¿Por qué recibimos un calambre cuando bajamos del coche?

Electricidad estática

Seguro que más de una vez nos bajamos del coche y, cuando vamos a cerrar la puerta, recibimos un calambre en los dedos. A vosotros no sé, pero a mí no es una sensación que me guste.

Uno de los motivos por los cuales esto sucede, es porque el coche se carga de electricidad estática por culpa del rozamiento producido por el aire sobre la carrocería, pero existen más motivos por los que esto ocurre.

Otra de las causas, bastante más común, se produce a la hora de salir del coche. En este momento, nos movemos en el asiento, por lo que el rozamiento de nuestra ropa con el tapizado de los asientos, crea la electricidad estática. Descargaremos la electricidad, con el consiguiente calambrazo, en cuanto toquemos una parte metálica del coche.

La industria de la automoción, para tratar de reducir estas cargas eléctricas, investiga sobre nuevos materiales, ya que puede llegar a ser peligroso. En algún caso extremo, por ejemplo en una gasolinera, la descarga eléctrica puede producir un incendio, con las consecuencias que todos nos imaginamos, aunque afortunadamene es algo bastante extraño.

Descarga eléctrica

Sin embargo, mientras no llegue la, para muchos, esperada solución, podemos tratar eliminar el calambre por medio de unos sencillos consejos.

Una solución, de dudoso gusto, son las típicas fundas de asiento de bolas de madera. Además, según se dice, este artículo evita el sudor y  produce un masaje en nuestra espalda. De esta forma no tocaremos el tapizado del coche con nuestro cuerpo y no recibiremos el calambre.

Otra solución que podemos aplicar es, cuando vamos a cerrar la puerta del coche, tocarla con la palma de la mano abierta. Así recibiremos igual la descarga eléctrica, pero al ser sobre una superficie más grande que un dedo, casi no la notaremos.

Después de muchos años recibiendo descargas eléctricas a causa de las fundas plásticas que se ponen en los talleres, personalmente aplico una solución que me resulta más efectiva. La solución que propongo es que, cuando vamos a bajar del coche, antes de tocar con los pies en el suelo, debemos agarrar con la mano el pilar o el techo de nuestro coche. De esta forma, nuestra mano ya está en contacto con la parte metálica del coche, por lo que podemos bajar tranquilamente sin miedo a recibir calambres.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Categorías

Técnica

Taller Virtual

Taller Virtual era una web dedicada a la mecánica y los coches. Actualmente está integrada dentro de Actualidad Motor como una sección más de la... Ver perfil ›

Un comentario

  1.   Asdf dijo

    Saca una llave, mismamente, y toca el metal con la llave, la chispa para la llave, no para tu dedo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *