El lujo inglés renace con la nueva generación del Bentley Flying Spur

Tras la publicación de varios teasers y avances, la tercera generación del Bentley Flying Spur es una realidad. La firma, con sede en Crewe, ha anunciado que no sólo es una nueva entrega, sino que el único lazo de unión con su predecesor es su denominación comercial. Para ello, lo han dotado de elementos tecnológicos y de seguridad que hasta ahora jamás habían estado presentes en el modelo.

Sin embargo, hay un aspecto que se mantiene, más o menos, respecto a su predecesor: la estética. Las líneas del nuevo Flying Spur son nuevas, pero con solo un vistazo sabemos ante qué modelo y de qué marca estamos. Esto no tiene porque ser malo, pues Bentley es una de las firmas que domina con maestría el arte de mezclar tradición y modernidad. Con todo, si estás interesado, y te lo puedes permitir, sigue leyendo, porque trae muchas novedades.

El diseño del Bentley Flying Spur mantiene la esencia de la firma

El diseño exterior del nuevo Bentley Flying Spur se parece, y mucho, al que luce el Continental GT. De entrada, cuenta con cuatro grupos ópticos dotados con tecnología Full LED Matricial y diseño en forma de diamante. Ambos, dos a dos, flanquean una gran parrilla frontal con barras verticales terminada en cromo. El paragolpes es de nueva factura, situando en los extremos los anti nieblas y bordeándolos por otra banda cromada.

El lateral presenta más diferencias con su hermano coupé. Aquí, toman el protagonismo las dos puertas accesorias y la marcada línea de cintura. Ambos elementos ayudan a integrar perfectamente el tercer volumen que alberga al maletero. Por último, si pasamos a la zaga, podemos encontrar un elemento característico de los últimos Bentley: los grupos ópticos con la “B”. Además, la puerta del maletero mantiene la línea de cintura y una integración elegante.

Interior de elevada calidad, digno de un maharajá

Si la estética exterior es, hasta cierto punto, continuista, en el interior las cosas cambian. Aquí encontramos un nuevo salpicadero que esconde con elegancia la última tecnología. Así, tras el volante hay un nuevo cuadro de instrumentos digital configurable que se combina con el Bentley Rotating Display situado en el salpicadero. Éste elemento no es más que una pantalla para el sistema infotainment con 12,3 pulgadas de tamaño.

Este display, cuando está “escondido” muestra tres relojes analógicos que dejan ver parámetros como la temperatura exterior, brújula y un cronómetro. Además, la tecnología se extiende a los equipos de sonido, como el Naim de 2.200 W y 19 altavoces. En cuanto a seguridad, presume de un sistema de visión nocturna, Head-Up Display, Traffic Assist, City Assist o alerta de ángulo muerto.

Los pasajeros traseros, además de gozar de una habitabilidad destacable, cuentan con su dosis de tecnología. Está presente en el control digital táctil para el climatizador o la plataforma para carga inalámbrica en el móvil. Por último, la calidad del conjunto, como acostumbra Bentley, es soberbia. Cuenta con asientos de cuero dotados de masaje, cortinillas traseras, iluminación ambiente o techo panorámico de cristal.

Técnica de última hornada y motores potentes

A pesar de que el nuevo Flying Spur comparte la plataforma modular MSB con el Continental GT, sus filosofías son muy diferentes. Exteriormente alcanza los 5,32 metros de longitud y gana 13 centímetros en su batalla. Gracias a ello, ofrece una habitabilidad destacable para que sus pasajeros traseros viajen sin estrecheces. Sin embargo, lo más importante de esta tercera generación es que su oferta mecánica y posibilidades tecnológicas mejoran respecto a su predecesor.

Bajo el capó incorpora el bloque W12 biturbo 6.0 litros que desarrolla 635 CV y un par máximo de 900 Nm. Su gestión está confiada a una moderna transmisión de doble embrague con 8 relaciones. Gracias a este conjunto, firma una aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora de 3,8 segundos. La punta, que no está limitada, alcanza los 333 kilómetros por hora. Para permitir un comportamiento dinámico de primer nivel, estrena un eje trasero direccional y un sistema de tracción total conectable.

Artículo relacionado:
El nuevo Bentley Flying Spur se adelanta a su presentación en este vídeo

Para mejorar el rendimiento del motor, y varios sistemas auxiliares, cuenta con un esquema eléctrico de 48 voltios. Éste, actúa sobre la suspensión neumática y las barras estabilizadoras activas y gestiona el sistema de tracción total. Con todo, el peso final en báscula en vacío es de 2.437 kilos, cifra nada desdeñable para un modelo de este tipo. Con todo, este dato puede incrementarse significativamente con las múltiples opciones que ofrece.

¿Cuándo llegará y cuánto costará el nuevo Bentley Flying Spur?

La comercialización del nuevo Bentley Flying Spur está prevista para finales de este año. Por ahora, la firma no ha confirmado qué precios tendrá la versión de acceso, pero teniendo en cuenta su concepción, barato no será. Además, más adelante completará su oferta mecánica, pues contará con el bloque 4.0 V8 biturbo con 550 CV y otra versión híbrida. A ambos, hay que sumar las amplias posibilidades de personalización que ofrecerá Mulliner.

Fuente – Bentley

Te puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche