Prueba Abarth 500 595 Competizione, motor, conducción y consumos

Abarth 500 595 Competizione

Pequeño pero matón… no puede negarse que tiene estilo

Una vez analizada la estética y el interior del espectacular Abarth 500 595 Competizione, llega la hora de arrancar el motor y disfrutar de todo lo que puede ofrecernos este juguete. El 595 Competizione lleva el mismo motor del Abarth 500 Esseesse de 1.4 litros y 160CV, además del escape Record Monza. Las cifras oficiales son 160 CV a 5.500 RPM y 230Nm a 3.000 RPM para alcanzar los 210 km/h con un 0-100 km/h en 7,4 segundos.

Motor muy lleno y aprovechable

Es hora de poner en marcha el pequeño motor 1.4 litros turbo y ver como se mueve esta “pelotilla”. Según arranca el motor, impresiona el sonido que emana por el escape Record Monza, similar al que producirían coches mucho más gordos. Si ya hemos dicho que la estética del Abarth no hace girar muchas cabezas, el sonido que sale de su escape es un auténtico “parte-cuellos”, sobre todo si estamos acelerando o reteniendo (con algún petardeo incluido). Tranquilo, los chicos de Fiat han hecho bien su trabajo y el escape no inunda el habitáculo cuando se circula a velocidad constante por autovía, algo muy de agradecer. Supongo que será el milagro de las válvulas internas… llamado “Dual Mode”


Abarth 500 595 Competizione (13)

El motor se muestra muy lleno en cualquier régimen de revoluciones, con un “lag” (retardo del turbo) pequeño, unos medios muy buenos y una estirada hasta el corte lineal. Como comprobamos más tarde en el circuito del Jarama, crono en mano se hacen tiempos muy similares llevando el motor hasta el máximo de revoluciones  o haciendo uso del par a la salida de las curvas. Esto nos da una idea de lo ampliamente utilizable que resulta el motor.

Abarth 500 595 Competizione

El conjunto llanta-freno no resulta excesivo. La suspensión KONI trabaja de maravilla

La suspensión del 595 Competizione es dura, para que nos vamos a engañar. Pero es dura con matices, ya que la famosa amortiguación Koni FSD que lleva de serie permite que el coche se trague ciertos baches sin rebotar en exceso, facilitando a la vez un apoyo limpio, rápido y estable cuando el asfalto se encuentra en buenas condiciones.

Abarth 500 595 Competizione puesto de conduccion

El puesto de conducción del Abarth invita a integrarte con el coche desde el primer kilómetro

La dirección de asistencia eléctrica se maneja a través de un grueso volante recubierto de una piel de tacto discutible. No transmite del todo bien lo que ocurre en las ruedas, pero al menos no es un “colchón” entre tus pensamientos y el coche. Si decides girar hacia una dirección el coche responde de inmediato. Si corriges un ápice el giro, el coche obedece sin rechistar…las respuestas son inmediatas. Incluso cuando la trasera empieza a insinuarse en los cambios de apoyo o al retener, el coche parece dirigirse hacia donde tu mente piensa que deberías ir. Me encanta como se mueve este coche…Abarth 500 595 Competizione (15)

Estéticamente no pueden pasar por alto los frenos Brembo de 4 pistones con pinzas pintadas en rojo y discos perforados. Dinámicamente tampoco pasan desapercibidos con un tacto firme en el pedal y un comportamiento infatigable. Por mucho que abusemos de los frenos o hagamos funcionar el TTC (sistema que emula el funcionamiento del diferencial autoblocante a base de frenar la rueda que patina), no notaremos que la potencia de frenado desfallezca. Como mucho, el pedal se irá un poco más abajo…pero frenará con casi la misma contundencia. Este comportamiento le hace a uno plantearse si son realmente necesarios los frenos con discos flotantes que también están disponibles para el Abarth 500…Abarth 500 595 Competizione (20)

Dicho sea de paso, no entiendo por qué el TTC no está siempre activado en este coche. El comportamiento cambia radicalmente (a mejor) cuando el testigo amarillo del pulsador nos avisa que está supervisando las pérdidas de tracción. Gracias a este sistema el paso por curva es mucho más rápido, agradable y fluido.

En conjunto puede decirse que la dinámica del Abarth 500 595 Competizione es de primer nivel, con una agilidad pasmosa y unas reacciones muy seguras. En cambio, los asientos Sabelt y la suspensión firme nos pasará factura en los viajes largos. Me he tirado muuuchos kilómetros seguidos conduciéndolo y acabas fatigado…pero con una sonrisa de oreja a oreja.
Abarth 500 595 Competizione (21)

Consumos

Bueno…hablar de consumos en este coche es francamente difícil. La teoría dice que se conforma con 6,5 litros cada 100 km (consumo homologado). La realidad es que en conducción normal y variada, sin apretar pero sin preocuparse de los consumos, el coche ronda los 8 litros. Pero finalmente, debido a que este Abarth siempre nos pide más y nosotros llevamos gasolina en las venas, acabas llegando a los 10,5 litros/100 km de media…aunque hay que tener en cuenta que esta media a lo largo de 1.500 km también incluye las vueltas que dimos en el Jarama, donde nos ventilamos más de medio depósito en un periquete.
Abarth 500 595 Competizione (32)
En ciudad si conducimos con mucha calma contendremos el consumo en 9 litros, mientras que por carretera abierta puedes moverte en torno a los 7 litros.

Valorando las prestaciones del Abarth 500 no me parece un consumo desorbitado, pero al precio que está la gasolina de 98 octanos… hay que tenerlo en cuenta.

Mas –  Prueba Abarth 500 595 Competizione, diseño interior y exterior

Continuará…

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Escribe un comentario