Lexus LF-30 Electrified, un prototipo con la vista puesta en 2030

Lexus LF-30 Electrified

Aunque Lexus es una marca centrada en los vehículos híbridos, ya ha dejado claro en más de una ocasión que ello no significa que no trabaje en el campo de los coches totalmente eléctricos. Ya sabemos que pronto tendrá en los concesionarios un Lexus UX 300e 100 % eléctrico. Pero no todo queda ahí, pues mira a un futuro más lejano con este Lexus LF-30 Electrified.

El Lexus LF-30 Electrified ha sido recientemente presentado. Se trata de un coche muy futurista pero que, según comenta la marca japonesa, tiene en el objetivo el año 2030. Dicen que este prototipo muy lejano a la producción en serie (y lo que denominan “visión Lexus Electrified”) busca dar un salto en prestaciones, tacto de conducción, control y placer, mientras sigue cambiando la movilidad.

Debido al coronavirus, el Salón de Ginebra 2020 ha sido cancelado. Debía celebrarse del 3 al 15 de marzo.
Artículo relacionado:
IMPORTANTE: ¡El coronavirus se carga el Salón del Automóvil de Ginebra!

Diseño futurista de cara al 2030

Lexus LF-30 Electrified

Como se puede apreciar a golpe de vista con las imágenes, el Lexus LF-30 Electrified es un prototipo que poco tiene que ver con los coches que se comercializan actualmente. La marca nipona lleva años apostando por el diseño, y este vehículo no es una excepción.

Por cierto, por si te lo preguntas, sus dimensiones son 5.090 mm de longitud, 1.995 de anchura, 1.600 de altura y tiene una batalla de nada menos que 3.200 mm.

Pese a ser un vehículo muy largo, gracias a su enorme batalla ha logrado situar las ruedas en los extremos, con unos voladizos muy cortos. Esta es una de las ventajas de los vehículos eléctricos, y más en este caso que lleva un compacto motor eléctrico en cada rueda.

El prototipo es realmente llamativo, y más aún cuando sus puertas de apertura hacia arriba se encuentran abiertas. Tiene una puerta muy larga en cada lateral, por lo que el acceso al interior es sencillo. Eso sí, tal vez no sea lo más práctico tener que abrir esa gran puerta cada vez que alguien quiera entrar o salir al coche, aunque sea a las plazas traseras. En cualquier caso, recordamos que se trata de un ejercicio de diseño y no de un modelo de producción.

Lexus LF-30 Electrified parte trasera puertas abiertas

Comenta Lexus que el grado de opacidad de las ventanillas puede ajustarse libremente.

Continuando con el exterior, las formas de los cuatro costados resaltan por su deportividad, por su diseño emocional y por su forma de doble flecha. Fijaos en su picuda parte trasera, en sus enormes llantas con neumáticos de perfil bajo o en los faros delanteros y pilotos traseros. Sí, está muy lejos de la producción, pero es realmente espectacular.

Interior al servicio de los ocupantes

Lexus LF-30 Electrified salpicadero

El interior es realmente minimalista, ofreciendo un diseño que parece sacado de una película de ficción. Apenas se pueden ver mandos físicos. También podemos echar un vistazo a sus finos asientos independientes, que son ajustables y moldeables a los ocupantes, a la ausencia de botonería y al amplio espacio interior que parece disfrutarse en el habitáculo de este Lexus LF-30 Electrified.

Por su parte, la pantalla del acompañante ofrece control gestual, y algunas funciones pueden controlarse por voz, como el control de la parte trasera del techo panorámico.

Para completar el conjunto, ofrece un equipo de audio Mark Levinson que además de ofrecer una calidad de sonido muy elevada, también cuenta con un sistema de cancelación de ruidos para así mejorar el confort de viaje a todos los ocupantes. A esto hay que añadir un asistente personal inteligente que reconoce la voz de quien le habla, facilitando el ajuste de los reglajes del coche, rutas de viaje y todo tipo de preferencias del conductor.

Técnica y propulsión

Lexus LF-30 Electrified asientos

Como decíamos más arriba, el Lexus LF-30 Electrified cuenta con un motor eléctrico en cada rueda. Esto le permite garantizar una gran motricidad en todo momento y ofrecer un mejor funcionamiento en curva, pues regula la entrega de energía a cada neumático de forma selectiva en función de las necesidades. Lógicamente, la batería va colocada en los bajos del coche y de forma centrada. Dicha batería tiene una capacidad de 110 kWh.

Su recarga puede realizarse de forma inalámbrica, lo que mejora y facilita el uso diario del vehículo.

Entre otros datos nos encontramos con una autonomía en WLTP de 500 kilómetros, una potencia de 544 CV y un par motor de nada menos que 700 Nm. Todo ello le permite acelerar de 0 a 100 km/h en solo 3,8 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 200 km/h.

Otro detalle importante es que no tiene un sistema de dirección tradicional. La dirección es por cable, es decir, totalmente electrónica. En este caso tiene mucha lógica, porque además este prototipo puede llevarnos de un punto a otro de forma totalmente autónoma, sin que el conductor controle los mandos principales del vehículo. Lexus apunta a que también puede realizar breves trayectos sin conductor, como salir del garaje y recogernos en la puerta de casa.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.