Prueba Ford Ecosport ST Line 1.0 EcoBoost 125 CV

Prueba Ford Ecosport

Esta semana hemos tenido la oportunidad de probar el Ford Ecosport. Un SUV de pequeño tamaño con varias luces y sombras que lo convierten en un coche original. En concreto, estamos probando una unidad con el acabado ST Line y con el único motor disponible actualmente: el gasolina 1.0 Turbo Ecoboost de 125 CV asociado a un cambio manual.

Este modelo lleva en el mercado desde 2018 sin modificaciones, excepto por el acabado Active que salió a finales de 2020 con un diseño algo más campero, mayor altura libre al suelo y varias protecciones extra. Sin embargo, es exactamente igual en el resto de apartados, incluida la tracción delantera, el cambio y el motor.

El diseño del Ford Ecosport

Prueba Ford Ecosport perfil

El Ford Ecosport es un SUV de 4,01 metros de largo, 1,76 metros de ancho y 1,65 metros de alto. Además de tener una batalla de 2,52 metros. Es decir, que por dimensiones compite con coches como el Seat Arona, el Skoda Kamiq, el Citroën C3 Aircross, Nissan Juke o el Opel Mokka.

En cuanto a su diseño, el Ford Ecosport es un coche sencillo que no llama la atención demasiado a pesar de ser un ST Line. Este acabado le confiere luces LED para las cortas, faros traseros halógenos, barras de techo en color negro, cristales traseros tintados y llantas bicolor de 17 pulgadas. Quizá si lo hace destacar un poco más el color azul metalizado que en la marca llaman Desert Island y que supone un desembolso extra de 763 euros.

Prueba Ford Ecosport lateral

Su silueta es algo más cúbica de lo que estamos acostumbrados en coches actuales. Especialmente en el morro y en la zaga, que lleva el techo con una caída muy leve hasta muy atrás, dejando un cristal poco inclinado si se compara con muchos otros modelos.

Hasta aquí todo normal. Sin embargo, esta última característica de su silueta causa la peculiaridad más importante del Ford Ecosport: la apertura del maletero. Al contrario que toda la competencia, las bisagras están en el lado izquierdo para que el portón se abra como una puerta más. Una solución muy diferente que tras probarlo durante una semana implica serias limitaciones del uso del maletero.

Prueba Ford Ecosport maletero

El Ecosport no se puede aparcar con la trasera contra la pared si se piensa usar el maletero. Al menos, si no se tiene espacio de sobra para abrirlo porque la plaza de garaje sea especialmente grande. Con una pared cerca, apenas quedará una rendija para meter o sacar bultos. Pero lo que es peor, lo mismo ocurre cuando aparcamos en línea, ya que si el coche que se encuentra detrás de nosotros está cerca, tampoco podremos disponer de toda la boca de carga. Una circunstancia que, para mayor contratiempo, no está en nuestras manos una vez que lo dejamos en la calle.

Interior del Ford Ecosport

Una vez que abrimos la puerta del conductor lo que primero salta a la vista es que la unidad que probamos es un ST Line. Sobre todo por detalles como los asientos estilo cuero con costuras en rojo, el volante deportivo estilo cuero con costuras del mismo tipo, al igual que ocurre con el freno de mano y el pomo de la palanca de cambios.

Prueba Ford Ecosport interior

En cuanto a la calidad interior, en el Ford Ecosport todo está razonablemente bien ensamblado, aunque los materiales son de una calidad escasa. Los plásticos son duros en la mayor parte de las superficies y de haber algún embellecedor, es del habitual negro piano, que queda bonito en primera instancia pero que se ensucia y araña con demasiada facilidad. Ese es el caso del salpicadero, con la pequeña visera que hay sobre el hueco para pequeños objetos.

También hay un hueco en la consola central y otro en el túnel central con forma de portavasos. El reposabrazos también tiene un pequeño espacio para meter el móvil, la cartera u objetos similares. Por último, en las puertas hay espacios diseñados para colocar una botella y algunos objetos sueltos más, pero su profundidad fuera del hueco para la botella no es muy buena y es fácil que se salgan si se meten demasiados.

Sistema multimedia algo mejorable

En el apartado tecnológico se nota que este modelo dejará de fabricarse pronto y que por lo tanto no ha recibido ninguna actualización. La pantalla táctil central tiene una definición y fluidez algo reducidas y su diseño está algo obsoleto si lo comparamos con modelos de la competencia actuales.

Prueba Ford Ecosport salpicadero

Esta desactualización también se deja notar algo en las ayudas a la conducción que vienen incluidas en el Paquete de Seguridad. Estas son los detectores de ángulo muerto, el encendido automático de luces con control de luces largas y cortas, los sensores de parking delanteros, la cámara de visión trasera y el detector de fatiga.

Todos funcionan pero se nota que no están demasiado pulidos en detalles como: que en ocasiones el detector delantero tarda un poco en avisar, la cámara tiene baja resolución y el paso entre luces largas y cortas no es suficientemente eficaz y molesta a otros conductores. Por otro lado, no se puede poner ninguna pega a los detectores de fatiga o ángulo muerto.

Tras el volante de cuero, la instrumentación es clásica pero bien resuelta y con información más que suficiente para el conductor. Además, muestra todo de forma sencilla y clara, algo que no han logrado con instrumentaciones digitales mucho más modernas como es el caso del Citroën C5 que probamos hace unas semanas y que puedes ver en este vídeo:

¿Fila trasera y maletero?

Las plazas traseras de este SUV son suficientes, aunque no son de las mejores comparado con las alternativas de otras marcas. Eso sí, los asientos también son cómodos en esta segunda fila. En donde peor nota le podemos poner es en el maletero ya que solo cubica 334 litros, que está por debajo de la mayoría de coches de la competencia.

Prueba Ford Ecosport plazas traseras

Al volante del Ford Ecosport

En este apartado es donde nos hemos encontrado con más virtudes al probar el Ford Ecosport. Partiendo de la base de que estamos en un SUV del segmento B de una marca generalista hay que reconocer que cumple muy satisfactoriamente con su función. Los asientos son cómodos y el aislamiento acústico está dentro de lo esperable en un coche de estas características.

Se pueden hacer viajes por carretera y autopista con cierto confort. Su suspensión tiene un tarado bastante neutro entre el confort y el dinamismo. Aunque las llantas de 17 pulgadas del acabado ST Line sí que le restan algo de comodidad al superar ciertos baches y badenes.

Prueba Ford Ecosport frontal

La dirección se endurece lo suficiente en viajes a alta velocidad y transmite algo de información al conductor de lo que está ocurriendo en el tren delantero al ir por carreteras reviradas. Además, aunque la carrocería balancea dentro de lo esperable en un SUV, tiene unas reacciones muy nobles y sin rebotes cuando se le exige cierto dinamismo. Algo de lo que no todos los coches de la competencia pueden presumir. En ese sentido es mejor por ejemplo que un Seat Arona o un Peugeot 2008.

El motor gasolina 1.0 T de 125 CV

De nuevo aquí hemos encontrado muchas más luces que sombras en el Ecosport. Aunque estamos hablando de un motor tricilíndrico de solo 1.0 litro de cilindrada, está muy por encima de otros motores de la competencia con estas características. Por ejemplo, un TSI 1.0 de 110 CV como el que probamos con el Volkswagen Taigo (puedes ver la vídeo prueba aquí) tienen más vibraciones y un rendimiento inferior. Su única ventaja sobre el motor de Ford es que el retardo del turbo es un poco menor.

Prueba Ford Ecosport motor Ecoboost

Su potencia es de 125 CV y su par máximo es de 170 Nm de par. Una cifra esta última algo baja, pero que mueve con soltura suficiente este SUV. Además, este par motor se encuentra en un rango muy amplio del cuentarrevoluciones: entre las 1.400 rpm y las 4.500 rpm. Lo que permite conducir sin echar mano de la palanca de cambios demasiado si así se prefiere y que acentúa todavía más la sensación de ir con un motor más grande y con más cilindros.

Con el Ford Ecosport es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 11 segundos y de alcanzar los 180 km/h. Unas cifras nada sorprendentes, pero más que suficientes para un coche de este tipo. Su consumo mixto homologado según el ciclo WLTP es de 6,2 l/100km, una cifra a la que nos hemos acercado mucho durante la prueba.

Desglosando los consumos obtenidos, en ciudad hemos estado siempre en torno a los 7,9 l/100 km. Siempre con el Start/Stop activado y haciendo algún tramo por travesías poco transitadas. En carretera este consumo ha bajado a los 5,1 litros y en autopista (donde más penaliza la aerodinámica) hemos registrado un consumo de 7 l/100 km según el ordenador de abordo.

Conclusiones

Prueba Ford Ecosport ST Line

Como ya avisamos al comienzo del artículo el Ford Ecosport es un coche peculiar con grandes virtudes y defectos. Entre sus virtudes están las reacciones nobles de su chasis y su motor solvente a pesar de ser un tricilíndrico. Sus defectos son el portón de apertura lateral, que le resta mucha practicidad en determinadas situaciones, y sus ayudas a la conducción algo obsoletas.

Precios Ford Ecosport

Motor Cambio Acabado Precio
Motor Cambio Acabado Precio
EcoBoost 125 Manual ST Line 21.833 €
EcoBoost 125 Manual Active 21.931 €
Precios con descuentos y promociones según el configurador de Ford.

Opinión del editor

Ford Ecosport
  • Valoración del editor
  • Puntuación 3.5 estrellas
  • 60%

  • Ford Ecosport
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación: 21 de noviembre de 2022
  • Diseño exterior
    Editor: 80%
  • Diseño habitáculo
    Editor: 65%
  • Plazas delanteras
    Editor: 70%
  • Plazas traseras
    Editor: 85%
  • Maletero
    Editor: 55%
  • Mecánica
    Editor: 70%
  • Consumos
    Editor: 70%
  • Confort
    Editor: 80%
  • Precio
    Editor: 80%

Pros

  • Conducción sencilla y agradable
  • Motor equilibrado por respuesta y consumos
  • Estética por acabado ST Line

Contras

  • Apertura del maletero
  • Sistema multimedia anticuado
  • Materiales interiores mejorables

Galería Ford Ecosport


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.