevo. Ahora se introducen nada menos que cinco coches y varios escenarios diferentes para la décima entrega. Primero nieve y hielo con un Ford Fiesta en Suecia, después Michigan con el Mustang, posteriormente a Guanajato (México) con el Focus RS, de ahí a Los Ángeles con el espectacular Escort RS y finaliza en Texas con un pick-up planchado Ford F150 de 1977 denominado Hoonitruck, dando más de 900 CV. 19 minutos de espectáculo en este vídeo.

Otra mítica, fue la que protagonizó de la mano de Toyo Tires, en Pikes Peak. Su Mustang del 65 potenciado hasta los 1.400 CV, el Hoonicorn RTR V2, coronando el Pikes Peak. Se denominó Climbkhana y se publicó en 2017. No tiene desperdicio ningún instante, pero el gesto en el 4:01, evitando que el sol le deslumbre, al más puro estilo Ari Vatanen, nos robó el corazón. Igualmente, en el 5:28 nos encoge el pecho, pues no deja mucho margen respecto al barranco yendo totalmente de costado.

La última gran aparición de Kenneth Paul Block fue de la mano de Audi. El piloto fichaba como imagen de marca por la compañía de los cuatro aros, lanzando en octubre de 2022 la Electrikhana. El coche es el Audi S1 Hoonitron, un prototipo que emula estéticamente al mítico de rallyes, pero siendo en realidad una bestia eléctrica. Tracción a las cuatro ruedas y sí, sin llamaradas por el escape ni un sonido atronador, pero destrozando los neumáticos con mucho estilo.

La primera gymkhana eléctrica nos dejaba con la boca abierta, pero desgraciadamente será la última con Ken Block al volante. Como se suele decir, tenemos que quedarnos con lo bueno, y es que el piloto americano nos regaló un gran número de horas de entretenimiento, de pasión por el automóvil y de imágenes irrepetibles.

Descanse en paz.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.