Prueba Audi A7 Sportback 3.0 TDI 245CV, diseño exterior e interior

Prueba Audi A7 Sportback

En 2004 algo estaba pasando en Mercedes. El CLS vio la luz y nos dejó a todos impresionados con su silueta coupé desarrollada sobre la base del Clase E de por el entonces. Unos años más tarde, ya con la segunda generación del CLS marcas como Audi o BMW, un poco más tarde, despertaron de un profundo sueño y dieron sendos puñetazos sobre la mesa en forma de Audi A7 Sportback y BMW Serie 6 Gran Coupé. Una gran berlina no tiene porque ser sobria para ser elegante. Deportividad y elegancia no están reñidas, por eso probamos el Audi A7 Sportback, para demostrar que es posible.

Casi podemos decir que a pesar de ser diferente a todos los Audi, el A7 Sportback peca de diseño poco original, y es que a pesar de contar con una línea muy lograda, con una silueta preciosa a mi juicio, está claramente inspirado en el Audi A5 Sportback de 2009, aunque afortunadamente, en el A7 se ha conseguido una mejor armonía de las proporciones y un coche mucho más imponente. Es lógico por otra parte seguir con la identidad de la marca.

Prueba Audi A7 Sportback

Hay quien piensa que el A7 Sportback es la versión “molona” del A8, pero no es así. Se le acerca por tamaño, con 4,97 metros de longitud y 1,91 de anchura, pero la realidad es que al igual que el CLS de Mercedes o la Serie 6 de BMW, parte del escalón inferior, el A6. Clase E y Serie 5 en los otros dos casos. Decimos que el A7 es más cercano al Audi A6 porque se monta en la misma plataforma y tiene su misma batalla, además de que el interior es calcado y los opcionales y mecánicas que se ofrecen, también. Es difícil, pero el Audi A8 está un paso por encima, preguntémosle a Luis.

El Audi A7 se ofrece con diversas mecánicas gasolina y diésel. Para los que prefieren la nafta hay un motor 2.8 FSI de 204, bien tracción delantera o Quattro, con caja CVT en el primer caso y S-Tronic de doble embrague en el segundo. Por encima queda el 3.0 TFSI Quattro S-Tronic de 310CV. A pesar de estas dos interesantes mecánicas, las que más demanda tienen son las TDI, todas ellas de 3.0 litros y con potencias de 204, 245 y 313CV. La menos potente ofrece las mismas transmisiones que el FSI, mientras el más potente recurre a una caja tiptronic de ocho relaciones. Nosotros hemos probado la más equilibrada, la de 245CV con tracción Quattro y un excepcional cambio S-Tronic de siete marchas, además de la tecnología Clean Diesel de VAG.

Una línea diferente

Prueba Audi A7 Sportback

Espectacular silueta con el spoiler levantado

Pero no es la excepcional mecánica ni los increíbles acabados lo que hacen que el Audi A7 sea llamativo. Es su carrocería, sus lineas deportivas a la par que elegantes, y la fuerte caída del techo lo que llama poderosamente la atención de la gente, a parte del chaval de 20 años que va al volante. Sus rivales tienen también aires de berlina-coupé, pero conservan las cuatro puertas y no tienen la que probablemente sea la carrocería liftback más bonita de todos los tiempos.

Visualmente la unidad probada queda muy asentada con unas llantas opcionales de 20″, que le sientan mejor que las de 18″ de serie, algo pequeñas al ojo. Aportan deportividad a un conjunto que ya cuenta con ella en la vista lateral y en un frontal agresivo e imponente al verlo por el retrovisor con su mirada Full LED. La es a mi juicio una de las partes más bonitas del coche, unos pilotos LED de excepcional diseño, sobre todo con las luces de freno encendidas. Hay un alerón retráctil que podemos accionar desde el interior, o que se despliega automáticamente a eso de unos 140km/h y se pliega a los 80km/h. En frenadas de emergencia hace las veces de freno aerodinámico. Al parar nuestro mastodóntico deportivo y abrir las puertas veremos que estas no tienen marco, un gran detalle, que cada vez es menos común.

 

Interior a todo de lujo de detalles

Prueba Audi A7 Sportback interior

Los asientos blancos son preciosos, pero se manchan con facilidad

El interior del Audi A7 Sportback es casi idéntico al de su hermano pequeño el A6. A pesar de ello cuenta con materiales de primerísima calidad y plásticos blandos en el resto de superficies que no están forradas en cuero. Toques donde toques, es agradable al tacto, no es para menos en la unidad probada, que cuesta 99.700 euros.

La disposición de los mandos resulta bastante clásica. El volante es multifunción y podemos controlar desde el el completísimo ordenador de abordo y el equipo de sonido. El control de crucero adaptativo se controla desde un pequeño mando satélite tras el volante, como es habitual en la marca. El mando de luces está a la izquierda del conductor, aunque basta ponerlo en automático para que haga su trabajo perfectamente. El cuadro de relojes ofrece una información completa, con una considerable pantalla LCD entre el velocímetro y el cuentavueltas. Cuenta con indicador de temperatura del agua y nivel de combustible.

Prueba Audi A7 Sportback cuadro

La parte frontal de la consola central es muy limpia. encontramos la pantalla del equipo multimedia MMI en la parte superior (es retráctil) y bajo ella los aireadores. Del equipo de sonido solo tenemos la ranura para CD y dos ranuras para SD y otra para SIM tras una disimulada tapita. Más abajo unos completos mandos del equipo de climatización, independiente a cuatro zonas y con asientos ventilados y calefactados delante.

Menos limpia es la zona que rodea a la palanca de cambios. A parte de esta, encontramos el botón de arranque el freno de mano y el botón del auto-hold, así como un recuadro táctil a través del cual elegir los números de las emisoras o escribir en el sistema de navegación o en el teléfono. Inmediatamente detrás están los intuitivos mandos del MMI, que se memorizan con facilidad y permiten utilizar el sistema en movimiento sin necesidad de desviar la vista a los botones.

SONY DSC

Esta unidad de prensa del A7 Sportback equipa los asientos confort con función memoria. Estos asientos ofrecen multitud de posibilidades más allá de los típicos ajustes en altura longitud o inclinación. Podemos elegir cuanto queremos que nos recojan tanto las orejas del asiento como del respaldo individualmente, así como la longitud de la banqueta y un completo ajuste lumbar. Estos asientos ya son opcionales, pero todavía hay unos más exclusivos, con distintas funciones de masaje.

A parte de cómodo se viajará con espacio, sobre todo en las plazas delanteras. Las traseras ofrecen muy buenas cotas en longitud y anchura, pero la altura puede ser un poco crítica si va a viajar gente de alta estatura detrás, ya que podría rozar con el techo.  Aunque considero que quien se compra un Sportback lo hace para conducirlo el. La tercera plaza central es opcional y poco cómoda. Hay un gran túnel central y el asiento es más duro y elevado.

Prueba Audi A7 Sportback plazas traseras

Por últimos tenemos un maletero, con apertura y cierre eléctrico de serie. Es grande y de formas tremendamente aprovechables, aunque debido a la caída del portón, la altura puede quedarse justa en algunas ocasiones. El portón tiene sistema antipinzamiento. Conviene ser cuidadoso y vigilar la altura de los techos en espacios cerrados, no sería difícil pegar con el portón, que se levanta mucho. Afortunadamente podemos pararlo en el punto deseado. En mi garaje particular a penas quedan unos 3 o 4 centímetros para no tocar (con el alerón levantado, que también suma). Debido al tamaño y peso del portón, es el primer coche en el que sí creo necesaria la apertura eléctrica. bajo el piso tenemos una rueda de repuesto de emergencia.

Mañana nos abrochamos el cinturón y saldremos como unos auténticos señores a probar el Audi A7. Si ves una bala verde por la autopista, salúdanos.

Más en ActualidadMotor Prueba Audi A7 Sportback 3.0 TDI 245CV, motor, conducción y consumos, Prueba Audi A7 Sportback TDI 245CV, equipamiento, precio y conclusiones

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *