Prueba Nissan X-Trail 1.6 dCi 130 CV 4×4, ¿la otra cara del Qashqai?

Prueba Nissan X-trail 1.6 dCi 130 CV 4x4

Desde que comenzará a desarrollarse el concepto del SUV, ese vehículo con apariencia de todoterreno pero que dista, en la mayoría de las ocasiones, de ser todo un todoterreno, la cosas en el mercado del automóvil han cambiado y mucho. Y es que a día de hoy pocas son las compañías que no tienen un modelo de estas características en su gama encontrando a algunas que con más ofertas de este tipo que de cualquier otro.

Sin lugar a dudas Nissan es actualmente una de las compañías que más apuesta por este mercado en nuestro país. Entre sus nombres propios, uno que de sobra nos suena, el X-Trail. Nacido en el año 2000, desde entonces ha sido conocido entre otras cosas por sus formas rectas y angulosas, además de su buen hacer. En su nueva generación se desvirtúa radicalmente de esa imagen sencilla tomando como inspiración al intocable de la marca, el Qashqai. ¿Nace entonces una nueva alternativa al Qashqai en la propia casa? La respuesta en la próximas líneas. Tomen asiento para comenzar la prueba del nuevo Nissan X-Trail 1.6 dCi 4×4.

Cambio radical

Prueba Nissan X-trail 1.6 dCi 130 CV 4x4

Comparar la generación pasada del Nissan X-Trail con la actual es como comparar el día y la noche, o la playa con la montaña, de primeras son cosas totalmente diferentes. Parece como si la estética del todocamino hubiera madurado y el anterior diseño fuera una piedra sin ser picado por un escultor. Aunque no nos engañemos, este escultor que ha dado forma al cuerpo del nuevo X-Trail es exactamente el mismo que trabajó más tarde el del Qashqai, y se nota.

El diseño del modelo nos recuerda claramente al del Nissan Qashqai. Las semejanzas saltan a la vista sobre todo en el frontal, contando con unos ópticos perfilados, con tecnología LED, y una parrilla que los une cruzada oblicuamente por dos franjas cromadas. Justo en la zona más baja señalamos otro cromado que alegra las protecciones en negro y dejan el frontal redondeado del X-Trail con una apariencia más elegante.

Prueba Nissan X-trail 1.6 dCi 130 CV 4x4

Dejando atrás el frontal, el resto de la línea del todocamino si es más personal. El perfil enseña una superficie acristalada generosa que en nuestro caso viene con las ventanas traseras tintadas. Los detalles en plata, como ocurría en la parte delantera,  alegran la zona destacando las barras de techo, las manetas de la puertas, y las llantas de 19 pulgadas que no son demasiado off-road pero que enseñan un diseño realmente bonito. Finalmente en la zaga encontramos otros de los lugares más personales del X-Trail con unos pilotos de tamaño generoso y más cromados. Por pedir, me hubiera encantado ver una atractiva salida de escape.

X-Trail VS Qashqai

Prueba Nissan X-trail 1.6 dCi 130 CV 4x4

Aunque encontremos grandes similitudes, también destacan las diferencias. La carrocería del X-Trail es más corpulenta que la de su hermano el Qashqai. El primero mide 4,64 metros de longitud, unos 27 centímetros más que éste último, y tiene una batalla seis centímetros mayor. Igualmente es más alto y más ancho, además de tener un poco más de altura libre al suelo. Por último el maletero del X-Trail supera en más de 100 litros al del Qashqai.

Pero, verdaderamente, ¿son diferencias notables? Lo cierto es que depende, depende de qué busques. Si lo pensamos fríamente, el nuevo Nissan X-Trail es una mano para dos jugadas. En primer lugar, la renovación de la anterior generación. En segundo lugar, una oferta para el hueco que ha dejado el Qashqai+2. Así que, si eras un fan del X-Trail aquí tiene su renovación. Y si te gusta el Qashqai pero se te queda justo, puedes disfrutar de uno más amplio y con siete plazas.

Interior ordenado y de gran calidad

Prueba Nissan X-trail 1.6 dCi 130 CV 4x4

Sí, por fuera me convence, aunque el apartado que a mi parecer destaca en este Nissan X-Trail es el interior. El espacio es sobresaliente, la calidad notable y el diseño también aprueba con nota. Para empezar los materiales a la vista son blandos, encontrando dureza solo en las zonas más bajas. Los remates de las puertas, en esta versión Tekna en concreto enseñan cuero además de estar acolchados. Y  por últimos los detalles han sido cuidados contando con adornos en tonos metálicos e incluso imitando a la fibra de carbono. Un adorno que no me parece apropiado para este tipo de vehículo pero que tengo en cuenta.

El orden está muy presente en el salpicadero. El sistema de info-entretenimiento lo controlamos a través de una pantalla táctil de siete pulgadas insertada en la consola central a una altura correcta para su control. El manejo es sencillo, contando con botonera a ambos lados de manejo sencillo. Me gusta tanto el diseño y los pocos botones que han colocado. Para terminar frente a tus ojos tienes un cuadro de instrumentos analógico y un volante del que no me ha terminado de convencer el diseño.

Prueba Nissan X-trail 1.6 dCi 130 CV 4x4

Desde el puesto de conducción tienes una vista privilegiada por la altura y la amplitud. No es tan buena la visibilidad trasera, pero no es nada trascendental. Los asientos no agarran demasiado, en cualquier giro brusco puedes acabar en el asiento del copiloto, aunque el confort es excepcional. En el túnel de transmisión no te faltarán huecos para colocar tus enseres personales. Y si prefieres esconderlos, el reposabrazos esconde espacio de sobra.

Las filas traseras y su maletero, su gran arma frente al Qashqai

Prueba Nissan X-trail 1.6 dCi 130 CV 4x4

La entrada a las filas traseras no te pone demasiados impedimentos. El desahogo con el que cuentan los asientos en esta parte es una de la claves de este Nissan X-Trail y su gran arma frente al Qashqai. A no ser que te apellides Gasol el espacio para las piernas y la cabeza será más que suficiente, encontrando comodidad incluso en el asiento del medio gracias a un túnel de transmisión poco intrusivo.

El maletero es también un punto de inflexión en todo este entuerto que hemos montado X-Trail Vs Qashqai, cubicando el maletero de nuestro invitado 550 litros. A la hora de meter nuestro equipaje contamos con una altura no demasiado elevada, ausencia de escalón y unas formas bastante aprovechables. Además, en nuestro caso, disponemos de la apertura y cierre automática del portón de serie con el acabado Tekna.

Sin duda los de la compañía japonesa han completado un gran trabajo con la estética tanto exterior como interior. He de felicitarles por la calidad que derrochan los materiales y el buen hacer con los que los han depositado. Además, el habitáculo cuenta con espacio de sobra para los ocupantes, destacando las filas traseras que cumplen, incluso si viajas en el asiento del centro.

El motor, su talón de Aquiles

Prueba Nissan X-trail 1.6 dCi 130 CV 4x4

Aunque esto aún no ha terminado y el primer tirón de orejas asoma. La gama mecánica del mismo me parece excesivamente limitada. A día de hoy solo contamos con una alternativa, el diésel 1.6 dCi de 130 caballos de potencia. Según parece, una nueva versión gasolina llegará en breve. No quiero adelantar acontecimientos, pero una mecánica con 320 Nm de par se me antoja justa si quieres mover con soltura más de 1.600 kilogramos. Montada en un Renault Megané con sus 1395 kg de peso es suficiente, pero en un modelo más pesado y con un enfoque off-road… las dudas afloran.

Y las sospechas parecen confirmarse. Hasta que no nos acercamos a las 2.000 revoluciones no encuentro en este Nissan X-Trail ni un ápice de vida. Parece anémico, agotado. Eso sí, una vez la sobrealimentación sale a saludarnos la cosa cambia. Nuestro todocamino finalmente respira, saca su mejor lado y nos regala un empuje que no sorprende pero que nos sirve para resolver prácticamente cualquier apuro.  Un coraje que termina pasadas las 3.800 vueltas. Es precisamente ahí, forzando la maquinaría, donde podremos escuchar más ruido de lo normal, el resto está bien insonorizado.

Para conducir con relativa alegría entonces se hace necesario usar con asiduidad la palanca de cambio. En este apartado si cumple el de Yokohama con un tacto en el cambio preciso y rápido. Igualmente la posición de la palanca es óptima, pudiendo con ella engranar de forma sencilla cada marcha de esta caja de cambios manual de seis velocidades que monta nuestra unidad y que funciona de buena manera. Una transmisión que podremos sustituir por una automática CVT.

Comodidad para las buenas, y para las malas

Prueba Nissan X-trail 1.6 dCi 130 CV 4x4

El rodar del Nissan X-trail es suave. El esqueleto del nipón está bien construido transmitiendo rigidez. El problema llega en los cambios de apoyo que experimentamos por ejemplo al dar un volantazo. La suspensión que monta el SUV es en general bastante blanda, por lo que el balanceo es acusado. No es un barco, pero ese confort que agradeces al pasar baches o cruzando pistas llenas de piedras, lo pagas en giros rápidos. Unas situaciones en las que la dirección tampoco ayuda comportándose de manera poco directa y con escasa firmeza.

Pero claro, igual que no podemos aceptar sobornos y pedir que no nos llamen “chorizo”, es difícil disfrutar de comodidad fuera del asfalto y luego contar con precisión y solidez en el paso por curva. No estamos ante un todoterreno puro, ni las llantas que adornan sus ruedas, ni la altura, ni el ángulo de ataque, son como para llegar al pico del Himalaya. Vale. Pero la soltura con la que se desenvuelve en terrenos de dificultad media es correcta. Además contamos con un aliado que paso a explicarte.

Sistema All Mode 4×4-i

Prueba Nissan X-trail 1.6 dCi 130 CV 4x4

Y me refiero al sistema All Mode 4×4-i de Nissan. El funcionamiento es bastante sencillo. Contamos con tres modos seleccionables desde una rueda colocada en el túnel de transmisión. En primer lugar “Auto”, con el que el vehículo transmitirá la fuerza al eje delantero en condiciones normales hasta que detecte falta de adherencia, momento en el que entrará en acción las ruedas traseras. Si elegimos la opción “2WD” el Nissan X-Trail se comportará como un delantera, reduciendo entre otras cosas el gasto de carburante. Y finalmente, si la situación se pone peliaguda contamos con el “Lock”, opción 4×4 con bloqueo de diferencial.

Si te soy sincero, difícilmente llegarás a tener que utilizar la última selección. Sí, puedes necesitarla en algún momento, pero los terrenos a los que puedes llegar a enfrentarte con la carrocería de este modelo, normalmente no serán tan laboriosos. En mi caso he llevado en prácticamente toda la prueba la opción “Auto”, y tras más de 1.000 kilómetros entre asfalto y tierra, no he tenido ningún problema.

Contenido en consumos, la parte buena de su pequeño motor

La parte buena de llevar una mecánica de una cilindrada contenida, debe ser por más narices, los consumos. Y en nuestro caso, francamente, los números son bastante buenos. No necesita más de 6 l/100 km en condiciones normales por carretera nacional, y por autovía, poco más de esa cifra. En conducción urbana nos moveremos entre los 7 y 8 litros de media, aunque si somos rigurosos con el pedal nos acercaremos más a los 7 litros. Y si hacemos un “popurrí”, como en mi caso, que le he exigido en varias ocasiones, he mezclado autovía y carretera, y me he movido en ciudad, podemos conseguir unos 7,2 l/ 100 km, consumo medio conseguido en toda la prueba.

Nuestro veredicto

Prueba Nissan X-trail 1.6 dCi 130 CV 4x4

El Nissan X-Trail no busca aparentar ser un tipo duro. Ni tampoco parece querer competir con su hermano el Qashqai. El todocamino está domesticado para ser todo un ciudadano ejemplar. Basta con querer aparcarlo para darnos cuenta. Múltiples cámaras, sensores, y una dirección suave nos llevan casi en “volandas” para facilitarnos la tarea. Además, como hemos visto antes, los consumos no se vuelven locos.

El motor tampoco busca ponernos nerviosos. Nos tocará más de una vez tirar de palanca si queremos energía y no rondamos las 2.000 vueltas. Igualmente la pisada es contundente, pero el tarado es menos convincente. Un cuerpo que se comporta a las mil maravillas si nos movemos fuera del asfalto en terrenos de exigencia media. Aunque sin duda la clave de este Nissan X-Trail es su amplio equipamiento con opciones que tienen poco o nada que envidiar a modelos de segmentos superiores.

Equipamiento Nissan X-trail

prueba-nissan-x-trail-1

En cuanto a los acabados, el Nissan X-Trail nos propone cuatro, Visia, Acenta, 360, y Tekna. Desde el primer escalón, el Visia, disfrutamos de buen equipamiento como el control de crucero y limitador de velocidad, el asistente de arranque en pendiente, o las llantas de 17 pulgadas. Más tarde, en el Acenta, dispondremos de sistemas como el encendido de luces automático o sensores de lluvia y de aparcamiento. Aunque será a partir del tercero, con el 360, y el cuarto, con el Tekna, cuando encontraremos grandes accesorios como el navegador, el techo panorámico practicable o las llantas de 19 pulgadas. Además de disponer desde el acabado 360 de las siete plazas de manera opcional.

Visia:

  • Control de crucero y limitador de velocidad
  • Chassis Control: Control activo de la calzada y de trazada
  • Asistente de arranque en pendiente
  • Pantalla Nissan Drive Assist (Ordenador de viaje con pantalla TFT en color de 5”)
  • Freno de mano electrónico
  • Radio CD con puerto USB y AUX
  • Llantas de aleación de 17 pulgadas
  • Luces diurnas LED
  • Aire acondicionado
  • Tapicería textil
  • Volante multifunción
  • 4 altavoces

Acenta (Completa a Visia):

  • Sensor de luces y lluvia
  • Sensores de aparcamiento delanteros y traseros
  • Cristales traseros oscurecidos
  • Climatizador bizona
  • Retrovisor interior antideslumbramiento
  • Volante y pomo de cambio en piel
  • 6 altavoces

Prueba Nissan X-trail 1.6 dCi 130 CV 4x4

360 (Completa a Acenta):

  • Escudo de Protección Inteligente – Safety Pack
  • Navegador 3D y Pantalla de 7 pulgadas en color
  • Cámara de visión 360º
  • Llantas aleación de 19 pulgadas
  • Techo panorámico practicable
  • Alerta de cambio involuntario de carril
  • Identificador de señales de tráfico
  • Sistema anticolisión frontal
  • Acceso y arranque sin llave
  • Portón trasero con apertura eléctrica
  • Barras de techo

A partir del acabado 360 es posible optar por las siete plazas.

Tekna (Completa a 360):

  • Faros Bi-LED
  • Detector de fatiga y movimiento
  • Control de ángulo muerto
  • Asistente de aparcamiento automático
  • Asientos delanteros calefactados y regulables eléctricamente
  • Tapicería en piel

Precios Nissan X-trail

Prueba Nissan X-trail 1.6 dCi 130 CV 4x4

Motor Cambio Acabado Precio
1.6 dCi 130 CV Manual 6v Visia 26.850€
1.6 dCi 130 CV Manual 6v Acenta 28.450€
1.6 dCi 130 CV CVT Acenta 30.150€
1.6 dCi 130 CV 4×4 Manual 6v Acenta 31.450€
1.6 dCi 130 CV Manual 6v 360 31.350€
1.6 dCi 130 CV CVT 360 33.050€
1.6 dCi 130 CV 4×4 Manual 6v 360 34.350€
1.6 dCi 130 CV Manual 6v Tekna 34.300€
1.6 dCi 130 CV CVT Tekna 36.000€
1.6 dCi 130 CV 4×4 Manual 6v Tekna 37.300€

Opinión de editor

Nissan X-trail 1.6 dCi 130 CV 4x4
  • Valoración del editor

  • Puntuación 3.5 estrellas
26.850 a 37.300

    • Nissan X-trail 1.6 dCi 130 CV 4x4
    • Reseña de:
    • Publicado el:
    • Última modificación: 26 de Mayo de 2015
    • Diseño exterior
      Editor: 75%
    • Diseño habitáculo
      Editor: 75%
    • Plazas delanteras
      Editor: 90%
    • Plazas traseras
      Editor: 95%
    • Maletero
      Editor: 90%
    • Mecánica
      Editor: 60%
    • Consumos
      Editor: 80%
    • Confort
      Editor: 85%
    • Precio
      Editor: 80%

    Resumen: El nuevo Nissan X-trail es un SUV inspirado en el Qashqai pero con un enfoque más off-road y un mayor espacio interior.

    Pros

    • Espacio plazas traseras
    • Consumos
    • Equipamiento

    Contras

    • Motor
    • Dirección
    • Gama mecánica

    Galería de imágenes

    ¿Cuánto vale tu coche?
    ¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
    Tasar coche GRATISTasar y vender coche
    Te puede interesar

    3 comentarios

    1. Muy bonito me gusta más que el quasqai

    2.   Pablo Pazos dijo

      Muy bonito , moderno y bien equipado , pero para ese segmento se queda un poco pobre ese motor , yo he rodado muchos miles de kilómetros con la versión anterior de 150 c v y con un remolque se notaba la falta de unos cuantos c v mas en subidas , así que me imagino con este motor de 130 c v lo pobre en potencia que tiene que quedarse .

    3.   rafafot dijo

      Para cuando una prueba de modelo automático????

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *