Prueba Seat León FR 1.5 eTSI 150 CV DSG 7v 5 puertas (con vídeo)

Prueba Seat León FR gasolina

Seat entraba en una nueva era con la llegada del primer Seat León. Corría el año 1999, y el nuevo compacto de la firma española aterrizaba con mucho carácter y deportividad, llevando tras de sí el respaldo del Grupo Volkswagen. En España pronto se convirtió en un modelo muy demandado, especialmente por los jóvenes.

Más tarde llegaría la segunda generación y posteriormente, en 2012, la tercera, que ganaba mucha madurez y ayudaba considerablemente a la marca a expandirse globalmente. La cuarta generación lleva en el mercado unos meses. En esta ocasión hemos probado a fondo el Seat León FR de 5 puertas con el motor 1.5 eTSI de 150 CV, la versión micro híbrida con pegatina Eco de la DGT.

¿Será capaz el nuevo Seat León de mantener el éxito de su predecesor? ¿Conseguirá ser el principal responsable de que la marca sea la más vendida en nuestro país? Vamos a comprobar si el nuevo modelo tiene los atributos necesarios para ello. ¡Nos ponemos en marcha!

El exterior: Sí, y no…

Comparativa Seat León

El Seat León ha dado un notable cambio a nivel estético respecto al modelo anterior. Por suerte, hemos podido juntar al nuevo modelo con una unidad de la generación predecesora para apreciar de forma más directa la evolución. Además, ambos llevan la terminación deportiva FR.

El frontal cambia considerablemente, con un morro más plano y con más líneas de carácter. La parrilla, por ejemplo, pasa de tener cuatro lados a seis, mientras que los faros están más trabajados. Eso sí, bajo mi punto de vista, la parte inferior del anterior aportaba algo más de agresividad.

Mientras tanto, la vista lateral varía ligeramente la silueta por las nuevas curvas de la parte delantera, pero en líneas generales no ha sido una revolución. Un cambio apreciable se percibe en las líneas de tensión, que son diferentes. Ahora solo hay una que nace en los faros delanteros y muere en los traseros. Además, hay que tener en cuenta que el nuevo modelo es más largo, incrementando especialmente la distancia entre ejes en 5 cm y la longitud total en casi 9 cm.

Comparativa diseño Seat León

Las dimensiones del nuevo Seat León de 5 puertas son 4.368 mm de longitud, 1.800 de anchura y 1.456 de altura. Por su parte, la distancia entre ejes se amplía hasta los 2.686 mm.

Personalmente, la parte posterior es la que más me ha defraudado en el nuevo modelo. Pese a la imagen personal de los pilotos traseros con la luz comunicada, no termina de convencerme. Sé que esto es algo subjetivo, pero ni ese detalle ni la nueva caligrafía para la inscripción “Leon” me gustan. Lógicamente, las dos salidas de escape reales del anterior León FR me parecen bastante más emocionantes que las nuevas, que son simples embellecedores.

Por último, no quiero olvidarme de mencionar la ubicación de la cámara de marcha atrás. Está situada en una zona muy expuesta a los golpes en aparcamientos y también a choques por alcance. No creo que sea un sitio ideal precisamente. Además, no se esconde, por lo que se ensucia fácilmente. Creo que estaría mucho mejor escondiéndose en el logo de Seat, como hace el VW Golf, por ejemplo.

Gran cambio interior, pero no todo es evolución

Interior Seat León

No puedo negar que el interior del nuevo Seat León me ha dejado muy buenas impresiones por un lado, y malas por otro. Os cuento.

Empezando por las buenas, el estilo es totalmente nuevo y desbanca por completo al anterior. Es mucho más tecnológico, la calidad de las pantallas no tiene nada que ver y está mucho más conectado. Tras el volante tenemos un cuadro digital de 10,25 pulgadas y en el centro del salpicadero una pantalla táctil central de infoentretenimiento, que es de 10. Todo perfecto.

Sin embargo, no creo que sea una evolución del todo correcta. Las dos características mejorables son: en primer lugar que el volante está plagado de botones para controlar mil funciones y todo el cuadro de instrumentos y, además, no está correctamente organizado.

Y en segundo lugar, algo que ya vimos en el Volkswagen Golf, que muchas funciones de gran importancia se controlan de forma táctil. Ojo, funciones que antes se manejaban fácilmente y ahora no; como el climatizador o el accionamiento de las luces exteriores. Antes utilizaban sencillas e intuitivas ruletas. Bajo mi punto de vista es un error importante porque tenemos que dejar de mirar a la carretera durante más tiempo.

Prueba Seat León salpicadero

Mejorando sensaciones

Dejando estos aspectos a un lado, el Seat León ahora se percibe más amplio desde aquí. Como ahora tenemos la pantalla flotante, el salpicadero es más bajo y da más impresión de espacio. Además, hay más visibilidad.

Otro detalle que me ha gustado mucho es la línea de iluminación curva que recorre las puertas y el salpicadero. Más allá de la estética y su personalización, me ha gustado porque las esquinas se iluminan cuando tenemos a otro vehículo en el ángulo muerto de los espejos. Ya sabéis que la mayoría de coches lo llevan en los retrovisores. Me parece un gran acierto.

Los materiales en líneas generales son buenos, con zonas mullidas arriba y plásticos más duros abajo. Si presionamos por el centro hay algún que otro ruidillo, pero nada exageradamente grave. Menos me gusta el nuevo selector del cambio DSG, que ahora es un pequeño mando con poco atractivo a nivel visual…

Prueba Seat León consola central

Creo que no tiene mucho que envidiar al nuevo Golf que probamos hace unas semanas. Eso sí, en el alemán está más logrado en algunos aspectos como, por ejemplo, que los huecos de las puertas están acolchados para evitar que los objetos hagan ruidos. En algo se tiene que notar la diferencia más allá de los logos y los cambios estéticos.

Para rematar con este apartado, tenemos muchos huecos portaobjetos, superficie de carga inalámbrica para el móvil, salidas de aire de nuevo diseño (ahora son hexagonales, como la parrilla del exterior), conectores USB tipo C y un reposabrazos central regulable con cajón. Además, los asientos son notablemente más cómodos que los del anterior FR, aunque todavía podrían ser más confortables.

Más espacioso que nunca

Como decíamos más arriba, el nuevo Seat León es más grande que el predecesor. Es más largo y también amplía la batalla en varios centímetros. Las plazas delanteras son espaciosas para adultos grandes y ahora hay más sensación de amplitud por contar con un salpicadero más bajo.

Prueba Seat León plazas traseras

Por su parte, las plazas posteriores son las que más han salido ganando en este relevo generacional. Se aprecia claramente la mayor distancia entre ejes, teniendo varios centímetros más de espacio para las rodillas. En la cota de altura se ubica más o menos en la media, con suficiente espacio para personas de hasta 1,85 metros aproximadamente. Como detalle, tenemos salidas de aire traseras con regulación de temperatura y tomas USB C.

El nuevo León tiene una clara configuración para cuatro personas. La plaza central se puede aprovechar pero, aunque tiene más espacio para piernas que el anterior modelo, el respaldo es más duro porque cuenta con reposabrazos desplegable. Además, que las plazas laterales estén más marcadas tampoco ayuda. Pero al fin y al cabo es lógico y, bajo mi punto de vista, inteligente dar más confort a las plazas laterales limitando la comodidad de la central, que se usa en contadas ocasiones.

Un maletero que se mantiene en la media

Prueba Seat León 5 puertas maletero

El maletero del Seat León 5 puertas cubica una capacidad máxima de 380 litros. Es exactamente la misma que en el modelo predecesor, situándose más o menos en la media del segmento C. También es idéntica a la del Golf y el A3.

Hay algunos ganchos y argollas para colgar bolsas o sujetar la carga. Las formas son regulares y fáciles de aprovechar. Los asientos traseros se pueden tumbar, pero no quedan enrasados con el piso. En el caso de necesitar más espacio siempre podemos optar por la carrocería familiar ST, que amplía el volumen hasta los 620 litros por alrededor de 1.200 euros más. Por cierto, en esta generación ya no encontramos la carrocería de tres puertas.

Variada oferta mecánica

La oferta mecánica del nuevo Seat León cuenta con motorizaciones de gasolina tradicionales, nuevos micro híbridos a 48 voltios, una variante híbrida enchufable y, por supuesto, mecánicas diésel. Se espera que próximamente se añadan versiones con GNC, Gas Natural Comprimido.

Las potencias van desde los 90 hasta los 150 CV en las mecánicas más clásicas. Por su parte, el híbrido enchufable desarrolla una potencia máxima conjunta de 150 kW (204 CV). Las cajas de cambios son manuales y DSG de doble embrague. En el caso de la carrocería solo hay sistemas de tracción delantera, pero Seat ha confirmado que en unos meses aparecerá un León ST 4Drive.

Combustible Denominación motor Potencia Cambio Manual Cambio DSG
Combustible Denominación motor Potencia Cambio Manual Cambio DSG
Gasolina 1.0 TSI 90 CV No
Gasolina 1.0 TSI 110 CV No
Gasolina 1.5 TSI 130 CV No
Gasolina 1.5 TSI 150 CV No
Gasolina (mild hybrid) 1.0 eTSI 110 CV No
Gasolina (mild hybrid) 1.5 eTSI 130 CV No
Gasolina (mild hybrid) 1.5 eTSI 150 CV No
Diésel 2.0 TDI 116 CV No
Diésel 2.0 TDI 150 CV No
Híbrido enchufable 1.4 e-Hybrid 204 CV No

Al volante: Elevada calidad de rodadura y equilibrio

Pegatina Eco DGT

Y ahora sí, hablemos de su conducción. Os recuerdo que estoy probando el Seat León con motor 1.5 eTSI de 150 CV y cambio DSG de 7 marchas, es decir, la opción micro híbrida.

Por poneros un poquito más en situación, desarrolla los 150 CV entre 5.000 y 6.000 vueltas, mientras que el par motor máximo es de 250 Nm entre 1.500 y 3.500. El consumo homologado es de entre 5,6 y 6,4 l/100 km dependiendo de las versiones y equipamiento.

Antes de nada quería comentaros que durante este pasado verano ya tuve la oportunidad de probar el nuevo León. Era una unidad muy similar a esta, con el mismo motor, caja de cambios y equipamiento; aunque con la carrocería familiar ST. Las sensaciones de conducción son idénticas en todo momento salvo a la hora de maniobrar en ciudad y aparcar, ya que este 5 puertas es más corto.

Artículo relacionado:
Prueba Seat León ST 1.5 eTSI Mild Hybrid 150 CV FR

Eficaz en todas las circunstancias

Prueba Seat León comportamiento

En autovía y autopista se desenvuelve bastante bien. Es un coche con mucho aplomo que transmite confianza y un buen rodar a velocidades estabilizadas dentro de la “moralidad”. Es decir, a 120 se muestra muy a gusto, pero tampoco pone pegas si vamos a un ritmo más elevado dentro de la lógica.

Para un largo viaje es un vehículo cómodo porque tiene un buen aislamiento general y una calidad de rodadura bastante conseguida. Los asientos son más cómodos que los del Seat León FR anterior, pero pese a esa mejora todavía pueden estar mejor conseguidos en términos de comodidad.

Si queremos divertirnos un poquito por una carretera revirada, lo mejor es seleccionar el modo de conducción Sport. La electrónica aviva la respuesta del acelerador, estira más las marchas del cambio DSG, reduce la asistencia de la dirección y, en el caso de tener el chasis adaptativo, endurece un poquito la suspensión.

Perfil Seat León FR gasolina 150 CV

En esas condiciones el chasis deja claro que puede soportar mucha más potencia de los 150 CV que llevamos ahora mismo. No tiene un tacto tan picante como en las dos primeras generaciones, pero sí se siente ligeramente más dinámico que, por ejemplo, el nuevo Golf probado semanas atrás.

Pero sin «patada»

Transmite algo más de feeling; pero lo que menos acompaña a la hora de divertirnos es el motor. Os explico por qué. El motor 1.5 eTSI es un motor muy plano. Es decir, ofrece una respuesta muy buena en prácticamente todo el régimen de revoluciones, lo que es algo positivo para una conducción normal.

Sin embargo, al ser tan lineal, a la hora de divertirnos se echa en falta un poco más de patada en la zona alta del cuentavueltas. No da esa sensación de empuje fuerte al final, cuando superamos las 5.000 vueltas. En cualquier caso, esto no significa que sea lento, ni mucho menos, pero parece faltarle algo de carácter.

Por otro lado, callejeando es un coche totalmente noble y que cuida a los ocupantes. Pese a tener una suspensión relativamente firme, la verdad es que filtra bastante bien los baches, tapas de alcantarilla y resaltos de las ciudades. Se puede decir que tiene un equilibrio muy bueno.

Lateral Seat León 2020

Además, la caja DSG de 7 marchas está bien afinada y no es tan brusca a muy baja velocidad, pudiendo medir bien a la hora de aparcar. Para mí, sinceramente, lo peor de la caja de cambios es el propio selector, que deja más espacio libre pero… no creo que sea muy acertado visualmente hablando.

A esto hay que añadir que tenemos sensores delanteros y traseros, una cámara de marcha atrás que no muestra una imagen del todo adecuada a mi gusto y, por si fuera poco, aparcamiento asistido.

Siendo un coche totalmente nuevo, no faltan multitud de asistentes a la conducción. Encontramos control de crucero adaptativo, ayuda a la permanencia en el carril (que ha resultado ser demasiado intrusivo), aviso de tráfico cruzado posterior, alerta de ángulo muerto, luces largas automáticas, reconocimiento de señales y un largo etcétera.

Conclusiones

Perfil trasero Seat León

Como en el modelo predecesor y en cualquier otro de este segmento C o compacto, estamos ante un coche muy polivalente. No es demasiado grande para los recorridos urbanos, moviéndose entre calles con suficiente agilidad; y en vías rápidas transmite confianza, estabilidad y aplomo. Además, podemos viajar cuatro adultos con suficiente espacio.

Hay cosas que no terminan de convencerme, especialmente todo lo relativo al manejo táctil de muchas funciones básicas. El motor, aunque empuja bien, no tiene ese punto picante que siempre reclamamos a altas vueltas cuando queremos un poco de diversión, pero que pasa totalmente desapercibido en una conducción normal.

Algunos puntos que me gustan mucho son el nuevo diseño de la parte delantera, el incremento de confort de viaje por el buen aislamiento interior, todo el elenco de asistentes y sistemas de seguridad y, por supuesto, el consumo.

Parte delantera Seat León FR 2020

Durante esta prueba hemos obtenido un consumo mixto de 6,2 litros. En autopista a 120 normalmente rondamos los 5,7 l/100 km aproximadamente, mientras que callejeando depende mucho de la conducción y el tipo de ciudad por semáforos, orografía y tráfico, pero más o menos estaremos entre los 6,5 y 7 l/100 km; que no está nada mal.

Por último, hablemos de rivales. El segmento C es muy amplio, y entre sus principales adversarios podemos citar el famoso Volkswagen Golf, el Ford Focus, el Peugeot 308 o el Mazda3 entre otros.

Cierto es que el León ha mejorado en muchos aspectos, especialmente en seguridad, en espacio y en calidad de rodadura, pero también ha elevado su precio. Ahora te toca decidir…

Equipamientos Seat León 5 puertas

Detalle trasero Seat León FR

Reference

  • Tapacubos
  • Climatizador monozona
  • Bloqueo de diferencial electrónico XDS
  • Detector de fatiga
  • Alerta de cambio involuntario de carril
  • Llamada de emergencia
  • Faros principales de LED
  • Arranque por botón
  • Retrovisores exteriores con calefacción
  • Pantalla central de 8,25 pulgadas

Style (añade)

  • Llantas de 16 pulgadas
  • Sensores de aparcamiento
  • Espejo interior electrocromático
  • Regulador y limitador de velocidad
  • Faros antiniebla delanteros
  • Cargador inalámbrico
  • Volante multifunción de cuero

Xcellence (añade a Style)

  • Paquete estético interior y exterior
  • Llantas de 17 pulgadas
  • Reposabrazos central delanteros
  • Climatizador trizona
  • Lunas posteriores oscurecidas
  • Faros delanteros Full LED

FR (añade)

  • Paquete estético interior y exterior más deportivo
  • Dirección progresiva
  • Puesta a punto más dinámica

Precios del Seat León 5 puertas

Comparativa Seat León lateral

Según el configurador de Seat, estos son sus precios:

Motor Cambio Acabado Precio
Motor Cambio Acabado Precio
1.0 TSI 90 CV Manual Reference 17.890 €
1.0 TSI 110 CV Manual Reference 18.500 €
2.0 TDI 115 CV Manual Refeerence 21.650 €
1.0 TSI 110 CV Manual Style 20.070 €
1.5 TSI 130 CV Manual Style 20.690 €
2.0 TDI 115 CV Manual Style 23.220 €
2.0 TDI 150 CV DSG Style 25.850 €
1.5 TSI 130 CV Manual Xcellence 22.480 €
1.5 TSI 150 CV Manual Xcellence 23.050 €
1.5 TSI 150 CV DSG Xcellence 25.350 €
2.0 TDI 150 CV DSG Xcellence 27.640 €
1.5 TSI 150 CV Manual FR 24.350 €
1.5 eTSI 150 CV DSG FR 26.650 €
2.0 TDI 150 CV DSG FR 28.940 €
1.4 e-Hybrid 204 CV DSG Xcellence 30.980 €
1.4 e-Hybrid 204 CV DSG FR 31.800 €

Opinión del editor

Seat León FR 1.5 eTSI 150 CV
  • Valoración del editor
  • Puntuación 4.5 estrellas
17.890 a 31.800
  • 80%

  • Seat León FR 1.5 eTSI 150 CV
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación: 19 de octubre de 2020
  • Diseño exterior
    Editor: 75%
  • Diseño habitáculo
    Editor: 70%
  • Plazas delanteras
    Editor: 80%
  • Plazas traseras
    Editor: 85%
  • Maletero
    Editor: 75%
  • Mecánica
    Editor: 75%
  • Consumos
    Editor: 80%
  • Confort
    Editor: 85%
  • Precio
    Editor: 70%

Pros

  • Calidad de rodadura
  • Sistemas de seguridad activa
  • Variedad de mecánicas

Contras

  • Interior con demasiados mandos táctiles
  • Motor demasiado plano, sin patada a altas rpm
  • Ha elevado su precio

Galería Seat León


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.