Prueba Cupra Formentor VZ 2.0 TSI 310 CV 4Drive

Más de dos décadas nos separan desde que Cup Racing, la que todos conocemos como Cupra, lanzara su primera preparación. Lo hacía sobre la base del Seat Ibiza mk2, un Ibiza Cupra que homenajeaba al Campeón de Rallyes de ese mismo año y que llegaba hasta los 150 CV, notable potencia para un coche de su segmento. Han pasado más de dos décadas desde que en 1996 apareciera en el mercado, 24 años en los que se han transformado tanto como refleja nuestro coche protagonista. A prueba el Cupra Formentor 2.0 TSI 310 CV, un coche exclusivo y exclusivamente Cupra.

Empecemos por explicar lo de “exclusivo” y lo de “exclusivamente”. Antes, eso sí, dejar los pertinentes agradecimientos al Grupo Gedauto por cedernos esta unidad, la primera que les llega a su concesionario Seat y Cupra en Mérida. El Cupra Formentor 2.0 TSI 310 CV es un coche exclusivo por su configuración, aunque más tarde profundizaremos en ese tema, y está creado en exclusiva por y para Cupra. No, no habrá un Formentor en Seat. Es el primer coche que crea la marca y aquí se quedará, solo en la gama Cupra y en ninguna otra más.

Y con ello repasemos la actual gama Cupra. Si no caemos en despistes, actualmente disponen del Cupra Ateca, el primer modelo que vendía la compañía como marca independiente y un SUV que ha sido actualizado. También venden el Cupra Formentor y el Cupra León, este último aún en pleno desembarco. Presentaron un concepto de SUV eléctrico, el Tavascan, pero aún es eso, un prototipo. La idea principal que podemos sacar de todo ello es que, de tener un solo modelo en prácticamente dos años del lanzamiento de la marca, a tener dos más en cartel y un prototipo en apenas meses.

Cupra Formentor: ¿SUV? ¿CUV? ¿Turismo elevado?

Pero volvamos al Formentor. En 2019 se estrenó en el Salón del Automóvil de Ginebra como un previo al modelo final de producción. Poco a nada cambió respecto a este prototipo que un año después se convertiría en una realidad. No es nada fácil encuadrarlo en el segmento. ¿SUV? ¿CUV? ¿Turismo elevado? Da lo mismo. Ahora, en algunos casos, es más difícil catalogar coches que ganar el Euromillones. Y este, como otros, no es fácil de posicionar.

Lo que sí es fácil de encajar son sus medidas, pues hablamos de números y no interpretaciones. Mide 4,45 metros de longitud, unos ocho centímetros más que el Seat León, 1,84 m de anchura, unos cuatro centímetros más, y 1,51 m de altura, cinco más que el compacto pero unos ocho menos que el Ateca. Con ello es más bajo que el SUV Ateca y también más largo, con una anchura similar, algo menor.

Donde clava al León es en la batalla, medidas exacta que nos hace pensar en su plataforma. Comparten la misma, la MQB-EVO, la evolución de la conocida MQB que utilizan otros modelos del grupo como el Volkswagen Golf 8 o el Audi A3 8Y. Hablamos de 2,68 m., una batalla que combina con un maletero de 450 litros de capacidad. Pese a ello, el Cupra Formentor parece más espacioso que el León, aunque si analizamos su diseño y el camino que toma su luneta posterior las dudas afloran como la flores en primavera.

De los «SUV» más atractivos que se venden

Y hablando de diseño, ¿qué podemos decir del primer producto que solo venderá Cupra? En líneas generales enhorabuena, así de sencillo. Han completado un coche de medidas y estética bastante apetecible. Y es que, me gusta más que el Cupra Ateca e infinitamente más que el Cupra León. Quizás, la nueva parrilla queda mejor en este volumen, aunque también tenemos que destacar que el afilado grupo óptico es más atractivo en este y el recurso de la posición de los antinieblas muy acertada.

Si lo ponemos a todos en fila, el Cupra Formentor parecería el «gamberro de la familia», sería a él al que culparían por la trastada. Su capó, con nervios incluidos, acentúa un carácter que se sigue remarcado en sus pasos de rueda, sobre todo en el trasero. Las entradas de aire, la línea de cintura ascendente y el ancho pilar C matizan aún más el conjunto en el plano deportivo. Y su zaga, con grupo óptico unido, paragolpes fornido y cuádruple salida de escape en esta versión, enfatizan la idea.

La zaga y el perfil son las zonas que resaltan el enfoque de SUV deportivo. Resaltan por la posición que toma la luneta trasera, muy horizontal. Aunque, igualmente, su grupo óptico suma haciéndolas de pequeño spoiler que acompaña al primero que enseña más arriba. No me gusta la moda de unir los pilotos traseros y seré de los pocos, pero en este caso… vale sí, me gusta.

Moderno, así es el interior que comparte con sus primos

Con ello toca analizar su interior, una zona que comparte de manera prácticamente completa con el Cupra León. Para empezar, el salpicadero enseña justo en medio una pantalla táctil de 12 pulgadas, la más grande que encontramos en la nueva generación de modelos montados sobre la plataforma MQB-EVO. No he podido “trastear” demasiado con ella pero, en un primer vistazo, puedo decir que cuenta con un tamaño adecuado y un sencillo manejar. Eso sí, opino que necesita de un aprendizaje previo para que puedas desenvolverte con ella de manera intuitiva y aprovechar su interfaz

Este equipo de infoentretenimiento aglutina, en control táctil con su pantalla, la gran mayoría de las funciones que podemos realizar. Y sí, hacia este punto se orienta el diseño de los coches, poca botonería y grandes pantallas. Pero no, sigo sin ver seguro el dejar que todo se controle a través de una pantalla que obliga a perder la vista en la carretera y enfocar tu visión para apuntar en el lugar exacto. Con un botón, en cambio, la acción se realiza con más intuición. No busco encontrarme el interior de un Porsche de la década pasada, pero tampoco el de un Tesla Model S.

Siguiendo la vista de forma descendente por la consola central y llegando al túnel de transmisión, otro de los detalles que no me convencen es el diseño de su selector de cambio. Es cierto que este tipo de joystick ayudan a dar sensación de amplitud e incluso aportan un cierto enfoque interesante de diseño, pero tal y como dije al subirme al Volvo XC40 prefiero una “palanca tradicional”, más si cabe en un coche de corte deportivo. De tener que quedarme con esta forma de hacer selectores de cambio prefiero los de Jaguar y Land Rover. Puestos a dar espacio…

Mirando hacia el cuadro de instrumentos nos encontramos con la segunda pantalla del interior desde la que recibiremos igualmente mucha información relevante a la conducción y el coche y que podremos personalizar, dando prioridad a cierta información o haciendo desaparecer las tradicionales esferas de velocidad y rpm. Más cerca de nuestros ojos tenemos el volante, con firma Cupra, achatado y con dos botones muy interesantes que sí invitan a pensar que estamos ante un “deportivo de verdad”. Botón de arranque en el lado derecho y selector de modos de conducción en el izquierdo.

Otro detalle curioso que monta este modelo es la banda luminosa que recorre el salpicadero en su zona más retrasada y que llega hasta los pilares. Su función no solo es decorativa. En caso de encontrar tráfico acercándose a nosotros por el flanco oportuno se encenderá y avisará al conductor para que proceda con precaución. Un recurso interesante que amplia la sensación de calidad del conjunto y de que estamos en un coche de última generación.

Mención aparte se llevan los asientos, butacas que prácticamente podrían pasar por unos baquets y que tienen el logo de la firma en el reposacabezas. Los mismos, que agarran bastante bien el cuerpo, te dejan en una posición más deportiva que en el puesto de conducción de un Cupra Ateca, con una vista hacia la carretera más horizontal y no tan vertical, como la que tendríamos en un SUV.

En cuanto al espacio, siendo habitual, en la zona delantera no tendremos problemas y en la trasera, si no ocupamos la plaza central, tampoco. Mi 1,86 m. entró con relativa sencillez a la fila trasera, no temí por degollarme con el techo al entrar y sentado mi cabeza estaba lejos de topar con el techo y mis rodillas de hacer lo mismo con el asiento delantero. Sorprende por el hecho de ser un todocamino de enfoque deportivo, aunque es cierto que la unidad probada no montaba techo panorámico.

Motor 2.0 TSI de 310 CV, el más potente

Antes de que hablemos de las sensaciones en conducción, tenemos que volver a sumergirnos en el contexto en el cual nos encontramos. El Cupra Formentor que hemos probado cuenta con el bloque más potente servido en el modelo, un 2.0 TSI de 310 CV y 400 Nm de par. No es el único motor disponible en la gama, y aquí encontramos hasta la fecha la decisión, pongamos comillas, más “polémica” de la marca. Su gama se articulará finalmente, y cito en riguroso orden de potencia descendente, una versión PHEV de 245, otra de igual configuración con 204 y dos de 150 CV, una con motor 1.5 TSI y otra con motor 2.0 TDI. Estando la gama coronada, como hemos mencionado en las anteriores líneas, por el motor de 310 CV que nos ocupa.

Lo de “polémica”, por supuesto, no se refiere a que la marca haya perpetrado un imperdonable atentado contra la deportividad, valores por otro lado que han perseguido con nobleza en estos más de veinte años. Si bien, se refiere al hecho de que haya sido y siga siendo un tema de debate ocurrente tanto entre periodistas, como aficionados o cualquiera que siga la actualidad del mercado. Gran parte, y me incluyo, pensamos que estas versiones irían a parar a la gama Seat Formentor. Pero dado que no habrá un Seat Formentor, se las ha quedado Cupra.

Y debo de reconocer que el Formentor mantendrá en parte la esencia si solo lo vende Cupra, y también reconozco que si buscas hacer una marca competitiva tienes que ampliar la gama ofrecida en tus modelos. Pero con un Cupra León con motores desde 245 CV, un Ateca de solo 300 y un pasado tan cercano a la deportividad, contar en tu gama con un SUV de 150 CV gasolina que hace el 0-100 km/h en casi nueve segundos… me sigue sin cuadrar.

Igualmente, y siendo otra ventaja, es que de los 46.920 euros que cuesta el Formentor al que me he subido pasamos a los 31.670 euros del coche del modelo de acceso con cambio manual sin descuentos. Y todo ello contenido en un frasco que gusta, que es atractivo y que a buen seguro llamará a la clientela que busca con copiosas ganas un SUV en el que el diseño sea un arma diferencial.

Fuera de polémicas, y centrándonos en la unidad que nos trae hasta este punto, nos encontramos con la versión más potente de la gama. Tanto esta versión como la PHEV de 245 recibirán el apellido VZ, diferenciándose así del resto. El de 310 caballos de potencia declara un 0-100 km/h en solo 4,9 segundos, 0,1 segundos más lento que un Audi SQ2 de 300 CV y más rápido que un León Cupra 290, y una velocidad máxima limitada electrónicamente de 250 km/h. Monta cambio DSG de siete velocidades y tracción total.

Encuentras lo que vas buscando

Si bien, he de decir que el paseo con el Cupra Formentor no fue tan largo como para sacar conclusiones de valor. De la misma manera, sí puedo concluir con que las sensaciones fueron gratas. Y lo fueron porque encontré lo que buscaba, un SUV dinámico, de tacto deportivo gracias a su bloque de más de 300 CV y un chasis realmente extraordinario. A decir verdad, no esperaba menos de ellos, saben hacer coches deportivos y espero que sigan haciéndolo por mucho tiempo más.

En giros cerrados y cambios de apoyo se muestra estable. No tiene miedo a frenadas bruscas y golpes de volante decisivos. Su carrocería no sigue caminos no esperados por el conductor, girando en todo momento de la prueba muy plano. La tracción total es culpable de que salgas disparado de cada curva sin demandas de adherencia, una tracción 4Drive de sobra conocida que siempre acompaña al modelo.

Existen diferentes modos de conducción. En mi prueba no he podido probarlos con tiempo, llevando la mayoría del tiempo el modo Cupra activado. Contamos con el modo Comfort, Sport, Cupra, Off Road y Eco. Esta última tendremos que buscarla en un botón diferente al que encontramos el resto. Según la marca, estos modos de conducción afectan a la dureza de la amortiguación mediante la regulación del dynamic chasis control, la tracción total, la dirección, la respuesta del motor y el sonido del motor. También hará cambios en el sistema de control activo de la velocidad de crucero y la climatización, como ocurre en otros modelos.

Si buscas un sonido estimulante, como el de un Hyundai i30 N, por ejemplo, siento decepcionarte. Si bien, es cierto que activando los modos de conducción más dinámicos y conduciendo de manera deportiva tendrás esa melodía que buscamos en coches con este carácter. Eso sí, el sonido inunda el habitáculo en gran medida gracias a los altavoces, siendo un recurso que utilizan gran parte de los coches modernos de este enfoque. Por otro lado, la dirección cuenta con desmultiplicación progresiva de forma mecánica, por lo que no cambiará de un modo a otro.

El modelo de Cupra se ofrece con 9 colores diferentes de carrocería: Blanco, Plata Urban, Negro Midnight, Gris Magnetic, Rojo Desire, Gris Graphene, Dark Campouflage, Gris Magnetic Mate y Azul Petrol Mate. La edición especial de lanzamiento ‘Launch Edition’ cuenta con asientos delanteros tipo baquets de piel de color Azul Petrol, frenos Brembo, techo panorámico, llantas de aleación exclusivas de 19 pulgadas en color Copper, o Beats Audio. El catálogo de equipamiento también dispone de climatizador de tres zonas o portón trasero eléctrico con Pedal Virtual, entre otros, y un sistema de conectividad Full Link, en el que contamos con Android Auto mediante cable y Apple Car Play con conexión inalámbrica.

Precios Cupra Formentor

Motor Tracción Cambio Precio
Motor Tracción Cambio Precio
1.5 TSI 150 CV Delantera Manual 6 velocidades 29.670 €
1.5 TSI 150 CV Delantera Automático 7 velocidades 31.870 €
VZ 2.0 TSI 310 CV Total Automático 7 velocidades 44.920 €
VZ 2.0 TSI 310 CV Launch Edition Total Automático 7 velocidades 50.177 €

Galería Cupra Formentor


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.