Prueba Abarth Grande Punto. Una semana de sensaciones

Durante una semana y más de 1.500 km hemos tenido ocasión de poner a prueba uno de los últimos productos de la marca del escorpión. En siete intensos días lo utilizamos para desplazamientos en ciudad, un largo viaje de autovía, varias vueltas en circuito cerrado y una comparativa con el modelo “equivalente” Diésel, el Fiat Grande Punto Sport 130 CV.

abarth-grande-punto-3


El Abarth es un claro ejemplo de que un coche deportivo es algo más que un motor con un montón de caballos. Las sensaciones al volante, el tacto de todos sus mandos y la posibilidad de ser usado a diario son factores clave.

abarth-grande-punto-71

Presentación del modelo:

Abarth es una marca con una larga tradición deportiva. Fue fundada en 1949 por Carlo Abarth, un austriaco dedicado a la modificación y creación de coches de carreras basándose en modelos del gigante . En los últimos años el nombre de Abarth no se ha estampado en la carrocería de ningún modelo nuevo, salvo el y el , aunque no eran modelos realmente representativos del espíritu Abarth.
En los tiempos que corren es raro ver que ser relancen marcas al mercado, es más habitual que desaparezcan o sean absorbidas. La idea de FIAT es relanzar Abarth como una marca independiente, con coches, concesionarios, talleres y tiendas propios, siempre basados en modelos Fiat. Abarth  tiene puntos de venta en Madrid, Barcelona, Sevilla, Vigo y las Islas Canarias, aunque siempre puede gestionarse la compra de un Abarth desde cualquier concesionario Fiat.

abarth-grande-punto-23

Características técnicas:

El Abarth Grande Punto está animado por el motor de gasolina 1.4 T-Jet de 155 CV que ya probamos en el Alfa MiTo. Es el mismo que lleva también el Fiat Grande Punto con 120 CV y el Bravo con 120 y 150 CV.
Con una caja de cambios manual de seis velocidades, el Abarth Grande Punto 155 CV completa el 0-100 km/h en 8,2 s y alcanza una velocidad de 208 km/h. El consumo medio homologado es de 6,9 litros/100km.
La gestión electrónica del motor tiene dos modos de funcionamiento: “normal” y “Sport Boost”. En el primero el par máximo es de 206 Nm a 5.000 rpm mientras que con el Sport Boost activado el par sube a 230 Nm a 3.000 vueltas. Sobre el papel puede que no parezca mucho, pero en la práctica, gracias a un soplado del turbo mucho más contundente en todo el rango de revoluciones se nota muchísimo más empuje. Evidentemente el consumo también se resiente mucho.
Junto a la gestión del motor, el Sport Boost también endurece el tacto de la dirección y hace más directo el recorrido del acelerador, acrecentando las sensaciones.

El chasis también ha sido retocado respecto a la gama Grande Punto, con una amortiguación más firme, barra estabilizadora más gruesa y altura respecto al suelo reducida. El apartado de los frenos destaca sobremanera con un equipo marca Brembo y discos de enormes dimesiones (305 mm × 28 mm delante y 264 mm × 11 mm detrás.
El ESP cuenta con una calibración más permisiva, sobre todo en sobreviraje y pérdidas de tracción al acelerar.

abarth-grande-punto-141

El Abarth Grande Punto cumplió bien en circuito cerrado

Kit esseesse y asseto:

Si todo esto te parece poco la marca ha dispuesto en opción varios kits que pueden montarse de fábrica o hasta que el coche tenga 20.000 Km (o un año) sin pérdida de garantía, siempre que se monte en cualquier taller de la casa. Con el kit “esseesse” (4.500€) se sustituye el turbo marca IHI por un Garret, los inyectores, las bujías, la admisión, el escape y el embrague. El motor pasa a rendir 180 CV a 5.750 rpm. También incluye llantas específicas de 18”, frenos perforados con pastillas de mayor rendimiento, muelles aún más rígidos y carrocería más rebajada. También incluye una serie de cambios estéticos y de equipamiento que “hacer ver” que estamos ante un coche de mayores prestaciones.

Si no te interesa tener un motor más potente,  está disponible el kit “asseto” por 2.500€, que es igual que el “esseesse” pero sin las modificaciones mecánicas, con dos colores de llanta a elegir.

abarth-grande-punto-25

Con el Ford Kuga de la foto sólo comparte el color

Diseño exterior:

La versión que hemos probado es la “básica” de 155 CV. Pintado en un color blanco brillante destacan sobremanera la decoración exterior Abarth, las preciosas llantas de 17 pulgadas color antracita y las pinza de freno Brembo doble pistón pintadas en rojo, igual que los retrovisores.
Respecto al Grande Punto hay multitud de detalles que lo diferencia, desde las taloneras al paragolpes anterior, el alerón posterior recubierto de vinilo, las bandas de plástico que guarnecen los pasos de rueda y los bajos carenados simulando un difusor en la parte trasea. La doble salida de escape también es exclusiva del Abarth, así como los diversos anagramas que decoran su carrocería y las tomas de aire de mayores dimensiones. Los faros y pilotos tienen fondo de carcasa oscurecida, con un aspecto más agresivo.
La escasa altura libre al suelo también delata que estamos ante un modelo diferente.

abarth-grande-punto-95

Diseño interior:

Una vez dentro el elemento que preside es el asiento tipo backet con reposacabezas integrado con el logotipo de Abarth en la parte superior. También lleva pedales deportivos metálicos, decoración en aluminio del umbral de puerta, pomo y volante en cuero con costuras (al igual que la empuñadura de la puerta) y una instrumentación con decoración específica (pero sin indicadores adicionales respecto al Grande Punto T-Jet). Partes del salpicadero están pintados en blanco y la consola central tiene un acabado de plástico símil carbono. Me ha llamado especialmente la atención el reposapiés deportivo con acabado metálico para el copiloto, todo un guiño a la competición.
En su interior cuatro personas viajarán con amplitud, con una altura y espacio para las piernas suficiente en las plazas traseras, donde sólo hay dos reposacabezas.

abarth-grande-punto-10

El interior o gusta o desagrada, pero no deja indiferente

Equipamiento:

El equipamiento de serie es bastante completo para un coche de estas caracterísiticas y precio, incluyendo seis airbag, ESP, climatizador, CD-Mp3 con USB y teléfono Blue&Me, ordenador de abordo, faros antiniebla,  etc. No puede montar airbag laterales traseros ni faros de Xénon, pero si tapicería de piel (1.600€), cruise control, limpiaparabrisas automáticos, techo solar, navegador GPS, cargador de CD, etc.

abarth-grande-punto-5

En marcha:

A la hora de conducir este Abarth nos econtraremos con que el puesto de conducción admite múltiples reglajes, siendo sencillo encontrar la postura más adecuada. El asiento del conductor puede llegar a situarse muy bajo (como a mi me gusta) propiciando una postura deportiva. En contra, si bajamos el asiento en exceso notaremos como el apoyo del pié izquierdo comienza a quedar demasiado elevado. Como contrapartida al excelente asiento backet, el reposacabezas es fijo, limitando su posibilidad de regulación y eliminando la función de reacción ante choques traseros, ofreciendo por tanto menos protección en este tipo de impactos. Igualmente se elimina la función de reglaje lumbar que si puede equipar el Grande Punto. Desde el puesto de mando la visibilidad es buena, gracias sobre todo a los descomunales espejos exteriores

fiat-grande-punto-sport

El Abarth se las tuvo que ver con este Grande Punto 1.9 Mjet de 130 CV

El motor puede funcionar cómodamente a bajas revoluciones, favoreciendo su utilización en ciudad. Lo cierto es que el modelo no desentona para nada en este ambiente, siendo ágil, con buena visibilidad y poco más de 4 metros, la urbe no es un problema para él. Curiosamente, el pequeño motor de 1.4 litros de cilindrada puede respondernos con consumos por debajo de los 8 litros/100 km en ciudad a poco que nos esmeremos en la conducción eficiente. Si por el contrario nos gustan los acelerones y frenazos, el consumo se dispara. Es por tanto un motor muy susceptible al tipo de conducción.

Continuara…

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche

¿Tienes Telegram? Recibe cada día las noticias de coches

Suscríbete
Te puede interesar

Un comentario

  1.   Fran dijo

    El Fiat punto un coche que se ha hecho hueco en la historia de España, creo que en casi todas la familias españolas había uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *