Prueba Citroën C3 BlueHDi 100, con mucha personalidad

Prueba Citroën C3 BlueHDi 100

El segmento B es uno de los más demandados en nuestro país junto con el de los compactos. Pocos fabricantes de coches europeos pueden permitirse el lujo de no tener algún producto en esta categoría pues, aunque los SUV estén muy de moda, este segmento tradicional sigue teniendo mucha fuerza en el mercado. De hecho, para que nos hagamos una idea, suelen haber dos o tres modelos del segmento B entre los cinco turismos más vendidos de cada mes en España.

Hoy nos ponemos a los mandos de un utilitario que, habiendo nacido en 2002, ahora estrena su tercera generación, el Citroën C3. A las dos anteriores generaciones no les ha ido nada mal en cuanto a ventas se refiere, con 3,5 millones de unidades, y parece que la tercera sigue el mismo camino. En sus seis primeros meses en el mercado acumula 8.200 pedidos en nuestro país y a nivel global supera las 100.000 unidades matriculadas. Vamos a conocerlo a fondo.

Probamos el Citroën C3 en acabado Shine con el motor 1.6 BlueHDi de 99 CV, estando asociado al cambio manual de cinco velocidades. Sus dimensiones exteriores son de 3,99 metros de largo, por 1,75 de ancho y 1,47 de alto, con una distancia entre ejes de 2,54 metros. En comparación con su predecesor crece 5 cm de largo, 2 de ancho y pierde 5 cm de altura.

El C4 Cactus le ha marcado

Prueba Citroën C3 BlueHDi 100

Viendo la buena acogida del Citroën C4 Cactus, que ha cambiado notablemente la idea de diseño de la gama francesa, el C3 ha querido tener ciertas similitudes con él; prueba de ello son los airbumps. Pero vayamos por partes.

En el frontal nos encontramos con una estrecha línea principal nacida del logo de la marca que finaliza en las finas ópticas de iluminación diurna mediante LED. Debajo de ellas unos faros más redondeados hacen las veces de luz de cruce y carretera, quedando los antinieblas en la parte inferior. En la zona central dos parrillas divididas canalizan el aire para la refrigeración del vano motor. La zona baja de los cuatro costados recibe protecciones en negro, buscando una apariencia de crossover y una mayor sensación visual de volumen y empaque.

Prueba Citroën C3 BlueHDi 100

Nuestro coche tiene un acabado bitono, aunque también podríamos decir tritono, con la carrocería en rojo y el techo y los retrovisores de color blanco. Los pilares A y B van en color negro, al igual que los famosos airbumps que se encuentran en la zona inferior de las puertas. Estos elementos aportan mucha diferencia estética con el resto del mercado, pues solo el C4 Cactus y este C3 los ofrecen. Las llantas, también bitono, son de 17 pulgadas con neumáticos 205/50. La parte trasera es más simple, con unos pilotos que buscan tridimensionalidad y unas marcadas protecciones inferiores de color negro.

Habitabilidad

El Citroën C3 es un vehículo urbano, por lo que no podemos esperar un habitáculo en el que cinco ocupantes puedan sentirse demasiado cómodos. Las plazas delanteras son correctas en cuanto a espacio en altura y anchura, aunque no me ha dado la misma sensación en longitud. Para sentirme cómodo tengo que retrasar demasiado el asiento, quedando mi cabeza y hombros a la altura del pilar B. Y tengo que retrasarlo tanto porque los pedales me quedaban demasiado cerca. Tampoco ayuda que el cinturón de seguridad no tenga regulación.

Prueba Citroën C3 BlueHDi 100

Al subir a las plazas traseras, con el asiento del conductor en una posición cómoda para mí, el espacio de las rodillas es algo justo. Mientras tanto, a no ser que midamos cerca de 1,80 metros no rozaremos con la cabeza en el techo. Por otro lado, situando el asiento del copiloto en una posición agradable podemos estar más cerca del salpicadero, lo que deja más espacio para las piernas del ocupante de la plaza trasera derecha. La plaza central mejor utilizarla solo en casos puntuales o por niños.

Pasamos al espacio de carga. El maletero tiene 300 litros de espacio, situándose más o menos en la media de este segmento B. Sus formas son regulares, por lo que es bastante aprovechable, más que otros rivales, pero tiene el punto negativo de que la boca de carga se encuentra a una altura bastante elevada respecto al piso del maletero. Si abatimos la segunda fila de asientos, que se divide en dos partes asimétricas, el volumen aumenta hasta los 922 litros, aunque el suelo no queda enrasado.

También mantiene la filosofía del Cactus en el interior

Al igual que el exterior, el interior se beneficia de muchas soluciones derivadas del Citroën C4 Cactus como, por ejemplo, los tiradores interiores de las puertas que nos recuerdan a una correa de un bolso. Citroën ha introducido multitud de rectángulos con sus extremos redondeados por todo el habitáculo, apareciendo en los paneles interiores de las puertas, en el cuadro de instrumentos, en el volante y en las salidas de aireación.

Prueba Citroën C3 BlueHDi 100

Me gustaría destacar algunos detalles sobre sus asientos delanteros. Estos tienen un mullido muy cómodo y son bastante anchos. Puede parecer una ventaja, pero lo cierto es que no nos ha terminado de convencer fuera de la ciudad. La sujeción en curvas es nula, moviéndonos demasiado en curvas incluso circulando a ritmos tranquilos. Si elevamos el ritmo parece que necesitemos buscar algo para agarrarnos. Eso sí, al circular por autovía o al pasar sobre los resaltos típicos de nuestras localidades nos hacen un gran favor. También echamos de menos un reposabrazos central compartido en lugar del único y estrecho que se utiliza para el conductor.

Otro detalle que, para nuestro gusto, no es acertado es la pantalla multimedia central. Esta se encuentra a una posición más baja de lo que nos gustaría, haciendo que desviemos demasiado la vista de lo realmente importante, la carretera. Por otro lado, el Citroën C3 también integra los controles del climatizador entre los menús de la misma. Si llevamos el navegador tenemos que pulsar en la superficie del menú de climatización y volver a pulsar sobre la pantalla para ajustar el sistema. Para volver al navegador tendríamos que pulsar nuevamente la pantalla. Algo tan simple como variar un grado la temperatura del clima y volver al navegador nos hace pulsar en tres o cuatro ocasiones la pantalla, que al ser táctil nos obliga a mirarla.

Una de las particularidades del Citroën C3 es su cámara ConnectedCam que va ubicada en el retrovisor interior. Para utilizarla debemos tener descargada en nuestro Smartphone una aplicación y sincronizar el coche con nuestro dispositivo. Cuando queramos tomar una instantánea solo tenemos que tocar el botón de la cámara, mientras que si queremos realizar una grabación tenemos que pulsar durante unos segundos ese mismo botón. Lo mejor de esta Citroën ConnectedCam es que en caso de accidente realiza una grabación por sí sola, guardando los 30 segundos previos al choque y los 60 segundos posteriores. Algo que puede evitar muchas discusiones a la hora de saber quién ha sido el culpable del siniestro.

Respecto a las calidades generales, prácticamente no encontramos materiales blandos más allá de los apoyacodos de las puertas. Sin embargo, la impresión general es que los materiales utilizados y sus ajustes son correctos para un coche de este segmento. También nos parece bien que la marca francesa no haya abusado en exceso del negro piano tan de moda últimamente y tan sucio.

Gama mecánica del Citroën C3

Prueba Citroën C3 BlueHDi 100

La oferta de mecánicas disponible en este Citroën C3 pasa por motores de gasolina, diésel y uno de GLP. En gasolina tenemos los 1.2 PureTech de tres cilindros atmosférico en versiones de 68 y 82 CV, además del mismo bloque pero con sobrealimentación por turbo que rinde 110 CV. Este último también está disponible con cambio automático de seis velocidades, siendo la única versión automática disponible en este momento. La gama diésel se conforma con dos versiones de 1.600 cc, una de 75 CV y otra de 99. Hay también un motor de gasolina adaptado a GLP con 82 CV. Todas las transmisiones manuales son de cinco velocidades.

1.6 BlueHDi 100 de 99 CV con Stop&Start

Nuestra unidad utiliza la versión diésel más potente, un 1.6 BlueHDi 100 de cuatro cilindros con sobrealimentación, que desarrolla 99 CV a 3.750 rpm y un par máximo de 254 Nm a 1.750. Las prestaciones homologadas de esta versión son un 0 a 100 km/h en 10,6 segundos y una velocidad máxima de 185 km/h. En cuanto a los consumos, declara un gasto medio de 3,7 l/100 km.

Confortable, aunque demasiado blando en ciertas situaciones

Ha llegado el momento de ver cómo se siente y qué nos transmite este Citroën C3 diésel de 99 CV en acabado Shine. Su hábitat natural es la urbe. El nuevo C3 tiene un diseño muy enfocado a las nuevas modas de estilo urbanas y a la nueva sociedad, prueba de ello es su ConnectedCam.

Prueba Citroën C3 BlueHDi 100

Por comportamiento también se siente mejor en la ciudad. Su blanda suspensión y el mullido de sus asientos lo hacen un coche confortable para este terreno. Lo mismo ocurre con la asistencia de su dirección, siendo ésta muy grande, y su reducido radio de giro; así como por el suave tacto de sus pedales. Además, es un coche fácil de aparcar por su reducido radio de giro, ayudándonos también su cámara de marcha atrás y los sensores de estacionamiento.

Como ya hemos citado, donde menos cómodos nos hace sentirnos es en carreteras viradas. Las ventajas que ofrecen sus blandos asientos, suspensiones y dirección hacen que en zonas de curvas no estemos tan cómodos. La carrocería se inclina y el poco agarre de los asientos hacen que perdamos comodidad aunque no circulemos a ritmos elevados. La dirección no nos trasmite información y su poco peso, junto a su poca precisión, nos resta algo de confianza.

Por autovía, pese a que es un coche más bien urbano, casi todos los inconvenientes de la circulación en carreteras viradas se convierten de nuevo en ventajas. Las suspensiones y el mullido de las banquetas nos permiten circular bastante relajados a ritmos legales. Es un coche con una insonorización correcta, aunque no es de los mejores del segmento.

Prueba Citroën C3 BlueHDi 100

Hablando ya de su motor 1.6 de 99 CV con cambio manual de 5 velocidades, debemos decir que este es algo rumoroso a baja velocidad, pero una vez superamos los 50 km/h aproximadamente nos olvidamos de ello. Los desarrollos del cambio son largos, lo que está bien para reducir consumos pero, en este caso el salto entre marchas, es demasiado largo. Es por ello que en ocasiones nos transmite la sensación de tener menos potencia que la declarada. En cualquier caso, a unas 2.500 rpm se muestra más alegre y responde mucho mejor. Los recorridos de la palanca del cambio también son demasiado largos.

Gran ahorrador

Respecto a los consumos, es uno de los puntos más destacables de este coche, o al menos de esta versión 1.6 diésel. En autovía, a ritmos legales, es fácil ver cifras por debajo de los 5 litros. Nosotros hemos registrado 4,8 l/100 a ritmos de 120 km/h. Tampoco es un coche que dispare este dato cuando se practica una conducción “ágil” o cuando se circula mucho por ciudad, pues no hemos superado los 5,5 litros. Al final de nuestra prueba el ordenador del cuadro de instrumentos marcaba una cifra de 5,1 litros.

Conclusiones

Prueba Citroën C3 BlueHDi 100

El Citroën C3 es un coche urbano que destacará por su diseño exterior e interior, bastante diferente al resto del mercado. Dependiendo del uso que le vayamos a dar podrá ser un vehículo cómodo o incómodo, como hemos visto en el apartado anterior, siendo recomendable si no circularemos habitualmente por carreteras reviradas. Por otro lado se agradecen los contenidos consumos de esta versión. El precio de la unidad probada es de 21.900 euros, aunque con el descuento promocional del momento se queda en 20.700 €.

Equipamientos del Citroën C3

Live

  • 6 airbags
  • Hill Assist (excepto motorización 1.2 PureTech 68 CV)
  • Alerta de cambio involuntario de carril
  • Detector de fatiga
  • Reconocimiento de señales de velocidad máxima
  • Volante regulable en altura y profundidad
  • Regulador y limitador de velocidad
  • Asiento del conductor con regulación en altura
  • Asientos traseros abatibles en 2 partes asimétricas
  • Toma de 12 voltios
  • Ordenador de a bordo
  • Kit antipinchazo

Feel

  • Faros antiniebla
  • Aire acondicionado
  • Radio Bluetooth con USB
  • Retrovisores exteriores eléctricos y calefactables
  • Luces diurnas de LED
  • Pasos de rueda con protección en color negro

Business

  • Climatizador automático
  • Pantalla táctil de 7 pulgadas
  • Mirror Screen
  • Citroën Connect Nav

Shine

  • Carrocería bitono
  • Airbump
  • Llantas de aluminio en 16 pulgadas
  • Elevalunas eléctricos delanteros y traseros automáticos
  • Citroën Connect Radio
  • Citroën Connect box
  • Retrovisor interior antideslumbramiento
  • Luces automáticas
  • Sensor de lluvia
  • Sensores de aparcamiento traseros
  • Cámara de marcha atrás
  • Volante de cuero
  • Cristales posteriores oscurecidos

Precios Citroën C3

Prueba Citroën C3 BlueHDi 100

Motor Transmisión Acabado Precio
Motor Transmisión Acabado Precio
PureTech 68 CV Manual 5v Live 11.750 €
PureTech 68 CV Manual 5v Feel 12.850 €
PureTech 82 CV Manual 5v Feel 13.500 €
PureTech 82 CV Manual 5v Shine 16.050 €
PureTech 110 CV Manual 5v Feel 14.900 €
PureTech 110 CV Automático 6v Feel 16.200 €
PureTech 110 CV Manual 5v Shine 17.650 €
PureTech 110 CV Automático 6v Shine 18.750 €
PureTech GLP 82 CV Manual 5v Feel GLP 15.000 €
PureTech 82 CV Manual 5v Business 15.150 €
BlueHDi 75 CV Manual 5v Live 14.000 €
BlueHDi 75 CV Manual 5v Feel 15.100 €
BlueHDi 75 CV Manual 5v Shine 17.750 €
BlueHDi 100 CV Manual 5v Feel 16.000 €
BlueHDi 100 CV Manual 5v Shine 18.550 €
BlueHDi 75 CV Manual 5v Business 16.750 €

Opinión del editor

Citroën C3 Shine BlueHDi 100
  • Valoración del editor

  • Puntuación 3 estrellas
11.750 a 18.750

    • Citroën C3 Shine BlueHDi 100
    • Reseña de:
    • Publicado el:
    • Última modificación: 14 de Junio de 2017
    • Diseño exterior
      Editor: 85%
    • Diseño habitáculo
      Editor: 85%
    • Plazas delanteras
      Editor: 70%
    • Plazas traseras
      Editor: 75%
    • Maletero
      Editor: 80%
    • Mecánica
      Editor: 80%
    • Consumos
      Editor: 90%
    • Confort
      Editor: 70%
    • Precio
      Editor: 80%

    Resumen: El segmento B de Citroën presenta su tercera generación. Ahora ofrece un diseño mucho más diferenciado e incorpora los famosos airbump que debutaron en el C4 Cactus. Probamos este Citroën C3 en acabado Shine con motor 1.6 diésel de 100 CV.

    Pros

    • Personalidad en su diseño
    • Consumos
    • Opciones de personalización

    Contras

    • Tarado blando de la suspensión
    • Asientos sin sujeción lateral
    • Postura de conducción algo forzada

    Galería de imágenes del Citroën C3

    ¿Cuánto vale tu coche?
    ¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
    Tasar coche GRATISTasar y vender coche
    Te puede interesar

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *