Prueba BMW iX3 Impressive 286 CV, así va el hermano eléctrico del X3

Prueba BMW iX3

BMW Group sigue electrificando su gama de productos y acercándonos a la movilidad eléctrica. Ahora, la marca bávara ha lanzado al mercado un modelo que para ellos es de vital importancia, el BMW iX3. Es un coche 100 % eléctrico derivado directamente del BMW X3, el SUV para el segmento D. Así, viene a pelear de tú a tú con los Audi e-tron y Mercedes EQC. Si te preguntas por su precio, arranca en 72.300 euros.

Pero ojo, que en este 2021 estarán disponibles también los iX e i4 de BMW, por lo que la ofensiva de la marca es fuerte a corto plazo. En cualquier caso, ya hemos podido probar este nuevo iX3 en su presentación nacional. Te invitamos a descubrir todos los detalles de este nuevo modelo que cuesta 72.300 euros.

BMW iX3, un X3 con parrilla cerrada y detalles azules

El BMW iX3 toma todos los rasgos de su hermano, el X3. Tiene las mismas dimensiones y estéticamente es muy similar. Pero claro, es un coche eléctrico y es obligatorio hacer notar esa variación. De este modo será fácilmente distinguirlo, porque cuenta con una parrilla delantera cerrada, llantas específicas más aerodinámicas y multitud de detalles en… ¿adivinas el color? Sí, azul eléctrico.

Prueba BMW iX3 trasera

Dicha tonalidad está presente en el marco de la citada parrilla, en las taloneras laterales y en la zona baja del paragolpes inferior, quedando esta última pieza un poco recargada a mi modo de ver. También los logos de la marca tienen el borde en azul eléctrico. A esto hay que añadir una inserción con la letra “i” de BMW i en las aletas delanteras.

Respecto a las llantas, el BMW iX3 viene de serie con unas dimensiones de 19 pulgadas. Opcionalmente, o pasando al acabado superior Impressive, nos llevamos las llantas aerodinámicas en 20 pulgadas de la unidad de pruebas que vemos en las fotografías. Según apunta la marca reducen un 5 % la resistencia aerodinámica y también son un 15 % más ligeras, dando como resultado una mejora en la autonomía de 10 kilómetros.

En cuanto al tamaño y peso, este SUV mide 4.734 mm de largo, 1.891 de ancho y 1.668 de alto, ofreciendo una batalla o distancia entre ejes de 2.864 mm. Con sus 2.260 kilos no es precisamente un coche ligero, algo normal en un vehículo de estas dimensiones que además es totalmente eléctrico.

Y el mismo agradable y bien acabado habitáculo

Prueba BMW iX3 interior

La misma tónica se refleja en el habitáculo. El diseño del interior es sobradamente conocido, pues el BMW X3 lleva ya tiempo en el mercado y BMW no es de cambiar mucho la línea de un modelo a otro. Las calidades son muy buenas en todos los aspectos, recurriendo a materiales mullidos de buena apariencia y muy agradables al tacto en las principales superficies.

Menos me gusta el acabado plástico brillante para la persiana del hueco de la consola central, que se repite en los alrededores de la zona del manejo de la transmisión y en la propia palanca. Personalmente agradecería, que al menos la palanca del cambio tuviera otro material menos sucio…

Como en el exterior, el BMW iX3 cuenta con muchos detalles en el llamativo azul eléctrico en el interior, aunque menos sobrecargado. Dicho tono aparece en el contorno del logo de BMW del volante, en el botón de arranque y también en la citada palanca de cambios.

Y bien cargado de tecnología

Prueba BMW iX3 pantalla táctil

En cuanto a tecnología, tenemos el cuadro digital habitual con pantalla de grandes dimensiones convenientemente adaptado. Lógicamente no hay un tacómetro, el cual es sustituido por un potenciómetro que representa la potencia utilizada en porcentaje. También se proyecta un Head-Up Display muy práctico sobre el parabrisas con las principales informaciones de conducción, como velocidad o indicadores de navegación.

Mientras, en la zona central y alta del salpicadero se ubica la pantalla principal de infoentretenimiento y ajustes del coche, que también se puede gestionar desde el mando giratorio y los botones de acceso rápido de la consola central. Es un sistema muy intuitivo, realmente rápido, con buena calidad de imagen y ligeramente orientado al conductor.

A esto hay que añadir que algunas funciones pueden ser controladas por voz. Por ejemplo, podemos solicitar que nos cambie la temperatura del climatizador, indicar una dirección de destino y, ahora, incluso “sube las ventanillas”.

Hay funciones que no dejan de ser una curiosidad con poca utilidad, la verdad, como subir el volumen con gestos circulares de la mano, pero que podamos definir un destino para el navegador fácilmente por comandos de voz sí es un total acierto, ya que no suele fallar.

No te preocupes por el espacio, hay más que suficiente

Prueba BMW iX3 plazas traseras

En cuanto a espacio, pues estamos en un coche grande, con 4,73 metros de largo, por lo que lógicamente no hay ningún problema. Las plazas delanteras son muy amplias y el puesto de conducción tiene completos reglajes. Además, los asientos son realmente cómodos y calefactables, y también hay muchos huecos para dejar objetos. Por supuesto, no faltan varias tomas USB y la superficie de carga inalámbrica para el teléfono móvil.

Si nos vamos a las plazas traseras también viajaremos con mucha comodidad. Hay espacio más que de sobra en todas las direcciones, pudiendo viajar cuatro adultos de 1,90 sin sentirse apretados. Una lástima que la plaza central no sea tan práctica para un largo viaje, pues es más estrecha, dura y el túnel central resulta intrusivo.

Por lo demás, tenemos climatizador para estas plazas traseras con control de temperatura, redes para dejar documentos o revistas en el respaldo de los asientos delanteros y un siempre cómodo reposabrazos central con portabebidas. La superficie acristalada también es generosa aquí detrás, lo que mejora la sensación de amplitud.

El maletero del BMW iX3 pierde 40 litros, pero apenas se nota

Prueba BMW iX3 maletero

Como es típico en estos coches de gama alta, el portón del maletero tiene apertura y cierre automático, ahorrándonos esfuerzos. Una vez abierto, nos reciben 510 litros de capacidad de carga, que es un volumen generoso y más que suficiente para el equipaje de una semana de vacaciones, por ejemplo.

Pese a ello, se pierden 40 litros respecto a los BMW X3. Y es que las baterías “roban” una parte del doble fondo, pero la verdad es que no repercute demasiado. Si tumbamos los asientos, operación que se puede hacer desde el propio maletero, la capacidad total es de 1.560 litros quedando un suelo totalmente enrasado.

286 CV, 400 Nm instantáneos y 460 kilómetros de autonomía

Cambiamos de tercio y nos pasamos a la parte técnica del sistema propulsor. El BMW iX3 lleva un motor eléctrico capaz de generar 286 CV y 400 Nm, enviados a las ruedas traseras. Esto le permite presumir de una aceleración de 0 a 100 en solo 6,8 segundos, además de realizar unas recuperaciones realmente rápidas, como un 80-120 km/h en tan solo 2,5 segundos. Su velocidad máxima está limitada electrónicamente a 180 km/h, que ya está bien.

Prueba BMW iX3 cuadro instrumentos digital

De la alimentación de energía se encarga una batería modular de 74 kWh netos (80 brutos). Con ella, el BMW iX3 es capaz de recorrer hasta 460 kilómetros con una sola carga según el consumo combinado en ciclo mixto WLTP de 18,5 kWh/100 km. El tiempo de carga, como siempre, dependerá del tipo de enchufe y del puesto de carga, pero cabe destacar que acepta cargas rápidas con potencias de hasta 150 kW.

Al volante del nuevo BMW iX3 eléctrico

Ágil, pero no es un coche para moverse por la ciudad

La marca nos preparó una ruta suave para tener una primera toma de contacto con este nuevo iX3. Fueron poco más de 50 kilómetros y apenas pisamos vías rápidas como autopistas o autovías, moviéndonos mayormente por ciudad, carreteras de doble sentido y circunvalaciones. En cualquier caso, pudimos extraer unas primeras impresiones del coche.

Prueba BMW X3 eléctrico

Entrando ya en materia, estamos a los mandos de un vehículo eléctrico y esto siempre se traduce en suavidad de marcha a baja velocidad y ausencia de ruidos. De todos modos, BMW ha desarrollado un sonido personal para que crear algo de ambiente en el interior. Dicho sonido se incrementa cuando activamos el modo Sport y mejora la experiencia de conducción.

Siguiendo con los primeros kilómetros de conducción en ciudad, lógicamente es un coche grande y aunque la superficie acristalada es amplia no es el mejor producto para moverse principalmente por una ciudad de calles estrechas. En cualquier caso, la dirección tiene bastante asistencia y la suspensión adaptativa absorbe bien los baches y resaltos.

En estos entornos podemos activar el modo B en la palanca de cambios. De este modo se incrementa considerablemente la retención y prácticamente podemos conducir solo utilizando el pedal del acelerador. En cualquier caso, esto va en los gustos y costumbres de cada conductor. A mí, por ejemplo, no termina de convencerme.

Prueba BMW iX3 palanca cambios

Artículo relacionado:
Prueba Mercedes-Benz EQC 400 4Matic 408 CV
Artículo relacionado:
Prueba Audi e-tron 55 quattro 95 kWh y 408 CV Edition One

Otra novedad del iX3 es la recuperación adaptativa; os explico. El coche detecta si más adelante tenemos otro vehículo, un cruce o una rotonda y, en función de la situación, da más o menos retención y, por ende, recarga más o menos la batería. La verdad es que este sistema funciona bien, pero creo que tampoco hubiera estado de más contar con unas levas para que sea el conductor quien escoja a su voluntad el nivel de retención.

Nada mal en carretera

Una vez salimos de la ciudad se mantiene ese agradable confort de conducción. Se siente cómodo en todos los sentidos, tanto por la sencillez de manejo como por la comodidad que nos dan sus asientos y la suspensión. Además, cuando llegan las curvas tenemos un bajo centro de gravedad (7,3 cm más bajo que en un X3), por lo que la carrocería apenas balancea y tenemos una mayor sensación de estabilidad.

Prueba BMW iX3 eléctrico

Pero ya que estamos entre curvas, ¿por qué no pasar del modo Comfort al Sport? Como hemos dicho, cambia el sonido artificial, pero también se reduce la asistencia de la dirección y el acelerador se vuelve mucho más reactivo. En nuestro caso, además, la suspensión adaptativa se endurece.

Con 286 CV y 400 Nm de par instantáneos, ya os podéis imaginar que la respuesta es muy directa. Hay que tener terreno despejado para hundir a fondo el pedal derecho, momento en el que nuestro cuerpo queda pegado al respaldo y el velocímetro suma kilómetros por hora a una gran velocidad.

A todo esto hay que añadir que a pesar de tener una masa de unas 2,2 toneladas se siente ligero. Lógicamente no es un BMW Serie 4 Coupé a la hora de cambiar de apoyo, pero tenemos una gran capacidad de frenado y salimos de las curvas como una auténtica flecha. Y esa buena tracción viene dada, en buena parte, por un reparto de pesos con un 43 % que recae sobre el tren delantero y el 57 % restante sobre el trasero.

Consumos

Prueba BMW iX3 lateral

Ya sabéis que no nos gusta demasiado hablar de consumos durante estas presentaciones con toma de contacto, pues no recorremos muchos kilómetros y no probamos el coche en el día a día con todas las circunstancias de tráfico y conducción. Pero bueno, en estos 52 kilómetros de recorrido el ordenador de viaje ha registrado 17,1 kWh/100 km.

Es cierto que la mayoría de tramos favorecían al coche, pues las velocidades no eran elevadas, pero también es justo decir que en multitud de ocasiones aceleramos a fondo e hicimos cambios de ritmo para sentir la capacidad de aceleración del motor.

Equipamientos BMW iX3

Prueba BMW iX3 frontal

Inspiring

  • Llantas de 19 pulgadas
  • Tapicería Sensatec
  • Chasis adaptativo
  • Volante deportivo de cuero
  • Portón trasero maletero eléctrico
  • Barras de techo
  • Techo panorámico
  • Asientos delanteros eléctricos con memoria y calefactables
  • Asientos traseros con respaldo ajustable
  • Cable de carga pública Modo 3
  • Luz de ambiente
  • Climatizador trizona
  • Faros LED
  • Driving Assistant Professional
  • Parking Assistant
  • Servicios conectados
  • Live Cockpit Professional + Connected Pack Professional
  • Carga inalámbrica para el móvil
  • Garantía extendida

Impressive

  • Cuero Vernasca
  • Llantas de aleación aerodinámicas de 20 pulgadas
  • Acceso Confort
  • Cristales acústicos
  • Asientos deportivos delanteros
  • Iconic Electric Sound
  • Faros LED autoadaptables
  • Asistente de luz de carretera
  • Parking Assistant Plus
  • BMW Head-Up Display
  • Sistema de sonido Harman Kardon
  • Control por gestos de algunas funciones

Precios BMW iX3

Prueba BMW iX3 llantas aerodinámicas

Motor Acabado Precio
Motor Acabado Precio
286 CV Inspiring 72.300 €
286 CV Impressive 77.650 €

Galería BMW iX3


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Un comentario, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Santiago dijo

    Es tracción trasera