El próximo Mini “encogerá” y ganará una segunda carrocería todo camino

Mini Cooper SE eléctrico

Cuando el primer Mini de la historia llegó a las calles de Reino Unido, tenía un tamaño exterior de sólo 3,05 metros. Sin embargo, cuando el nuevo siglo arrancó, y BMW se hizo cargo de él, incrementó su talla en nada menos que 56 centímetros. Aún así, los responsables de su diseño supieron respetar la esencia, manteniéndose relativamente bien, hasta nuestros días.

El caso, es que muchos clientes sienten que el Mini ya no es el modelo de antaño. Por ello, BMW lleva varios años dándole vueltas a la posibilidad de lanzar una nueva generación con un tamaño más cercano al original. Para ello, creó un prototipo llamado Mini Rocketman. Este proyecto fue acogido con mucho entusiasmo, pero cuando echaron cuentas, entendieron que la viabilidad del mismo era inasumible.  No obstante, todavía podría suceder.

Mini quiere volver a la esencia que le dio la vida

Mini Clubman

Según varios medios especializados, entre los que se encuentra Autocar, la cuarta generación del Mini reducirá su tamaño exterior. En estos momentos, los responsables de la firma inglesa quieren ver crecer a la marca en unos aspectos a la par que encoger de nuevo. Si nos centramos en el primer aspecto, podemos intuir una posible expansión en su gama. No obstante, estarían planeando incluir una segunda carrocería SUV.

De ser así, la oferta pasaría de estar formada por cuatro versiones, a cinco. Así, no faltarían los Mini tres y cinco puertas, el Cabrio y los más versátiles Clubman y Countryman. A éstos, habría que sumar el segundo crossover, que si los rumores están en lo cierto, podría terminar llamándose Traveler. Por esta razón, lo más sensato es que los Mini de tres y cinco puertas reduzcan su talla, abriendo su espacio a nuevas alternativas y estilos.

Artículo relacionado:
Los rumores apuntan a que el Mini Rocketman será una realidad en 2022

¿Y cómo podría BMW obrar este milagro? Pues gracias a la plataforma FAAR. Hasta el momento, la firma inglesa está empleando la base UKL con motor delantero trasversal y tracción al eje anterior. Sin embargo, la base FAAR es mucho más flexible, pues combina elementos de la UKL y la CLAR. Sólo así, podrían reducir el tamaño del Mini sin incrementar el peso y maximizando, a la par, el espacio interior.

Aún así, no debemos esperar una reducción drástica, pues han de mantener un nivel de habitabilidad interior razonable. Además, hay que tener en cuenta que el próximo modelo deberá cumplir con unos estándares de seguridad más exigentes, por lo que necesitará respetar las zonas de deformación. Con todo, hasta 2022 o 2023 aún queda tiempo y de aquí a entonces, aún podrían pasar muchas cosas.

Fuente – Autocar

Te puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche