Prueba Nissan Juke Nismo, motor, conducción y consumos

nissan-juke-nismo (70)

Fotografía: Juan Manuel Olivera

Si sois amigos de lo extraño, si no tenéis prejuicios, y si os gusta todo lo que sea originalmente descarado, os resultaría difícil no sucumbir a los encantos del pelaje de este Nissan Juke Nismo. En el vistazo a su diseño exterior e interior, éste renegado de lo conocido, nos enseñó una fachada que mostraba orgullosa los colores de su equipo. Pero como dicen por ahí, lo importante está en el interior y si ya os suena a tópico esta frase, acompañadme a despertar el alma del primer samurái que pisa tierras europeas de manera oficial.

En un día que pasaba como tantos otros, la noticia de que intimaría durante una semana con el Nissan Juke Nismo, le dio un sabor especial. Y es que me ponía a pensar… Ford Fiesta ST, Peugeot 208 GTi, Volkswagen Polo GTi, Renault Clio RS… una pandilla con genio que tenía nuevo amigo, la versión radical del Juke. Precisamente, de éste último, el Clio, hereda su corazón. Bajo la piel de éste enano corpulento SUV, el motor 1.6i Turbo que desarrolla 200 CV a 6.000 rpm… la cosa se ponía, cuanto menos, interesante.

nissan-juke-nismo (71)

Calentando el pastel

Sin más dilación, piso embrague y freno, y pulso el “Start”. Como era de esperar, silencio… el ralentí no me desvela mucho de esta personalidad radical. Salgo de las inmediaciones de Nissan para envolverme en el tráfico madrileño. Bajo la pantalla principal de la consola central, encuentro una herramienta que me va que ni pintada para la ocasión. Pulsando el botón D-Mode, a mi disposición tres modos de conducción. Para empezar, la función ECO es la acertada para el tumulto en el que me veo absorbido y el resto, os los iré descubriendo.

El trabajo de esta función es sencillo. El pedal lo encuentro poco sensible, no parece que tenga delante un propulsor de 200 caballos de potencia. Así que, reducir consumos es su objetivo principal y, con continuo juego de freno y acelerador, ajustar todo lo posible el gasto de carburante, es primordial. Además, en esta pequeña pantalla se reflejará con estrellas lo ECO que eres conduciendo. Una información que no está mal pero que, en resumen, os enseña lo profundo que llevas tu pie derecho clavado en el acelerador. De manera que, conseguir cinco estrellas, es un premio que solo obtendría si a vuestro Juke lo desplazara el aire.

nissan-juke-nismo (65)

Fotografía: Carlos Curado

La angosta travesía hasta salir a la despejada autopista, me revela que las medidas del Nissan Juke Nismo te ayudan a moverte bien por la ciudad. La dirección, asistida electrónicamente, te permite ser suave y la única pega que encuentro es el rebajado puesto de conducción que, convirtiéndose en arma de doble filo, te regala deportividad a costa de una limitada visión a tu izquierda. El pilar A, sumado al generoso retrovisor, te obligará a girar el cuerpo más de la cuenta si no quieres llevarte un susto.

En busca de la versatilidad

Quinientos kilómetros de travesía por autovía me dejan sensaciones positivas. El Juke Nismo no le tiene miedo a los viajes largos, rueda muy fino, es cómodo y solo te echaras las manos a la cabeza cuando mires el ordenador a bordo y 7 l/ 100 km se reflejen en la pantalla. Pero seamos honestos, ni alguien que se compre un coche de 200 CV tendrá compasiones en este sentido, ni es una cifra desorbitada para el nervio que tenemos a disposición de nuestro pie derecho.

Y por fín…

Basta ya de preámbulos, no voy a alargar esto más, es hora de pulsar el Modo Sport y sentir, solo sentir. Para ello, que mejor que recorrer las duras carreteras del sur de Extremadura. La famosa “Culebrín” me espera, de la que ya me habréis oído hablar más de una vez, y la sonrisa que va descubriendo mi rostro me delata.

nissan-juke-nismo (62)

Fotografía: Carlos Curado

Hasta ahora voy con mesura, cautela, no es un coche concebido para engullir cada giro sin masticar, estamos subidos en un SUV y su gen de “mini todoterreno” no te dará facilidades. Aún no puedo aseguraros que su nivel dinámico de la talla, pero por ahora, con su motor, me quito el sombrero. Puro brío contenido en 1.600 cc., la emancipación del mítico Renault Clio RS, el 1.6i Turbo de 200 CV que jubiló al adictivo 2 litros atmosférico montado sobre la base del atrevido Nissan Juke… debería funcionar.

Juke el travieso

Y por ahora lo hace, te incita desde muy abajo. Le basta con rozar las 2.000 vueltas para enseñar los dientes, una intimidación que hasta las 4.000 vueltas no resuelve lanzando la mordida. En ese momento, preparaos porque vais a comenzar a sentir como el bello de los brazos comienza a erizarse. Es divertido, empuja con contundencia gracias a su par de 250 Nm, y te transmite la rabia de los compactos deportivos.

Al fin, diviso a lo lejos el primer giro. Toca ponerse a reducir y la sinfonía que sale directa del escape me prepara para lo que me espera. Piso freno, un sistema armado con discos ventilados de 296 mm en las ruedas delanteras, y 292 mm en las traseras que se portan mejor de lo que pensaba. A pesar de que el centro de gravedad se sitúa a más altura de la debida, entra con relativa facilidad en la curva. Pasando el ecuador de ésta, acelero sin piedad. La ruedas delanteras se vuelven completamente locas, pronto me doy cuenta que el subviraje será mi peor pesadilla.

nissan-juke-nismo (63)

Fotografía: Carlos Curado

A pesar de que no saldrás de los trazos enrevesados con limpieza, el comportamiento del Nissan Juke Nismo en el manoteo de enlazadas es sobradamente correcto. El trabajo que los ingenieros de la división deportiva de Nissan han hecho con el chasis se nota nada más comenzar a enfadarlo. El balanceo propio de los SUV te cortará un poco el rollo pero es el precio que deberás pagar. Ni aunque quisiera, podría comportarse como un sedán pero lo intenta. Justo ese intento te hará pasarlo pipa con él.

3… 2 … 1 … ¡YA!

La ocasión lo merecía y antes de que me quiten la custodia de mi SUV deportivo adoptivo, debía compartir el placer de oler a goma quemada con él. ¿Y qué mejor que probar de una vez por todas si su movilidad está bien contrastada que meterlo en un circuito de karting? Sin responder, allá voy. El Karting de Talavera, situado a pocos kilómetros de Badajoz me espera, y no tengo ninguna intención de hacerle esperar…

nissan-juke-nismo (51)

Antes de coquetear con él, porque, a pesar de ser una pista ancha y larga, con un coche de 200 caballos de potencia es como mucho lo que podré hacer, me quedo anonadado con la “tanda” que hay delante de mí. Un niño que apenas sobrepasa la altura de mi cadera, vacila las curvas subido a una minimoto con una soltura pasmosa… ¿estaré ante el nuevo Márquez?

Llega mi turno y aprieto gas. El sonido ronco que llega a mis oídos entre las 2.500 y 3.500 me predispone de nuevo a la tarea que se me encomienda. A mitad del trazado, el ESP ha gritado demasiado que estoy llegando a sus límites, un sistema que no te dejará pasarte de la raya aunque, si no buscas eso, no os parecerá intrusivo. Vuelvo a darme cuenta que la altura es su peor aliado, le cuesta mantener una trazada precisa. Una sensación que se esfuma por el gustoso tacto de la caja de cambios, seis velocidad con recorridos cortos y rápidos. A pesar de que en circuito no haya pasado de tercera…

nissan-juke-nismo (55)

Adrenalina es lo que está empeñado Nismo en que sintamos nada más ver sus coches. Pero lo que verdaderamente busca, es ganar fama en nuestro país. Con el Nissan Juke Nismo dejan abierta la vereda de buena manera, una prueba que llega a su fin mañana rematando con el equipamiento que incluye, el precio que pide, y, finalmente, las conclusiones que deja.

Más información – Prueba Nissan Juke Nismo, diseño exterior e interior

 

¿Necesitas peritar un coche?
¿Vas a comprar un coche y necesitas saber su estado? Para comprar tu nuevo coche con total garantía tienes que peritar tu coche con nosotros ¡A que esperas!
Peritar coche al mejor precio
Te puede interesar

5 comentarios

  1.   Isco dijo

    Solo digo que la carretera no es un circuito, si la guardia civil quisiera tomar como pruebas tus fotos te caería una buena. por invadir el sentido contrario, o pisar lineas continuas.
    Así que chaval piensa un poco.

    1.    Enrique León dijo

      Hola Isco. En primer lugar agradecemos que comentes. Por otro lado, respondiendo a tu preocupación por la seguridad vial, te puedo decir que si has tenido la ocasión de ver la videoprueba del artículo, mencionábamos que habíamos visitado las carreteras más duras del sur de Extremadura. Eso implica que algunas de ellas fueran extremadamente estrechas, a pesar del bonito paisaje que regalaban, entrañaban peligros como el no contar con arcén y estar repleta de tierra a ambos lados. En particular, si te fijas en las fotos que no hay curvas, el coche viaja pegado a la línea continua, debido a que el ancho del carril es minúsculo y, rozando tierra. En plena curva, arriesgarse a pisar arena, pese a ir a la velocidad propia de la vía, supone exponerse a llevarse un buen susto. Imagino que tu, como conductor lo sabrás. En tanto en cuanto haya visibilidad, se tomen las medidas de seguridad oportunas y no divisemos coche alguno, “pisar líneas continuas” para nuestra propia seguridad, no supone poner en riesgo la seguridad vial, sino más bien, asegurar nuestra integridad.

      En cuanto a la mención del circuito, te aseguramos que desde Actualidad Motor conocemos perfectamente las diferencias de cada uno. Precisamente, el Nissan Juke Nismo pisó el asfalto de un circuito para busca los límites de éste con la seguridad oportuna.

      Un saludo.

    2.    Antonio Eduardo Lausin dijo

      Buenas Isco, entiendo lo que dices, pero hay que matizarlo.
      En primer lugar, las pruebas en Actualidad Motor, en todo lo referente a imágenes o vídeos, se realizan en un perímetro controlado o en carretera cerrada. Somos siempre un grupo de probadores y lo último que hacemos es poner en peligro la seguridad de nadie.

      Por otro lado, que el apellido del coche sea Nismo o arroje 200 CV no significa que no acatemos la normativa de tráfico. Es más, como ya comenta nuestro compañero Quique, las pruebas dinámicas se realizaron en circuito.

      Espero que todo se haya aclarado.

      Un saludo

  2.   Ying dijo

    Un reportaje precioso en el que se aprecia todas las prestaciones del YUKE NISMO y sus 200 caballos de potencia. Creo que es un coche para grandes conductores. felicidades al reportero por su gran trabajo.

    1.    Enrique León dijo

      Gracias por el comentario Ying. Lo cierto es que entra en la batalla de los compactos deportivos con buenas razones para divertir a cualquiera.

      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *