¡Ya conocemos muchos datos interesantes del nuevo Skoda Octavia!

Skoda Octavia camuflado delantera

El Skoda Octavia de cuarta generación será presentado el próximo día 11 de noviembre en Praga. Sin embargo, la firma checa ha decidido enviarnos un par de imágenes de mulas de pruebas camufladas y, lo que es más interesante, importantes datos relativos a sus tecnologías, motorizaciones y técnica, tanto de la carrocería sedán como de la familiar Combi.

No cabe la menor duda de que el Octavia es el modelo que mejor representa a Skoda. Además, es su pilar fundamental. Es por ello que la marca ha tratado con especial cuidado el relevo generacional de su pupilo. Crecerá en su exterior, evolucionará su diseño, lo pondrá al día en cuanto a tecnología e intentará mantener su preciada relación calidad-precio. ¿Qué detalles oficiales conocemos?

Skoda Octavia y Octavia Combi, además de Scout y RS

Dice la marca que en Europa casi dos terceras partes de los compradores del Octavia se decantan por la carrocería familiar Combi. “Es el coche familiar más vendido de Europa”, afirman. Es por ello que han tomado la decisión de lanzar primero al mercado la carrocería Combi, llegando la berlina unas semanas más tarde.

Las dos carrocerías estarán disponibles en los niveles de acabado Active, Ambition y Style en el momento de su lanzamiento al mercado. Más tarde, ya bien entrados en 2020, se iniciará la comercialización del Skoda Octavia Scout y el deportivo Skoda Octavia RS.

Más grande, más espacio, más maletero

La carrocería berlina medirá 4.689 mm de largo, creciendo en 19 mm respecto al modelo actual. Exactamente la misma longitud tendrá el Combi, lo que supone un crecimiento para esta carrocería de 22 mm. El ancho también es idéntico en las dos variantes, teniendo una anchura de 1.829 mm, lo que se traduce en un crecimiento de 15 mm en su ancho. No conocemos la distancia entre ejes, pero Skoda afirma que el espacio para las piernas en la fila trasera será superior.

El Cx es muy bajo: 0,24 en carrocería berlina y 0,26 en Combi. Esto le ayudará a contener los consumos de combustible.

Sí nos dan los datos de volumen de maletero. El Skoda Octavia berlina disfrutará de 600 litros, mientras que se irá hasta los 640 litros en el Combi. Cierto es que el modelo checo no es un coche pequeño, pero la capacidad del maletero es muy, muy grande teniendo en cuenta su carrocería.

Veremos un interior totalmente nuevo

Como sabéis, el Grupo Volkswagen va a renovar prácticamente a la vez toda su gama de modelos “compactos”. Ya se ha presentado el nuevo Volkswagen Golf y próximamente conoceremos a las nuevas generaciones de los Skoda Octavia, Seat León y Audi A3. En ellos cambiará por completo el interior, beneficiándose de nuevas tecnologías y un habitáculo configurado con dos pantallas.

Artículo relacionado:
Nuevo Volkswagen Golf Mk8, todo lo que debes saber

El checo contará con un nuevo cuadro de instrumentos digital Virtual Cockpit con pantalla de 10 pulgadas de serie. La pantalla central del salpicadero, la destinada principalmente al infoentretenimiento, tendrá varias dimensiones en función del equipamiento, pero ya sabemos que la más grande será de 10 pulgadas. Habrá cambios a la hora de manejar el climatizador y también el volumen del audio, gracias a una superficie táctil específica bajo dicha pantalla.

No faltarán varias tomas USB-C (tanto en plazas delanteras como traseras), una toma de 230 voltios opcional en la parte trasera, un equipo de sonido Canton y multitud de aplicaciones y novedades tecnológicas de entretenimiento. Eso sí, es destacable que podremos vincular nuestro smartphone con la pantalla de forma inalámbrica gracias al nuevo SmartLink+. Así nos podremos olvidar de los cables.

Dice Skoda que también hay un nuevo selector para el cambio automático DSG, el cual ya no opera directamente sobre la caja de cambios, sino que es electrónico. Dice, y cito textualmente, “en lugar de la familiar palanca DSG, hay por lo tanto un nuevo módulo de control situado en la consola central del OCTAVIA con un pequeño interruptor basculante para seleccionar los distintos modos de conducción – R (marcha atrás), N (neutral) y D/S (conducción/deportivo) – así como un botón para el modo de estacionamiento, P”.

Mucho me temo que este nuevo selector del cambio para las versiones automáticas será muy similar al visto en el nuevo Golf, que a su vez parece calcado del Porsche 911 992. Personalmente, no me gusta.

Por último, pero no por ello menos importante, el Skoda Octavia será el primer coche de la compañía en contar con un Head-Up Display.

Asistentes de seguridad de última hornada

Skoda Octavia camuflado trasera

Fuerte es la mejora en sistemas de seguridad activa y asistentes a la conducción. El más destacable es el Asistente de Prevención de Colisión, que ayuda al conductor mediante el incremento activo de la capacidad de giro del volante en caso de colisión o atropello (a peatón o ciclista), realizando una “maniobra evasiva controlada”. La Alerta de Salida avisa al conductor si se aproxima un ciclista u otro vehículo al abrir la puerta.

Siguiendo con las ayudas, el Asistente de Emergencia es capaz de detener el vehículo dentro del mismo carril y de forma suave si se detecta una inactividad prolongada por parte del conductor, algo que puede haber sido ocasionado, por ejemplo, por un desmallo. Por otro lado, y saliendo al exterior, podremos ver unos faros matriciales Matrix Full LED.

Motores: gasolina, diésel, GNC, microhíbridos e híbridos enchufables

También habrá algunas novedades en la familia de motores del Skoda Octavia. Parece ser que las mecánicas diésel y gasolina serán heredadas de la generación anterior, como ha ocurrido con el Golf, pero estarán disponibles nuevas tecnologías que mejoran su eficiencia.

Dos versiones de gasolina con microhibricadión

Llegan los primeros microhíbridos a Skoda. Los 1.0 TSI de 110 CV (tres cilindros) y 1.5 TSI de 150 CV (cuatro cilindros) tendrán microhibridación cuando se vinculen con la transmisión DSG de 7 marchas. Mediante un motor de arranque de 48 voltios accionado por correo y una batería de iones de litio de 48 voltios, podrán recuperar energía en las frenadas, apoyar al motor térmico en aceleraciones y funcionar a vela con el motor apagado. Por supuesto, en España vendrán con etiqueta Eco.

Otros tres de gasolina, pero sin etiqueta Eco

Estas dos mismas motorizaciones de gasolina con 110 y 150 CV podrán adquirirse con transmisiones manuales de 6 velocidades, pero no serán microhíbridos y, por tanto, no tendrán derecho a la etiqueta Eco. La firma checa ha confirmado también un 2.0 TSI de 190 CV que se asociará obligatoriamente a la caja doble embrague DSG y a la tracción total.

Tres eficientes diésel

En el apartado diésel se han confirmado tres motores, de los cuales dos utilizarán el famoso bloque 2.0 TDI y darán potencias de 150 y 200 CV. Emplearán el tratamiento de gases de escape SCR con AdBlue para reducir las emisiones contaminantes de NOx. Estos dos, opcionalmente, se podrán combinar con la tracción total. La versión menos potente dará 115 CV.

También con Gas Natural, lo Skoda Octavia G-TEC

El Skoda Octavia ofrecerá las versiones G-TEC, que es como denomina la marca a las mecánicas preparadas para usar Gas Natural Comprimido (GNC). Se utiliza como motor térmico el 1.5 TSI de 130 CV diseñado específicamente para utilizar este combustible. Habrá tres tanques de GNC cuya capacidad sumada será de 17,7 kilos, aunque también se mantendrá un depósito de 9 litros de gasolina. El Skoda Octavia G-TEC estará disponible en las dos carrocerías y tanto con cambio manual como DSG.

Dos versiones híbridas enchufables, con 204 y 245 CV

Y por último, las versiones híbridas enchufables. Utilizando como motor de combustión un propulsor 1.4 TSI y un motor eléctrico, el Skoda Octavia híbrido enchufable estará disponible con dos potencias diferentes. Primero llegará una versión de 204 CV y posteriormente se ampliará la oferta con otra variante de nada menos que 245 CV. En ambos casos irán con cambio DSG de 6 marchas.

Y para finalizar, tres chasis diferentes

Otra particularidad de esta nueva generación es que estará disponible con tres chasis diferentes. Habrá un chasis “de serie” y otros dos opcionales que varían la altura libre al suelo. Una suspensión más deportiva reduce la altura en 15 mm para mejorar el paso por curva, mientras que otra, denominada Rough Road, elevará 15 mm la distancia.

También habrá control de chasis dinámico (DCC), las famosas suspensiones de dureza variable que el conductor puede configurar desde los distintos modos de conducción. Cuando se equipa el DCC, apunta Skoda, se reduce la altura libre en 10 mm en todas las variantes excepto en los híbridos enchufables.

Artículo relacionado:
Prueba Skoda Octavia 1.4 TSI 150 CV DSG7 Style
Te puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche