Prueba Audi A1 Sportback 30 TFSI S tronic 116 CV (vídeo)

Prueba Audi A1 30 TFSI S tronic Epic Edition

Aunque no lo parezca, el tiempo pasa más rápido de lo que nos damos cuenta. Hace prácticamente una década estábamos esperando la llegada del Audi A1, un modelo utilitario que compartía su base con los Volkswagen Polo y Seat Ibiza de la época. Aunque muchos pensamos en su momento que un vehículo para el segmento B de una marca premium y con un precio elevado no tendría buena acogida en el mercado, sin duda alguna, nos equivocamos.

Gracias a su diseño joven y urbano, la primera generación del A1 fue un éxito rotundo. Y es que también hay clientes dispuestos a rascarse más el bolsillo para comprar un coche pequeño y distinto a todo lo que estamos acostumbrados. Recientemente ha llegado al mercado la segunda generación del utilitario alemán, el cual se produce en España, por cierto. Acompáñanos en esta prueba del Audi A1 30 TFSI de 116 CV con cambio S tronic y acabado Epic Edition.

Juvenil, urbano, deportivo y más varonil

Empezando, como solemos hacer, por la estética exterior, el nuevo Audi A1 renueva su carrocería casi por completo. Nuestra unidad corresponde, como he citado más arriba, con el acabado Epic Edition, que es de lanzamiento, pero además incorpora muchos elementos opcionales para conseguir un diseño muy pintón. Eso sí, a costa de engordar mucho la tarifa final.

La marca de los cuatro aros ha pensado que una buena forma de captar clientes es ofreciendo la posibilidad de personalizar notablemente su estética. Además, su diseño tiene un enfoque muy juvenil, urbanita y también deportivo. Tenemos varios tonos para la carrocería que se pueden combinar con terminaciones a contraste para el techo, las carcasas de los retrovisores, las taloneras o los anagramas de identificación del modelo.

A diferencia del modelo anterior, el nuevo solo está disponible con carrocería de 5 puertas. Ya no hay variantes de tres puertas, así que todos son Audi A1 Sportback.

Frontal Audi A1 Epic Edition

En nuestro caso se ha apostado por el rojo como color base de la carrocería y el negro a contraste en techo, taloneras, retrovisores y logos de la marca. Sin embargo, las llantas son blancas y de 18 pulgadas, incorporando la inscripción Audi Sport y escondiendo unas pinzas de freno rojas. El resultado es muy atractivo, tanto es así que en varias ocasiones nos han preguntado si era una variante deportiva estilo al Audi S1. La decepción era máxima cuando afirmábamos que se trata de un tricilíndrico de 116 CV… En cualquier caso, ha gustado bastante.

Evaluando el diseño por partes, en el frontal del simpático urbanita con esta terminación estética deportiva destaca la gran parrilla singleframe en negro brillante con los contornos y los cuatro aros en este mismo tono, las tres falsas entradas de aire en el borde del capó homenajeando al Audi Sport quattro del 84, los nuevos faros full LED que aportan mucho carácter, así como las falsas tomas de aire en los extremos inferiores. Aunque es un coche urbano, unos antiniebla no hubieran venido mal en lugar de tanta simulación de toma de aire; al menos a mi parecer.

La parte trasera es la que más nos puede recordar a su predecesor. Los nuevos pilotos aportan un toque muy tecnológico y moderno, al igual que hacen los faros principales en el frontal. El paragolpes tiene muchas canalizaciones (de decoración, una vez más) de aire en color negro y en la zona inferior y central otro plástico negro simula un difusor. Una pena que hayan decido esconder el escape, porque creo que un par de colas de escape a un lado hubieran quedado bien y, además, aportar realmente deportividad a la estética.

Perfil trasero del Audi A1 Epic Edition

Recapacitando sobre el diseño exterior, como ahora se ve mucho más juvenil y dinámico, su apariencia es más varonil y algo menos femenina que en el anterior. Me pregunto si este cambio hará que algunas mujeres no lo vean un coche tan “coqueto” como el predecesor, pues un alto porcentaje de la clientela del A1 era femenino. El tiempo y los datos de ventas serán quienes resuelvan esta duda.

Y antes de terminar, deciros que el nuevo A1 mide 4.029 mm de largo, 1.740 de ancho, 1.433 de alto y tiene una batalla de 2.563 mm. No es mucho más ancho o alto que el predecesor, pero sí crece unos 6 cm en longitud y casi 10 cm en su distancia entre ejes.

Un interior bien orientado hacia el conductor, aunque con excesivo plástico

Pasando ya al interior, como en el exterior, en el habitáculo también se marcan muchos los rasgos y las líneas. Lo primero a destacar es que el Audi A1 ya cuenta con el Audi Virtual Cockpit, el cuadro de instrumentos totalmente digital con 10,25 pulgadas donde se recogen todas las informaciones de viaje, radio, navegador y parte de los sistemas del coche de una forma muy configurable y sencilla de utilizar desde los mandos del volante.

Diseño salpicadero Audi A1

En la zona central del salpicadero nos encontramos con la consola principal, compuesta por una segunda pantalla con 10,1 pulgadas que es táctil y que ofrece, sin duda alguna, la mejor calidad en cuanto a fluidez y manejo de la información del segmento y muy superior a la de otros vehículos de tamaños superiores. Además, en Audi han sido lógicos y, en este caso (en otros coches sí lo hacen) no han integrado el climatizador en ninguna pantalla, sino que tiene mandos físicos.

Más abajo aparecen una serie de botones que sirven para seleccionar el modo de conducción deseado, gestionar el control de estabilidad, apagar el sistema de parada y arranque, luces de emergencia, sensores de aparcamiento y el sistema de aparcamiento asistido. Lo que me parece un acierto es que tiene una clara orientación hacia el conductor, haciendo que todo el manejo de esta parte sea más sencilla y se vea fácilmente.

Algunas molduras pueden personalizarse a la hora de comprar el vehículo, teniendo la posibilidad de elegir entre varios colores para jugar con los contrastes y dar un toque más propio al interior.

Audi A1 pantalla táctil 10 pulgadas navegador

En el plano horizontal del salpicadero aparece una moldura que, aunque es de plástico duro, trata de recordarnos al aluminio por su terminación. Y hablando de plásticos duros, aquí la parte que menos me ha gustado del interior. Audi nos ha acostumbrado durante muchos años a materiales de primerísima calidad, y en el caso del A1 no es así. Los ajustes son bastante buenos y el tacto de todos los mandos (intermitentes, botones, elevalunas, etc) también, pero solo encontramos acabados blanditos y de buen tacto en la parte alta del salpicadero y en los apoyacodos. Todo lo demás es plástico duro.

También debo decir que algunas piezas parecen haber sido robadas del Ibiza o del Polo, como la zona de la palanca de cambios y parte inferior de la consola central, buena parte del panelado interior de las puertas, las levas del volante para el cambio automático o incluso el sonido que hacen las ventanillas al subir o bajar. No es que sea malo, pero se espera más de una marca como Audi, aunque ya sabéis que es un coche pequeño y hay que intentar ahorrar costes y aprovechar todos los recursos habidos y por haber. Por último, tenemos tomas dos USB y una superficie de carga inalámbrica para smartphones delante de la palanca del cambio.

Ahora sí caben cuatro adultos

¿Y qué hay de la habitabilidad? Bueno, el Audi A1 anterior no destacaba precisamente por contar con un interior muy espacioso, más bien era de los más pequeños de la categoría. Ahora, como hemos citado anteriormente, crece casi 6 cm de longitud y 10 cm en distancia entre ejes. La anchura es más o menos parecida, siendo un tanto estrecho pero sin llegar a angosto en las plazas delanteras. Veamos las traseras.

Plazas traseras del Audi A1 Sportback

Como habéis podido ver en el vídeo, no es que las plazas traseras de este coche sean las mejores del segmento, pero el salto es muy grande respecto al A1 anterior. Ahora pueden viajar cuatro adultos de talla media de una forma cómoda, aunque sin sobrar espacio. Mido 1,76 de alto y con el asiento delantero ajustado a mi posición me sobran entre tres y cuatro dedos para rozar con las rodillas y un par de ellos para tocar con la cabeza en el techo. No es sobrado, pero sí suficiente. La que no es suficiente, como es lógico, es la plaza central.

El maletero crece considerablemente

Maletero del Audi A1 2019

Si el interior ha crecido, fijaos el cambio cuando abrimos el portón trasero. Ahora nos encontramos con un maletero de 335 litros, habiéndose incrementado el espacio de carga en nada menos que 65 litros respecto a su predecesor y situándose entre los mejores del segmento B. Tenemos suelo a doble altura y formas cúbicas que nos permiten aprovechar bien el espacio. También podemos abatir los asientos posteriores y obtener un volumen máximo de 1.090 litros. Un buen salto en este sentido, sin duda.

Gama mecánica del Audi A1

Prueba Audi A1 30 TFSI 116 CV motor

Por el momento, la gama mecánica del Audi A1 solo ofrece motorizaciones de gasolina, teniendo cierta lógica en un coche que normalmente no recorrerá muchos kilómetros al año y que, además, la gran mayoría de sus recorridos serán entre el tráfico de la ciudad y circunvalaciones. De este modo, podemos escoger entre dos motores de 3 cilindros y otros tantos de 4 cilindros, entregando potencias desde los 95 hasta 200 CV.

Todos ellos son turbo alimentados y la tracción siempre es delantera, no hay ninguna versión quattro. Hay cajas de cambios manuales y de doble embrague. Por desgracia, aún no sabemos si llegará un deportivo Audi S1 como en la generación anterior. Esperemos que sí porque, cuando lo probamos, simplemente nos enamoró. Crucemos los dedos.

Artículo relacionado:
Prueba Audi S1 Sportback. Pequeño, pero valiente
Versión Motor Potencia y par motor ¿Cambio manual? ¿S tronic?
Versión Motor Potencia y par motor ¿Cambio manual? ¿S tronic?
25 TFSI 1.0 turbo 95 CV y 175 Nm 5 marchas No
30 TFSI 1.0 turbo 116 CV y 200 Nm 6 marchas S tronic 7 marchas
35 TFSI 1.5 turbo 150 CV y 250 Nm 6 marchas S tronic 7 marchas
40 TFSI 2.0 turbo 200 CV y 320 Nm No S tronic 7 marchas

30 TFSI – 1.0 Turbo 116 CV

Audi A1 30 TFSI inscripción

Como citaba al inicio, nuestra unidad corresponde con la versión mecánica 30 TFSI. Para los que aún no habéis terminado de habituaros a las nuevas denominaciones de Audi, estamos hablando de un bloque motor 1.0 turbo de gasolina con tres cilindros e inyección directa de combustible. Este coche viene con la caja de cambios opcional de doble embrague S tronic, que cuenta con 7 relaciones.

Sobre el papel, el Audi A1 30 TFSI S tronic desarrolla 116 CV (entre 5.000 y 5.500 vueltas) y un par motor máximo de 200 Nm (entre 2.000 y 3.500 revoluciones). Alcanza una velocidad máxima de 203 km/h y tarda 9,4 segundos en acelerar de 0 a 100 km/h. Su consumo medio homologado en WLTP es de 6 litros cada 100 kilómetros recorridos. Datos de rendimiento buenos y suficientes para lo que la mayoría del público demanda en un coche urbano.

Al volante: ágil y divertido

Ya hemos visto que es un coche muy llamativo, personalizable y toda su parte teórica; vamos con el comportamiento dinámico. Como podrás intuir, el Audi A1 comparte plataforma con otros modelos de VAG como el Volkswagen Polo, el anteriormente citado Seat Ibiza y también el Arona, es decir, utiliza la plataforma modular MQB A0.

Perfil del Audi A1 Sportback Epic Edition prueba

Claramente, el Audi A1 es un coche urbano, pero gracias a su nueva arquitectura transmite una gran sensación de seguridad y aplomo en vías rápidas. En autopista, a 120 km/h, se muestra bien asentado en la carretera, aunque no es menos cierto que esperábamos un mejor aislamiento acústico, pues el ruido aerodinámico y de rodadura se deja notar en el habitáculo más de lo que nos gustaría. Manteniendo ritmos estables al máximo legal podemos hemos obtenido consumos de entre 5,8 y 6,1 l/100 km.

Eso sí, la suspensión es un tanto rígida y tiene un rebote que, ante las irregularidades más bruscas, puede ser un tanto molesto. De todos modos, creo que esto lo he notado más porque llevamos llantas de 18 pulgadas y neumáticos de perfil bajo, por lo que la absorción de estos baches se complica y terminan transmitiéndose a la carrocería. Aunque queden muy bonitas estéticamente, no es aconsejable este tamaño de llantas para un coche pequeño y urbano porque, como he vivido, penaliza parcialmente en el apartado de confort.

Prueba Audi A1 Dinámica

Es en la ciudad donde más aprovecharemos el Audi A1 por su tamaño, pero también por la respuesta del motor. Al ir asociado a la caja de cambios S tronic de 7 marchas, conducirlo es bastante sencillo. Eso sí, tardaremos un poquito en adaptarnos a la respuesta de la caja de cambios de doble embrague para medir en maniobras lentas y también para salir a la velocidad que queremos de cruces o semáforos, pues en ocasiones puede ser un tanto brusca al iniciar la marcha.

Gracias a sus dimensiones exteriores, al reducido radio de giro y a su directa dirección se mueve como pez en el agua y, además, los sensores de aparcamiento, cámara de marcha atrás y aparcamiento asistido nos facilitan la vida.

La respuesta del motor, como decía más arriba, es suficiente para prácticamente cualquier situación. Más que por caballos, su par motor de 200 Nm le permite desenvolverse con bastante soltura, siendo la zona media del tacómetro donde más a gusto se siente. Las recuperaciones son buenas, pero es cierto que la caja de cambios siempre busca una marcha larga y, aunque es rápida en reducir cuando pegamos un pisotón al pedal derecho, en algunos momentos el motor va un tanto “ahogado” y transmite alguna que otra vibración.

Frontal del Audi A1 30 TFSI Black Line

No he podido resistirme a dar “un paseo” por una buena carretera de montaña con poco tráfico y asfaltos variables, para ver qué tal digiere las curvas cuando el suelo es perfecto y cuando nos encontramos algún que otro bache. Esta unidad cuenta con modos de conducción que influyen en la gestión del cambio, en la respuesta del motor, en la dureza de la suspensión y en el peso de la dirección. ¿Por qué no hacerlo?

El sonido del motor se incrementa cuando seleccionamos el modo Dynamic del drive select, pero no te engañes, es artificial y sale por los altavoces. Trazando curvas a ritmo alegre y con el asfalto en perfecto estado, sorprende el dinamismo que aporta este coche. Su chasis es muy bueno y fácilmente podría acoger a esa versión deportiva S1 que tanto esperamos. Mantiene la compostura en todo momento, no hay grandes inercias y experimenta una gran agilidad. El agarre lateral es muy alto. Si ahuecamos el gas, la trasera ayuda a redondear con una ligerísima guiñada.

A esta sensación de gran comportamiento dinámico en tramos ratoneros ayuda, y mucho, la dirección. Es bastante directa y nunca es necesario soltar una mano para realizar el giro, por lo que siempre podemos tener los dedos pegados a las levas del cambio y gestionar la transmisión a nuestro gusto.

Prueba Audi A1 30 TFSI dinámica

Menos me ha gustado en los momentos que he practicado una conducción ágil por zonas de asfalto algo más roto. Si encontramos un bache en plena frenada o al inicio de la curva, la suspensión no termina de absorberlo y el coche se descoloca un pelo de atrás. Aunque recupera la trayectoria casi al instante y sin que el ESP llegue a entrar, esto puede causar algún que otro sustito. En cualquier caso, (repito) solo aparece haciendo una conducción rápida, por asfalto bastante regulero y buena parte de culpa también la tienen las grandes llantas y sus neumáticos de bajo perfil.

Conclusiones

Como has podido comprobar durante toda esta prueba, el Audi A1 apuesta claramente por el diseño y por las posibilidades de personalización exteriores e interiores para ganarse al público. A nivel de calidad, está por encima de los generalistas, pero no es menos cierto que esperábamos algo más. Los modelos de MINI (principales rivales), por ejemplo, transmiten una mejor calidad interior y en aislamiento acústico, siendo también más divertidos a la hora de conducir.

Prueba Audi A1 30 TFSI parte trasera

El motor 30 TFSI (1.0 de gasolina con 116 CV) se posiciona como la mecánica más interesante y lógica, pues tiene una respuesta más que suficiente para prácticamente cualquier situación, aunque entiendo que quien quiera una gran pegada al hundir el pedal derecho apueste por los 35 TFSI (150 CV) o 40 TFSI (200 CV).

Si te preguntas por los consumos, durante los más de 800 kilómetros que hemos hecho finalmente con nuestro Audi A1 Sportback de pruebas, al devolver el vehículo hemos registrado un consumo medio total de 6,2 l/100 km, lo que no está del todo mal teniendo en cuenta que no hemos buscado una conducción eficiente y que nos hemos dado alguna que otra alegría por carreteras viradas.

El principal punto negativo es su precio. La versión más accesible del A1 arranca en prácticamente 21.000 euros, pero claro, nadie quiere comprar la versión más pobre de un coche premium, ¿verdad? Nuestra unidad, con el acabado de lanzamiento “Epic Edition”, varios paquetes y otros tantos opcionales extras, ronda los 35.000 euros. Sí, 35.000 euros para un coche urbano de tres cilindros y 116 CV.

Es cierto que es un coche exclusivo y, en nuestro caso, muy equipado. Pero tampoco es normal que algunos elementos como la cámara de marcha atrás o los espejos con plegado eléctrico sean opcionales; teniendo además algunos detalles a mejorar como la insonorización del habitáculo. Aunque cada uno hace con su dinero lo que le viene en gana, creo que yo personalmente, si pudiera invertir esa cantidad de dinero en un coche, me iría a un Volkswagen Polo GTI o un Ford Fiesta ST y aun así ahorraría bastantes miles para ir gastando en gasolina.

Artículo relacionado:
Prueba Ford Fiesta ST 1.5 EcoBoost 200 CV

Equipamientos de serie

Detalle faros LED Audi A1

En los siguientes puntos os dejamos el listado de equipamiento opcional. Además de esto, hay un gran número de paquetes de equipamiento y opcionales “sueltos” bastante grande.

A1 Sportback

  • Llantas de aleación de 15 pulgadas con neumáticos 185/65
  • Faros halógenos
  • Sensor de lluvia y luces
  • Aire acondicionado manual
  • Asientos traseros abatibles
  • Volante multifunción de tres radios en cuero
  • Cuadro de instrumentos digital de 10,25 pulgadas
  • Radio con 4 altavoces
  • Retrovisores exteriores con ajuste eléctrico
  • Toma USB
  • Control por voz
  • Audi pre sense front
  • Frenos de disco en las cuatro ruedas (para 30 TFSI)
  • Aviso de salida involuntaria de carril con ayuda sobre la dirección
  • Limitador de velocidad
  • Cámara multifuncional frontal (para sistemas de seguridad activa)
  • Llamada de emergencia automática

Advanced (añade)

  • Llantas de aleación en 16 pulgadas con neumáticos 195/55
  • Radio MMI Plus
  • Posibilidad de techo en color negro

S Line

  • Llantas de aleación de 17 pulgadas 215/45
  • Tren rodaje deportivo opcional sin coste (en 30 y 35 TFSI)
  • Audi Drive Select con suspensión deportiva (en 40 TFSI)
  • Molduras en las estriberas en aluminio
  • Audi parking system trasero (en 40 TFSI)
  • Iluminación exterior full LED (en 40 TFSI)
  • Climatizador bizona (en 40 TFSI)
  • Paquete exterior S line
  • Alerón de techo S line
  • Techo en color de contraste

Black Line (añade)

  • Llantas de 17 pulgadas específicas con neumáticos 215/45
  • Paquete S line exterior
  • Paquete exterior de estilo negro incluidas carcasas de los retrovisores
  • Cristales oscurecidos

Epic Edition (añade)

  • Llantas Audi Sport en 18 pulgadas 215/40
  • Paquete S line exterior
  • Faros LED y pilotos LED oscurecidos
  • Paquete de contraste exterior
  • Emblemas y logos en negro

Precios

Prueba Audi A1 Sportback perfil delantero

Versión mecánica Motor Cambio Acabado Precio
Versión mecánica Motor Cambio Acabado Precio
25 TFSI 1.0 95 CV Manual 5v Base 21.540 €
30 TFSI 1.0 116 CV Manual 6v Base 22.770 €
35 TFSI 1.5 150 CV Manual 6v Base 24.430 €
30 TFSI 1.0 116 CV S tronic Base 24.710 €
35 TFSI 1.5 150 CV S tronic Base 26.380 €
25 TFSI 1.0 95 CV Manual 5v Advanced 23.000 €
30 TFSI 1.0 116 CV Manual 6v Advanced 24.220 €
35 TFSI 1.5 150 CV Manual 6v Advanced 25.890 €
30 TFSI 1.0 116 CV S tronic Advanced 26.170 €
35 TFSI 1.5 150 CV S tronic Advanced 27.840 €
25 TFSI 1.0 95 CV Manual 5v Black line 25.600 €
30 TFSI 1.0 116 CV Manual 6v Black line 26.820 €
35 TFSI 1.5 150 CV Manual 6v Black line 28.480 €
30 TFSI 1.0 116 CV S tronic Black line 28.770 €
35 TFSI 1.5 150 CV S tronic Black line 30.430 €
40 TFSI 2.0 200 CV S tronic Black line 34.560 €
25 TFSI 1.0 95 CV Manual 5v Epic edition 27.370 €
30 TFSI 1.0 116 CV Manual 6v Epic edition 28.600 €
35 TFSI 1.5 150 CV Manual 6v Epic edition 30.260 €
30 TFSI 1.0 116 CV S tronic Epic edition 30.550 €
35 TFSI 1.5 150 CV S tronic Epic edition 32.210 €
40 TFSI 2.0 200 CV S tronic Epic edition 36.330 €

Opinión del editor

Audi A1 30 TFSI S tronic 116 CV
  • Valoración del editor
  • Puntuación 3.5 estrellas
21.540 a 36.330
  • 60%

  • Audi A1 30 TFSI S tronic 116 CV
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación: 1 de abril de 2019
  • Diseño exterior
    Editor: 90%
  • Diseño habitáculo
    Editor: 75%
  • Plazas delanteras
    Editor: 75%
  • Plazas traseras
    Editor: 75%
  • Maletero
    Editor: 80%
  • Mecánica
    Editor: 70%
  • Consumos
    Editor: 75%
  • Confort
    Editor: 70%
  • Precio
    Editor: 40%

Pros

  • Diseño exterior
  • Mejora del espacio interior
  • Personalización

Contras

  • Precio elevado
  • Algunos detalles de diseño interior
  • Aislamiento mejorable

Galería de imágenes

Te puede interesar
¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.