Prueba Ford Mondeo EcoBoost 160 CV automático, rotundo paso adelante (con vídeo)

Prueba Ford Mondeo EcoBoost 160 CV automático

Tras su presentación ante los medios en el año 2012, el nuevo Ford Mondeo ha tardado mucho en hacer su aparición, retrasando su llegada al mercado europeo hasta finales del año pasado. Dos largos años en que sus rivales no han perdido el tiempo. Citando algunos ejemplos, tenemos el Peugeot 508 o el atractivo Opel Insignia, modelos remozados recientemente, así como el Mazda 6, actualizado este año y que supone un importante paso adelante por parte del fabricante nipón.

Pero al final, como lleva sucediendo desde hace años, todos centran sus objetivos en alcanzar al de siempre, el Volkswagen Passat, que ha presentado hace poco su nueva generación. ¿Cómo saldrá parado el Mondeo del “combate”?, ¿habrá merecido la pena su espera? Esta semana en Actualidad Motor probamos el nuevo Ford Mondeo en acabado Titanium, equipado con el interesante motor de gasolina 1.5 EcoBoost de 160 CV y cambio automático.

Centro de atención

Prueba Ford Mondeo EcoBoost 160 CV automático

La zaga nos recuerda claramente a su antecesor

Comenzando con su diseño, hay que decir que el Mondeo ofrece ahora una estética más atractiva y deportiva, en la que destaca principalmente su frontal. Sus afilados faros y su nueva calandra trapezoidal, que nos recuerda irremediablemente a los modelos de Aston Martin, nos ofrecen un frontal agresivo que atrae muchas miradas. También guarda mucha similitud con el nuevo Ford Mustang, que llegará al viejo continente este año.

Su perfil sigue con estas premisas, con una pronunciada caída del techo que le dan un apetecible aspecto coupé. Gracias a sus trabajadas formas disimula su crecimiento de casi 9 cm, llegando ahora hasta los 4,87 m de longitud. Las llantas de 19” opcionales realzan su deportividad. Pasando finalmente a la zaga, se trata de la zona más continuísta con la generación saliente; llama menos la atención, pero redondea perfectamente el conjunto de marcado carácter deportivo que nos ofrece la marca del óvalo.

Prueba Ford Mondeo EcoBoost 160 CV automático

La consola central no hereda la complejidad y exceso de botones de otros modelos de Ford

Nos introducimos en su interior y vemos un habitáculo completamente nuevo, más sobrio que su imponente figura exterior, pero agradable y bien resuelto. Nuevamente, vemos que el Ford Mondeo sube otro escalón, con una calidad de materiales y ajustes mejorados. Destaca la parte central del salpicadero, en la que ahora contamos con una pantalla táctil de 8” (versiones Titanium) en la que desaparecen muchos de los botones del sistema multimedia, permaneciendo únicamente los mandos de climatización, así como los principales del manejo de la radio.El acabado Trend tiene un equipo con más botones.

Debajo nos encontramos un nuevo y práctico hueco portaobjetos. El sistema de la unidad probada, con navegador y equipo de audio Sony es muy completo e intuitivo en su uso, contando además con una buena calidad de sonido. Desmerece un poco el funcionamiento del navegador, tanto por gráficos como a la hora de interpretarlo.

Equipamiento notable

Prueba Ford Mondeo EcoBoost 160 CV automático

Ya en el asiento del conductor, otro de los grandes cambios se centra en el nuevo y atractivo cuadro de mandos digital, en el que destaca su capacidad de poder reflejar gran cantidad de información, según escoja el usuario. Ordenador de a bordo, asistentes a la conducción activados, navegador… Muchos de estos sistemas podemos configurarlos desde el volante, que cuenta con dos joystick y varios botones repartidos en la zona baja. Puede que sean muchos botones para utilizar, pero tras un breve periodo de uso son fáciles de utilizar, teniendo a mano el manejo de las múltiples opciones que nos ofrece el coche. Un detalle mejorable puede ser que para acceder a diversas opciones (ejemplo suspensión adaptativa) tenemos que pasar por varios submenús, lo que hace un poco largo la selección de algunos elementos.

El Ford Mondeo cuenta en el acabado Titanium con el sistema de control por voz SYNC2, con el que podremos controlar vocalmente todo el sistema multimedia, realizar llamadas… muy completo y de buen funcionamiento. Llegados a este punto, cabe destacar que Ford ha dotado a este nuevo Mondeo de mucho equipamiento tecnológico (gran parte opcional) en materia de seguridad, así como diversos elementos de confort: asientos calefactados delante y detrás, volante calefactado, regulación eléctrica de la columna de dirección, etcétera. Más adelante aparecerán los asientos delanteros con ventilación y función masaje, cubriendo con creces las demandas de los usuarios más exigentes en las versiones Vignale. Particularmente, me ha gustado menos el diseño de las palancas tras el volante; muy parecidas a las del Focus, por poner un ejemplo, y que  no casan visualmente con la concepción de buque insignia de la marca.

Habitáculo y maletero amplios

Prueba Ford Mondeo EcoBoost 160 CV automático

Los asientos que nos acogen delante son realmente cómodos, recogen bien el cuerpo y nos harán muy agradable el paso de los km. La habitabilidad en esta zona es muy buena y se completa con una guantera grande de dos pisos y un reposabrazos también de dos alturas con dos tomas USB, una para tarjetas SD y hasta entradas de audio/vídeo. Atrás seguimos teniendo mucho espacio para los ocupantes. Como siempre dos viajarán a sus anchas siendo el tercer pasajero el peor parado, perjudicado principalmente por el túnel de transmisión; aunque éste es poco intrusivo, o la terminación de la consola central, que cuenta con aireadores en todas las versiones de la berlina.

Aún así tres podrán viajar aceptablemente en las plazas traseras del Mondeo. La cota más comprometida en la versión 5 puertas la tenemos en la altura libre al techo, un tanto justa para personas de estatura mayor a 1,85 m. Cuenta con una altura correcta aunque no destacable; el precio a pagar por su elegante línea exterior. Como novedad, Ford introduce de manera opcional para los pasajeros de las plazas laterales posteriores unos cinturones hinchables. Tras detectar un impacto lateral o frontal, los cinturones se rompen desplegando un bolsa tubular, consiguiendo distribuir las fuerzas del golpe en un área 5 veces mayor que en un cinturón convencional, mitigando el riesgo de las lesiones.

Prueba Ford Mondeo EcoBoost 160 CV automático

Pasamos finalmente a su maletero, donde el Mondeo saca pecho con sus 550 litros de capacidad. Curiosamente, cubica 25 litros más que la versión familiar. Cuenta con una amplia boca de carga, y sus formas son muy aprovechables. Bajo el piso podemos contar con una rueda de tamaño convencional, con la que el cubicaje se queda en 541 litros, que siguen siendo un buen dato. Nuestro Mondeo equipaba el portón eléctrico, de rápido funcionamiento, aunque ejerce mucha presión antes de detenerse al detectar un obstáculo.

En marcha

Prueba Ford Mondeo EcoBoost 160 CV automático

Sin más preámbulos llega el momento de conducirlo y ver cómo se comporta. Nuestro modelo equipa el nuevo motor gasolina 1.5 EcoBoost de 160 CV, que actualmente viene asociado en exclusiva un cambio automático de convertidor de par y trenes epicicloidales de 6 velocidades. Sobre el papel, este motor no está nada mal, con un 0 a 100 km/h en 9,1 segundos, 6,3 l de consumo combinado y 214 km/h de velocidad punta.

Arrancamos y ya se hace patente una de las bondades del motor: es muy silencioso y a ralentí apenas se oye en el habitáculo, fruto también de su buena insonorización; algo que realmente se disfruta. Nos ponemos a transitar la ciudad y apreciamos que coge su temperatura óptima de funcionamiento rápidamente; nada que ver con los motores diésel. En este entorno también disfrutaremos del uso de la caja automática.

Ésta resulta muy cómoda, proporcionándonos una rápida respuesta si lo demandamos al salir de los semáforos y realizando los cambios con suavidad y sin lentitud, trabajando satisfactoriamente con el sistema Start & Stop, de buen funcionamiento. Nuestro modelo contaba con la suspensión adaptativa. Está equipada con tres posiciones (confort, normal y deportivo) y varía la dureza de los amortiguadores y de la dirección. Con el modo confort se hace patente una mayor suavidad, perfecta para transitar la ciudad.

Llega el momento de aparcar y, literalmente, ya no tenemos excusa para hacerlo mal. Además de contar con un mejor maniobrabilidad que su antecesor, el Mondeo puede tener el sistema de aparcamiento activo, que se ha actualizado para ofrecernos la posibilidad de aparcar en línea, en batería, e incluso salir del aparcamiento. La guinda del pastel la pone la cámara de visión trasera, un gran aliado que nos permitirá apurar nuestras maniobras aunque los sensores de proximidad nos indiquen que estamos muy cerca.

Buenas prestaciones

Prueba Ford Mondeo EcoBoost 160 CV automático

Cogemos la carretera y nos disponemos a hacer kilómetros. Enseguida te das cuenta de que se trata de un coche muy cómodo, ideal para hacer largos trayectos. En autovía hace gala de un gran confort de marcha, mostrando además una excelente estabilidad y aplomo que hacen muy placenteros los viajes. Por carreteras de doble sentido demuestra notables prestaciones, realizando los adelantamientos con mucha seguridad, y es que el pequeño bloque 1.5 EcoBoost sobrealimentado es muy voluntarioso, acelerando con fuerza y sin altibajos hasta casi las 6.500 vueltas, momento en que llega la zona roja del cuentarrevoluciones. Se trata de un motor muy elástico sin zonas “muertas” que desvirtúen su repuesta, cumpliendo tanto en una conducción tranquila con marchas largas a pocas revoluciones como moviéndose por la zona alta del cuentavueltas cuando se le exige.

Hay que matizar que el motor no aguanta las marchas largas en caso de cuestas pronunciadas como lo haría su homónimo diesel (TDCI 150 CV) debido principalmente a la diferencia de par (240 Nm frente a los 350 Nm del diesel) pero esto se soluciona poniendo una marcha menos. En nuestro caso la caja automática hará lo propio, por lo que se queda en un dato característico que marca la conducción de ambos motores.

prueba-ford-mondeo-ecoboost-160cv-automatico-3

No hay manejo secuencial desde la palanca, aunque hay levas tras el volante

La caja automática hace un buen tándem con el motor y le ayuda mucho a conseguir esa destacada elasticidad. Se trata de un cambio de convertidor de par con 6 velocidades y levas tras el volante. Su funcionamiento es muy satisfactorio, realizando los cambios con suavidad y suficientemente rápidos, adaptándose bien a nuestras demandas con el acelerador. Es un poco lento al realizar la maniobra de kick-down (pedal a fondo), pero tras ese breve espacio de tiempo reduce a la marcha idónea proporcionándonos la máxima aceleración posible con rápidos cambios de velocidad.

Tenemos también la posición S (Sport), con la que el motor se muestra más reactivo al acelerador, cambiando más rápido y a mayores revoluciones, proporcionándonos además mayor freno motor en deceleraciones. Un detalle mejorable en este modo es que una vez hemos utilizado las levas para cambiar, nos mantendrá ininterrumpidamente la marcha escogida, teniendo que pasar con la palanca por D y volver a S para que sea él el que efectúa los cambios. Otros fabricantes (por ejemplo, Volkswagen con su caja DSG) sólo requieren un leve movimiento de la palanca hacia atrás para hacer esta acción.

Excelente comportamiento

Prueba Ford Mondeo EcoBoost 160 CV automático

Y ahora nos vamos a un tramo más revirado, para comprobar como se mueve esta berlina. Ponemos el modo deportivo de la suspensión, el cambio en S, y nos ponemos a enlazar curvas. Tras varios km de conducción “al ataque”, tengo que decir que el resultado es plenamente satisfactorio. Aunque este no sea su hábitat natural, el Mondeo cumple con creces en éste área, mostrando una estabilidad y aplomo sorprendentes y mejorando las buenas capacidades dinámicas de su antecesor.

Detrás de su excelente dinámica están su nuevo chasis más rígido, el nuevo diseño de la suspensión independiente trasera, así como la estrenada dirección asistida eléctromecánica, que si bien no destaca por ofrecer mucha información del piso si lo hace por actuar de manera rápida y directa a nuestras órdenes. Además, los frenos están a la altura, dejándonos satisfechos tanto por su tacto como por su efectividad. Y es que el nuevo Mondeo es, en resumidas cuentas, un modelo con un comportamiento ágil y noble en todo tipo de situaciones que además transmite mucha confianza al conductor.

Prueba Ford Mondeo EcoBoost 160 CV automático

El acabado Titanium tiene faros LED de serie

En el ámbito de la seguridad activa, la berlina cuenta con un gran número de asistentes a la conducción: asistente de frenada en ciudad, control de velocidad adaptativo, información de ángulos muertos, alerta de conductor o mantenimiento de carri Entre ellos destaca el nuevo asistente de pre-colisión con detección de peatones, capaz de detectar si hay peatones en la carretera que se puedan cruzar en la trayectoria del vehículo y aplicar frenos de manera automática si el conductor no responde a los avisos.

Ford también ha querido destacar la llegada de los nuevos faros LED dinámicos, que ajusta la intensidad y dirección del haz de luz al entorno. En mi opinión, y por lo menos en la unidad probada, no destacaban por ofrecer un campo de visión mejor que otro tipo de faros. Iluminaban bien, pero no de manera reseñable.

Consumos correctos

Prueba Ford Mondeo EcoBoost 160 CV automático

Y por fin llegamos al tema de los consumos. Después de una prueba en la que el Mondeo ha ido destacando positivamente en la mayoría de sus aspectos, he de comentar que uno de sus mayores defectos lo encontramos aquí. Realmente cuenta con unos registros correctos y nada descabellados; no hay que olvidar que estamos ante una berlina de 4,87 m y que disponemos de 160 CV, pero en esta dura materia la combinación del motor EcoBoost con el cambio automático no destaca.

Vamos con los datos. En ciudad rondaremos cifras en torno a los 10 litros de consumo medio, dependiendo de nuestra dulzura con el pie derecho y de las veces que entre en funcionamiento el sistema Start & Stop, que es suave y eficaz. En carretera, circulando a la velocidad marcada y con algún adelantamiento, hemos obtenido 6,9 litros, mientras que por autovía a 125 km/h de control de crucero la cifra se ha quedado en 7,8 litros.

prueba-ford-mondeo-ecoboost-160cv-automatico-12

Resumiendo, tras realizar estas mediciones y teniendo en cuenta su utilización en trayectos mixtos el Ford Mondeo 1.5 EcoBoost de 160 caballos con cambio automático arrojará un consumo medio que andará entre los 8-9 litros. Dependerá mucho de la conducción que hagamos y del uso que demos al pedal derecho; y es que este motor Ecoboost es sensible a su utilización.

Parte de culpa de estos consumos son debidos a la caja automática. Si los comparamos con la versión de cambio manual el motor homologa 0,5 litros menos de consumo combinado: 5,8 frente a los 6,3 litros de nuestra unidad. Afortunadamente, Ford ofrecerá más adelante este motor también con la caja manual de 6 relaciones, con la que con seguridad se podrán ajustar más los consumos.

Nuestro veredicto

prueba-ford-mondeo-ecoboost-160cv-automatico-81

Podemos decir sin miedo a equivocarnos que el nuevo Ford Mondeo supone un importante paso adelante en todos los aspectos. Su diseño exterior es ahora más atractivo y deportivo, y en su interior nos acoge un habitáculo amplio con un maletero generoso, que se acompañan de una sustancial mejora en calidad y ajustes. Destaca su abundante equipamiento disponible de confort y seguridad, que le permiten acercarse peligrosamente a los modelos premium del segmento.

Tiene un comportamiento dinámico de primer orden y cumple con nota en todo tipo de vías, otorgando confianza al conductor. El pequeño motor EcoBoost mueve perfectamente al Mondeo y le brinda buenas prestaciones. Además, trabaja muy bien combinado con el cambio automático, aunque este binomio recibe sólo un aprobado si hablamos de los consumos. Si a ello le añadimos que cuenta con equipamientos completos y unos precios con buenos descuentos promocionales, estamos sin duda ante una de las berlinas más apetecibles del segmento.

Equipamientos Ford Mondeo

Actualmente la gama del Mondeo se ofrece con los acabados Trend y Titanium y se compone de las carrocerías 5 puertas y familiar. Se da la excepción en el caso de la nueva versión híbrida (Titanium HEV), que cuenta con carrocería 4 puertas así como algunos elementos de equipamiento específicos. Desde el escalón de entrada Trend ya contamos con un equipamiento completo, que puede resultar acertado si casa con el motor que buscamos (1.0 gasolina 125 CV o 1.6 y 2.0 TDCI, de 115 y 150 CV respectivamente). Por su parte, el acabado Titanium es también satisfactorio e incluye interesantes novedades tecnológicas, con el plus de permitirnos acceder a más motorizaciones y elementos de equipamiento. La lista de opciones, tanto en forma de paquetes como de manera individual, es muy amplia.

Trend

Ford Mondeo Trend

  • Climatizador bizona
  • Radio con SYNC (control por voz)
  • Llantas de aleación de 16”
  • Control de crucero y limitador de velocidad
  • Retrovisores exteriores térmicos y abatibles eléctricamente
  • Sensor de luces y lluvia
  • Control automático de luces largas / cortas
  • Freno de estacionamiento eléctrico
  • Luces antiniebla delanteras cornering
  • Asistente de arranque en cuesta
  • My Key (control parental)
  • Llamada de emergencia
  • Desconexión airbag de copiloto
  • Sensor presión neumáticos
  • Sensor de parking delantero y trasero

Titanium (añade a Trend)

Ford Mondeo Titanium

  • Radio con SYNC2 y pantalla táctil de 8”
  • Asiento conductor con regulación eléctrica y memoria
  • Sistema de mantenimiento de carril
  • Reconocimiento de señales de tráfico
  • Botón de arranque sin llave
  • Retrovisores exteriores plegables con memoria
  • Llantas de aleación de 17”
  • Faros LED dinámicos

Precios Ford Mondeo

La tabla refleja los precios sin descuento de la carrocería 5 puertas. Las versiones familiares o Sportbreak suponen un incremento a los precios de 1.000 euros, y cuentan con las mismas configuraciones. Teniendo en cuenta los datos del configurador, son destacables los precios con descuento promocional de la marca (PIVE y financiación), ya que suponen en la mayoría de casos 5.850 euros menos, quedándose en 4.850 euros con el motor Ecoboost de 240 CV y el bloque TDCI de 180 CV con caja de doble embrague PowerShift. Notables descuentos que dejan al Mondeo con precios bastante competitivos.

Motor Cambio Acabado Precio
1.0 Ecoboost 125 CV Manual 6v Trend 25.600 €
1.6 TDCI 115 CV Manual 6v Trend 27.600 €
2.0 TDCI 150 CV Manual 6v Trend 29.600 €
2.0 TDCI 150 CV Powershift 6v Trend 31.600 €
2.0 TDCI 150 CV Manual 6v Titanium 31.650 €
1.5 Ecoboost 160 CV Automático 6v Titanium 32.050 €
2.0 TDCI 180 CV Manual 6v Titanium 33.650 €
2.0 TDCI 150 CV Powershift 6v Titanium 33.650 €
2.0 Híbrido 187 CV Automático 6v Titanium HEV 33.650 €
2.0 Ecoboost 240 CV Automático 6v Titanium 35.550 €
2.0 TDCI 180 CV Powershift 6v Titanium 35.650 €

Opinión de editor

Ford Mondeo EcoBoost 160 CV
  • Valoración del editor

  • Puntuación 4 estrellas
25.600 a 35.650

    • Ford Mondeo EcoBoost 160 CV
    • Reseña de:
    • Publicado el:
    • Última modificación: 27 de Abril de 2015
    • Diseño exterior
      Editor: 85%
    • Diseño habitáculo
      Editor: 75%
    • Plazas delanteras
      Editor: 80%
    • Plazas traseras
      Editor: 75%
    • Maletero
      Editor: 80%
    • Mecánica
      Editor: 85%
    • Consumos
      Editor: 60%
    • Confort
      Editor: 85%
    • Precio
      Editor: 80%

    Resumen: El nuevo Ford Mondeo es una berlina que ha dado un importante paso adelante. Su acertado diseño y su amplio equipamiento tecnológico se completan con el buen desempeño del motor 1.5 EcoBoost, que destaca por unas buenas prestaciones.

    Pros

    • Diseño
    • Equipamiento tecnológico
    • Comportamiento dinámico

    Contras

    • Consumos
    • Caja algo lenta en kick-down
    • Funcionamiento del navegador

    Galería de imágenes Ford Mondeo

    ¿Cuánto vale tu coche?
    ¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
    Tasar coche GRATISTasar y vender coche
    Te puede interesar

    Un comentario

    1.   Emilio dijo

      Tengo en mente comprar un Mondeo en el plazo de un año. Quiero adquirirlo de segunda mano y me gustaría conocer tu opinión y por supuesto la de todos, acerca del mejor motor gasolina que se ha montado en el Mondeo. Cilindrada media mejor. Me atrae el 1.5 ecoboost 1.6cv pero claro, no se sabrá la verdadera resistencia de ese motor hasta pasados algunos años, es una incognita.
      Si alguien sabe si en alguna version, (la de final de 2014 creo que es buena) hay algo que me pueda valer, pues genial. Saludos a todos, señores.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *